CUENTA ATRÁS: 10 DÍAS PARA LA COALICIÓN

Ciudadanos registra la marca Mejor Unidos y se encomienda al PP en Galicia y Euskadi

El partido registró su fórmula en la oficina de patentes un día después de la propuesta de Arrimadas. Este martes deberían comenzar las negociaciones exprés para los dos territorios

Foto: Foto: EFE/ Logotipo: Cs.
Foto: EFE/ Logotipo: Cs.
Adelantado en

Ciudadanos quiere empezar este martes la negociación formal con el PP y otras organizaciones constitucionalistas mirando a Galicia y al País Vasco. Con el adelanto electoral del 5 de abril ya confirmado, ambos partidos tienen un escaso margen de 10 días para cerrar su coalición preelectoral y decidir el nombre con el que concurrirán. Inés Arrimadas lanzó hace días la propuesta de una lista conjunta bajo la fórmula "mejor unidos", reafirmándose en una alianza que permita hacer frente al nacionalismo en esas dos comunidades y en Cataluña. Una marca que su partido ya ha registrado en la Oficina Española de Patentes y Marcas que depende del Ministerio de Industria.

Tal y como aparece en el registro, la formación naranja solicitó la inscripción del nombre (que tiene logo propio, de color negro, con las dos palabras escritas en minúscula y un corazón en relieve que recuerda también al de Unidas Podemos) el pasado 1 de febrero. Justo un día después de que Arrimadas confirmara públicamente su apuesta por extender la candidatura conjunta a Galicia y Euskadi.

El estado de la solicitud se encuentra aún en tramitación, pero es la prueba de lo que quiere Ciudadanos: lanzar un nombre propio y huir del España Suma del PP. El partido naranja considera que esa marca ya está completamente asociada a los populares después de su insistente ofrecimiento, el pasado verano, para concurrir juntos a la repetición electoral. El PP también patentó su propuesta el pasado 14 de agosto con el objetivo de replicar la fórmula de Navarra Suma. Días después registró Cataluña Suma e hizo lo propio con el resto de comunidades, anticipando un movimiento que finalmente parece haber llegado.

En todo caso, será a partir de este martes —que se publican los decretos de convocatoria electoral (y entran en vigor)— cuando empiece una negociación exprés entre los dos partidos. Los plazos no dan tregua. En el caso de Euskadi, la ley electoral vasca establece en su artículo 49 que las formaciones que conformen un pacto de coalición deben comunicarlo a la Junta Electoral en los 10 días siguientes a la convocatoria. En cuanto a Galicia, todavía hay un margen menor. Los artículos 19 y 20 de su normativa dictan que "los partidos, federaciones, coaliciones y agrupaciones" que pretendan concurrir a los comicios designarán una persona como representante ante la administración electoral, y deberán hacerlo por escrito "antes del noveno día posterior a la convocatoria". Es decir, el jueves de la próxima semana.

En solo unos días PP y Ciudadanos deberán confirmar si hay pacto o no y, como mínimo, decidir el nombre de la coalición que les representará. En ninguno de los casos es necesario concretar el cabeza de lista, como tampoco el resto de componentes que la integrarán. El nombre de la coalición no es un asunto menor, especialmente en el caso gallego. El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, se opone a renunciar a las siglas del PP escudándose en su mayoría absoluta.

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijó, en un acto del PP. (EFE)
El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijó, en un acto del PP. (EFE)

El dirigente gallego, que este lunes se felicitó por su "previsibilidad" al adelantar las elecciones y hacerlas coincidir con las vascas, como viene siendo ya tradición, ha mostrado su rechazo en más de una ocasión a una coalición en los términos en los que pretende Ciudadanos. Feijóo considera que su candidatura "ya es la casa del constitucionalismo en Galicia" e invita a los naranjas a unirse a su proyecto. Pero sin renunciar a la marca del PP. Este martes se reúne la junta directiva de los populares gallegos para evaluar la candidatura sobre la que no hay duda: el presidente optará a la reelección y Pablo Casado la respalda por completo. Feijóo dejó claro que un camino conjunto con el partido naranja dependerá del partido en Galicia y de la estrategia que tenga la dirección nacional.

También Ciudadanos asume que la batuta la llevarán los populares (el partido de Arrimadas ni siquiera tiene representación institucional), pero tienen claro que la negociación con el PP debe ser para los tres territorios que acuden a las urnas este 2020. El partido naranja quiere una candidatura conjunta en Galicia y Euskadi a cambio de incluir a los populares en la suya de Cataluña.

El presidente del PP, Pablo Casado, junto a la portavoz, Cayetana Álvarez de Toledo (i), y el secretario general, Teodoro García Egea (d). (EFE)
El presidente del PP, Pablo Casado, junto a la portavoz, Cayetana Álvarez de Toledo (i), y el secretario general, Teodoro García Egea (d). (EFE)

El PP nacional no se ha pronunciado con claridad sobre el asunto, escudándose en los tiempos internos de Ciudadanos, que afronta un congreso extraordinario a mediados de marzo y que debe confirmar a Arrimadas como su nueva líder. Sin embargo, el adelanto electoral ha hecho saltar por los aires la prudencia de Génova. El acuerdo debe cerrarse de forma inminente y el interlocutor será la dirección interina naranja en manos de una gestora. Ahora, todas las miradas están puestas en la negociación que abra el PP nacional con los naranjas, y en la decisión que tome Feijóo.

En el otro frente abierto, Euskadi, Ciudadanos también depende de los populares. Se trata de un territorio aún más adverso que el gallego para los naranjas (tampoco logró representación en las elecciones de 2016, ni diputados en el Congreso a diferencia de los dos escaños que sacó por A Coruña y Pontevedra en abril y que perdió en noviembre). La candidatura está en el tejado del PP y tras días con la continuidad de Alfonso Alonso en el aire, Génova lo confirmó este lunes por la tarde. El comité electoral nacional se reúne este martes para designar oficialmente ambas candidaturas.

En Ciudadanos no ven con malos ojos al candidato, aunque aseguran que será "la falta de tiempo" de los populares para buscar a un sustituto lo que permitirá su continuidad. Los naranjas tampoco tienen cuadros significativos en esta comunidad, aunque aspiran a incluir algún nombre en la lista autonómica. El nombre de la coalición sigue en el aire, aunque la pretensión de los naranjas, es que una misma marca sirva para estas dos citas electorales, y la de Cataluña que vendrá después.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios