TODO QUEDA A EXPENSAS DE QUE ERC DECIDA

Sánchez apacigua a los barones, les traslada "optimismo" y baraja ser investido el 30-D

Las distintas versiones de la charla con Torra manifiestan la distancia que los separa. La ronda, a cambio, sí sirve para subrayar a Lambán y Page que no se sobrepasará la Constitución

Foto: Pedro Sánchez y Quim Torra se saludan antes de comenzar su reunión en el Palacio de Pedralbes, en Barcelona, el 20 de diciembre de 2018. (EFE)
Pedro Sánchez y Quim Torra se saludan antes de comenzar su reunión en el Palacio de Pedralbes, en Barcelona, el 20 de diciembre de 2018. (EFE)

Llevaban acumulando meses de tensión, de llamadas de Barcelona a Madrid sin respuesta y de mensajes durísimos de Madrid a Barcelona para mostrar máxima contundencia con el independentismo. Pero la doble campaña electoral acabó y un Pedro Sánchez más debilitado necesita de los votos de ERC para resultar investido y acabar con el bloqueo. Y para acercarse a los republicanos tuvo que coreografiar una ronda telefónica que incluyera a todos los presidentes autonómicos, también a Quim Torra, para visualizar el "respeto y reconocimiento institucional". Hubo llamada al jefe del Govern y habrá reunión con él si Sánchez es reelegido. Reunión con él y con todos los demás líderes autonómicos. Como habrá, de nuevo si hay investidura, Conferencia de Presidentes en el Senado. Un marco multilateral que Torra rechaza porque pretende moverse en una relación bilateral, no en pie de igualdad con sus homólogos. Pero esa ronda maratoniana de llamadas, que comenzó este martes a las 9:00 y había concluido a las 18:40, aunque no satisficiera a Torra, sí tuvo la ventaja, para Sánchez, de apaciguar el frente interno. Los barones más alejados de la línea oficial, Emiliano García-Page y Javier Lambán, le escucharon manifestar, como todos sus compañeros de partido, que no traspasará la Constitución en un eventual pacto con Esquerra. También le oyeron "optimismo". Porque lo que él sigue además deseando es recibir la confianza de la Cámara el 30 de diciembre. En poco más de diez días.

Este martes el camino hacia la investidura atravesó otro de esos días claves en una semana en la que podría decidirse la fecha del debate. De un lado, el presidente llamó a todos y cada uno de los presidentes de las comunidades y ciudades autónomas y al jefe de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), el socialista Abel Caballero, y por otro la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, acompañada del número dos del grupo, Rafael Simancas, arrancó la ronda de reuniones con todas las fuerzas representadas en el Congreso —salvo Vox, que rechazó la cita—, y que continuará en los días siguientes. Ronda en la Cámara Baja que acarreó la primera foto de los socialistas con EH Bildu y con los antisistema de la CUP.

Gobierno y PSOE buscaban poner toda la maquinaria en marcha, añadir presión ambiental sobre ERC, de quien en última instancia depende la suerte de la reelección de Sánchez. Se trataba de crear un clima favorable, apuntalar, como dijo la Moncloa, la percepción de que España necesita "Gobierno cuanto antes", sin demora. Y lo cierto es que esa impresión está calando hondo en el partido, que en los últimos días ve crecer las expectativas de que la investidura pueda culminarse antes de Nochevieja. El propio presidente trasladó "optimismo" en sus conversaciones, que está "animado". Pero al final todo dependerá de cómo los republicanos digieran la decisión del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) sobre Oriol Junqueras, este jueves, y el desarrollo de su congreso nacional, el sábado.

