"Aspiramos a lograr fondos europeos para invertir hasta 16.000 M en proyectos verdes"
  1. Empresas
Entrevista al CEO de Endesa, José Bogas

"Aspiramos a lograr fondos europeos para invertir hasta 16.000 M en proyectos verdes"

El primer ejecutivo detalla sus planes ligados a la reconstrucción poscovid y advierte sobre las nuevas cargas impositivas a la nuclear: "Vamos a tener que decirle al Gobierno que habrá que cerrar antes"

placeholder Foto: El consejero delegado de Endesa, José Bogas. (Foto cedida por Endesa)
El consejero delegado de Endesa, José Bogas. (Foto cedida por Endesa)

José Damián Bogas (Madrid, 1955), consejero delegado de Endesa, inicia curso con muchos deberes hechos, pero consciente de que en tiempos de agitación y crisis como el actual, ni la empresa energética más grande en el mercado español tiene su futuro asegurado. Desde su despacho de la sede central de la compañía del Ibex 35 en Madrid, que mira al incesante tránsito de coches de la M-40, Bogas concede una entrevista a El Confidencial. Empieza serio, pero poco a poco se acerca más al carácter cercano y desenfadado que se le atribuye en el mundo empresarial, y aliña las respuestas con anécdotas personales e ironías.

Durante algo más de hora y media, habla de la transición de la compañía hacia las renovables y su alineación con los objetivos medioambientales, de cómo utlizar los fondos europeos, de las salvaguardas bruselenses para que no se conviertan en un nuevo Plan E, de su relación con los accionistas italianos de Enel y por qué está convencido de que no venderán Endesa, de su relación con los sindicatos y con los 27.000 jubilados de la eléctrica, de la necesidad de cerrar antes las nucleares si se mantiene el nivel actual de impuestos... E incluso de cómo les ha salpicado la contratación del comisario Villarejo por parte de Iberdrola. Se calla poco. Y lo que se calla, se le entiende.

placeholder Sede social de Endesa en Madrid. (Foto: Endesa)
Sede social de Endesa en Madrid. (Foto: Endesa)

PREGUNTA. Las autoridades en Bruselas, y también el Gobierno de España, se han marcado como ejes principales de la reconstrucción tras la pandemia la inversión que genere valor, con la mirada puesta en la digitalización y el cambio climático. Algunos quieren aprovechar ese dinero para reinventar el país, pero también hay miedo a que no haya capacidad de absorción de esos fondos. ¿Cómo ve ese debate?

RESPUESTA. A diferencia de lo que ocurrió en la anterior crisis de 2008, Europa está tomando muchas medidas, de ahí el plan de reconstrucción de 750.000 millones de euros entre ayudas a fondo perdido y créditos blandos destinado a la recuperación, de los que España puede recibir hasta 140.000 millones. Aún falta aclarar la taxonomía sobre qué proyectos pueden ser susceptibles de recibir fondos europeos y cuáles no, pero en Endesa ya hemos presentado al Gobierno un listado de más de 100 proyectos valorados en alrededor de los 16.000 millones de euros.

Se trata de proyectos innovadores que consideramos pueden estar bajo el paraguas de las ayudas europeas, como cuestiones relacionadas con la descarbonización en las islas, proyectos relacionados con el desarrollo del hidrógeno como alternativa a los combustibles fósiles, la movilidad eléctrica, el almacenamiento, la transición justa, etc.

placeholder José Bogas, en un momento de la entrevista. (Foto cedida por Endesa)
José Bogas, en un momento de la entrevista. (Foto cedida por Endesa)

P. ¿Teme que las ayudas puedan acabar en cuestiones improductivas, como ocurrió con el famoso Plan E en el inicio de la anterior crisis?

R. No lo creo, Bruselas es una máquina que va lenta, pero en breve se va a definir qué inversiones financia y cuáles no. Estas inversiones tienen que cumplir objetivos en función de dos parámetros: cuánto incrementan el PIB y cuánto incrementan el empleo. Para ello, se van a crear comités de control tanto a nivel comunitario como dentro de España en las diferentes comunidades autónomas, que irán a fiscalizar el desarrollo de estos proyectos. Aquí me gustaría destacar que los 16.000 millones de inversión susceptibles de ser ayudados con fondos europeos están prácticamente al margen de los 7.500 millones que Endesa anunció en su plan estratégico que invertiría hasta 2022. Aún no podemos incluirlos en la revisión del plan estratégico hasta 2023, que se presentará en noviembre, porque no creemos que para entonces Bruselas ya haya detallado en qué proyectos de los presentados por Endesa y en qué medida aportará fondos de reconstrucción. Pero hago este inciso para señalar que tenemos proyectos en España y Portugal para invertir más de 21.000 millones en total en los próximos cinco años.

"Tenemos proyectos en España y Portugal para invertir más de 21.000 millones en total en los próximos cinco años"

P. Ustedes reflejaron una pérdida neta de negocio por culpa del coronavirus hasta junio de 75 millones de euros (60 millones de menor demanda y 15 millones de provisiones por insolvencia de clientes). ¿Cómo ha evolucionado el negocio de la compañía tras levantarse el estado de alarma en junio?

R. Hemos demostrado solidez en la gestión, pero la salida de la crisis no parece que vaya a ser en forma de V. El exceso de mesura en el comportamiento de los ciudadanos, la caída del turismo está provocando, por ejemplo, que la demanda eléctrica en Baleares haya caído un 30% y veremos ahora qué sucede en Canarias con la temporada turística de otoño. La posibilidad que no se renueven ERTE y que las pymes empiecen a quebrar son factores que hay que tener en cuenta. Aún es pronto para tener datos, porque no hemos cerrado el mes de septiembre, pero prevemos que la caída de la demanda y el aumento de provisiones se eleven hasta los 100 millones de euros, desde los 75 millones que registramos hasta junio.

P. ¿Qué le pediría al Gobierno ante esta situación?

R. Empresas como Endesa tienen que dar un paso al frente ante esta crisis. Pero si queremos descarbonizar, tenemos que avanzar en mayores incentivos a la electrificación. Un 50% del coste de la electricidad no está relacionado con su producción. Hay que eliminar parte de las penalizaciones que tenemos. Yo creo que tenemos una responsabilidad, y la salida lenta nos llevará a sufrir un poco más, por ello, es fundamental la simplificación de todas las medidas regulatorias, fiscales, la colaboración público-privada para que haya un impulso a la inversión.

Nosotros hemos hecho una apuesta decidida por la movilidad eléctrica y nos gustaría que hubiera incentivos en ese segmento. Actualmente, España emite unos 340 millones de toneladas de CO2. De ello, el sector eléctrico son 60 millones, el transporte supone 80 millones de toneladas. Si el sector eléctrico se hace 100% renovable, seguiríamos teniendo 280 millones de toneladas de CO2, por ello, hay que tomar medidas de incentivo a la electrificación tanto en el transporte como en la industria.

Para evidenciar la transformación que estamos haciendo, cabe destacar que éramos hasta hace poco una de las empresas que más emitían por sus centrales de carbón, cuyo cierre nos ha costado un ajuste contable de 1.400 millones de euros y otros 200 millones después, pero podemos afirmar que en 2022 Endesa será la 'utility' integrada de la península Ibérica (sin contar las islas) que menos CO2 emitirá.

"Tras un ajuste de 1.600 millones, podemos afirmar que en 2022 Endesa será la 'utility' integrada de la Península (sin las islas) que menos CO2 emitirá"

P. El Gobierno ha decidido no recurrir la ecotasa implantada por Cataluña (un recargo que afecta a las centrales nucleares), como había hecho en anteriores ocasiones en el pasado. ¿Cómo impacta esto en la compañía?

R. Este nuevo recargo a nuestra actividad en Cataluña supone un impacto de 115 millones de euros al año [Endesa posee tres centrales nucleares en territorio catalán]. Este tributo trata de imitar una tasa establecida en Extremadura que también hemos recurrido en el pasado. Nosotros estamos absolutamente convencidos de que invade otras tasas a nivel nacional y por tanto es inconstitucional. El Gobierno debería haberlo recurrido, porque debería haber interpretado que hay unas tasas de la ley del sector eléctrico 15/2012 que son previas e invade competencias.

P. ¿Cree que el Gobierno ha hecho la vista gorda para razones políticas, para hacer un guiño a los partidos catalanes cuyo apoyo necesita en el Congreso para sacar adelante los Presupuestos?

R. Quiero pensar que no.

placeholder El consejero delegado de Endesa, en un momento de la entrevista. (Foto cedida por Endesa)
El consejero delegado de Endesa, en un momento de la entrevista. (Foto cedida por Endesa)

P. Y una vez que el Gobierno no lo ha recurrido por inconstitucional, ¿qué pueden hacer?

R. Recurrir las liquidaciones de estos impuestos, y una vez que recurramos las liquidaciones, esperar que algún tribunal eleve la cuestión hasta el Tribunal Constitucional y ahí ver si tenemos razón. Y yo creo que la tenemos. Por otro lado, me gustaría decirle al Gobierno que una central nuclear para que sea viable tiene que producir a 55 euros por megavatio/hora [el precio del mercado mayorista está alrededor de los 30 euros MWh actualmente]. Ahora mismo, pagamos 10 euros/MWh por la amortización y otros 15 euros/MWh más por impuestos. Esto no tiene ningún sentido. Soy partidario del diálogo, pero tendremos que hablar con el Gobierno para decirle que va a haber que cerrar las centrales nucleares antes si a esto no le encontramos un encaje, porque hay unos impuestos que están duplicados.

"Soy partidario del diálogo, pero tendremos que decirle al Gobierno que habrá que cerrar las nucleares antes porque hay impuestos duplicados"

P. Además de lo anterior, ¿habría que aumentar la amortización si redujeran la vida útil de sus centrales a lo que pactaron en el PNIEC?

R. Sí, pero sería una cantidad mínima, nosotros reducimos la amortización a medida que vamos solicitando las renovaciones de los permisos. Hemos acortado ligeramente la amortización en Ascó, porque el permiso es por menos de 10 años [previamente, lo hicieron con Almaraz], pero ahora en Vandellós vamos a solicitar permiso por otros 10 años, con lo que vamos a seguir amortizando a 50 años.

P. Aunque de forma discreta, usted ha realizado cambios de calado en la estructura de su comité de dirección, ¿eso está ya cerrado?

R. Nunca está cerrado nada al 100%, ahora mismo sí está definida la estructura, pero cuando haya que hacer otro cambio, lo tendré que abrir de nuevo, esto es como los equipos de fútbol. En realidad, los cambios han sido por edad, otros por agotamiento... Nosotros no somos gente que despida a gente de un día para otro, como en esta misma calle.

P. Actualmente, con el fuerte desequilibrio que se va a producir en las cuentas públicas de algunos países como Italia o España debido a la crisis del covid-19, y el consiguiente aumento de la deuda, ¿teme que el Estado italiano, como máximo accionista de Enel, pida la desinversión de Endesa para obtener fondos?

R. Al igual que sucedía con el INI [Instituto Nacional de Industria] cuando era dueño de Endesa, más allá de cuestiones puntuales, no se metía en la gestión de la empresa y creo que en Italia sucede algo parecido con Enel. No creo que haya planteamientos de este tipo. Hay que pensar una cosa, Enel es la primera 'utility' de Europa, con un valor en bolsa de 75.000 millones de euros, por encima de Iberdrola, que actualmente está en los 66.000 millones de euros. Si se vendiera Endesa, eso tendría una consecuencia clara para el tamaño de Enel. No imagino a Iberdrola ahora mismo vendiendo una de sus filiales en el extranjero.

Por otro lado, este es un asunto recurrente que he tratado con Francesco Staracce [CEO de Enel y vicepresidente de Endesa]. Pero realmente todo se queda en meras especulaciones. Por un lado, nadie le da un precio que pudiera hacerle plantearse una venta y además considera que el dinero de la desinversión no habría otro lugar mejor para reinvertirlo que en la propia Endesa.

"En realidad, los cambios en la directiva han sido por edad, por agotamiento... No somos una empresa que despida a nadie de un día para otro"

P. Con un compromiso de permanencia a largo plazo por parte de Enel en Endesa, donde además ha elevado la inversión a costa del 'payout' para los próximos años, ¿no cree que entraría en sus planes rebautizar la compañía como Enel Iberia, igual que hicieron con Enel Latam?

R. Aparte del valor sentimental, yo he tratado de establecer lo mejor tanto para Endesa como para el Grupo Enel, y el valor de la marca Endesa sería un desastre cambiarlo. No sé si en un futuro podremos. Cuando cambiaron la marca en Latinoamérica, se plantearon hacer el cambio en España, pero hicieron un estudio de valor y además de que sentimentalmente yo prefería mantener Endesa, dieron el visto bueno a continuar con la marca porque se demostró que era mejor. Endesa aquí lo conoce poca o mucha gente, la tiene asociada con el deporte (es patrocinadora de la ACB desde hace 10 años), con una firma tecnológica... Pero a Enel no la identifican.

Caso distinto es el de Enel Green Power Iberia (su filial de generación con renovables), porque no es una firma dirigida al público minorista y por el contrario, dentro del sector, es una marca potentísima.

placeholder Entrevista a José Bogas en su despacho. Al fondo, una mesa con los logos de Endesa y Enel. (Foto cedida por Endesa)
Entrevista a José Bogas en su despacho. Al fondo, una mesa con los logos de Endesa y Enel. (Foto cedida por Endesa)

P. La Audiencia Nacional está investigando las posibles relaciones entre Iberdrola y el comisario Villarejo, actualmente en prisión, por presunto espionaje a rivales empresariales y otros actores entre los que se encuentra el expresidente de Endesa, Manuel Pizarro. Si la Justicia confirma los supuestos delitos, ¿ustedes van a hacer alguna reclamación como perjudicados?

R. Lo primero será ver realmente si estamos implicados en algo y a partir de ahí veríamos, pero desearía que todo esto no tuviera fundamento. En segundo lugar, quiero resaltar la presunción de inocencia. Creo que Iberdrola es una grandísima empresa y no quiero pensar que esa empresa haya estado implicada de una forma consciente y de una forma delictiva en esto. Tiendo a creer que los informes no son ciertos y me dolería mucho, porque Iberdrola es una gran empresa española.

P. Algunos altos mandos del Ibex, cuando salieron a la luz pública todos los escándalos de espionaje de empresas españolas con el comisario Villarejo, se quejaron de que les afectaba en su reputación en el extranjero porque, en su condición de firma española, les relacionaban con los escándalos. ¿Esto les afecta a ustedes?

R. Reputacionalmente, te afectan todas estas cosas. Algunas veces hemos tenido que explicar a inversores internacionales que nosotros no tenemos nada que ver con todo esto que ha salido.

Sobre Villarejo: "Reputacionalmente, te afectan estas cosas. Hemos tenido que explicar que nosotros no tenemos nada que ver con todo esto"

P. Otro tema judicial de mucho calado para Endesa es la decisión que de forma inminente debe tomar el Tribunal Supremo después de que CCOO recurriera la sentencia de la Audiencia Nacional en la que les dio la razón por eliminar el pago de la luz a los 27.000 jubilados de Endesa que hasta ahora tenían reconocido. Eso les permitió liberar más de 500 millones de una provisión destinada a este fin. ¿Cómo afrontan un posible revés judicial en el Supremo?

R. Es una cuestión importantísima. Si perdiéramos, tendríamos que volver a provisionar esos más de 500 millones que revertimos tras firmar el nuevo convenio, que fue pactado con UGT, la sección sindical mayoritaria de Endesa. Esta es una cuestión por la que yo he peleado mucho. Actualmente, Endesa tiene cerca de 10.000 trabajadores activos y 27.000 pasivos. La situación anterior nos obligaba a que cada trabajador tuviera que soportar el pago de la luz de casi tres jubilados. Esto es un lastre para la competitividad del futuro. Actualmente, no solo competimos con Iberdrola, que también, sino con cientos de comercializadoras que aplican el convenio del metal a sus trabajadores. Es decir, que mientras el salario medio en Endesa está entre 60.000 y 90.000 euros brutos al año, esas empresas pagan por debajo de los 30.000 euros.

Por ello, pensábamos que una mejora en los beneficios sociales de los trabajadores en activo y reducir el consumo ilimitado de los pasivos era una solución adecuada. Esto es un ejercicio de madurez. Lo entendió UGT, que pactó con nosotros porque creyó que eso era lo mejor para los trabajadores en activo y para el futuro de la empresa.

placeholder José Bogas, en un momento de la entrevista. (Foto cedida por Endesa)
José Bogas, en un momento de la entrevista. (Foto cedida por Endesa)

P. Pero muchos trabajadores ven injusto que ahora les quiten ese pago de la luz, porque era una de las cuestiones que se negociaron en el convenio, renunciando a otras, como un mayor salario, y entienden es un derecho adquirido a título individual...

R. Ese es uno de los argumentos que están utilizando, pero no es verdad. Cuando entrabas en Endesa, tenías una serie de beneficios ligados al convenio entre los que se encontraba el pago de la luz. Hay que entender de qué estamos hablando. Más del 90% de los jubilados de Endesa está cobrando la pensión máxima que otorga la Seguridad Social. El ofrecimiento que hemos hecho de 6.000 kilovatios hora al año más otros 3.000kWh a mitad de precio da de sobra para cubrir el consumo de sus viviendas. En realidad, quienes se ve perjudicado por esto somos los altos directivos, con consumos mucho más elevados. El consumo medio de un hogar es de 3.500kWh.

"Es una cuestión importantísima. Si perdiéramos, tendríamos que volver a provisionar esos más de 500 millones que revertimos"

P. Pero los empleados de Endesa adaptaron sus consumos a esos términos, que habitualmente se hacen con gas, a electricidad, precisamente porque la empresa les había garantizado el pago de este suministro...

placeholder José Bogas, en los compases finales de la entrevista. (Foto cedida por Endesa)
José Bogas, en los compases finales de la entrevista. (Foto cedida por Endesa)

R. Eso es cierto, por eso hicimos una propuesta de hasta 7.500kWh al año gratuitos. Es más, si hay algún caso de vulnerabilidad, estoy dispuesto a escucharlo para poder solucionar el problema, pero lo que no puede ser es encontrarnos, tras realizar un estudio de consumo, casos de gente que está utilizando el pago de la luz de su vivienda para sus negocios.

P. Ustedes activaron un plan de prejubilaciones para mayores de 50 años. ¿Cómo les está yendo?

R. El cierre de las centrales de carbón nos está llevando a la recolocación de nuestros trabajadores en diferentes centros y tareas, además de las actividades de desmantelamiento, que aún darán trabajo en las zonas afectadas por unos años. Sin embargo, hay trabajadores de avanzada edad que por sus circunstancias personales puedan preferir salir de Endesa que tener que irse a otro sitio de España. Para aquellos empleados mayores de 50 años, hemos diseñado un plan de prejubilaciones voluntarias en el que se les ofrece entre el 60% y el 80% de su salario dependiendo de su situación. Esto nos ha obligado a realizar una provisión de 213 millones de euros y afecta a un máximo de 577 empleados.

P. ¿Les afectaría la intención del ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, de encarecer la jubilación anticipada para retrasar la edad efectiva de retiro?

R. No nos afecta, nosotros cotizamos por los trabajadores acogidos a este plan hasta el momento en que les toque jubilarse más allá de los 65 años.

P. Acaban de lanzar una alianza con Bankia para comercializar sus productos a través de su red, ¿cómo afecta su fusión´con CaixaBank a este acuerdo?

R. Son acuerdos muy fluidos, tenemos buena relación con Bankia pero también con CaixaBank, por lo que esperamos que su fusión en este caso no afecte al acuerdo.

José Damián Bogas (Madrid, 1955), consejero delegado de Endesa, inicia curso con muchos deberes hechos, pero consciente de que en tiempos de agitación y crisis como el actual, ni la empresa energética más grande en el mercado español tiene su futuro asegurado. Desde su despacho de la sede central de la compañía del Ibex 35 en Madrid, que mira al incesante tránsito de coches de la M-40, Bogas concede una entrevista a El Confidencial. Empieza serio, pero poco a poco se acerca más al carácter cercano y desenfadado que se le atribuye en el mundo empresarial, y aliña las respuestas con anécdotas personales e ironías.

Endesa Coronavirus Enel Pandemia CEO Digitalización Cambio climático Ibex 35 Baleares PIB Canarias
El redactor recomienda