650 familias viven de la fábrica coruñesa

El cierre del carbón de Endesa le estalla al Gobierno en plena carrera electoral

La compañía anunciaba este viernes que paraba las centrales de Litoral y As Pontes, lo que profundiza en la desindustrialización. Las fuerzas políticas ya especulan con las consecuencias electorales

Foto: Central térmica de Endesa en Teruel. (EFE)
Central térmica de Endesa en Teruel. (EFE)

Endesa anunciaba de forma sorpresiva este viernes que paraba las centrales de carbón que aún mantenía operativas, en As Pontes (A Coruña) y Litoral (Almería). Después de que decidiera el cierre de sus plantas de León, Teruel y Baleares, ahora tiene intención de acabar con todo su parque de generación térmica a través de carbón en España.

El motivo de la parada de las plantas que habían hecho las inversiones para continuar operativas los próximos años y se abastecen con carbón importado es la falta de rentabilidad. En las actuales condiciones, con un alto coste por emitir gases de efecto invernadero, las centrales de carbón no entran en la subasta de venta ya que las de gas son más competitivas y generan pérdidas.

Esto, aunque no es definitivo, no tiene vuelta atrás, apuntan fuentes al tanto de los planes de la eléctrica. Para la empresa supondrá realizar una fuerte provisión en sus resultados de hasta 1.300 millones de euros. Sin embargo, el cierre tiene consecuencias sociales que los partidos políticos ya están interpretando en clave electoral.

No en vano, el alcalde de As Pontes del PSOE, Valentín González Formoso, reclamaba este mismo mes tanto al Gobierno como a la Xunta "apoyo" para la central térmica. Al no funcionar, la cadena de suministro no se movía y los operarios se veían mano sobre mano. El regidor es consciente de que 650 familias viven de esta planta. Aunque Endesa puede asumir la prejubilación y recolocación de los 150 empleados directos, el cierre supone un mazazo a la actividad económica de la zona. Un cierre más en un lugar que está sufriendo con fuerza la desindustrialización sin que en el horizonte se atisben alternativas para mantener empleos.

Un golpe que aunque Endesa lo neutralice con trabajos de desmantelamiento e inversiones en renovables —la empresa ha anunciado un fuerte impulso en este sentido que recogerá en su plan estratégico de noviembre— tiene una repercusión social de tal magnitud que pueden pesar de cara a las elecciones generales del próximo 10 de noviembre. Tras el anuncio, el Ministerio para la Transición Ecológica ya ha movido ficha.

La central supone un símbolo de prosperidad en As Pontes. Un tercio del presupuesto del Ayuntamiento depende del mismo. Endesa ha sido, por ejemplo, patrocinador principal del equipo de fútbol local en tercera y segunda B durante muchos años, donde los jugadores lucían el nombre de la empresa en la camiseta. "Para varias generaciones ha sido un modo de vida. Todo giraba a su alrededor", asegura una vecina del municipio.

El cierre supone el fin de una época. Y se da en plena carrera electoral. Con un Gobierno que ha apostado con fuerza por la descarbonización y la transición ecológica. Un camino inexorable que, sin embargo, puede tener efectos electorales sobre las opciones de unos y otros partidos. De hecho, desde el poder político se ha tratado de que Endesa retrasara este anuncio hasta después de los comicios para los que falta un mes y 12 días.

Por eso, Galicia, lugar donde además gobierna el PP la Xunta y está viviendo una fuerte desindustrialización, un nuevo cierre puede tener efectos en las opciones de los votantes. Además de Endesa, Naturgy también ha anunciado cierres y compañías como Alcoa han esquivado la clausura 'in extremis' tras una titánica pelea por encontrar un inversor que la mantenga viva.

La decisión es diferente en Almería, donde el tejido industrial no se está viendo tan sacudido como en Galicia. Sin embargo, el cierre de Litoral también implicará el fin de 150 puestos de trabajos directos más todo lo que conlleva a su alrededor.

Todo ello es un cóctel que los partidos creen tendrá influencia en los votantes, que están llamados una vez más a las urnas el 10 de noviembre, de ahí que el cierre de las centrales de Endesa haya caído como una bomba para los lugares afectados.

Reunión de Ribera con los agentes implicados

La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha convocado este viernes para el lunes de la próxima semana a una reunión a los trabajadores de las centrales de carbón de Endesa en As Pontes (A Coruña) y Litoral (Almería), los agentes locales y la empresa para conocer la situación, valorar los posibles escenarios y estudiar los pasos a seguir. Así lo ha avanzando el Ministerio para la Transición Ecológica en un comunicado, tras el anuncio por parte del Consejo de Administración de Endesa de que la compañía cerrará la actividad en sus centrales térmicas de carbón en la península.

El departamento que dirige Ribera ha trasladado así que sigue "con mucha atención" esta decisión conocida en la tarde de este viernes y que en la reunión de la próxima semana el Ministerio intentará conocer la situación "de primera mano", con el fin de estudiar los actuaciones necesarias.

GRAF9626. MADRID, 27 09 2019.- La ministra de Transición Energética y Medio Ambiente, Teresa Ribera, durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros celebrada este viernes en Moncloa. EFE J.J. Guillén
GRAF9626. MADRID, 27 09 2019.- La ministra de Transición Energética y Medio Ambiente, Teresa Ribera, durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros celebrada este viernes en Moncloa. EFE J.J. Guillén

La compañía ha decidido clausurar la actividad de estas dos centrales, que eran las dos únicas del grupo 'salvadas' de la obligación de clausurar a mediados de 2020, debido a las actuales condiciones de mercado, que ha llevado a que estas plantas "no resulten competitivas".

En un hecho relevante a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la energética indicó que su consejo de administración ha aprobado "promover la discontinuidad de la producción de sus centrales térmicas de carbón en la Península, de conformidad con los trámites y procedimientos legalmente establecidos, y evaluar opciones de futuro en dichos emplazamientos". Poco después de conocerse la decisión, los trabajadores de la central de As Pontes (A Coruña) ya habían exigido al Gobierno y a la Xunta de Galicia una reunión "urgente" con Endesa. En declaraciones a Europa Press, Alberte Amado, de la CIG, ha lamentado esta "noticia negativa" y critica que esta mesa sobre el futuro de la compañía no se produjese con anterioridad para conocer la hoja de ruta de la empresa.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
21 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios