nuevo INSPECTOR jefe del bce

El BCE forzó la salida de los Lara del núcleo duro de Banco Sabadell

Una inspección del regulador clasificó como fallido el préstamo que la entidad tenía con Hemisferio, lo que forzó la venta de las acciones del banco y su salida del consejo

Foto: Sede de Planeta en Barcelona. (EFE)
Sede de Planeta en Barcelona. (EFE)

La ruptura de Banco Sabadell y la familia Lara tuvo lugar entre Fráncfort y el Piamonte, entre la sede del Banco Central Europeo (BCE) y la región de origen del jefe de inspección de la entidad catalana, el italiano Carlo Giorgis.

Este supervisor ha sido clave en algunas de las decisiones del grupo presidido por Josep Oliu en los últimos meses, como la de declarar fallido el crédito a Inversiones Hemisferio, de la familia Lara, según fuentes financieras consultadas por El Confidencial.

Este regulador transalpino cogió las riendas del equipo que analiza Sabadell —'joint supervisory team' (JST)— hace un año, y desde entonces la inspección del banco catalán se ha endurecido. Giorgis es un viejo conocido en la banca española, donde desembarcó a finales de 2016 para encargarse de la supervisión de Banco Popular en sus últimos meses. Bajo su batuta, se puso broche a la última inspección del banco a sus adjudicados, que detectó un agujero de 1.500 millones inasumible para el banco presidido por Emilio Saracho.

Sede del BCE en Fráncfort.
Sede del BCE en Fráncfort.

Entre sus primeras decisiones con Banco Sabadell, estuvo el análisis de los mayores acreditados, entre los que se encontraba Inversiones Hemisferio. Tras su estudio, el equipo de Giorgis vio problemas en la finaciación y exigió más provisiones.

Tras esta decisión, se desencadenaron todos los acontecimientos de mediados de 2018: los Lara pusieron a la venta el patrimonio de Hemisferio para no ser 'embargados' por Sabadell y otras entidades. Por un lado, la patrimonial vendió la histórica sede de Planeta a Blackstone, por 210 millones. Los dueños del grupo editorial se anticiparon a que Sabadell los ejecutara, algo que llegó a estar sobre la mesa.

Junto a la sede de Planeta, Inversiones Hemisferio también traspasó el 2% que le quedaba en Sabadell, por unos 200 millones, y saldó sus deudas con los acreedores, entre los que se encontraba la propia entidad catalana.

En paralelo, el 24 de mayo, José Manuel Lara García cedió su puesto en el consejo de administración. Con Hemisferio en pleno proceso de liquidación de las deudas, el empresario catalán fue sustituido por la secretaria general de Sabadell, María José García Beato.

El núcleo duro del banco

La salida de Lara marcó el punto y final del pacto del núcleo duro de Sabadell: empresarios catalanes que en 2006 firmaron una alianza antiopa en el grupo financiero. Junto a los dueños de planeta, participaban Isak Andic (Mango), Joaquín Folch-Rusiñol (Pinturas Titán) y Héctor Colonques (Porcelanosa). Su fin se plasmó con un hecho relevante a la CNMV el pasado 24 de diciembre.

Tras su salida, las principales posiciones del capital de Sabadell quedan controladas por accionistas extranjeros: BlackRock, con un 5,2%; el mexicano David Guzmán, con un 3,1%, y los fondos Fintech Europe y Coltrane Master, con un 3,1% y un 1%, respectivamente. El siguiente accionista significativo es Oliu, con un 0,15%.

El consejo del banco es uno de los que mayor peso tienen de ejecutivos —cinco, tras el reciente nombramiento como tal de David Vegara— y de independientes —nueve, un 60% del total-, por tan solo un dominical, el mexicano Martínez.

El endurecimiento de la inspección de Carlo Giorgis no se notó excesivamente en las provisiones más allá de Hemisferio: a pesar de ello, la partida de dotaciones de Sabadell se quedó en 750 millones en 2018, un 35% menos que un año antes.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios