ENTREVISTA EN 'AL ROJO VIVO' (LA SEXTA)

Sánchez: "No dormiría por la noche, como el 95%" de la gente, con Podemos en el Gobierno

El presidente multiplica los ataques contra Iglesias y contrasta su actitud con la de Errejón, a quien elogia por tender la mano al PSOE y emitir señales "esperanzadoras". Hace pedagogía del 10-N

Foto: Pedro Sánchez, durante su entrevista con Antonio García Ferreras en 'Al rojo vivo', este 19 de septiembre en la Moncloa. (Borja Puig de la Bellacasa | Moncloa)
Pedro Sánchez, durante su entrevista con Antonio García Ferreras en 'Al rojo vivo', este 19 de septiembre en la Moncloa. (Borja Puig de la Bellacasa | Moncloa)

Sin concesiones. Brutal. Pedro Sánchez no tiene ya miramientos con Unidas Podemos. La batalla en las urnas ha comenzado y el PSOE no tiene ninguna intención de relajar sus ataques hacia Pablo Iglesias. No solo reitera sin cesar que ha impedido por "cuarta vez" su investidura como presidente. No solo insiste en que su planteamiento de coalición era, es y será "inviable", porque buscaba "dos gobiernos en uno". Ahora da un paso más allá: con los morados en el Ejecutivo, con carteras como Hacienda, Seguridad Social o Transición Ecológica en sus manos, directamente, "no dormiría por las noches, como el 95% de los ciudadanos". Y otro paso más: contrasta la actitud de Iglesias, al que pinta como un intransigente, con la de Íñigo Errejón, que podría regresar a la política nacional para el 10-N, de quien percibe respuestas "positivas y esperanzadoras".

El presidente en funciones mantenía este jueves, en un especial nocturno de 'Al rojo vivo' (La Sexta) dirigido por el periodista Antonio García Ferreras, la primera entrevista tras la confirmación de que habrá finalmente elecciones el 10 de noviembre. Sus primeras palabras tras la comparecencia desprovista de autocrítica que protagonizó el martes, al concluir la ronda del Rey con los líderes políticos.

[Consulte aquí en PDF la transcripción íntegra de la entrevista a Pedro Sánchez en La Sexta]

Sánchez necesitaba hacer pedagogía, explicar por qué se ha llegado hasta aquí. Empleó argumentos conocidos, ahora expuestos en 'prime time', en horario de máxima audiencia. En una actitud algo más exigente que la manifestada 48 horas atrás, dijo compartir el "hastío", la "frustración", la "contrariedad" que puedan sentir los españoles por tener que volver a votar, pero "más que eso" le preocupa la situación de "interinidad" que vive España desde hace cinco años, por lo que se hace urgente que haya una "mayoría más amplia y una legislatura estable", un Ejecutivo que haga frente a los "desafíos" más importantes.

El presidente asegura que "esta misma noche" tendría una crisis de Gobierno por la posición de los comunes respecto a la sentencia del 'procés'


"La ciudadanía es muy consciente de que tenemos que cerrar esta fase de inestabilidad política y electoral", reflexionó, para afrontar retos como el sostenimiento de las pensiones, la exclusión social, la lucha contra la violencia de género, la emergencia climática, la sentencia del 'procés' o la eventualidad de un Brexit duro. Por ello, pidió a los electores, como hiciera el martes, que voten de nuevo "con contundencia, con participación, para legitimar el resultado electoral y abrir un horizonte de estabilidad".

"Poca experiencia política"

Pero, a partir de ahí, Sánchez se empleó a fondo en los ataques a Unidas Podemos. Reconoció que ahora podría ser presidente del Gobierno con su apoyo, pero tendría que haber transigido con el modelo de coalición que Iglesias quería. "Tendría que haber aceptado que el ministro de Hacienda, el de la Política Energética o el que se encarga de la Seguridad Social fuera una persona del círculo cercano de Pablo Iglesias, con poca experiencia política o de gestión. Yo sería presidente del Gobierno. Pero sería un presidente del Gobierno que no dormiría por la noche junto con el 95% de los ciudadanos de este país, que tampoco se sentiría tranquilo, incluso votantes de UP. Por eso no acepté su propuesta". Aquella sentencia, por su expresividad, era letal. Un misil hacia los morados en pleno arranque de la precampaña.

¿Mantiene el 'no es no' a la coalición? "Yo no diría un 'no es no', pero si se ha demostrado algo en estos meses, es que el planteamiento de UP es inviable"

Es cierto que la propuesta a la que llegaron socialistas y UP en julio, y que Iglesias rechazó, no era esa, puesto que Sánchez ofreció una vicepresidencia social y los ministerios de Sanidad, Igualdad y Vivienda. Pero Sánchez recordó que la idea inicial de Podemos era quedarse con alguna de esas áreas nucleares de todo Ejecutivo. "Hay también una propuesta que subyacía en el Gobierno de coalición de Iglesias, y era tener dos gobiernos en uno. Uno del PSOE y otro de Unidas Podemos". Ahora sería presidente, sí, pero "esta misma noche" tendría "una crisis de Gobierno" porque los comunes y su líder, Ada Colau, han vuelto a insistir en que si la sentencia del Tribunal Supremo contra los cabecillas del 'procés' es condenatoria, habrá que salir a la calle a manifestarse a favor de quienes son "presos políticos". El PSC gobierna con Colau en el Ayuntamiento de Barcelona, admitió, pero una cosa es la política municipal y otra muy distinta el Ejecutivo central.

Sánchez: "No dormiría por la noche, como el 95%" de la gente, con Podemos en el Gobierno

Una y otra vez, Sánchez quiso remarcar que era mejor ir a elecciones que aceptar el esquema de Iglesias. "Claro que tengo la responsabilidad [como actor político, de la repetición de los comicios], porque soy la primera fuerza del país, pero he aprendido que la solución más cómoda y más fácil no es la mejor. He antepuesto el interés general, la gobernabilidad, un Gobierno que funcione, cohesionado, compacto, con una única dirección, que no se paralice por sus propias contradicciones internas". El jefe del Ejecutivo se mostró convencido de que de haber aceptado la propuesta morada, el Gabinete estaba "condenado a fracasar​" en cuestión de meses y España se habría visto abocada a elecciones en muy poco.

Sánchez: "No dormiría por la noche, como el 95%" de la gente, con Podemos en el Gobierno

"Gobierno bicéfalo"

¿Mantiene por tanto su 'no es no' a un Gobierno de coalición?, le preguntó García Ferreras. "Yo no diría un 'no es no', pero si se ha demostrado algo en estos meses, es que el planteamiento de Gobierno de coalición de Unidas Podemos es inviable", respondió el presidente. Eso no significa que socialistas y morados no puedan entenderse en "políticas concretas", como ha sucedido en el último año, del que se siente muy satisfecho, aunque a ambas fuerzas les separan "serias discrepancias" en cuestiones de Estado con el abordaje del desafío soberanista en Cataluña. Sánchez, por tanto, se intentaba mostrar cauto, no cerrar completamente la puerta a la fórmula de un Ejecutivo bipartito en el futuro, aunque esa rendija es muy estrecha, porque no estuvo antes ni está ahora dispuesto a aceptar las "imposiciones" de Unidas Podemos y su concepción de "dos gobiernos en uno", que sería totalmente disfuncional. Por la mañana, el candidato trasladó a la ejecutiva socialista que no sería factible un Gabinete de coalición tras el 10-N.

Sánchez dice que no ha hablado con Errejón pero sí encuentra "diferencias muy notables" entre sus estrategias y sus modos y los de Iglesias

Sánchez reconoció que él siempre tuvo, desde el principio, "serias dudas" respecto a la entrada de UP en el Ejecutivo. Y aceptó negociar, hasta cederles una vicepresidencia y tres ministerios. Propuesta que los morados "despreciaron" porque veían esos departamentos como "jarrones chinos". Sigue creyendo que Iglesias no puede sentarse en el Consejo de Ministros, porque crearía una situación "inédita de Gobierno bicéfalo", dado que serían dos líderes en un mismo Gabinete. Por eso no puso problemas en julio, dijo, a que Irene Montero, que mantiene las mismas tesis que Iglesias, ocupara una vicepresidencia. El jefe podemista ya ha advertido de que tras el 10-N no admitirá que Sánchez le vete de nuevo.

El líder socialista mantuvo así frialdad y tono de combate respecto a quien no obstante definió (aunque le costó admitirlo) como "socio preferente", Unidas Podemos, a quien le acercan las políticas sociales pero le separan cuestiones de Estado.

Sánchez: "No dormiría por la noche, como el 95%" de la gente, con Podemos en el Gobierno

Las palabras utilizadas por Sánchez con Iglesias contrastaban por completo con las empleadas para referirse a Errejón, con quien reconoció que no había hablado. Si Podemos ha demostrado que "si no se hace lo que Iglesias dice y decide es capaz" de arramblar con todo —incluso facilitar que Manuela Carmena perdiera el Ayuntamiento de Madrid, ilustró—, al jefe de Más Madrid lo ve haciendo cosas "esperanzadoras" y "positivas". Errejón, recordó, admitió que habría aceptado la propuesta que el PSOE hizo a los morados y hubiera facilitado la formación de un Ejecutivo progresista, y se mostró dispuesto a prestar sus votos a Ángel Gabilondo para que fuera presidente madrileño aunque contara con el apoyo de Cs con tal de echar al PP de la región y que Vox no tuviera influencia. Hay "diferencias muy notables" entre las estrategias de Podemos y Más Madrid, y también de cómo entienden la política Iglesias y Errejón. Este mismo jueves, el número tres del PSOE, José Luis Ábalos, afirmaba que el partido no está preocupado por el posible salto del exportavoz morado a la política nacional, que procede del espacio que está a su izquierda, así que quien debe inquietarse es Podemos.

Sánchez: "No dormiría por la noche, como el 95%" de la gente, con Podemos en el Gobierno

"Más información" que el 28-A

Sánchez consideró de "ciencia ficción" que pudiera pactar un Ejecutivo de coalición con Rivera, porque si ese hubiera sido su propósito no iría España a elecciones. Además, igual que con Podemos, separan a su partido de Cs las cuestiones de Estado, porque los naranjas pretenden por ejemplo la suspensión indefinida de la autonomía de Cataluña. Entonces aprovechó para mostrar firmeza, algo que también le ayuda a dirigirse a los desencantados con Rivera. Ante la pregunta de si aplicaría de nuevo el 155, señaló que el Gobierno utilizará "todos los resortes del Estado para defender el orden constitucional, el Estatuto de Autonomía en Cataluña, la convivencia en la soberanía nacional y la integridad territorial". "No le quepa duda a nadie de eso", sostuvo.

El Gobierno utilizará "todos los resortes del Estado para defender el orden constitucional" en Cataluña, incluso el 155. "No le quepa a nadie duda de eso"

Para Sánchez, las elecciones del 10-N han de ser vistas como una "gran oportunidad", porque no tienen por qué arrojar un resultado "similar" al de las generales del 28 de abril. Ahora, los españoles tienen "más información", que entonces no tenían. Hoy "saben" que Unidas Podemos, reiteró, ha impedido de nuevo su elección y que Cs prefiere pactar con la ultraderecha de Vox antes que hacerlo con los socialistas. El líder del Ejecutivo aprovechó para acusar a las derechas de "patrimonializar" no solo la bandera y la Constitución, sino también el mismo nombre de España, al hablar de la iniciativa España Suma. Las formaciones conservadoras solo saben construir una sociedad "en la que solo caben ellos", denunció.

Sánchez: "No dormiría por la noche, como el 95%" de la gente, con Podemos en el Gobierno

El PSOE asumirá en su programa las 370 medidas ofrecidas a UP y creará un comité fiscalizador

El presidente en funciones y candidato socialista anunció que el programa del PSOE para el 10-N incorporará las 370 medidas consensuadas con colectivos y agentes sociales este pasado agosto y que ofreció a Unidas Podemos

No solo eso. Creará, si sigue siendo jefe del Ejecutivo, un comité específico integrado por la sociedad civil para "evaluar y fiscalizar el grado de cumplimiento" del programa socialista. Pedro Sánchez aseguró que ese comité no estaría dentro del Gobierno, pero sí sería un órgano "aledaño" al Ejecutivo. Los socialistas plantearon a los morados, en su última propuesta, un acuerdo programático, una triple garantía de cumplimiento de lo firmado (una oficina dependiente de Hacienda, sendas comisiones de seguimiento en Congreso y Senado y la fiscalización de la sociedad civil) y puestos para UP en organismos públicos. Ahora, Sánchez asume ese órgano evaluador para el 10-N. 

La entrevista en La Sexta contuvo algunas preguntas sobre cuestiones económicas. Así, se reafirmó en el compromiso de aumentar el salario mínimo hasta el 60% del salario medio, de acuerdo con la Carta Social Europea. También prometió que los jubilados verán revalorizada su pensión conforme al IPC (no precisó si aprobará un real decreto-ley estando en funciones para que se actualicen las prestaciones el 1 de enero de 2020) y que los funcionarios verán también crecer su salario, como se acordó con los sindicatos. 

También adelantó que el Consejo de Ministros de este viernes aprobará un real decreto-ley de ayudas extraordinarias a las zonas del sureste peninsular afectadas por la gota fría

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
72 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios