recomendaciones para cubrir los npl

El BCE pide a la banca mayor cobertura para sus créditos morosos

El supervisor incluyó recomendaciones al sector para cumplir con la guía de la EBA, que pretende cobertura total de los créditos impagados que llevan tiempo en balance

Foto: Andrea Enria. (Reuters)
Andrea Enria. (Reuters)

Los bancos han mejorado en el saneamiento de su balance, pero aún tienen deberes por delante. Los supervisores han repetido continuamente este mensaje, y han insistido en ello en las recomendaciones emitidas a la banca española junto con los requisitos de capital.

El Banco Central Europeo (BCE) ha pedido a los bancos españoles que eviten prácticas de ‘dumping’ (venta a pérdidas) en su guerra de precios en hipotecas y créditos a empresas, tal y como informó este martes El Confidencial, y que mejoren la cobertura de los créditos no productivos (NPL, por sus siglas en inglés).

Así figura en varias de las cartas enviadas a los consejos de administración de las entidades financieras españolas en las últimas semanas, dentro del proceso de revisión y evaluación supervisora (SREP). La estructura supervisora del BCE -Mecanismo Único de Supervisión-, que dirige el italiano Andrea Enria desde enero, invita a varios bancos españoles a un nuevo acelerón para cumplir con las circulares que ponen el foco en cubrir al máximo el riesgo, según fuentes conocedoras. Un mensaje que se ha producido de forma generalizada en la banca italiana.

La guía sobre préstamos dudosos establece recomendaciones hacia las que los supervisores piden a las entidades que vayan. En concreto, aconseja una cobertura mínima por provisiones del 60% para los NPL con garantía o colateral (préstamos hipotecarios) para 2020, con un camino de ajuste lineal hasta la cobertura total en 2024. El requisito es más exigente para los NPL sin garantía, ya que para los que tienen más de dos años recomienda una cobertura del 70% el próximo año y cobertura completa en 2023. Asimismo, se piden provisiones adicionales para los préstamos que pasen a ser considerados morosos.

No son exigencias vinculantes, pero en caso de no seguir estos consejos el BCE puede entender que las entidades empeoran su perfil de riesgo y exigir requisitos mayores de capital, algo que este año ha hecho con el Sabadell por TSB y con Abanca. Asimismo, hay un aumento en el capital mínimo para todo el sector por un cambio de criterio que ya estaba previsto.

Grandes riesgos

El supervisor lleva tiempo poniendo el acento en este riesgo, que está entre las amenazas para el sector financiero europeo que enumeró el BCE para 2019: las que se enfrenta la banca junto a las incertidumbres geopolíticas, el cibercrimen y las disrupciones tecnológicas, cambios de precio en los mercados financieros, perspectivas macro, iniciativas regulatorias, los tipos bajos o la actividad inmobiliaria.

Sobre los créditos dudosos, el banco central afirma que “el nivel agregado actual de NPL sigue siendo demasiado alto en comparación con los estándares internacionales y son necesarios esfuerzos adicionales para asegurar que problema en la zona del euro se aborda adecuadamente. Altos stocks de NPL en los balances limitan a los bancos en rentabilidad y capital”.

Ratios de NPL en Europa. Fuente: EBA
Ratios de NPL en Europa. Fuente: EBA

La banca española ha reducido el peso de sus NPL hasta situarlo cerca del resto de sus pares europeos. A mediados del año pasado la ratio de dudosos frente al total de préstamos se situó en el 4,2% en España, todavía por encima del 3,6% en promedio de la Unión Europea. Este porcentaje está lejos del 9,7% de Italia o del 44,8% de Grecia. También se sitúa por detrás de Irlanda (7%) o de la mayor parte del Este de Europa, pero por encima del 3% de Francia, del 1,7% de Alemania y del 1,4% de Reino Unido.

Las entidades han ido disminuyendo el volumen de estos activos hasta niveles próximos a los 75.000 millones de euros, según cálculos del Banco de España, frente a los 190.000 millones de 2013. Para 2020, el organismo gobernado por Pablo Hernández de Cos proyecta que esté por debajo de los 50.000 millones, con una tendencia de descenso similar a la experimentada en el ciclo de recuperación tras recesión precedente, entre 1994 y 1999.

Evolución de los dudosos en España. Fuente: BdE
Evolución de los dudosos en España. Fuente: BdE

La mejoría también se produce en las coberturas, aunque los supervisores piden más. Entre los bancos cotizados, Banco Santander publica una cobertura de morosidad del 67% (del 45% en España); BBVA (del 56,6% en España), del 73%; CaixaBank, del 54%; Sabadell, del 54,1% (54,3% sin TSB); Bankia, del 54,6%; Bankinter, del 49,36%; Unicaja, del 53%; y Liberbank, del 53%.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios