PROYECTO BIZNAGA

Unicaja negocia la venta de 3.700 hipotecas de clientes morosos que vuelven a pagar

La entidad ofrece a los fondos oportunistas una cartera de 3.700 hipotecas reestructuradas durante la crisis pero al corriente de pago, valoradas en unos 250 millones

Foto: Manuel Azuaga, presidente de Unicaja Banco. (EFE)
Manuel Azuaga, presidente de Unicaja Banco. (EFE)

Unicaja Banco puede convertirse en una de las primeras entidades en España en vender hipotecas refinanciadas al corriente de pago. La entidad malagueña ha dado un mandato a EY para que traspase una cartera de 250 millones en 3.500 créditos dudosos para la compra de viviendas que han sufrido durante la crisis, pero que están actualmente en recuperación, según fuentes financieras consultadas por El Confidencial.

Se trata de una práctica hasta ahora casi inexplorada por las entidades españolas, que se habían limitado a traspasar créditos impagados y activos adjudicados. La presión del BCE para que mejoren la rentabilidad y la penalización a créditos con debilidades está llevando a que Unicaja y otras entidades se planteen este tipo de operaciones.

Estos créditos que saca a la venta Unicaja Banco están clasificados como dudosos a pesar de que hayan vuelto a pagar sus cuotas, ya que la circular contable del Banco de España establece que un cliente tiene que pagar 12 mensualidades y reducir capital para que este préstamo pueda volver a considerarse normal. Mientras tanto, tiene una penalización para el grupo financiero.

BBVA intentó una venta similar a finales del año pasado dentro del Proyecto Ánfora, asesorado por Alantra, que se adjudicó el fondo canadiense CPPIB. Inicialmente, esta cartera era de 2.500 millones, pero su perímetro bajó a 1.500 millones para dejar fuera las hipotecas refinanciadas. Bankia también cerró una venta de hipotecas a finales de 2018 a Lone Star, aunque de peor calidad que las de Unicaja, según fuentes financieras consultadas por este medio.

Proyecto Biznaga

La venta de las hipotecas de Unicaja se incluye dentro de un proceso de desinversión mayor, que abarca activos problemáticos valorados en unos 1.000 millones de euros, según publicó 'El Mundo'.

La subcartera de las hipotecas está bautizada como Proyecto Biznaga, por el símbolo malagueño. La venta ha generado mucho interés entre inversores internacionales y abarca 3.700 hipotecas al corriente de pago y refinanciadas clasificadas como dudosas de 3.500 clientes.

La operación se produce en paralelo a las negociaciones de fusión con Liberbank, que están en la fase definitiva de fijación de la ecuación de canje. Los primeros ejecutivos de ambas entidades, Manuel Azuaga (Unicaja Banco) y Manuel Menéndez (Liberbank) estuvieron la semana pasada en Fráncfort visitando el BCE para intentar minimizar la potencial ampliación de capital que haría falta. Este factor y el reparto definitivo del capital son las últimas trabas para el cierre de la fusión.

Unicaja es una de las entidades con menor exposición a activos problemáticos en el sector financiero español y con mayor nivel de coberturas. Según las últimas cifras oficiales, de diciembre de 2018, tenía 3.600 millones en adjudicados y dudosos, cerca del objetivo fijado para 2020, con una cobertura del 57%.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios