EL ABOGADO: "INVESTIGABA LA NUEVA SEDE"

El lodazal de Podemos: un cóctel de intrigas, clanes, despidos, acoso y corrupción

El letrado despedido afirma que en octubre denunció a sus superiores a la Agencia de Protección de Datos. Las denuncias cruzadas enfangan Podemos en el momento más crítico

Foto: Los diputados de Podemos en el Congreso. (EFE)
Los diputados de Podemos en el Congreso. (EFE)

La guerra en Podemos ha bajado al fango. Dos de las personas clave para controlar internamente el funcionamiento del partido han reventado la paz en el peor momento para Iglesias. La responsable de Cumplimiento Normativo, Mónica Carmona, y el abogado del partido y responsable de Protección de Datos, José Manuel Calvente, han lanzado graves acusaciones sobre Podemos. Han denunciado que estaban investigando sueldos por encima de los estatutos, manipulación de primarias, adjudicaciones a dedo a afines, como la reforma de la sede de Podemos, y que por eso fueron despedidos. El partido asegura que todo responde a una venganza porque Calvente ha sido despedido por acoso sexual a una extrabajadora.

Calvente no es cualquiera en Podemos. Aunque no haya estado en primera línea política, sí lleva desde el inicio en la cocina del partido. Coordinador del equipo legal desde junio de 2014, cuando se profesionalizó el partido después de sacar cinco escaños en las europeas, Calvente ha defendido al partido en causas penales. Ha sido incluso el abogado de Iglesias en sus pleitos. "Si alguien sabe de estas cosas es él, siempre ha estado en la pomada", resume una fuente que conoce Podemos desde el principio.

Calvente no es cualquiera en Podemos. Aunque no haya estado en primera línea política, sí lleva desde el inicio en la cocina del partido

Calvente es una persona de confianza de Gloria Elizo. La vicepresidenta tercera del Congreso, abogada de formación, ha ido perdiendo poder orgánico últimamente. Su pareja, anterior gerente, está ahora destinado en el grupo parlamentario en Bruselas. La entrada de Alberto Rodríguez como secretario de Organización fue desplazando a Elizo y su equipo. Significativamente, la carta de Carmona al Consejo Estatal de Podemos llegó un día después de que Elizo fuese nombrada vicepresidenta del Congreso a propuesta de Podemos. Allí ya es inamovible.

Elizo y Calvente han llevado el equipo jurídico que, por ejemplo, está de acusación en el caso Villarejo. Es en ese grupo donde se gesta esta crisis interna. Según Calvente, una de las abogadas fue apartada por Elizo por perjudicar la causa. Ahí, las versiones ya difieren radicalmente. Calvente afirma que en primavera puso una querella a esta trabajadora por injurias cuando esta empezó a decir que él la había apartado y acosado y está pendiente de una conciliación. El partido lo despidió el pasado lunes por burofax. Lo hizo con una carta de 19 páginas en la que incluye mensajes de él a ella y que justificarían un despido disciplinario por acoso sexual y laboral. Ni Elizo ni la abogada que lo denunció han querido hablar para este diario.

Con la llegada de Rodríguez, el equipo de Elizo fue perdiendo peso. (EFE)
Con la llegada de Rodríguez, el equipo de Elizo fue perdiendo peso. (EFE)

Calvente y Carmona insisten en que en realidad lo que pretende el partido es tapar sus investigaciones de irregularidades. Aunque sin mostrar documentación alguna, afirman que tenían expedientes abiertos que afectan a varias áreas del partido. Contrataciones a dedo a empresas próximas a cargos de Podemos incumpliendo la ley de contratos públicos, sueldos por encima de lo que marcan los estatutos. Por teléfono, Calvente explica que uno de los casos que tenía bajo la lupa es la reforma de la sede de Podemos, adjudicada el 3 de junio, un día antes de que Rodríguez sustituyera a Pablo Echenique. La reforma salió a licitación por 649.936 euros pero fue adjudicada por el doble, 1,36 millones.

Carmona está esperando su despido. Aunque Podemos no la acusa de acoso, los considera un tándem. El caso acabará en los tribunales. Ella ha defendido a Calvente: "No pensé que llegarían tan lejos". En su carta a la cúpula de Podemos, afirma: "El motivo del cese de don José Manuel Calvente ha sido un despido disciplinario por hechos inventados y rotundamente falsos". Sin ellos, dos de las tres patas de control interno de Podemos quedarán vacantes. Solo el financiero, Dennis McGuire, sigue en el cargo.

Calvente afirma que el pasado mes de octubre denunció ante la Agencia de Protección de Datos a Rodríguez y a Rocío Val, nombrada gerente a principios de año y que sustituyó al marido de Elizo. El tándem de controladores afirma que Calvente nunca pudo defenderse ante el comité de salud laboral, como marca la norma de Podemos, y que este órgano ha sido convocado para la semana que viene, después del despido.

Podemos ha sido acusado por informes policiales sin base, pero ahora no puede decir que sean las cloacas del Estado. Quizá, las cloacas de Podemos

El caso se ha convertido en un partido de graves acusaciones cruzadas. El ventilador funciona a toda máquina. El partido cree haber desactivado las acusaciones al conocerse el caso de acoso. Pero los precedentes señalan que hay versiones que parecen contradictorias pero acaban siendo compatibles. Luis Bárcenas tenía dinero en Suiza y a la vez lo que contó de la caja B del PP era cierto.

Podemos no entra a desmentir una por una las irregularidades que denuncian Carmona y Calvente, pero señala que todo está en orden y que Calvente miente y estudia acciones legales contra él. Pero en el partido hay inquietud. Historias sobre anomalías en Podemos han circulado muchas, pero hasta ahora no habían salido de la boca de alguien de la fontanería más profunda. Podemos ha sido acusado en el pasado por informes policiales sin base, pero ahora no puede decir que esto sean las cloacas del Estado. Si acaso, las cloacas de Podemos.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
63 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios