DÍA DE LA CONSTITUCIÓN EN EL CONGRESO

Un 6-D desvaído sin Cayetana ni Abascal, con barones y a la espera de si hay Gobierno

El Congreso concentró una vez más a los principales líderes políticos y dirigentes territoriales, pero también fueron llamativas algunas ausencias. Los corrillos echaban humo

Foto: Espinosa de los Monteros, Pablo Iglesias e Inés Arrimadas en el Día de la Constitución. (EFE)
Espinosa de los Monteros, Pablo Iglesias e Inés Arrimadas en el Día de la Constitución. (EFE)

El Congreso se vistió de gala un 6 de diciembre más para celebrar, en esta ocasión, el 41 aniversario de la Constitución. Todas las miradas estaban puestas en Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, ahora que las consultas con el Rey están fijadas en el calendario. El presidente en funciones, que se alegró de que el día de hoy coincidiera con una manifestación en Madrid por la emergencia climática, despachó las preguntas de los periodistas sobre la formación de Gobierno, asegurando que “durante el off” habría tiempo de comentar. El acto institucional transcurrió de forma rápida con unas palabras de la presidenta de la Cámara, Meritxell Batet, reelegida justamente este martes.

Las puertas del salón de Pasos Perdidos se abrieron y los corrillos y ‘selfies’ se despararon. El presidente en funciones se reconoció “ilusionado” y no dudó en recalcar que las cosas marchan y que la sintonía con Unidas Podemos es plena. Ni una palabra sobre ERC, socio necesario en todo este acuerdo, que otro año más no apareció en los actos institucionales por la Constitución. Iglesias llegó escoltado por Ione Belarra y Noelia Vera y, por primera vez, formó colas de saludos (incluidos embajadores). El futuro vicepresidente debían pensar.

Pablo Casado, Alfonso Fernández Mañueco e Isabel Díaz Ayuso. (EFE)
Pablo Casado, Alfonso Fernández Mañueco e Isabel Díaz Ayuso. (EFE)

En la otra punta de la sala volvía a aparecer Íñigo Errejón como diputado, acompañado de buena parte de su equipo madrileño de Más Madrid. Entre los excolegas no hubo saludo. El excandidato a presidir la Comunidad sí dejó ver el buen rollo que mantiene con el socialista Ángel Gabilondo.

La familia de Ciudadanos también presentó una imagen completamente distinta a la vivida en años anteriores. Lideraba el grupo Inés Arrimadas, presidenta y portavoz del grupo parlamentario, que estuvo charlando un rato con el presidente del PP, Pablo Casado. Ambos aseguraron que mantienen una relación estupenda y que la comunicación es fluida. Arrimadas estuvo acompañada del eurodiputado Luis Garicano y de otros compañeros de escaño como Edmundo Bal (su portavoz adjunto), Marta Martín, María Muñoz y Mari Carmen Martínez, y algunos senadores como Ruth Goñi y Fran Carrillo. Estuvieron también la vicealcaldesa y vicepresidente de Madrid, Begoña Villacís e Ignacio Aguado, y la consejera de Cultura, Marta Rivera.

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, saluda a las presidentas del Congreso y del Senado. (EFE)
El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, saluda a las presidentas del Congreso y del Senado. (EFE)

Entre los populares desfiló buena parte del grupo parlamentario popular, aunque Casado estuvo acompañado en todo momento po su secretario general, Teo García Egea, y por Javier Maroto. La que no estuvo fue Cayetana Álvarez de Toledo, que prefirió desplazarse al País Vasco donde acompañó a Alfonso Alonso y a Rosa Díez en otro acto. Por primera vez no estaba en el Congreso la portavoz del principal grupo de la oposición. Además de con Arrimadas, Casado no evitó compartir un rato Iván Redondo, director de gabinete y el hombre que susurra al presidente, y con Félix Bolaños, secretario general de la presidencia. No trascendieron detalles, pero difícilmente hablaban de la investidura porque el PP lo tiene claro: no se moverá.

Otra ausencia señalada fue la de Santiago Abascal. El líder de Vox no se dejó ver por el Congreso. El secretario general del partido, Javier Ortega Smith, explicó rápidamente que el presidente de su partido había querido viajar a Barcelona a una manifestación en defensa de la Constitución acompañado de Jorge Buxadé. El lugar de Abascal fue sustituido por su portavoz parlamentario, Iván Espinosa de los Monteros, que compartió sitio con Iglesias y Arrimadas. También quiso estar en la Cámara la líder madrileña del partido de ultraderecha, Rocío Monasterio.

El presidente de la Junta de Extreemadura, Guillermo Fernandez Vara, el de la Junta de Castilla-La Mancha, Emiliano Garcia Page; y la de Navarra, Maria Chivite. (EFE)
El presidente de la Junta de Extreemadura, Guillermo Fernandez Vara, el de la Junta de Castilla-La Mancha, Emiliano Garcia Page; y la de Navarra, Maria Chivite. (EFE)

Además de las ausencias de los representantes de la ahora ‘nueva política’ que tanto claman por defenden el orden constitucional, la fotografía de este 6-D distó mucho de la del año pasado, cuando el 40 aniversario implicó un acto solemne en el hemiciclo presidido por los Reyes y que contó con la presencia de muchos invitados ilustres. Entonces acudieron expresidentes del Gobierno que, en esta ocasión, solo estuvieron presentes por quienes los mencionaron. Algo se escuchó del libro de Rajoy.

Los que no faltaron, como es habitual, fueron los presidentes de muchas comunidades autónomas. Empezando por la madrileña, Isabel Díaz Ayuso; el de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco; el de Galicia, Alberto Núñez Feijóo; el de Murcia, Fernando López Miras; la de Navarra, María Chivite; el de Extremadura, Guillermo Fernández Vara; y el de Castilla La-Mancha, Emiliano García-Page.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios