El experimento PSOE-Cs funciona: Alcalá de Henares afianza la nueva alianza
  1. España
GUADALAJARA Y SAN FERNANDO SIGUEN EL PASO

El experimento PSOE-Cs funciona: Alcalá de Henares afianza la nueva alianza

La sintonía de los de Arrimadas con los socialistas se extiende hasta la tercera ciudad de la región, donde por ahora hay acuerdos puntuales y muy buena sintonía de cara al futuro

Foto: Javier Rodríguez Palacios junto a Pedro Sánchez durante la pasada campaña electoral. (EFE)
Javier Rodríguez Palacios junto a Pedro Sánchez durante la pasada campaña electoral. (EFE)

La distancia que había entre el PSOE y Ciudadanos cuando Albert Rivera estaba al frente de este último partido se está reduciendo considerablemente conforme pasan las semanas. Ambas formaciones alcanzaron la semana pasada un pacto para prorrogar el estado de alarma, decretado por el Gobierno el pasado 14 de marzo y ampliado por tercera vez ayer en el Congreso de los Diputados gracias a los votos del grupo de Inés Arrimadas. A pesar de los intentos de la presidenta 'naranja' por distanciarse del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, lo cierto es que ambos están cada vez más en sintonía. No es la primera vez, de hecho, que las dos fuerzas políticas se entienden este año.

En la localidad madrileña de Alcalá de Henares —la tercera más poblada de la comunidad autónoma, con más de 195.000 habitantes— la sintonía entre ambas ha propiciado un acuerdo que, de momento, ha permitido a los socialistas aprobar los presupuestos municipales, pero que está abierto a más colaboraciones. El acercamiento comenzó a finales del pasado año, cuando el Gobierno municipal —conformado por el PSOE en mayoría simple— tenía la mirada puesta en aprobar los próximos presupuestos municipales y no contaba con apoyo suficiente. Lejos quedaba la coalición de gobierno que les había unido a Podemos en la anterior legislatura. La memoria había olvidado también incluso el respaldo que los de Pablo Iglesias de Alcalá habían dado a los socialistas en la investidura de Javier Rodríguez Palacios.

Foto: Arrimadas se sacude las críticas: "Es un voto a conciencia. Pienso en el interés general"

Estos no lo necesitaban —porque podía salir el candidato más votado, explica David Cobo, de Podemos—, pero el partido 'morado' apoyó la renovación del alcalde a cambio de que los socialistas aceptaran algunos puntos de su programa electoral. PSOE, con 12 concejales, duplicaba a Ciudadanos —segunda fuerza, con 6—, y dejaba lejos a PP (5), IU-Podemos (2) y Vox (2). La sintonía PSOE-Podemos, sin embargo, se rompió una vez echó a andar el Gobierno en solitario de Rodríguez Palacios. "Era un PSOE de dos caras, porque en política municipal se escoraba a la derecha", sostiene Cobo, que asegura que los socialistas incumplieron su promesa. "Pedíamos más inversión en vivienda, empleo, igualdad y servicios sociales, pero todo eso lo congelaron, incluso redujeron en medio ambiente", argumenta el representante de Podemos.

"Era muy difícil entenderse con ellos, es un partido muy ideologizado y antisocialista, muy distinto al que hay a nivel nacional", justifican por su parte fuentes del PSOE municipal, que veía cómo se acercaba la fecha de aprobar los presupuestos y a su izquierda solo percibía problemas. Fue entonces cuando Rodríguez Palacios decidió mirar a su derecha. Ciudadanos era el segundo partido más votado en la localidad, con lo que un acuerdo con ellos también neutralizaría a la oposición. Era matar dos pájaros de un tiro. A finales del pasado año, el PSOE presentó a Ciudadanos un anteproyecto de presupuestos para que los de Arrimadas lo estudiaran y plantearan los cambios que consideraran.

Foto: Arrimadas marca perfil propio, se desmarca de Casado y provoca un terremoto en Cs

"Hicimos 25 propuestas, entre las que destaca un plan general de limpieza de calles, otro para desarrollar aparcamientos subterráneos, un centro de mayores y una oficina para captar inversores", describen desde el partido 'naranja'. "Aceptaron casi todas", recuerdan desde Ciudadanos, que anunció entonces que facilitaría los presupuestos municipales a través de su abstención en la votación plenaria. Sobrevino entonces la crisis sanitaria, lo que llevó a la formación a plantear nuevos cambios en las cuentas municipales que se iban a aprobar, la mayoría destinados a apoyar a los autónomos y al pequeño comercio. "Volvieron a decirnos que sí a todo", explican desde Ciudadanos, que ante la buena acogida de sus propuestas decidió cambiar la abstención por un respaldo explícito a los presupuestos socialistas.

"No es un pacto de gobernabilidad, tan solo un acuerdo puntual", insisten desde Ciudadanos. Sin embargo, las mismas fuentes 'naranjas' admiten que dentro del acuerdo está la creación de la denominada Oficina Horizonte 2030, una iniciativa que la formación de Arrimadas llevaba en su programa para Alcalá y que el Gobierno socialista pondrá en marcha a petición del segundo partido más votado. "En la campaña lo llamamos Proyecto Gran Alcalá", recuerdan las mismas fuentes, que confiesan asimismo que Ciudadanos se hará cargo de la vicepresidencia de esta oficina.

Foto: Carina Mejías también se da de baja de Ciudadanos por su apoyo al Gobierno

El próximo reto del equipo de Gobierno, por otro lado, es la aprobación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). También en este punto Ciudadanos respaldará la iniciativa de los socialistas. "Votaremos sí a la aprobación inicial, para que pueda iniciar su camino administrativo y no se pierda tiempo de tramitación, porque se necesita urgentemente", admiten desde Ciudadanos las mismas fuentes, que justifican que "Alcalá lleva sin PGOU desde 1991". "Todas las herramientas de captación de suelo están obsoletas y se están perdiendo importantes oportunidades para atraer inversión productiva", justifican desde el partido naranja, que prevé plantear sus propuestas durante el periodo de alegaciones. "Según la acogida que estas tengan, decidiremos el sentido del voto en la aprobación definitiva", anuncian.

Desde Podemos, sin embargo, mantienen otra perspectiva. Consideran que el PGOU es una muestra más de que los socialistas se "escoran hacia la derecha". "Es especulativo, quiere transformar suelo protegido en industrial amparándose en un decreto aprobado por Esperanza Aguirre; además, quiere convertir suelo industrial en urbanizable", entienden desde el partido 'morado', ya completamente enfrentado al PSOE, que en declaraciones a El Confidencial defiende que la posición de Podemos se está radicalizando porque perdió apoyos en las últimas elecciones y su dirección concluyó que había que diferenciarse de los socialistas. El acercamiento a Ciudadanos, sostienen, es "fruto de muchas horas de diálogo". "Creemos muy necesario que siga habiendo actividad económica y generar las capacidades de invertir", afirman los socialistas, que abren así una vía con Ciudadanos a nivel regional, ya que el partido de Arrimadas gobierna la Comunidad de Madrid junto al PP y controla varias consejerías.

Subida de sueldos

Por otro lado, los socialistas culpan a Podemos (que en Alcalá está en coalición con Izquierda Unida) incluso de hacer juego sucio. Se refieren, en concreto, a una tabla de salarios que el partido 'morado', según entienden los socialistas, ha hecho pública en los últimos días. La tabla refleja una subida de sueldo de la práctica totalidad de los concejales municipales, aunque es especialmente llamativa en el caso de los ediles de la oposición, que en algunos casos contempla incrementos de hasta el 50% de los ingresos. Según fuentes del equipo de Gobierno, la tabla contempla unos máximos que establece la legislación vigente para las ciudades del tamaño de Alcalá de Henares. "Retuercen la realidad para decir que es una subida de sueldo, pero en realidad es voluntario que cada uno se incremente el salario", defienden las mismas fuentes, que sostienen que este año el equipo municipal no hará uso de esa posibilidad. "El que viene, ya veremos", confiesan.

Cobo, de Podemos, por su parte, asegura que votó en contra de la aprobación de la tabla y que renunciará a las subidas que permite la misma. Desde la formación 'morada' tienen otra lectura de estos incrementos salariales. "Es una forma que tiene el PSOE de comprar el cariño de Ciudadanos; solo una semana después de anunciar el acuerdo de presupuestos, Ciudadanos dijo que estaba dispuesto a aprobar el PGOU", sostienen desde Podemos. Los 'naranjas', sin embargo, ven las cosas en línea con el equipo municipal. "Lo que se ha hecho es aprobar el margen de salario máximo para los concejales, que es el nivel salarial de 2015", argumentan. Ese año, continúan, "ya se bajó el sueldo, que lleva cinco años congelado".

Foto: Ayuso rechaza llegar a acuerdos con el PSOE: "Yo no pacto con el desastre"

"Se trata de la aprobación inicial; dentro de un mes, se llevará a pleno la definitiva; luego habrá un mes para tomar la decisión; no está nada decidido porque este tema no es prioritario con la que está cayendo", defienden desde Ciudadanos, que considera que IU-Podemos quiere "utilizar políticamente" esta tabla y con "un enfoque muy sesgado". Tanto desde el equipo de Gobierno como desde la formación 'naranja' critican que la coalición de izquierdas tenga dos concejales liberados y dos asesores cuando en realidad solo les correspondería —por votos— un liberado y un asesor. "Esto supone 350.000 euros de gasto en la legislatura en cantidades que no deberían cobrar y que les regaló el PSOE a cambio del apoyo en la investidura", afirman desde Ciudadanos.

Además de en Alcalá de Henares, PSOE y Ciudadanos mantienen acuerdos de gobierno en San Fernando (Cádiz), en Guadalajara, San Sebastián de los Reyes y en Alcobendas. En la primera ciudad, dos concejales de la formación 'naranja' forman parte del ejecutivo dirigido por los socialistas. En la localidad castellanomanchega, los de Arrimadas colocaron al primer teniente de alcalde del equipo de Gobierno municipal presidido por el PSOE. En San Sebastián y el Alcobendas, el alcalde es socialista y los números dos de los consistorios son de Ciudadanos.

Albert Rivera Congreso de los Diputados Inés Arrimadas PSOE Ciudadanos
El redactor recomienda