Sánchez inicia el jueves con Casado la ronda de líderes y le avisa: no valen "excusas"
  1. España
ANUNCIO TRAS EL CONSEJO DE MINISTROS

Sánchez inicia el jueves con Casado la ronda de líderes y le avisa: no valen "excusas"

El presidente mantendrá, con vistas al acuerdo de país, encuentros bilaterales con las fuerzas políticas, de mayor a menor, y pretende sumar a agentes sociales y CCAA. El PP se indigna

Foto: Sánchez inicia el jueves con Casado la ronda de líderes y le avisa: no valen "excusas"
Sánchez inicia el jueves con Casado la ronda de líderes y le avisa: no valen "excusas"

Ya hay un día. Una fecha para el arranque de esa construcción (hipotética) de unos nuevos Pactos de la Moncloa. Este jueves, 16 de abril, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, llamará al jefe del PP, Pablo Casado, para sondear su disposición. El líder socialista comenzará con él los contactos, que seguirán a lo largo de esa jornada y de la siguiente, viernes 17, con los demás responsables políticos, de mayor a menor. La intención es ir armando un gran acuerdo de "reconstrucción económica y social" que prepare a España para salir con garantías y sobre "sólidas bases" de la crisis generada por el coronavirus.

La Moncloa confirmó por fin la fecha después de que el pasado jueves, en el pleno del Congreso, el propio Sánchez adelantara que convocaría a los partidos esta misma semana. Lo hizo la portavoz del Ejecutivo y titular de Hacienda, María Jesús Montero, tras la reunión ordinaria del Consejo de Ministros de este martes. En realidad, ya se había ido deslizando en las últimas horas que llamada llegaría a finales de semana, puesto que este 14 de abril el Gabinete se citaba y mañana miércoles hay sesión de control en el Congreso. El Gobierno quiere "abrir el espacio de diálogo con las fuerzas políticas, económicas y sociales", para comenzar a edificar la "prosperidad" del mañana.

Enseguida, mientras la rueda de prensa seguía en marcha, el PP se quejó por no haber sido llamado aún por la Moncloa para concretar la cita del jueves entre los dos líderes. Montero incidió en que las entrevistas con los líderes las mantendrá Sánchez el jueves y viernes y que empezaría por Casado: los gabinetes de ambos, señaló, se pondrían en contacto para fijar la hora más "conveniente" para los dos. La portavoz insistió en que es "muy importante" que la sociedad entienda que este es el momento del diálogo, de un gran acuerdo de país. En ese sentido, el Gobierno dice celebrar las palabras de Casado del lunes, cuando adelantó que sí acudirá a la reunión, pero también le avisa de que no basta solo con atender la llamada del presidente, sino que ha de hacerlo "con espíritu constructivo" y para "arrimar el hombro". "No creo que ninguna persona entendiera que los principales partidos no se sumaran al intento de llegar a un acuerdo básico" sobre "la reconstrucción social y económica" de España, respondió Montero.

El Ejecutivo reclama "altura de miras y generosidad" y "espíritu constructivo", e insiste en que se trata de construir un futuro de país "a medio plazo"


El llamamiento se hará a todas las fuerzas políticas, sin excepción —o sea, también formaciones nacionalistas e independentistas—, a patronal y sindicatos o gobiernos autonómicos y locales. "Todo el que quiera aportar va a tener la oportunidad de hacerlo", aseguró Montero. El "ofrecimiento sincero" espera ser respondido con "altura de miras y generosidad" por parte de todos para afrontar ese diálogo. El Gobierno busca unos pactos que toquen distintos palos: desde cómo reforzar la sanidad hasta cómo rehacer el tejido productivo, garantizar una renta mínima o persistir en la transición económica y digital. Se trata de construir un proyecto de país "a medio plazo". Es clave, rubricó Montero, la "unidad de acción". "Nos jugamos mucho como sociedad y en este momento tenemos que estar a la altura para construir ese futuro", indicó. En respuesta a las formaciones soberanistas, reiteró que no se quieren esos pactos para recentralizar competencias.

Foto: Los barones del PP comparten con Casado el escepticismo sobre el pacto con Sánchez

El PP se incendia: "Así, no"

FAES, la fundación de José María Aznar, un referente muy próximo a Casado, plantea que los nuevos Pactos de la Moncloa no pueden salir adelante con Unidas Podemos en el Ejecutivo y con los reclamos independentistas. Montero le dio la réplica desde la Moncloa: el Gobierno de coalición está "fuerte" y "cohesionado" y se considera con "capacidad" para impulsar la convocatoria de un gran acuerdo de país, que es el objetivo que se persigue, incidió, y no "ventajas partidistas o deseos que no se van a producir". Es decir, que la suma de socialistas y morados no se va a romper. Incorporar al diálogo "otras cuestiones" que no tienen que ver con esa meta, el proyecto de futuro de país, "no serían más que excusas". "Este país necesita de convivencia y diálogo. Esperamos que nadie se autoexcluya", remachó la portavoz.

Montero replica a FAES que la coalición está "fuerte" y "cohesionada". "Esperamos que nadie se autoexcluya", lanza como mensaje al PP

La indignación en el PP era palpable desde el mismo momento en que la titular de Hacienda hizo el anuncio en rueda de prensa. "Este partido ha tenido una trayectoria institucional demasiado relevante en los últimos 40 años como para consentir más desplantes e insultos de este Gobierno —indicaron fuentes del PP—. No podemos admitir que cite en formato de ronda de consultas en audiencia, sino a través de un acuerdo previo con un mínimo de respeto al principal partido de la oposición". Con esta actitud, "demuestra su nula voluntad de pacto, y una arrogancia e incapacidad que dificulta cualquier colaboración con la oposición". El comunicado del PP concluía con un expresivo "así no" dirigido al presidente.

Pedro Sánchez inicia el jueves con Pablo Casado la ronda con los partidos para buscar un pacto

La polémica siguió coleando durante la tarde. El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, explicó en rueda posterior que le constaba que, a través de los conductos normales, se había llamado a Casado para fijar la reunión del jueves. Se citó al líder del PP "en los términos que se hace habitualmente", y se empieza por él porque es el jefe de la oposición. "Estoy convencido de que se solicitó su presencia en los términos que se hace habitualmente". La versión del PP no era esa: fuentes del partido contaron que, tras enterarse por la prensa de una reunión de los dos líderes "ya cerrada, sin haber recibido ninguna información ni consulta previa", contactaron con el Gabinete del presidente para trasladarle su "disconformidad" y expresarle que si quiere un encuentro, se acuerde "de forma conjunta una fecha en los próximos días". Desde la Moncloa, se explicaba que había habido dos llamadas: una del Gabinete de Sánchez al PP, "en paralelo" a la comparecencia de Montero, y otra de Génova al equipo del líder socialista, más tarde.

El PP trasladó por teléfono a la Moncloa su malestar y advirtió de que si Sánchez quiere el encuentro, debe avenirse a acordar la fecha

La portavoz popular, Cayetana Álvarez de Toledo, criticó desde el Congreso la "mala educación" y falta de respeto de Sánchez, su "olímpico desprecio" a la oposición y sus muestras de "ínfulas imperiales", informa EFE.

El intento de construir unos nuevos Pactos de la Moncloa arranca, pues, con muchas dificultades e incertidumbres, dada el enfrentamiento de Gobierno y PP y el enfado de la oposición por considerarse apartada o, directamente, ninguneada por Sánchez.

Un trabajador de la Moncloa, fallecido por Covid-19

En la comparecencia que compartió con el titular de Sanidad, Salvador Illa, Montero informó de que el coronavirus ha acabado con la vida de uno de los trabajadores del complejo de la Moncloa, que suma a unas 2.000 personas. Se trata de Manuel Sánchez Lizaña, un "empleado admirable" a cuya familia el Gobierno envió sus condolencias. El fallecido trabajaba en Oficialía Mayor y rondaba los 60 años, informa Europa Press. La Moncloa se ha convertido en uno de los focos de infección del patógeno más mediáticos. Cayeron enfermas las ministras Carolina Darias e Irene Montero, además de la vicepresidenta primera, Carmen Calvo. También fueron baja cuatro de los integrantes del comité de crisis: los responsables operativos de Policía y Guardia Civil, José Ángel González y Laurentino Ceña, más el sustituto del primero, José García Molina, y el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón. Darias, Calvo y Simón ya se han recuperado. La número dos del Gobierno, de hecho, anunciaba este martes su superación del Covid-19 y su vuelta al trabajo presencial.

El Ejecutivo zanja la discusión interna sobre la renta puente con Iglesias: el ingreso mínimo vital saldrá en "pocos meses" y el "competente" es Escrivá

La rueda de prensa evidenció que Pablo Iglesias no cuenta con el favor de Sánchez para sacar adelante la renta puente de 500 euros que su departamento avanzó la pasada semana y que soliviantó a la patronal. Montero insistió en que el ingreso mínimo vital es un compromiso de legislatura, pactado por PSOE y Unidas Podemos, y es un "proyecto ambicioso", pues supone tener en cuenta las rentas básicas que ya existen en varias comunidades autónomas y el encaje con otro tipo de ayudas.

El Gobierno dice que la renta mínima no se puede improvisar y será permanente

La portavoz subrayó que "el competente" es José Luis Escrivá, ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, "en coordinación" con la Vicepresidencia Segunda que lidera Iglesias. El Gobierno espera alumbrar "en pocos meses" esta renta básica, que será "un salto de gigante" y que no se puede "improvisar de un momento para otro". "Son prestaciones que han venido para quedarse", indicó.

Pedro Sánchez Sanidad pública Cayetana Álvarez de Toledo Pablo Iglesias Inés Arrimadas José Luis Escrivá Moncloa Unidas Podemos Hacienda FAES Pablo Casado Ministerio de Sanidad José María Aznar Sanidad Partido Popular (PP) Coronavirus María Jesús Montero Salvador Illa Fernando Grande-Marlaska
El redactor recomienda