A DOS DÍAS DEL ARRANQUE DEL 39º CONGRESO

Sánchez ficha al exjefe de Change.org para su ejecutiva e incorpora a Elorza y Parlon

Ferraz avanza los nombres de los nuevos secretarios de Emprendimiento, Ciencia e Innovación; Transparencia y Democracia Participativa y Cohesión Social. El ugetista Toni Ferrer asume Empleo

Foto: Francisco Polo, nuevo miembro de la ejecutiva de Pedro Sánchez, en la sede de Change.org. (Kike Villarino)
Francisco Polo, nuevo miembro de la ejecutiva de Pedro Sánchez, en la sede de Change.org. (Kike Villarino)

La nueva ejecutiva de Pedro Sánchez va poblándose de más rostros, aunque aún sigue sin despejarse la incógnita principal, quién ocupará la portavocía parlamentaria de forma definitiva. Nombres nuevos como el exdirector de la plataforma Change.org y activista LGTB Francisco Polo; la alcaldesa de Santa Coloma de Gramenet (Barcelona), Núria Parlon; el diputado guipuzcoano Odón Elorza o el histórico escudero de Cándido Méndez en UGT, Toni Ferrer.

Los cuatro se sentarán en la nueva dirección del secretario general que será refrendada por el millar de delegados socialistas en el 39º Congreso Federal que arranca este viernes en Madrid. Y de ellos, los tres primeros ya han sido confirmados oficialmente por el equipo de Sánchez. De ellos, la entrada que parecía más segura era la de Parlon, por haber sido el apoyo fundamental de su campaña de primarias en el PSC, donde obtuvo un imbatible 81,90% de los votos. Ella se encargará de la nueva cartera de Cohesión Social e Integración. Elorza, exalcalde de San Sebastián, y uno de los principales activistas de su candidatura, el hombre que se ha pateado España antes incluso de que él diera el paso adelante, encajaba tanto para la ejecutiva como para asumir más responsabilidades dentro del grupo. Al final, Sánchez lo destina a su cúpula, como responsable de Transparencia y Democracia Participativa.

El líder quiere que Polo haga del talento de los emprendedores y científicos "la auténtica marca España". Es uno de los activistas del colectivo LGTB

Con el fichaje de Paco Polo (Valencia, 1981) sí que no se contaba en las quinielas. Será el nuevo secretario de Emprendimiento, Ciencia e Innovación, una cartera que el PSOE entiende que le encaja como anillo al dedo por su trayectoria profesional. Polo, licenciado y máster en Derecho por ESADE, atesora una larga carrera como emprendedor y activista por los derechos LGTBI y por la "regeneración democrática y la justicia social". En 2010 fundó la plataforma de peticiones colectivas Actuable, que en 2012 se fusionó con Change.org, de la que fue director hasta abril de 2017. Bajo su batuta, como recordaba el PSOE, Change.org alcanzó los 12 millones de usuarios en España, siendo "el país con una mayor proporción de usuarios de la plataforma y más impacto social en todo el mundo". Polo ha recibido numerosos reconocimientos públicos. Uno de los más recientes es el que le entregó una revista del sector como Emprendedor del Año 2016.

Los diputados Odón Elorza y Adriana Lastra, el pasado 29 de mayo en el Congreso. (EFE)
Los diputados Odón Elorza y Adriana Lastra, el pasado 29 de mayo en el Congreso. (EFE)


Ahora, Polo se hará cargo de un departamento estratégico para el crecimiento económico en España y para hacer de ella, subraya Ferraz, "un paraíso del talento". Sánchez le ha pedido que trabaje para que los emprendedores, los científicos y los innovadores "puedan hacer de su talento la auténtica marca España, convirtiéndola en un país referente para ellos". Polo, aunque proceda del mundo del activismo y de los nuevos modelos de empresa, no es un desconocido en el PSOE. Llegó al partido de la mano de la ex vicesecretaria general Elena Valenciano —cuando ella dirigía el área de Política Internacional, en tiempos de José Luis Rodríguez Zapatero, como apoyo de la dirigente en temas de América Latina y de trabajo en redes sociales— y bajo la bandera del matrimonio homosexual, aunque luego se desencantó y se dio de baja como militante y regresó a la formación para estas primarias, aunque como afiliado directo, sin depender de ninguna agrupación local. En esta nueva vida en el PSOE se ocupará de un departamento que en las últimas ejecutivas dependía de la diputada murciana María González Veracruz, aunque ahora se le añade la etiqueta Emprendimiento.

Núria Parlon (Barcelona, 1974), es alcaldesa de su localidad y también secretaria de Política Municipal del PSC dentro de la ejecutiva de Miquel Iceta. Ella formó parte del segundo 'Gobierno del cambio' de Sánchez —el 'comité de notables' que montó para las elecciones del 26-J—, como encargada de Políticas Sociales, y compitió en el otoño pasado contra Iceta para intentar hacerse con las riendas del partido hermano, pero no pudo vencerle y se hizo con el 45,86% de las papeletas. Ambos, no obstante, defendieron en "no es no" a Mariano Rajoy hasta el final. Y, cuando comenzó la carrera por el liderazgo del PSOE, Parlon eligió al que luego se demostraría caballo ganador, Pedro Sánchez, para quien se volcó en estos meses, ayudada, entre otros, por el primer edil de Viladecans, Carles Ruiz, o el exsenador Carles Martí.

Política "a pie de calle"

La regidora compatibilizará la alcaldía de su ciudad —que dirige desde 2009— con su nueva responsabilidad federal y, de momento, con la estratégica área de Política Municipal dentro de la dirección del PSC, aunque puede que acabe cediendo esa tarea ya que Sánchez quiere impulsar la cultura de "un militante, un cargo". No obstante, la dirigente catalana no dejaría de tener silla en la cúpula de su partido, ya que los miembros de la ejecutiva del PSOE son miembros natos, como vocales, de la del PSC. Parlon, en Ferraz, será la encargada de impulsar "una de las grandes señas de identidad del PSOE, la lucha contra las desigualdades sociales, la justicia social y el bienestar social". Su antecesora directa es la senadora asturiana Luisa Carcedo —fue responsable de Bienestar Social de la primera ejecutiva del madrileño—, que ahora podría hacerse con la portavocía del partido en la Cámara Alta, en sustitución del también asturiano Vicente Álvarez Areces, aunque para este cargo también suena el burgalés Ander Gil.

Para Parlon, rival de Iceta en 2016, las "políticas sociales no son un instrumento asistencialista, sino una herramienta para la redistribución y la equidad"

Desde su trabajo en el Ayuntamiento, y como diputada en el Parlament de 2012 a 2015, Parlon "ha destacado por su pasión por la política 'a pie de calle' —ese es su 'hashtag' en Twitter— y su trabajo a favor de la igualdad de oportunidades y de derechos de la ciudadanía. “Las políticas sociales no son un instrumento asistencialista, son un herramienta para la redistribución y la equidad e inciden sobre la mejora de las condiciones materiales de la ciudadanía y sobre la riqueza agregada de nuestro país”, en palabras de la alcaldesa recogidas en el comunicado de Ferraz. Parlon ha tenido tradicionalmente un perfil algo más soberanista que el de Iceta, aunque lo ha ido suavizando con el paso del tiempo. Hace pocos días, planteó revisar el acuerdo al que llegaron el PSC y la gestora para "mejorar y limar" ciertas cuestiones y hacer que ambos partidos "confluyan sin tutelas".

Núria Parlon, alcaldesa de Santa Coloma de Gramenet (Barcelona) y nueva secretaria de Cohesión Social e Integración del PSOE, el pasado 4 de junio en su localidad. (EFE)
Núria Parlon, alcaldesa de Santa Coloma de Gramenet (Barcelona) y nueva secretaria de Cohesión Social e Integración del PSOE, el pasado 4 de junio en su localidad. (EFE)


Elorza (San Sebastián, 1955), licenciado en Derecho y diputado por Guipúzcoa desde 2011, dirigirá el área de Transparencia y Democracia Participativa de la ejecutiva, otra cartera que cambia de nombre en esta nueva etapa —en la anterior, se llamaba Reformas Democráticas y su titular es el hoy presidente valenciano Ximo Puig, aunque Patxi López lideraba otra secretaría similar, Acción Política y Ciudadanía—. Elorza fue alcalde de San Sebastián durante cinco mandatos (desde 1991 hasta 2011) y presidió durante 12 años la Comisión de Movilidad y Transportes de la Federación Española de Municipios y Provincias, y otros ocho años la de Participación Ciudadana, Derechos Humanos y Gobernanza.

Activista de la candidatura

El parlamentario es un político difícilmente clasificable y ha nadado contracorriente con varias ejecutivas. No dejaba de ser un 'outsider' orgánico en el PSE y fue crítico tanto con Alfredo Pérez Rubalcaba como con Pedro Sánchez, hasta que en el último año sí se produjo un visible acercamiento, para convertirse en uno de los embajadores más potentes de su candidatura una vez descabalgado de Ferraz. Él fue uno de los 15 diputados del no a Rajoy. Elorza, dice el PSOE, "tiene por delante la tarea de consolidar y profundizar el compromiso del Partido Socialista con la transparencia, la ejemplaridad en la vida pública y la mejora de los procesos de participación ciudadana". "Un camino que ya echó a andar cuando se convirtió, en noviembre de 2014, en el primer partido político en España que firma un convenio con Transparencia Internacional".

El fichaje de Toni Ferrer se entiende como un claro guiño a los sindicatos y el preludio de una mayor sensibilidad hacia las centrales y el conflicto laboral

La regeneración debe traducirse, para el exregidor, "en la creación de cauces a la ciudadanía para lograr una democracia participativa en todas las instituciones, para hacer realidad la transparencia y la rendición de cuentas, reformar la ley de partidos y la ley electoral o eliminar los aforamientos y las puertas giratorias". Y supone también "desarrollar un nuevo modelo de PSOE, más abierto a la sociedad, innovador, laboratorio de ideas, escuela de democracia y participativo".

Toni Ferrer y Cándido Méndez, en octubre de 2014 en Madrid, cuando aún ocupaban la cartera de Acción Sindical y la Secretaría General de UGT. (EFE)
Toni Ferrer y Cándido Méndez, en octubre de 2014 en Madrid, cuando aún ocupaban la cartera de Acción Sindical y la Secretaría General de UGT. (EFE)


Otro de los fichajes más simbólicos, avanzado por eldiario.es, es el de Toni Ferrer, secretario de Acción Sindical de Cándido Méndez. El dirigente de UGT ya había dado el sí a Sánchez, pero este le pidió cierto margen para anunciarlo hasta tener algo más encajado el puzle de su ejecutiva. Su entrada, como confirmaron fuentes próximas y también de Ferraz, es ya un hecho, informa Carlos Sánchez.

Ibán García del Blanco, secretario de Cultura de la anterior ejecutiva de Sánchez y de la próxima, en junio de 2016. (EFE)
Ibán García del Blanco, secretario de Cultura de la anterior ejecutiva de Sánchez y de la próxima, en junio de 2016. (EFE)

Ferrer ha sido la persona clave en la central hermana, el que hizo posible que se volcara con el madrileño, como ya adelantó hace meses este diario. Él fue uno de los intervinientes en el acto con sindicalistas que el entonces candidato protagonizó en la capital en la recta final de la campaña, y en el que le definió como una persona "coherente" y "valiente", como el que podía actuar de "valladar" frente a la derecha.

La vuelta a la izquierda

Ferrer, que se integró en la candidatura de Miguel Ángel Cilleros en el último congreso confederal de UGT —y perdió frente a la de Pepe Álvarez—, asumirá la secretaría de Empleo, que en la anterior ejecutiva lideró Luz Rodríguez, la dirigente que acabó muy distanciada de Sánchez. Su incorporación supone sin duda un guiño a los sindicatos y un giro en una política central para un partido progresista. Supondrá una mayor sensibilidad del PSOE hacia el mundo laboral y la central hermana, y reforzará esa reubicación en la izquierda que quiere visualizar el secretario general. Ferrer trabajará codo con codo con el próximo secretario de Economía, el veterano Manu Escudero, coordinador del programa político de Sánchez junto con el sociólogo José Félix Tezanos, que si no hay cambios se quedará con el departamento de Ideas y Programas. Escudero y Tezanos relevan en sus puestos al madrileño Manuel de la Rocha Vázquez y a la catalana Meritxell Batet.

En otras tres carteras ya están bastante claros otros tres responsables. A pilotar Cultura regresará el leonés Ibán García del Blanco, uno de los hombres de confianza de Sánchez y uno de los que tampoco le abandonó ni en los peores momentos. En esta ocasión, no asumirá la secretaría de Movimientos Sociales, de la que tuvo que ocuparse tras la muerte del madrileño Pedro Zerolo, en 2015.

A Cultura regresará el leonés Ibán García del Blanco, y para Educación y Unión Europea se perfilan Luz Martínez Seijo e Iratxe García

De Educación, como avanzaba 'El Mundo', previsiblemente se encargará otra de las diputadas del no a Rajoy, la profesora palentina Luz Martínez Seijo, mujer también muy próxima a Sánchez y que en esta campaña se encargaba de la coordinación de actos. Y al área de Unión Europea retornaría la eurodiputada castellanoleonesa Iratxe García, que renunció a continuar como portavoz de la delegación española en Bruselas en cuanto tomó el mando la gestora. En estos dos últimos casos no hay aún confirmación oficial. También es esperable el reingreso de la zaragozana Susana Sumelzo.

La duda de la ubicación de Lastra

Una gran parte de la ejecutiva federal ya está desvelada antes siquiera de que comience el congreso del PSOE, algo insólito en la historia del PSOE pero que ha facilitado el lapso que ha mediado entre las primarias del 21 de mayo y el cónclave y el hecho de que por primera vez el secretario general pueda configurar su equipo de trabajo sin pactar con los territorios y sus barones, como era el procedimiento habitual. 

La gran incógnita que queda por despejar en el núcleo duro es cuál será la ubicación de la diputada asturiana Adriana Lastra. Ella es, sin género de dudas, la mujer de la mayor confianza de Pedro Sánchez y la que está llamada a ocupar un puesto de máxima relevancia en la nueva cúpula. En principio, su siguiente destino será la portavocía parlamentaria, un cargo de máxima visibilidad que requiere de mucha mano izquierda con los grupos y con los diputados, muchos de los cuales no verían del todo bien su nombramiento por su fuerte carácter. Además, ella tiene sobre todo un perfil orgánico, lo que ha hecho que en los últimos días se especule con que se complemente esa portavocía con la vicesecretaría general del PSOE, que es un puesto cuyas funciones son aquellas que le delegue el líder. 

El cierre del primer anillo de poder del partido se concretará en las próximas horas, previsiblemente el viernes, horas antes de la apertura formal del 39º Congreso Federal. Pero, pasada la moción de censura, la confirmación puede venir en cualquier momento. La buena actuación del portavoz provisional, José Luis Ábalos, sí ha animado a dirigentes a pensar que quizá Sánchez pueda reconsiderar su decisión inicial de ubicarle en la estratégica Secretaría de Organización. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios