IGLESIAS, PESE A GALICIA Y EUSKADI, SUBE

Tezanos impulsa a Pedro Sánchez hasta el 32,1% del voto tras su gestión del covid

El barómetro de julio del CIS confirmaría, según Tezanos, que el Gobierno habría aprobado con mucha nota la gestión de la pandemia, en el extremo contrario a Vox

Foto: Sánchez no ha sufrido apenas desgaste por la gestión del covid, según el CIS. (EFE)
Sánchez no ha sufrido apenas desgaste por la gestión del covid, según el CIS. (EFE)

El PSOE de Pedro Sánchez volvería a ganar hoy las elecciones con un 32,1% de la intención del voto según el CIS, lo que supone que la gestión del covid no solo no le ha pasado factura sino que el PSOE se encuentra ahora en el punto más alto de las preferencias de los votantes desde antes de la pandemia. Por su parte, el PP volvería a cifras de abril (un 21,2%) del voto, apenas sufriría cambios en estos meses y seguiría, eso sí, a más de 10 puntos del PSOE. Vox, según Tezanos, sería el principal castigado por su política durante el covid (pasaría del 14,8% de marzo al 11,6 de ahora). Mientras, Unidas Podemos —en pleno caso Dina y pese al batacazo de Galicia y País Vasco—, se recuperaría en julio y subiría al 12,1%.

El barómetro de junio muestra, según el CIS de Tezanos, la evolución del voto desde antes de la llegada a España del coronavirus y el impacto de la gestión de la pandemia y el comportamiento de los partidos durante la misma. Tomando como referencia los resultados del barómetro de marzo —el último antes de la llegada del virus y del decreto del estado de alarma— el PSOE obtenía entonces un 31,9% de la intención de voto, casi cuatro puntos más sobre los resultados reales cosechados en las elecciones generales del pasado 10 de noviembre.

Hasta el pasado barómetro de junio —que recogía ya la relajación del confinamiento y la desescalada—, el Gobierno de Sánchez apenas habría sido castigado por su gestión de la pandemia: obtenía un 31,2%, solo siete décimas menos que en marzo y 3,2 puntos más que en las elecciones. Ahora, repunta incluso por encima de lo que obtenía en marzo.

Por su parte, el PP apenas sufre variaciones en su valoración a lo largo de estos cuatro meses de pandemia. Si el CIS le daba un 19,6% de intención de voto en marzo y llegaba al 21,1% en abril, volvía a bajarle en junio hasta el 20%, es decir, ocho décimas menos de lo que consiguió en las elecciones de noviembre. La política de oposición de Casado durante estos meses de coronavirus apenas habría tenido reflejo en la intención de voto. Ahora subiría al 21,2%, pero seguiría a casi 11 puntos del PSOE cuando en noviembre, en las elecciones, fue solo de 7,2 puntos.

Quien sí pagaría su política de trazo grueso y oposición frontal a la gestión del Ejecutivo de Pedro Sánchez sería Vox. Según los barómetros especiales que viene publicando el CIS, en marzo —antes del covid— la formación de Santiago Abascal tendría un 14,8% de la intención de voto, que ha ido cayendo en abril (13%), mayo (11,3) hasta repuntar en junio al 12,5%. En cualquier caso, 2,6 puntos menos de lo que obtuvo en las elecciones de noviembre. Ahora, en julio, el CIS vuelve a atribuirle una caída hasta el 11,6%, lo que incluso le haría perder la tercera posición de los partidos nacionales en beneficio de UP.

Porque si la formación de extrema derecha cae desde marzo, a quien da un respiro ahora el CIS es precisamente a Unidas Podemos. La formación de extrema izquierda, que antes de la irrupción del covid en España obtenía, según el CIS, un 12,9% de la intención de voto, había ido cayendo hasta el 11,4% de junio, casi un punto y medio menos que lo que obtuvo en las elecciones. Ahora repuntaría —en pleno caso Dina y pese a lo sucedido el pasado domingo en Galicia, donde desapareció de la Cámara, y País Vasco— hasta el 12,1%, apenas siete décimas menos que en las elecciones de noviembre.

Pero si en las estimaciones de Tezanos hay un partido que ha sufrido oscilaciones en estos meses, ese ha sido Ciudadanos. Si en las elecciones, su hundimiento hasta el 6,8% del voto le costó el puesto a Albert Rivera, que dimitió al día siguiente asumiendo personalmente el fracaso, la formación naranja —con Inés Arrimadas al frente— subía al 7,2% en marzo, hasta el 10,5% en mayo —cuando comenzó su acercamiento en el Congreso y su apoyo a los sucesivos estados de alarma de Pedro Sánchez— y cayó otro punto en junio, hasta el 9,4%. Ahora, le da un 8,8%.

En cuanto a la valoración de líderes, la encuesta del CIS deja claro que la actuación durante la pandemia es la que hace aprobar y subir al presidente del Gobierno. De hecho, cuando se pide a los entrevistados una nota por lo que los líderes "han hecho o dicho" sobre el covid, el presidente del Gobierno es el único dirigente que con un 5,1 supera el aprobado. Por detrás quedan Arrimadas (3,9); Iglesias (3,7); Casado (3,5) y Abascal (2,5). Cuando la pregunta se amplía y se pide una nota 'general' —no solo sobre su comportamiento sobre la pandemia— Sánchez ya no aprueba (4,9), aunque sigue por delante de Arrimadas (4,1), Iglesias y Casado (ambos 3,6) y Abascal (2,5).

El barómetro de julio sigue sorprendiendo cuando se pregunta por la incidencia del coronavirus en la situación general de España. Mientras que un 94'9% se muestra "muy o bastante" preocupado por la pandemia y hasta un 96'5% asegura que las consecuencias económicas serán "muy o algo graves", un 63'3% sigue diciendo que su situación económica personal es "buena o muy buena" aunque un 73'8% ve la situación económica general de España "mala o muy mala". El paro y la situación económica siguen siendo los principales problemas del país, aunque la pandemia les sigue muy de cerca.

Muy distinta a la de GAD3

El estudio del CIS de intención de voto de julio coincide en el tiempo con la encuesta de GAD3 para 'ABC' que dista mucho de los resultados de Tezanos. De hecho, según la encuesta de Narciso Michavila, el PSOE obtendría el 29,1% del voto pero sería superado en escaños por el PP, a quien otorga un 27,6%, muy lejos de las previsiones del CIS y recogiendo, supuestamente, el desgaste tanto del PSOE como de Ciudadanos, que según esta encuesta seguiría en caída libre hasta el 5,2%, y de Vox, que también perdería casi 4 puntos (obtendría el 11,2%).

El sondeo encuesta, publicada hoy, también recoge el castigo a Unidas Podemos e Iglesias por el caso Dina, que dejaría a la formación morada en un 10,1%, casi tres puntos menos de lo que obtuvo en las elecciones de noviembre de 2019.

Ficha de la encuesta

Ámbito: nacional.

Universo: población española de ambos sexos de 18 años y más.

Tamaño de la muestra: diseñada: 3.000 entrevistas.

Fecha de realización: del 1 al 9 de julio de 2020. 

Realizada: 3.032 entrevistas.

Afijación: proporcional.

Ponderación: no procede.

Puntos de muestreo: 1.213 municipios y 50 provincias.

Procedimiento de muestreo: se ha procedido a la selección aleatoria de teléfonos fijos y móviles con un porcentaje del 50,5% y del 49,5%, respectivamente. La selección de los individuos se ha llevado a cabo mediante la aplicación de cuotas de sexo y edad. Los estratos se han formado por el cruce de las 17 comunidades autónomas y las dos ciudades autónomas con el tamaño de hábitat, dividido en siete categorías: menor o igual a 2.000 habitantes; de 2.001 a 10.000; de 10.001 a 50.000; de 50.001 a 100.000; de 100.001 a 400.000; de 400.001 a 1.000.000, y más de 1.000.000 de habitantes. Los cuestionarios se han aplicado mediante entrevista telefónica asistida por ordenador (CATI).

Error muestral: para un nivel de confianza del 95,5% (dos sigmas) y P = Q, el error real es de ±1,8% para el conjunto de la muestra, en el supuesto de muestreo aleatorio simple.

Dado que el CIS no disponía a plena capacidad en el comienzo del trabajo de campo de un sistema para la implementación de encuestas telefónicas, se contrató su realización mediante procedimiento de emergencia, después de pedir cuatro presupuestos a empresas especializadas. La empresa seleccionada fue IMOP Insights.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
101 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios