RECEPCIÓN POR LOS 41 AÑOS DE LA CONSTITUCIÓN

Sánchez e Iglesias perfilan su programa y buscan una investidura antes de final de año

El presidente tiene ya el Gobierno casi cerrado y avanza que habrá "novedades". Este jueves el líder morado acudió a la Moncloa para reunirse con Sánchez y dar un empujón a las negociaciones

Foto: La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, en su intervención en la Cámara Baja por los 41 años de la Constitución. (EFE)
La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, en su intervención en la Cámara Baja por los 41 años de la Constitución. (EFE)

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias tienen prácticamente perfilado el programa para un Gobierno de coalición, a la espera de cerrar solo algunos detalles menores. Un documento sobre el que se basaría la acción del próximo Ejecutivo, de salir adelante, y que sus protagonistas tienen pensado hacer público antes de que se celebre la investidura, según han avanzado fuentes conocedoras de las negociaciones en conversación informal con periodistas durante los corrillos en el Congreso con motivo de la celebración del Día de la Constitución. La composición del próximo Gobierno, con todo su organigrama, no se hará público en cambio hasta después de la investidura. De este falta por determinar si finalmente serán tres o cuatro las carteras que corresponderán a Unidas Podemos, además de la vicepresidencia social que estará bajo la batuta de Pablo Iglesias.

Este mismo jueves el líder de Unidas Podemos acudió al Palacio de la Moncloa para reunirse con Sánchez y dar un empujón a las negociaciones, ya muy avanzadas. Durante los últimos días habían sido sus respectivos equipos, encabezados por la socialista María Jesús Montero y el dirigente morado Pablo Echenique, quienes habían intercambiado diferentes documentos para definir el programa de Gobierno. Para ello han partido de la base del pacto presupuestario que Sánchez e Iglesias ya firmaron en octubre del pasado año.

Estos avances se unen al optimismo mostrado por los dirigentes tanto del PSOE como de Unidas Podemos para que salga adelante la investidura, que tendrá que contar con la abstención de los republicanos catalanes, con quienes la delegación elegida por Sánchez se verá por tercera vez el próximo martes, y en Barcelona. Algunas fuentes incluso llegaron a apuntar que el acuerdo podría estar más cerca de lo que parece. Por eso, tanto desde el entorno de Sánchez como en el de Iglesias no se descartó que la investidura pudiese producirse antes de final de año. No tanto antes de Nochebuena, como llegó a manifestar públicamente el líder de Unidas Podemos, sino de Nochevieja. "2019 acaba el 31 de diciembre", recordaban en el núcleo duro del presidente.

La diferencia es que hasta ahora se hablaba de posible fecha el 19, y ahora se estira el margen hasta el 31, aunque todo depende de ERC


Los tiempos, no obstante, son más complicados, porque el primer día hábil tras Navidad es el jueves 26 (festivo, por cierto, en Cataluña), y la segunda votación tendría lugar el domingo 29. Con todo, el mensaje en el que insisten es que es mejor alargar los plazos para conseguir un buen acuerdo y amarrar los votos necesarios para que salga adelante la investidura que acudir sin todas las garantías. Sánchez, a diferencia de lo que ocurrió en julio, no quiere ir a un debate del que no salga reelegido.

En un principio, las intenciones de Sánchez e Iglesias ya pasaban por tener listo el programa de gobierno antes de que arranquen formalmente las negociaciones para la investidura con las formaciones minoritarias, las cuales ya en la primera toma de contacto que mantuvieron con la socialista Adriana Lastra le trasladaron la petición de conocer el programa de gobierno antes de entrar a profundizar más. El PNV es quien más ha incidido en esta cuestión.

"Más en el qué que en el cuándo"

Otro de los hechos que indicarían que la posible investidura de Sánchez esté más cerca es que la primera parte del calendario ya se puso sobre la mesa esta semana. El Rey ha activado la ronda de consultas para recibir a los 19 representantes políticos del Congreso (todos a excepción de ERC, EH Bildu y la CUP) los próximos 10 y 11 de diciembre, lo que supone una ronda exprés —la mayor por número de portavoces hasta el momento— en apenas dos días. El objetivo, tal y como viene recogido en el mandato constitucional, es el que el monarca constate por la información que reciba de los partidos si hay un candidato con los suficientes apoyos para resultar investido.

Sánchez rehúsa dar detalles de la estructura de Gobierno y del reparto de ministerios. El programa lo están trabajando Echenique y la ministra Montero

El deseo de ambas partes pasa así por tener Gobierno "cuanto antes" y poder arrancar 2020 con un Ejecutivo que ya no esté en funciones. Desde Unidas Podemos, son optimistas en que así pueda suceder, pero, con todo, aseguran que Sánchez e Iglesias no se han fijado una fecha límite. "No hay ningún 'deadline", insisten, por lo que tampoco les preocuparía en demasía si la investidura se va al mes de enero. Lo trascendente, concluyen, es contar con un Gobierno. "Lo importante es que haya investidura", señaló Iglesias. "Estoy pensando más en el qué que en el cuándo", ilustró el líder socialista.

Sánchez e Iglesias perfilan su programa y buscan una investidura antes de final de año

El jefe del Ejecutivo confirmó que lo que queda pendiente de abordar con Podemos es rematar el programa, porque la estructura del nuevo Gobierno la tiene ya prácticamente "cerrada", según confió a los periodistas. No quiso dar detalle alguno de cómo será el reparto de ministerios con los morados. Tampoco de los nombres. Sí adelantó que habrá "novedades" respecto a su Gabinete actual.

Políticas sociales

Sánchez se mostró ante los periodistas "ilusionado" con su Ejecutivo de coalición. De hecho, incidió en que está muy satisfecho de su relación con Iglesias y le agradeció su actitud prudente, puesto que entrar en el Gobierno le supondrá caer en contradicciones con sus posicionamientos de origen. ¿Qué le ha hecho encontrarse ahora más a gusto con Unidas Podemos, cuando en septiembre decía que era imposible? El presidente respondió que tanto él como Iglesias han entendido el mensaje de la ciudadanía. Es decir, que él pidió a los electores reforzarse, y no fue así, por lo que ahora tiene que jugar con las piezas que los votantes le han dado. El secretario general restó toda importancia a las polémicas internas que han estallado en Podemos, con acusaciones cruzadas de acoso y de prácticas irregulares, por "respeto" a sus dinámicas interiores. También presumió del apoyo del que cuenta en el seno del PSOE.

El jefe del Ejecutivo se muestra "ilusionado" con el Gobierno de coalición, pese a que antes renegó de él. Alega que Iglesias y él han captado el mensaje

La prueba de la buena relación entre las formaciones progresistas, dijo, se vio el día de la constitución de las Cortes de esta XIV Legislatura. Frente a una izquierda que actuó de manera coordinada y que logró hacerse con seis de los nueve puestos a reparto, se vio a una derecha (PP, Cs y Vox) "rota".

Según explican fuentes cercanas a las negociaciones, la fiscalidad progresiva será uno de los pilares del acuerdo para financiar políticas sociales que refuercen el Estado de bienestar, incluyendo una subida del impuesto de sociedades y creación de algún nuevo tributo, que según lo que se está poniendo sobre la mesa podría materializarse en un impuesto de patrimonio a las grandes fortunas o la denominada tasa Google a las grandes tecnológicas, así como un mayor control sobre sicavs y socimis.

La vicepresidenta, Carmen Calvo, y las ministra de Justicia y Hacienda en funciones, Dolores Delgado y María Jesús Montero; el presidente del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes (2d), y el presidente del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas (d), durante la sesión solemne en el Congreso de los Diputados con motivo de la celebración del 41º aniversario de la Constitución. (EFE)
La vicepresidenta, Carmen Calvo, y las ministra de Justicia y Hacienda en funciones, Dolores Delgado y María Jesús Montero; el presidente del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes (2d), y el presidente del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas (d), durante la sesión solemne en el Congreso de los Diputados con motivo de la celebración del 41º aniversario de la Constitución. (EFE)

Resistencias en vivienda o energía

Más resistencias se han presentado durante las negociaciones durante las negociaciones en materia de vivienda o de bajada de la factura de la luz. Así, la resistencia de los socialistas a implementar en el programa de gobierno medidas encaminadas a intervenir el mercado, principalmente el control de los precios del alquiler en las zonas tensionadas, ha provocado que se descarte tener esta cartera, que seguiría dependiendo del Ministerio de Fomento, dirigido hasta el momento por José Luis Ábalos.

Las reticencias del PSOE a introducir medidas que controlen el mercado de la vivienda ha hecho que los morados descarten esa cartera en el Gabinete

En materia energética los morados también han asumido limitaciones, dando por hecho que no podrán sacar adelante una de sus medidas estrella, encaminada a bajar el precio de la luz: la creación de una empresa pública eléctrica. El Ministerio para la Transición Ecológica, por tanto, seguirá bajo la batuta de la socialista Teresa Ribera.

La única vía en la que el PSOE está centrado es esta, la de los 169 escaños (los posibles síes de PSOE, Unidas Podemos, Más País, PNV, Partido Regionalista de Cantabria, BNG, Teruel Existe y Coalición Canaria-Nueva Canarias) más las 13 abstenciones de ERC. No obstante, Sánchez sí deploró la actitud de Ciudadanos, por alinearse con la ultraderecha de Vox y con el PP. De la formación de Pablo Casado lamentó su falta de "sentido de Estado". De hecho, el presidente aseguró que estaba demostrando más ese "sentido de Estado" el PRC, con un único diputado en el Congreso, que el PP, con 89.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
28 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios