conferencia de presidentes autonómicos

Los rebrotes, las ausencias y las quejas por el dinero esperan a Pedro Sánchez en Yuso

El presidente del Gobierno ha enviado sendas cartas a Urkullu y Torra para que asistan mañana de manera presencial. Ayuso, que pidió que fuera telemática, sí estará

Foto: Ni Urkullu ni el presidente catalán estuvieron tampoco en la última conferencia presencial de 2017. (EFE)
Ni Urkullu ni el presidente catalán estuvieron tampoco en la última conferencia presencial de 2017. (EFE)
Adelantado en

El viernes, a las 10 de la mañana, Felipe VI inaugurará una nueva Conferencia de Presidentes Autonómicos que volverá a estar marcada por las ausencias: Iñigo Urkullu tampoco estuvo en la última presencial de 2017 y ahora rechaza ir porque no ha tenido la reunión bilateral previa sobre el acuerdo económico y Joaquim Torra seguirá los pasos de Carles Puigdemont, que tampoco acudió entonces. Serán los únicos, porque la presidenta de la Comunidad de Madrid, que pidió que fuera telemática "para dar ejemplo a la población", al final sí estará. Los rebrotes del coronavirus, que han convertido este encuentro casi en una cita de riesgo, y el reparto de los fondos europeos de reconstrucción serán los otros protagonistas.

Cada uno de los participantes acudirá con su vicepresidente y con su consejero de Sanidad, mientras que el presidente del Gobierno lo hará acompañado de sus cuatro vicepresidentes, de Salvador Illa y de la ministra de Política Territorial, Carolina Darias. Todos con sus correspondientes asistentes a los que hay que sumar la comitiva del Rey más los encargados de la logística y la retransmisión del evento.

Es decir, que más de 100 personas se darán cita en la sala habilitada en el monasterio de Yuso de San Millán de la Cogolla en un momento en el que los rebrotes son la máxima preocupación. La Rioja, en su legislación para la nueva normalidad, permite "la realización de congresos, encuentros, reuniones de negocio, conferencias y eventos promovidos por cualesquiera entidades de naturaleza pública o privada, respetando la distancia interpersonal de 1,5 metros o uso de mascarilla". Sin limitación de aforo. Primer escollo superado. "La asistencia es obligada", como dijo la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero.

Las ausencias del lendakari y el 'president' entran ya dentro de la tradición de estas cumbres: Ayuso, que pidió que fuera telemática, si estará en San Millán

Este de las ausencias, el segundo obstáculo, parece de más difícil solución. Sin embargo, el presidente del Gobierno se ha empeñado en solucionarlo con sendas misivas enviadas a Torra y Urkullu. Al primero, le ha explicado que su presencia "es fundamental" y que no sirve solo la vía telemática, como ha solicitado el 'president' debido a la situación epidemiológica catalana. Al lendakari, el presidente del Gobierno le promete que la reunión bilateral tendrá lugar "en el plazo más breve posible" y se escuda en la pandemia por no haberla convocado antes. Segundo escollo, en trámite.

El PP, frente común ante los rebrotes

Sin embargo, el resto de problemas que abordará Pedro Sánchez -los rebrotes y el reparto de los fondos- será de más difícil solución. En el caso de los rebrotes, Madrid y Galicia encabezan las reclamaciones de los populares. Ayuso, según han confirmado desde el entorno de la presidenta madrileña, insistirá -ya lo hizo en la última conferencia telemática de junio- en que "se establezca por fin una estrategia de país para afrontar de manera conjunta posibles rebrotes, ayudas para la compra masiva de test -que funcionen-, PCR en origen para los viajeros que provengan de países con alta incidencia del virus y alternativas legales al estado de alarma para poder confinar" desde las CCAA.

En este capítulo sanitario hará palanca junto al recientemente reelegido presidente de la Xunta. Alberto Núñez Feijóo, según han confirmado fuentes oficiales desde Galicia, exigirá "reforzar la coordinación entre CCAA por parte del Gobierno y que se habilite una normativa que faculte a las autoridades autonómicas a actuar y tomar medidas en caso de brotes" sin tener que recurrir al estado de alarma. Según las mismas fuentes, "el propio Gobierno se comprometió a hacerlo" ante Feijóo en numerosas reuniones telemáticas "y a día de hoy no se ha avanzado nada en esta cuestión".

En el control de los rebrotes, los presidentes populares encontrarán hasta la comprensión de muchos de sus colegas del PSOE como Page

En el control de los rebrotes, los presidentes populares encontrarán hasta la comprensión de muchos de sus colegas del PSOE. Es el caso del castellanomanchego Emiliano García Page, que reclamará "una legislación que habilite" a las CCAA a adoptar confinamientos acotados o restricciones o que "habilite al Gobierno de España a tomar esas decisiones a propuesta de las autonomías" para tener la seguridad de que "no volveremos a matar moscas a cañonazos por un descontrol o un caso concreto en una zona concreta".

El dinero: cada uno por su lado

Pero si en el plano sanitario, las CCAA del PP actuarán prácticamente como una sola voz en sus exigencias a Sánchez, en la cuestión del reparto de los fondos europeos para la reconstrucción la unidad se resquebraja. Feijóo quiere, según su entorno, "participar activamente en el reparto del Fondo de Recuperación" y avisa de que Galicia ya dispone "de una hoja de ruta -diseñada con algunos de los mejores expertos económicos de la comunidad- que estamos aplicando". Exigirá un reparto según los "criterios ordinarios del Sistema de Financiación Autonómica" y alerta de que no aceptará lo sucedido con los 16.000 millones del fondo covid, que acabó beneficiando claramente a Madrid. "Fue un cambio de criterio impuesto unilateralmente por el Gobierno central y que ha provocado una fuerte pérdida de recursos para la mayoría de comunidades", dicen desde Galicia.

El reparto del dinero separa a las CCAA: Feijóo, Moreno y Mañueco se sienten perjudicados frente a Madrid y Cataluña y quieren revisar los criterios

Aquí no habrá frente común Feijóo-Ayuso. La presidenta madrileña quiere que se tenga en cuenta precisamente lo contrario: "Que Madrid ha sido la región más golpeada por la pandemia y eso se tiene que traducir en financiación para asumir los costes extraordinarios que supone". Algo que rechazan la mayoría de los presidentes autonómicos que entienden que "no se puede repartir el dinero en base a Gobiernos que han sufrido más el golpe porque lo han gestionado peor o han actuado más tarde".

El Gobierno de la Junta de Andalucía también se rebeló por esa distribución de fondos y exigirá un reparto por población, según confirmaron a este diario fuentes oficiales del Ejecutivo andaluz. También plantearán que las cantidades asignadas sean finalistas y que haya libertad para el reparto. Una de las intenciones es conseguir un presupuesto suficiente para que haya dinero para que se puedan construir infraestructuras (centros de salud y hospitales) que tengan un doble circuito de pacientes covid y no covid.

La Junta de Andalucía también planteará que existe un fondo para el desembolso de pagas extraordinarias a los profesionales sanitarios. En la nómina de agosto está previsto que se incluya ya la primera.

Y otros presidentes populares, como el de Castilla y León, volverán a abrir el melón del territorio, la densidad de población y el apoyo a la España vacía a la hora de que se repartan los fondos. Mañueco reclamará la idea "de las oportunidades, la España interior" tras la pandemia. El líder popular también se ha sentido perjudicado en el reparto de los fondos covid: "Castilla y León ha perdido 125 millones fundamentales para fortalecer los servicios públicos, en especial la sanidad y los servicios sociales".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios