" style="display:none">
LA DERIVADA NACIONAL DEL ADELANTO ELECTORAL

El Gobierno da una baza a Urkullu y seguirá negociando transferencias en campaña

Mantiene su plan de abordar con Vitoria los traspasos pendientes. Tres de ellos están muy avanzados. El PSE cree que el efecto en su electorado será "neutro". No prevé interferencias del 5-A en los PGE

Foto: Idoia Mendia, secretaria general del PSE, en la presentación de su libro en Madrid, con la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, este 10 de febrero. (EFE)
Idoia Mendia, secretaria general del PSE, en la presentación de su libro en Madrid, con la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, este 10 de febrero. (EFE)

De momento, no hay cambio de planes. El Gobierno se comprometió a agilizar la negociación de las transferencias pendientes a Euskadi —así lo firmó con el PNV en diciembre en su acuerdo para la investidura— y así lo hará, aunque ahora la comunidad entre en modo campaña, igual que sucederá en Galicia. Las elecciones del domingo 5 de abril en ambas comunidades no paralizarán, eso proclaman el Ejecutivo, el PSOE y el PSE, la agenda programada de traspasos. Como tampoco esperan los socialistas que el anticipo de las autonómicas decidido por Iñigo Urkullu pueda interferir en las conversaciones sobre los Presupuestos Generales del Estado. Porque Pedro Sánchez y su Gabinete parten de la premisa de que el problema, el obstáculo principal para sacar las cuentas de 2020 no se halla en el País Vasco, sino en Cataluña. Es la evolución de la mesa del diálogo con el Govern, a la que por cierto se incorporará Pablo Iglesias por decisión del presidente, la que permitirá o entorpecerá la tramitación de unos PGE vitales para la supervivencia de la coalición.

El PSE no se sintió en absoluto sorprendido por el adelanto electoral en Euskadi, secundado de inmediato por Alberto Núñez Feijóo en Galicia. Los socialistas comparten el Gobierno vasco con el PNV desde 2016 —tienen en sus manos tres consejerías—, y eran conocedores de que Urkullu estaba determinado a anticipar sus comicios para separar su calendario de las catalanas, aún sin fecha. Y el domingo por la noche, cuando ya había tomado la decisión, se la comunicó a Idoia Mendia, secretaria general del PSE-EE. Antes de su comparecencia en Vitoria, el 'lehendakari' trasladó la fecha, como él mismo relató, a Sánchez y a los presidentes de Cataluña, Quim Torra; Galicia, Alberto Núñez Feijóo, y Navarra, María Chivite, además de al jefe del PNV, Andoni Ortuzar, y a los portavoces parlamentarios.

Mendia tenía agendado para este lunes por la tarde la presentación de su libro 'Construir para convivir' (Catarata) en Madrid. Y, barruntando que podía coincidir con el anuncio de adelanto electoral, el PSOE y el Gobierno tocaron a rebato para visualizar el pleno respaldo a la candidata en el arranque de la carrera hacia las urnas. Así, la arroparon la vicepresidenta primera, Carmen Calvo; la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra; la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, y hasta siete ministros —los vascos Arancha González Laya, Isabel Celaá y Fernando Grande-Marlaska, más Carolina Darias, Salvador Illa, Reyes Maroto y José Manuel Rodríguez Uribes—. La campaña empieza con "buenos augurios" para el PSE, dijo Calvo durante su intervención en el Espacio Rastro Madrid. "Todos estamos dispuestos a irte a ayudar y a dar la cara en el País Vasco porque la podemos dar", remarcó la número dos del Ejecutivo.

Calvo, Lastra, Batet y siete ministros arropan a Mendia en Madrid como candidata el mismo día de lanzamiento de la carrera hacia las urnas del 5-A


El Gobierno, el PSOE y el PSE están dispuestos a dar una baza a Urkullu, al que todas las encuestas han venido revalidando como fuerza hegemónica en Euskadi. Es su socio y esperan, además, que los dos partidos suban —los nacionalistas vascos tuvieron 28 escaños en el Parlamento de Vitoria, y nueve el PSE, cuarta fuerza— y los dos capitalicen su presencia en el Ejecutivo. Por eso no habrá cambio de planes. La titular de Política Territorial, Carolina Darias, se reunió la pasada semana con el consejero de Gobernanza Pública y Autogobierno y portavoz del Gobierno autonómico, Josu Erkoreka, y pactó con él que volverían a verse el 20 de febrero en Vitoria para acordar un nuevo calendario de negociación de transferencias pendientes.

Conforme a la sentencia del TC y el Estatuto

Esa visita de la ministra se mantiene intacta, según indicaron fuentes muy próximas, que concedieron que quizá haya que adaptar el 'timing' a la circunstancia electoral. Ya había tres traspasos muy trabajados en los últimos meses y a los que les quedaba el broche final: así, ya está prácticamente lista la cesión de las competencias sobre productos farmacéuticos, sobre seguro escolar y sobre ayudas previas a la jubilación ordinaria de trabajadores que se hayan visto afectados por un expediente de regulación de empleo. La transferencia se quería completar en marzo de 2020, si bien ahora la comisión bilateral Euskadi-Estado, encargada de sellarla jurídicamente, podría posponerse unas semanas, hasta después de las elecciones del 5 de abril.

De momento, se mantiene la visita de la ministra Darias a Vitoria el próximo 20 de febrero para definir el calendario de transferencias con Euskadi

Urkullu reclama el traspaso de una treintena de competencias contenidas en el Estatuto de Gernika. Ya el año pasado acordó con el Ejecutivo de Sánchez un calendario de negociación que se vio congelado por las generales del 28-A y del 10-N. Y entonces se preveía que la conversación más delicada y costosa, la de la cesión de prisiones, se dejaba para el final. Ahora podría volver a ocurrir lo mismo. El Gobierno de coalición tiene que decidir asimismo si negociará el traspaso del régimen económico de la Seguridad Social, competencia no incluida en el listado pactado en 2019. Pero ahora el PNV es socio estable del PSOE en Madrid y además hay una sentencia reciente del Tribunal Constitucional que autoriza ese traspaso siempre que no se rompa la caja única de la Seguridad Social y se firmen los convenios oportunos entre las dos Administraciones.

El Gobierno da una baza a Urkullu y seguirá negociando transferencias en campaña

Fuentes de la cúpula del PSE indicaban este lunes de manera unánime que el efecto de la negociación de transferencias es "neutro" en su electorado, porque las tres materias que se cederán en breve ya están descontadas y además tienen que ver con los departamentos que lidera el partido —Turismo, Comercio y Consumo (Sonia Pérez); Trabajo y Justicia (María Jesús San José) y Medio Ambiente, Planificación Urbanística y Vivienda (Iñaki Arriola)—. En Política Territorial tampoco ven mayor problema en proseguir con las conversaciones con Vitoria aun después del 5-A, cuando el Ejecutivo de Urkullu se halle en funciones, porque se espera que vuelva a liderar el Gabinete y habrá, por tanto, continuidad.

Es la tesis a la que ya apuntaba Erkoreka hace una semana, y que este lunes refrendaba el 'lehendakari' en su comparecencia ante los medios: el Gobierno vasco seguirá trabajando con absoluta normalidad ahora y cuando se encuentre en funciones, y la negociación de las competencias pendientes de transferir con el Estado se mantendrá "con el mismo nivel de exigencia y rigor". Urkullu recordó que Sánchez mantiene su compromiso de definir el cronograma el día 20. "Nada cambia para lo que es la relación entre el Gobierno español y el vasco en el ámbito de la relación institucional y de los compromisos que tenemos", sostuvo, informa EFE.

Expectativas de crecimiento en las dos CCAA

En la dirección del PSE no creen, por tanto, que esa negociación impulse a un PNV que es visto como socio para la siguiente legislatura. Sí advierten de que pactar el traspaso de prisiones y, sobre todo, del régimen económico de la Seguridad Social ("en los términos que dice el Estatuto de Gernika y la sentencia del TC"), llevará mucho tiempo. "En Euskadi, la negociación siempre es más lenta porque no solo hablamos del traspaso de la titularidad jurídica de la competencia, sino también de la dotación económica, a diferencia de lo que ocurre con Cataluña. Y es que todo nuevo poder que se asume va con cargo al cupo", argumentan en el entorno de Mendia.

Prisiones y, sobre todo, la gestión económica de la Seguridad Social, serían los traspasos más complicados y llevarían meses de negociación

Los socialistas, además, se sienten mucho más fuertes en las dos comunidades, y en ambas cuentan con expectativas de crecimiento. Lo contrario de lo que ocurrió el 25 de septiembre de 2016. En aquella ocasión, el PSOE sufría un desgarro interno producto de la falta de consolidación de Sánchez y su hundimiento en las generales del 20-D y del 26-J. El partido se descalabró en Galicia y Euskadi y ese batacazo precipitó la acometida de los críticos contra el secretario general, al que acabaron tumbando apenas unos días después, en el comité federal del 1 de octubre.

El Gobierno da una baza a Urkullu y seguirá negociando transferencias en campaña

Ahora, el PSE, con Mendia de nuevo como candidata, aspira a aumentar su representación —el objetivo es pasar de 9 a 12 escaños y sobrepasar a Elkarrekin Podemos, volviendo a ocupar la posición de tercera fuerza— y el PSdeG, que estrena a su líder, Gonzalo Caballero, como cabeza de cartel, sueña con volver a ser segundo partido y poder arrebatar la Xunta a Feijóo, junto a las mareas y el BNG. En ambas federaciones se siente que el impulso del Ejecutivo de coalición, que aún no habría sufrido desgaste, les puede ayudar. Tanto Caballero como Mendia son barones muy próximos a Sánchez y este, previsiblemente, se volcará con ambos en precampaña y campaña.

Foto de familia durante la presentación del libro 'Construir para convivir', este lunes. (EFE)
Foto de familia durante la presentación del libro 'Construir para convivir', este lunes. (EFE)

El adelanto electoral del 5 de abril no es una fuente de preocupación en Ferraz ni el PSE respecto a la tramitación de los Presupuestos de 2020. A diferencia de ERC, los socialistas consideran al PNV un socio fiable. El calendario ayudaría a que no hubiera interferencias: Hacienda cuenta con presentar el proyecto de ley en el Congreso a finales de marzo o principios de abril, de modo que el debate de totalidad en el pleno llegaría no antes de finales de abril o principios de mayo —hay que tener en cuenta el parón vacacional por la Semana Santa—.

"Equilibrios, matices, ponderación"

Mendia apuntaló esa percepción en unas breves declaraciones a los medios en Madrid: serán unos "magníficos" Presupuestos que "contarán con el apoyo del PNV" porque la formación de Andoni Ortuzar firmó un acuerdo con Sánchez que, para desarrollarse, necesita de la aprobación de esas cuentas. "No habrá ninguna interferencia electoral", aseguró contundente, deseando a continuación una campaña "ligera", dado el cansancio del electorado, y muy propositiva. Los comicios, dijo, son una "oportunidad" para "abrir un nuevo tiempo político" en Euskadi, "consolidar la estabilidad" en el conjunto de las instituciones y "acompasar" las reformas que precisa la comunidad con las que inicie el Gobierno de Sánchez en toda España. O sea, se pueden "alinear políticas", desde lo local hasta Europa, ya que el PSOE está presente en todos los escalones de poder, explicó.

Mendia reivindica la política de acuerdos con el PNV del PSE ("tenemos principios claros") y avisa a la derecha de que no les "expulsará de la política"

Calvo cumplimentó a Mendia y al PSE por su apuesta por una política de "equilibrios, matices y ponderación", por la "racionalidad", por construir puentes y no derruirlos. La jefa de los socialistas vascos reivindicó durante la presentación de su libro esa "centralidad" del PSE en la política vasca y su habilidad para "generar un marco de estabilidad que Euskadi necesitaba", al pactar con el PNV en todas las instituciones e impedir su deriva soberanista.

El Gobierno da una baza a Urkullu y seguirá negociando transferencias en campaña

"Cuando tomamos la decisión de mojarnos en los gobiernos nos acusaron de entregarnos a los nacionalistas. ¿En qué país vivimos si no somos capaces de acordar con el distinto? Tenemos principios muy claros y muy sólidos como para construir juntos [...]. Hemos sido la avanzadilla en España de acordar con el diferente y de construir convivencia", resaltó, echando un capote a Sánchez por su entendimiento con las formaciones nacionalistas e independentistas. Mendia recordó que incluso en los tiempos más duros de ETA, cuando mataba a compañeros, el PSE no renunció a "hacer política". Así que ahora el mensaje a PP, Ciudadanos y Vox es claro: "Nadie nos va a expulsar de la política. Muchos de los que nos critican no sé ni dónde estaban cuando en Euskadi llovía gordo. Vamos a hacer acuerdos que mejoren la vida de la gente". La jefa del PSE también se dirigió a la izquierda 'abertzale', a quien seguirá pidiendo "en todos los foros" que "reconozca esa historia de horror" de la violencia durante 50 años. Y reclamó también que nadie se arrogue la voz de las víctimas de ETA —estaba mirando a la derecha— porque "tienen voz propia y hablan por ellas mismas".

Calvo no desvela si estará en la mesa de diálogo con el Govern

Este lunes, Pablo Iglesias, vicepresidente segundo y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030, confirmó que sí se sentará en la mesa de diálogo con el Govern, porque se lo ha pedido el presidente

Todo indica que Carmen Calvo, vicepresidenta segunda, también formará parte de ese foro, porque Pedro Sánchez ya adelantó, cuando compuso su Gobierno, que la interlocución con Cataluña recaería en él mismo y en su número dos, y también en otros ministros como Salvador Illa, también secretario de Organización del PSC. Pero Calvo no quiso desvelar este lunes por la tarde, cuando fue preguntada por los periodistas a su llegada al Espacio Rastro Madrid, al acto de presentación del libro de Idoia Mendia, si estará en esa mesa.

"Somos un solo Gobierno. Yo estaré donde diga el presidente, como siempre", dijo. Fuentes de su entorno precisaban que solo se sabrá una vez que Sánchez dé su autorización. Se espera que en los próximos días se conozca la identidad de los representantes del Ejecutivo de coalición en esa mesa entre gobiernos, que liderarán los dos presidentes en la primera reunión, Pedro Sánchez y Quim Torra, como acordaron el jueves pasado en su reunión en el Palau de la Generalitat.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios