Naturgy afronta un coste de casi 100 millones para clausurar todas sus centrales de carbón
  1. Empresas
ya asumió el coste de amortización en 2018

Naturgy afronta un coste de casi 100 millones para clausurar todas sus centrales de carbón

La compañía ha provisionado 92 millones de euros para los gastos de desmantelamiento, a lo que tendrá que sumar una partida adicional por obligaciones administrativas en el terreno de las centrales

Foto: Planta de Naturgy en La Robla (León). (Wikipedia)
Planta de Naturgy en La Robla (León). (Wikipedia)

Naturgy afronta un coste cercano a los 100 millones de euros para cerrar todas sus plantas térmicas de carbón. La compañía ha provisionado en sus cuentas 92 millones de euros para los gastos de desmantelamiento de Meirama (A Coruña), Narcea (Asturias), La Robla (León) y Anllares (León).

A lo anterior deberá sumar una partida adicional, aún sin concretar, por obligaciones administrativas (requisitos de tipo ambiental, etc.). Este coste aún se desconoce, ya que se determinará tras la realización de los estudios pertinentes que determinen las necesidades específicas de cada planta, según señalan fuentes oficiales de la empresa.

La amortización de las centrales, el coste anual por la vida útil de las mismas, fue incluida en la revisión de activos que realizó la empresa presidida por Francisco Reynés en junio de 2018, con lo que adelantó un coste que hubiera tenido que asumir en este momento.

Foto: Momentos de la Junta General de Accionistas de Gas Natural Fenosa que ha adoptado un nuevo nombre, Naturgy. (EFE)

El gasto previsto por Naturgy para achatarrar las cuatro plantas de carbón que aún mantenía activas es sustancialmente inferior al que anunció Endesa en su revisión del plan estratégico por Andorra (Teruel) y Compostilla (León), pese que en ambos casos se trata de algo más de 2.000MW de potencia instalada. La firma propiedad de Enel gastará 178 millones de euros además de la amortización, lo que eleva la factura a casi 400 millones.

El cierre no supondrá el despido de trabajadores de estas centrales de la antigua Gas Natural Fenosa. La compañía informó a los sindicatos este martes de que ofrecerá recolocaciones y prejubilaciones a los 280 afectados por las clausuras. De hecho, parte de los mismos podrán seguir trabajando durante los cuatro años que durará el desmantelamiento de las plantas.

Foto: Central térmica de Andorra, propiedad de Endesa, en Teruel.

Al margen de los costes de desmantelamiento, Naturgy ha anunciado que invertirá 80 millones de euros en Galicia para desarrollar proyectos de generación eólica y biogás, que se sumarán a los diversos proyectos que se adjudicó en la subasta de renovables que hizo el Gobierno en 2017. Además de estos planes, la compañía está negociando proyectos alternativos en el entorno del resto de plantas que ya ha solicitado cerrar.

Con los cierres solicitados por la multinacional energética, el 'mix' de carbón en España se reduce sustancialmente, después de que Endesa e Iberdrola anunciaran sendos cierres de dos de sus plantas. A día de hoy, solo siguen activas cinco centrales que han decidido hacer las inversiones necesarias en desnitrificación y desulfuración que les permite seguir operando bajo el cumplimiento de las normas de emisiones comunitarias. Endesa mantiene dos en A Coruña y Almería. Viesgo sigue operando la suya en Cadiz y EDP opera otras dos en Asturias.

Naturgy Endesa Gas Natural Fenosa Sindicatos Cádiz Prejubilaciones Enel
El redactor recomienda