"La negociación con ERC va bien, pero esta semana tiene días complejos para ERC. Esperanza y discreción", señalan fuentes del Ejecutivo


Desde la cúpula del PSOE, sí se insiste en que si ERC da el visto bueno y se dispone a cerrar el acuerdo, que ya parece inminente, no será difícil amarrar los apoyos restantes y lograr que Sánchez sea reelegido el lunes 30 de diciembre, antes de atravesar la frontera psicológica del fin de año. "La negociación con ERC va bien, pero esta semana tiene días complejos para ERC. Esperanza y discreción", señalan fuentes del Ejecutivo y, con términos casi idénticos, en el estado mayor del PSOE. Certezas, a día de hoy, sin embargo, no hay ninguna. "Todo está abierto", reiteran, pero también todo listo por si hiciera falta movilizar el engranaje que permita la investidura la próxima semana. Ferraz y la Moncloa son conscientes de que si traslucen que el pacto está muy cerca, ERC se repliega.

Bilateralidad-multilateralidad

La conversación con Torra era uno de los gestos que los republicanos demandaban al PSOE. Sánchez la anunció tras recibir el encargo del Rey, siempre en el marco de una ronda telefónica con todos los presidentes autonómicos. Además, aseguró que no atendería la exigencia del 'president' de ser el primero, sino que seguiría el orden protocolario, según la antigüedad de los estatutos. La charla se produjo este martes, sobre las 9:20, después de que Sánchez marcara al lendakari, Iñigo Urkullu. Los dos comunicados dejaron ver la distancia enorme entre ambos, pero también un anuncio: que habrá reunión de los dos presidentes. El Govern informó de que Sánchez apuntó que será "cuanto antes mejor", pero la Moncloa precisó que el líder socialista no tiene problema en verse con él cuando haya sido investido (no antes), como recibirá a todos los mandatarios autonómicos. Para entonces, Torra puede haber sido inhabilitado por desobediencia, un panorama que cambia sensiblemente las cosas. El presidente continuó con el giro discursivo que emprendió desde el 10-N, y se mostró dispuesto a resolver la "crisis política".

Sánchez adelanta que, una vez sea reelegido, convocará la Conferencia de Presidentes, que será uno de los ejes de la "legislatura del diálogo"

Además, el Ejecutivo adelantó que Sánchez convocará la Conferencia de Presidentes en el Senado también una vez que haya recibido la confianza del Congreso. La cumbre, que tendrá carácter anual, será "uno de los ejes principales de una legislatura" que debe ser la del "diálogo" y la de la "reducción de la tensión territorial". Este foro fue creado por José Luis Rodríguez Zapatero en 2004 y, desde entonces, solo se ha reunido en seis ocasiones. La última, en enero de 2017, con Mariano Rajoy en la Moncloa, y no acudieron ni el lendakari ni el entonces 'president', Carles Puigdemont. "La voluntad del Gobierno de España será siempre la de establecer la máxima colaboración con las comunidades autónomas para impulsar, entre todos, la renovación del sistema de financiación autonómica", indicaron fuentes del Ejecutivo central.

Sánchez apacigua a los barones, les traslada "optimismo" y baraja ser investido el 30-D

"Primera noticia", respondió Torra por Twitter cuando el presidente en funciones escribió en la misma red social que había planteado en sus contactos telefónicos la Conferencia de Presidentes y reuniones bilaterales con todos los mandatarios autonómicos. "En la conversación que hemos tenido, Sánchez no me comunicó nada de eso que han explicado minutos después [desde la Moncloa]. Puede ser porque ya no me considera un presidente autonómico. Todo en orden", ironizó.

El presidente trasladó a todos sus interlocutores su voluntad de evitar las terceras elecciones y "en cada una de las llamadas", expresaron fuentes del Ejecutivo, se constató "la necesidad de formar un Gobierno cuanto antes". El "contenido y el tono" de todas las conversaciones fue "constructivo y cordial" y reflejó el "deseo mayoritario" de dar los pasos que hagan falta para que puedan resolverse los "problemas que afectan directamente a millones de ciudadanos".

Trato "cordial" y "correctísimo" de Sánchez

Además del contacto con Torra, fundamental, tenían su importancia, en clave interna, las charlas con los presidentes socialistas. Todos los consultados por este periódico indicaron que vieron a Sánchez "animado" y con "optimismo", muy seguro de que será investido, aunque él no les precisó la fecha. Algunos de ellos tuvieron la sensación de que podía ser "inminente". O sea, antes de fin de año. Si se abre esa ventana de oportunidad, y para eso habrá que esperar al congreso de ERC del sábado, el PSOE pretende aprovecharla al máximo, porque teme que si el proceso se alarga se pueda frustrar. Si hubiera acuerdo, que debiera anunciarse el domingo 22, ERC convocaría a su 'consell nacional' el mismo lunes 23, de manera que la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, que tiene la potestad de fijar el pleno de investidura, podría convocarlo para el viernes 27 de diciembre. La primera votación, en la que se requiere mayoría absoluta, sería el sábado 28, y la segunda, en la que hacen falta más síes que noes, el lunes 30. El 31, Nochevieja, podría tomar posesión de su cargo ante el Rey en la Zarzuela.

El más elocuente fue el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres. El dirigente socialista apuntó que Sánchez, en su conversación telefónica, le trasladó su convencimiento de que la investidura puede salir adelante y de que "peleará para que sea antes de que acabe el año", informa EFE.

Page y Lambán valoran que el presidente les expresa que no saldrá "un milímetro" de la Carta Magna. El líder no les reprocha sus críticas

Sánchez sí enfatizó ante sus barones socialistas que no hará nada que se salga del marco legal. Así lo manifestaron fuentes próximas a Page y el propio Javier Lambán. "Me ha asegurado fehacientemente que nada de lo que tenga que hacer para su investidura o para su posterior trayecto como presidente se va a salir un milímetro de la Constitución y del perímetro de lo legalmente establecido", afirmó el presidente de Aragón a los periodistas, tras proclamar su "lealtad y afecto mutuo" hacia Sánchez. También desde Castilla-La Mancha incidieron en que Sánchez le trasladó que le quería dejar "muy claro" que se quiere mover "siempre dentro de los límites" de la Carta Magna. Otros presidentes socialistas también revelaban que les había expresado esa misma idea, con total rotundidad, aunque no les ofreciera detalles de cómo será esa mesa de negociación bilateral entre gobiernos que acordará previsiblemente con ERC.

Fuentes próximas a Lambán y Page añadían que no hubo reproches por sus críticas de la pasada semana al primer secretario del PSC, Miquel Iceta. Recibieron por parte de Sánchez un trato "cordial" y "correctísimo". "Pedro ha dicho comprender las distintas posiciones y las distintas sensibilidades que hay en los territorios", formulaban desde el entorno del dirigente castellanomanchego.

Sánchez apacigua a los barones, les traslada "optimismo" y baraja ser investido el 30-D

Además, ambos presidentes ajustaron su discurso de nuevo con el del líder socialista. Lambán lamentó que PP y Ciudadanos, en sus reuniones del lunes, no dieran el "paso necesario" para abstenerse en la investidura e hicieran prescindible a ERC. Actuaban las derechas con "miopía constitucional y deficiencia patriótica". Pero, una vez constatada que esa vía está cerrada, Aragón "quiere un Gobierno pronto", pues "son muchas las cuestiones pendientes", como la financiación autonómica o las inversiones pendientes, "prometidas y largamente demoradas". Sánchez, en ese sentido, le garantizó que sus pactos no perjudicarán a otras comunidades y habrá un "trato justo" con todas". También Page le trasladó su deseo de que no haya nuevos comicios y su convicción de que "todos" han de hacer un esfuerzo para que haya "Gobierno y estabilidad". Y ese "todos" compromete a PP y Cs y supone que "todo el mundo tenga claro que no se puede ni siquiera discutir el marco constitucional", señalaban desde el entorno del responsable manchego.

Otro rejonazo de los medios

Amarrado el frente interno y culminada la ronda con los presidentes autonómicos, Sánchez contactará este miércoles con los agentes sociales, con los representantes sindicales y empresariales, para comunicarles su voluntad de formar Gobierno "cuanto antes". Un mensaje que, objetivamente, añade más presión en el ambiente sobre ERC. La propia ronda con los partidos que comenzaron Lastra y Simancas —se vieron con Más País-Compromís, Bildu, JxCAT y CUP, además de los propios republicanos, y sigue este 18 de diciembre con el PRC, BNG y Teruel Existe, y el jueves con el PNV— pretendía incorporar a los de Junqueras a esa "dinámica general", que vieran cómo el resto de partidos sigue empujando a favor de una investidura inmediata.

Sánchez sigue su ronda: hablará con los agentes sociales, mientras Lastra y Simancas continúan con los partidos. El punto clave vendrá el sábado 21

Con los minoritarios, el PSOE no solo habla de la reelección del secretario general, también de la gobernabilidad, de las reformas legislativas que necesitarán de su concurso, y especialmente de la aprobación de los Presupuestos, los que permitirían que el futuro Ejecutivo de coalición sobreviva. De las primeras citas, sí se percibió más claro el apoyo de Íñigo Errejón y Joan Baldoví y la previsible abstención de la izquierda 'abertzale', mientras que JxCAT y la CUP continúan en el no. Fuentes del Grupo Socialista explicaron que no será difícil atar los respaldos de las pequeñas formaciones si ERC finalmente se decanta y se pone fecha a la investidura.

Los socialistas se están llevando, además, varios tirones de orejas de los medios por el hermetismo absoluto con que están conduciendo las negociaciones, sobre todo con ERC, el actor clave. Los dirigentes se escudan en la necesaria "discreción" para impedir que las conversaciones descarrilen. Este martes, la Asociación de Periodistas Parlamentarios (APP) expresó en un comunicado su "malestar" por el hecho de que el PSOE impidiera que los reporteros gráficos tomaran imágenes de sus reuniones con los pequeños partidos. "Ha sido el propio Partido Socialista quien ha grabado y distribuido esas imágenes seleccionando aquellos planos y el enfoque que ellos han considerado oportuno". El colectivo pide a la formación de Sánchez que "respete" el derecho a la información y no limite el trabajo de los medios "ofreciendo una visión interesada y única de lo que ocurre". A las quejas se unió la Asociación de la Prensa de Madrid (APM).

Una mesa de negociación fuera del marco fijado por el Estatut

El punto clave de la negociación con ERC es el formato de la mesa de negociación entre gobiernos que ellos reclaman. Ya dijo Oriol Junqueras que sin ella votarían no a la investidura de Pedro Sánchez, y el 'vicepresident' y coordinador nacional del partido, Pere Aragonès, señalaba el domingo en 'La Vanguardia' que ese foro habría de tener un formato "específico". No valía, por tanto, la comisión bilateral Generalitat-Estado que prevé el Estatut y que el Gobierno socialista reactivó en 2018 después de siete años parada. ERC entiende que ese foro es apto para discutir sobre competencias o financiación, pero no para hablar del futuro encaje de Cataluña. 

El PSOE no ha querido dar pistas de cómo será la mesa que aceptará. Sí que tendrá el paraguas de la Constitución (no ha dicho que esté dentro del Estatut). Pues bien, se trataría de un foro creado 'ad hoc', fuera del ámbito parlamentario y que no emanaría de la comisión bilateral, tal y como relató 'eldiario.es'. 

La CUP reclama al PSOE la autodeterminación y no se mueve del no a Sánchez

Los negociadores de PSOE y ERC se intercambian documentos continuamente. Y aunque el acuerdo podría estar cercano, desde el núcleo duro de Sánchez remarcaron a este periódico que se sigue "avanzando" y que quedan "remates", por lo que no solo queda el broche final. Desde ERC acusaban a "gente del PSOE" de querer "reventar el acuerdo" y de pretender hacerles "enfadar y romper". No lo harán, indicaban, pero sí puede "dificultar la tarea y alejar el pacto". 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
26 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios