Sánchez proyecta a Pilar Alegría como delegada en Aragón sin pactarlo con Lambán
  1. España
LA INCLUYE EN LA CARRERA SUCESORIA

Sánchez proyecta a Pilar Alegría como delegada en Aragón sin pactarlo con Lambán

La portavoz socialista en Zaragoza había chocado con el presidente regional por la lista local. En Baleares y La Rioja también hay renovación: serán delegadas Aina Calvo y María Marrodán

Foto: Sánchez proyecta a Pilar Alegría como delegada en Aragón sin pactarlo con Lambán
Sánchez proyecta a Pilar Alegría como delegada en Aragón sin pactarlo con Lambán

Continúan los cambios en las delegaciones del Gobierno. A los nueve ya seguros se suman otros tres, en Aragón, Baleares y La Rioja. En la primera comunidad se pondrá al frente del aparato gubernamental la portavoz socialista en el Ayuntamiento de Zaragoza y ganadora de las últimas municipales, Pilar Alegría. En la segunda, la actual directora de la Agencia Española de Cooperación Internacional al Desarrollo (Aecid), Aina Calvo. En la tercera, es promocionada la diputada en el Congreso María Marrodán. El presidente pretende dotar a las delegaciones del Ejecutivo de un perfil más político, de mayor peso, máxime teniendo en cuenta que algunas de ellas estaban ocupadas interinamente por dirigentes más técnicos. Pero también las entradas y salidas traslucen una clara lectura orgánica. De promociones y descensos en el seno del PSOE.

Sin duda, el relevo con mayor carga política es el primero, el que afecta a Aragón, y que supondrá la salida de Carmen Sánchez Pérez, en el cargo desde junio de 2018. Porque Pedro Sánchez y la dirección socialista han decidido proyectar a una mujer como Pilar Alegría Continente (Zaragoza, 1977), maestra de Educación Primaria, y a quien en el partido ven como valor de futuro y quizá como recambio del actual presidente regional, Javier Lambán, el barón que, con el castellanomanchego Emiliano García-Page, representa la oposición interna del líder socialista.

El nombramiento de Alegría, que será aprobado, como el del resto de nuevos delegados del Gobierno, este próximo martes en el Consejo de Ministros, no ha sido de hecho pactado por Sánchez y Lambán, según confirmaban fuentes muy próximas al dirigente autonómico, que aseguran "desconocer" las razones del relevo. "Es una decisión que corresponde al Gobierno. No nos pronunciamos al respecto", abundaban diplomáticamente desde el aparato del PSOE aragonés. El jefe del Ejecutivo autonómico tuvo noticia del nombramiento a través del secretario de Coordinación Territorial de la ejecutiva federal, el navarro Santos Cerdán.

Desde el entorno de Lambán se reconoce que la designación de Alegría no ha sido consensuada y se asegura que se "desconocen" las razones


El propio Lambán dejaba ver que la designación de Alegría no había sido consensuada con él a través de un tuit en el que despedía a Sánchez Pérez como "eficaz, mesurada y con perfil propio". "Fue antes gran alcaldesa [de la localidad zaragozana de Used] y diputada, excelente socialista, persona de insuperable calidad. Te necesitamos y te queremos hoy más que nunca", escribió.

La relación de Lambán con Alegría se ha enfriado en los últimos tiempos. Diputada en el Congreso (2008-2015), y apoyo de Eduardo Madina en las primarias de 2014 que finalmente ganó un Pedro Sánchez aupado por los barones, fue elegida por el líder autonómico como secretaria de Organización regional en julio de 2014, en sustitución de Eva Sáenz. Después, cuando Lambán llegó al Gobierno, la nombró consejera de Innovación, Investigación y Universidad, cargo que ocupó hasta 2019.

Alegría se convirtió además en la voz de la candidatura de Susana Díaz en las durísimas primarias de 2017, a la que Lambán arropó con determinación absoluta. Ella registró en Ferraz la postulación de la entonces presidenta de la Junta, acompañada precisamente de Madina, y después se convirtió en la portavoz de la aspirante, que finalmente fue arrasada por Sánchez. Alegría continuó como consejera del Gobierno regional, del lado de Lambán, que apostó por ella como candidata a la Alcaldía de Zaragoza, la ciudad que había pasado a manos de la confluencia de Podemos en 2015. Alegría ganó aquellas primarias, imponiéndose tanto a Carmen Dueso —la mujer a la que Ferraz había lanzado contra Lambán en la batalla orgánica autonómica de 2017— como a Florencio García Madrigal.

Foto: Sánchez revoluciona las delegaciones del Gobierno y reserva Madrid al jefe del PSM

Azcón, alcalde con Cs y Vox

Las tensiones se acrecentaron cuando llegó la hora de confeccionar la lista al Ayuntamiento de Zaragoza. Alegría deseaba contar con su equipo de confianza, pero la dirección provincial le impuso la plancha y ella firmó un acta de disconformidad. Lambán intentó que el secretario provincial y presidente de la Diputación de Zaragoza, Juan Antonio Sánchez Quero, hiciera un gesto a favor de la candidata para que Ferraz no decidiera. Pero no hubo entendimiento y finalmente la cúpula de Sánchez, que siempre había visto a Alegría con buenos ojos, la respaldó y colocó a cuatro de los suyos en puestos de salida de la candidatura, entre ellos al número dos, al catedrático de Física y vicerrector de Política Científica de la Universidad de Zaragoza, el independiente Luis Miguel García Vinuesa.

La relación de Alegría y Lambán se ha ido enfriando, y creciendo la confianza de Ferraz en ella. Alegría fue consejera y portavoz de la candidatura de Díaz

Alegría ganó las municipales del 26 de mayo, haciéndose con diez escaños de una corporación de 31 ediles. Pero fueron insuficientes para hacerse con el bastón de mando, ya que con Podemos no alcanzaba la mayoría absoluta (16), umbral que solo podía tocar con Ciudadanos (6). Pero el PP logró recuperar la Alcaldía, en manos de Jorge Azcón, con los apoyos de los naranjas y la ultraderecha de Vox, de modo que Alegría quedó como portavoz del Grupo Socialista en el Ayuntamiento de la capital aragonesa.

Eduardo Madina y Pilar Alegría registran en Ferraz la candidatura de Susana Díaz a las primarias, el 17 de abril de 2017. (EFE)
Eduardo Madina y Pilar Alegría registran en Ferraz la candidatura de Susana Díaz a las primarias, el 17 de abril de 2017. (EFE)

Sánchez la llamó este mismo domingo por la mañana para proponerle que asumiera la Delegación del Gobierno. Es pronto para saber si ella será la elegida para sustituir en el futuro a Lambán, como su sucesora, pero desde luego, como reconocían fuentes del aparato, "se la coloca en el escaparate", en un puesto de mayor proyección que el que ocupaba hasta ahora en el Ayuntamiento de Zaragoza. "Ahora ambos se llevan bien", indican en el círculo del barón regional. No obstante, las relaciones de Lambán con Ferraz siguen siendo complicadas, aunque el presidente aragonés, un contundente látigo contra el independentismo y representante del ala más moderada del partido, suele morderse la lengua más que Page, que dirige Castilla-La Mancha con mayoría absoluta. Lambán, no obstante, tuvo la habilidad de cerrar por sorpresa un rápido pacto con el Partido Aragonés que le permitió mantener para el PSOE las riendas de la comunidad. Ahora gobierna con el PAR, Chunta Aragonesista y Podemos.

Por su parte, Aina Calvo pasará a hacerse cargo de la Delegación del Gobierno en Baleares. En este caso, Sánchez comunicó el nombramiento a la presidenta regional "hace unos dos días", según fuentes del entorno de esta. Ella estuvo de acuerdo, aunque habría preferido otro destino para Calvo. Es más, tanto esta como Armengol presionaron para que se convirtiera en la nueva secretaria de Estado de Cooperación o bien continuara dirigiendo la Aecid, pero no ha sido posible. La ministra de Exteriores, Arancha González Laya, ha renovado todo el equipo que puso su antecesor, Josep Borrell. Así, nombró a cuatro nuevos secretarios de Estado: Cristina Gallach (Asuntos Exteriores y para Iberoamérica y el Caribe), Juan González-Barba (Unión Europea), Ángeles Moreno (Cooperación) y Manuel Muñiz (España Global).

Foto: Sánchez y Díaz prosiguen con el deshielo y pactan la nueva delegada del Gobierno

Al menos once delegados nuevos

Calvo (Palma, 1969), licenciada en Filosofía y Letras y doctora en Ciencias de la Educación, fue alcaldesa de Palma entre 2007 y 2011. Compitió en 2014 contra Armengol en las primarias por la candidatura autonómica de las elecciones del año siguiente (y perdió) y en 2017 apoyó a Díaz frente a Sánchez. Armengol, ya por entonces presidenta de las islas, respaldó primero a Patxi López y luego al líder madrileño, con quien siempre ha mantenido una excelente relación personal y política. Calvo sustituirá a Ramón Morey, que a su vez reemplazó en julio de 2019 a la que era delegada del Gobierno, Rosario Sánchez, a quien Armengol, en su segundo mandato, nombró 'consellera' de Hacienda y Relaciones Exteriores. Las pasadas peleas orgánicas entre Armengol y Calvo han quedado "superarchivadas", destacan en el entorno de la primera. La presidenta tendrá que buscar hueco para Morey, inspector de Trabajo y persona de su confianza.

Armengol intentó que Calvo siguiera en la Aecid o bien fuera secretaria de Estado de Cooperación, pero González Laya rehízo por completo Exteriores

Los cambios en Aragón y Baleares se suman a los relevos ya confirmados en Madrid —el nuevo delegado del Gobierno será el líder regional, José Manuel Franco—, Andalucía (la senadora por Granada Sandra García), Castilla y León (el diputado en el Congreso Javier Izquierdo), Comunidad Valenciana (la exalcaldesa de Sagunt Gloria Calero), Cantabria (la portavoz adjunta en el Ayuntamiento de Santander Ainoa Quiñones), Canarias (el vicepresidente del Cabildo de La Palma Anselmo Pestana), Murcia (el alcalde de Calasparra, Pepe Vélez) y Euskadi (el diputado foral guipuzcoano Denis Itxaso). También habrá renovación en La Rioja, pues no seguirá el actual responsable gubernamental, Nacho Pérez Sáenz. Le relevará la diputada en el Congreso María Marrodán (Zaragoza, 1980), diplomada en Trabajo Social y exconcejala en el Ayuntamiento de Logroño.

Aina Calvo, directora de la Agencia Española de Cooperación Internacional al Desarrollo (Aecid) y nueva delegada del Gobierno en Baleares, el pasado 25 de octubre en Madrid. (EFE)
Aina Calvo, directora de la Agencia Española de Cooperación Internacional al Desarrollo (Aecid) y nueva delegada del Gobierno en Baleares, el pasado 25 de octubre en Madrid. (EFE)

Sin embargo, sí continuarán, previsiblemente, los delegados en Cataluña (Teresa Cunillera), Galicia (Javier Losada), Asturias (Delia Losa), Navarra (José Luis Arasti), Castilla-La Mancha (Francisco Tierraseca) y Extremadura (Yolanda García).

Aragón Eduardo Madina Palma de Mallorca Susana Díaz Emiliano García-Page Baleares Ciudadanos Internacional Patxi López Ministerio de Ciencia Pedro Duque Partido Popular (PP) Barones del PSOE Congresos PSOE Pedro Sánchez Santos Cerdán Francina Armengol AECID Zaragoza José Manuel Franco PSOE Javier Lambán Vox
El redactor recomienda