Se equiparan los de 10.000 a los de 5.000

Sánchez asume la demanda de las CCAA y acelera la desescalada en el mundo rural

Torra repite su no a la prórroga, pero no hay frente de los dirigentes del PP, que se centran más en el reparto del fondo no reembolsable. Ayuso protesta por la permanencia de Madrid en fase 0

Foto: Pedro Sánchez charla con sus ministros en la décima conferencia de presidentes, este 17 de mayo. (JM Cuadrado | Pool Moncloa)
Pedro Sánchez charla con sus ministros en la décima conferencia de presidentes, este 17 de mayo. (JM Cuadrado | Pool Moncloa)

Pedro Sánchez se dispone a aprobar una nueva solicitud de prórroga del estado de alarma. La quinta y espera que sea la última, y de "alrededor de un mes", hasta julio. Sin un plazo temporal aún fijo, porque tiene que ultimar la negociación con los grupos parlamentarios antes del miércoles. El PP votará en contra por primera vez, pero sus líderes autonómicos, pese a la doctrina oficial de Génova, no plantean un frente opositor. O, al menos, no fue eso lo que dejaron patente en la décima conferencia de presidentes. El no más rotundo a la ampliación de la alerta lo pudo escuchar Sánchez del jefe del Govern, Quim Torra, pero no era la primera vez. Entre las comunidades dirigidas por los conservadores, la que expresa su oposición de manera más contundente contra el Gobierno es Madrid, con Isabel Díaz Ayuso al frente, porque considera que la decisión de Sanidad de que no avance hasta la fase 1 de la desescalada es un "ataque político", un "choque ideológico" que el Ejecutivo central, sin embargo, niega.

El líder socialista enhebró este domingo una larga exposición ante los mandatarios regionales en la que además les anticipó que había atendido sus propuestas de acelerar la desescalada en el medio rural. Así, las localidades de menos de 10.000 habitantes se equipararán a las de menos de 5.000 y en ellas, por tanto, desaparecerán las franjas horarias, "ya que no hay ningún peligro de aglomeraciones". Es decir, que en estas poblaciones se podrá salir a pasear y a hacer deporte a cualquier hora, entre las 6:00 y las 23:00. Una medida que, según indicó posteriormente el titular de Sanidad en rueda de prensa, no está ligada a ninguna fase en particular y que se integrará en una orden específica y más amplia sobre la España rural y contará con "otro tipo de medidas de flexibilización para estos municipios".

Sánchez, en línea con lo anticipado la víspera en su comparecencia a los medios, trasladó a los presidentes que va a cambiar "y mucho" la arquitectura del estado de alarma. No habrá más que una autoridad delegada, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, y perderán sus facultades extraordinarias los titulares de Defensa, Interior y Transportes. Las CCAA recuperarán competencias y tendrán más voz en la desescalada. Pero el Ejecutivo defiende que necesita esa quinta y última ampliación, aunque no ha precisado hasta cuándo se prolongaría porque la fecha está sujeta a la negociación con los grupos. "El Gobierno sigue sosteniendo que el estado de alarma ha funcionado y que esta norma es la única manera que tenemos desde el punto de vista jurídico y técnico, la única manera que tenemos de poder restringir la movilidad y la libertad de reunión", esgrimió.

En los municipios de menos de 10.000 habitantes, no habrá franjas ya para deportes y paseos. Habrá una orden para las pequeñas poblaciones


Para cuando decaiga la alarma, el Gobierno quiere tener lista una nueva arquitectura jurídica que le permita controlar los brotes de coronavirus desde Sanidad. Pero eso será ya a partir de julio, según la previsión de la Moncloa. Lo más inminente, recordó, es que desde este lunes el 70% de España se encuentra ya en fase 1 —se suman Albacete, Ciudad Real y Toledo, Granada y Málaga, todas las áreas de la Comunidad Valenciana, 42 zonas básicas de salud de Castilla y León y casi la totalidad de Cataluña—, mientras Madrid, Barcelona y el área metropolitana y la mayor parte de Castilla y León siguen en la etapa 0, aunque con alivios adicionales. Además, las islas de Formentera, La Gomera, El Hierro y La Graciosa evolucionan hasta el estadio 2.

"Colaboración" de las rezagadas

Para protegerse frente a las críticas que después le llegaron de Ayuso, Sánchez subrayó la "colaboración" de los equipos técnicos de las tres comunidades con Sanidad. Y recordó que tanto la aceleración de la desescalada en la rural como la incorporación de caza y pesca como actividades permitidas desde la fase 1 es "fruto de este proceso de compartir experiencias, perspectivas". Fruto de la "cogobernanza de la transición", reconoció.

Feijóo agradece que Sánchez haya tenido en cuenta sus peticiones sobre rebajas o caza y pesca. Urkullu pide un "nuevo marco legal" para la cogobernanza

Sánchez no se encontró con la oposición a la prórroga de hace dos semanas, cuando a las airadas quejas de Quim Torra y de Iñigo Urkullu se sumaron las protestas de presidentes del PP como Alberto Núñez Feijóo e Isabel Díaz Ayuso. En aquel momento, la cuarta ampliación estaba en el aire y el Ejecutivo cambió de estrategia. Apaciguó al barón gallego y pactó con el PNV. A partir de entonces, el tono de los dos mandatarios bajó muy sustancialmente. Este domingo, cuando el líder socialista tiene que amarrar la negociación de cara al pleno del miércoles, no se topó con críticas aceradas de los barones del PP en esta cuestión, o no de manera explícita. "Una balsa de aceite", resumió el presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla. La décima conferencia discurrió, pues, sin incidentes, si se salva el choque Ayuso-Sánchez.

Sánchez asume la demanda de las CCAA y acelera la desescalada en el mundo rural

Fuentes autonómicas y del Ejecutivo central insistieron a este diario en que los dirigentes conservadores se centraron en las cuestiones económicas —el reparto de los 16.000 millones del fondo no reembolsable—, en la petición de criterios "claros" para la evolución de fase, pero no manifestaron su oposición a la alarma. Pasaron por alto esta cuestión, cosa que no hicieron hace 15 días. Una actitud que llamó la atención a los mandatarios socialistas, porque Pablo Casado ya ha anunciado que su grupo votará no a la quinta extensión, y en esa decisión quedó arropado por sus jefes territoriales.

Sí la reiteró el jefe del Govern. "Hasta que no tengamos todas las competencias, nos opondremos a la prórroga del estado de alarma. Cataluña lleva gestionando la sanidad desde hace 37 años. Conocemos perfectamente cómo queremos gestionar estas competencias y creemos que la autoridad competente debemos ser nosotros mismos", sostuvo Torra, para quien también es prioritaria la derogación de la 'ley mordaza'. El 'lehendakari', Iñigo Urkullu, no llegó tan lejos, si bien sí propuso al presidente construir "un nuevo marco legal" que permita afrontar situaciones como la emergencia sanitaria del covid-19 "integrando el modelo de cogobernanza". También abogó por el uso generalizado de mascarillas —Illa anunció que en los próximos días estará lista la orden que las hará obligatorias en el espacio público—, la reconsideración de las franjas de salidas a la calle o la flexibilización de los aforos en hostelería. El cántabro Miguel Ángel Revilla

Protesta de Madrid

La estrategia de confrontación la lideró la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso. Pero esta vez estuvo sola, porque sus compañeros del PP no fueron tan beligerantes contra Sánchez. La dirigente protestó por la permanencia de la región en la fase 0. Pidió explicaciones por la decisión y preguntó por qué no se publican todos los informes técnicos de los expertos que avalan las evaluaciones de Sanidad. Sánchez no respondió a esta cuestión pero sí lo hizo Illa en la rueda de prensa posterior: los 'exámenes' a todas las CCAA se darán a conocer cuando todas ellas progresen a la etapa 1 y posteriormente cuando todas migren al segundo escalón y por último al tercero. Sin embargo, el ministerio sí publicó este sábado el análisis relativo a Madrid, después de la presión de Ayuso y tras su amenaza de acudir a los tribunales, ya que entiende que no se han empleado razones técnicas y sí políticas. El Ejecutivo regional denuncia que se enteró del documento por los medios. "No es una forma de trabajar, no creo que se procedente y no es de recibo que sean los medios los que nos tengan que comunicar las decisiones", sentenció la baronesa conservadora.

Ayuso pide que se hagan públicos los informes de evaluación a todas las CCAA. Illa responde que se divulgarán cuando todas hayan progresado de fase

El Gabinete de PP y Cs interpreta que el Gobierno “va a arruinar” a la Comunidad de Madrid “si no permiten a las economías más vulnerables y a las clases medias salir a la calle y reactivarse”. Ayuso reivindicó que la región sí cumple los estándares exigidos por Sanidad y que Madrid necesita pasar de fase, porque es "la locomotora del país" y cada semana que pasa se pierden "18.000 empleos". En el comunidado difundido por el Gobierno regional tampoco se hacía mención a la quinta prórroga de la alarma.

El tono de Núñez Feijóo fue distinto. Según fuentes de la Xunta, agradeció al Gobierno central "que tuviese en cuenta las peticiones de Galicia" en cuestiones capitales como las rebajas —finalmente permitidas en todas las fases desde el lunes, siempre y cuando no se generen las aglomeraciones—, la autorización de la caza y pesca deportivas y la apertura de establecimientos de más de 400 metros cuadrados, aunque acotando el espacio. El barón gallego sí reclamó que en las salidas de los niños puedan participar ambos padres (en lugar de un progenitor) y que haya un "criterio único" en materia de educación y servicios sociales para las próximas semanas de desescalada, y estimó que es necesario que el Estado "coordine" con las CCAA el ingreso mínimo vital. También urgió a cerrar "este mismo mes" los criterios para el reparto del fondo no reembolsable de 16.000 millones de euros para las comunidades.

Que se convoque el CPFF

También Juanma Moreno, presidente andaluz, pidió que "cuanto antes se cierren los criterios de reparto de los 16.000 millones de euros anunciados, buscando una fórmula de consenso entre todas las CCAA en el seno del Consejo de Política Fiscal y Financiera", órgano que no se reúne desde el 7 de febrero. El dirigente del PP demandó que se den a conocer lo antes posible los criterios para el salto de fase 1 a fase 2 y que se publiquen todos los indicadores de manera homogénea, para evitar debates "absurdos". Moreno quiere que toda la comunidad evolucione a la vez, y por eso intentará que Málaga y Granada, que este lunes migran a la etapa 1, pasen a la 2 el 25 de mayo. Illa ya advirtió de que cada unidad territorial ha de estar en cada estadio 14 días, el periodo de incubación del virus.

Continúa el debate sobre cómo repartir el fondo de 16.000 M, que será "insuficiente", anticipa Lambán. Puig pide contar población; Page, gasto sanitario

El castellanoleonés Alfonso Fernández Mañueco y el murciano Fernando López Miras (PP) también reclamaron la convocatoria del CPFF, que presiden Montero y Darias. Pero entre los barones del PSOE se siente cierta intranquilidad respecto al fondo no reembolsable. El valenciano Ximo Puig insiste en que ha de tenerse muy en cuenta la población a la hora del reparto y que ha de penalizarse a las comunidades que hacen 'dumping', rebajas fiscales, caso de Madrid cuestión que le une a la mayoría de presidentes autonómicos de su partido. El dirigente socialista lanzó además un dato para la reflexión: los ingresos públicos van a caer en 50.000 millones mientras el gasto va a aumentar en 60.000 millones. El aragonés Javier Lambán agradece el montante anunciado por el Gobierno, pero ya anticipa que se quedará corto, porque tendrán que llegar "más entregas para acometer cuestiones de urgencia". Por eso es clave, en su opinión, reformar el sistema de financiación.

Sánchez asume la demanda de las CCAA y acelera la desescalada en el mundo rural

Para el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, es fundamental que en el reparto del fondo se tenga en cuenta el gasto sanitario generado por el covid-19. Su punto de apoyo es que la Unión Europea repartirá recursos en función del impacto del coronavirus, de modo que, en España, hay que distribuir el dinero en función de ese "gasto objetivo", que está en proporción a los casos y a las atenciones. "No podemos presumir al mismo tiempo que no tenemos casos y querer tener dinero. La movilidad y la conectvidad es lo que ha hecho que el virus esté más en un sitio que en otro. Mi región no tiene cinco provincias, tiene seis: una provincia entera de Madrid. En abril hemos despachado 200.000 recetas con tarjeta sanitaria de Madrid y en abril de 2019 eran 15.000", relató el barón socialista, quien pidió asimismo crear un "instrumento jurídico de cogobernanza" para atajar un posible rebrote de covid-19.

"No tiene buena pinta"

El presidente de Asturias, Adrián Barbón, demandó por su parte que se tenga en cuenta el esfuerzo fiscal previo a la crisis. Es uno de los dirigentes que entiende que el reparto ha de considerar la población ajustada: esto es, que pondere aspectos como la dispersión o el envejecimiento. Y su compañera de partido Francina Armengol, jefa del Ejecutivo balear, cree necesaria una conferencia específica sobre el plan de rescate turístico en España. Su comunidad, al igual que Canarias, prevé un batacazo económico sin precedentes sobre todo por el hundimiento del sector.

Asturias cree que hay que premiar el esfuerzo previo a la crisis y Baleares considera necesaria una conferencia específica sobre turismo

El cántabro Miguel Ángel Revilla, socio en su región del PSOE, no comparte los criterios de Hacienda. El reparto "no tiene buena pinta", cree, ya que se primará a las CCAA más afectadas, como Madrid y Cataluña, cuando se debería "premiar" a las regiones que, como la suya, han hecho un "esfuerzo mayor" y gracias al que su situación hoy es mejor. El extremeño Guillermo Fernández Vara, por su parte, adelantó que pedirá el paso de sus dos provincias a fase 2 de cara al 25 de mayo y que se permita la movilidad entre unidades de una misma región si se encuentran en el mismo estadio de desescalada. Pero Sanidad, por ahora, no contempla el desplazamiento entre provincias hasta la nueva normalidad.

Sánchez asume la demanda de las CCAA y acelera la desescalada en el mundo rural

La décima conferencia de presidentes no deparó más novedades. Pero al menos el tono de la discusión había vuelto al cauce previo a la semana pasada, cuando el primer examen a las autonomías destapó las tiranteces de Andalucía y, singularmente, Valencia. Ahora, la principal descontenta es Madrid, que se considera profundamente agraviada y castigada por Sánchez. La pelea no se resolvió este domingo, y promete más capítulos.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
27 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios