RUMBO A LA REPETICIÓN DE LAS ELECCIONES GENERALES

Pedro Sánchez mantiene en vilo al PSOE por la candidatura de Madrid para el 26-J

El secretario general mantiene el hermetismo respecto a la lista que él encabeza, por lo que el despiste fuera y dentro de Madrid es total. Tiene que cubrir las vacantes de Batet y Lozano

Foto: Pedro Sánchez, junto al presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, este 8 de mayo en Mérida, en su primer acto como candidato socialista para el 26-J. (EFE)
Pedro Sánchez, junto al presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, este 8 de mayo en Mérida, en su primer acto como candidato socialista para el 26-J. (EFE)

Despiste generalizado. El PSOE se dirige hacia su semana definitiva para la configuración de las listas del 26-J y las dudas existentes sobre la candidatura de mayor peso, la de Madrid, la que encabeza el recién reelegido aspirante presidencial y secretario general, Pedro Sánchez, siguen estando ahí. Sin despejar. Las especulaciones no paran, y son para todos los gustos, pero lo cierto es que el melón sigue abierto, especialmente en lo que concierne a los puestos pares, los que ocupan las mujeres. Madrid continúa siendo el centro de todas las miradas, sobre todo porque la inmensa mayoría de listas no cambiarán respecto a las registradas el 20-D. Las contadas novedades en los rostros socialistas destinados al Congreso para las próximas generales vendrán de la capital, de Barcelona y de Guadalajara. Los relevos deben sustanciarse durante esta semana, ya que el próximo fin de semana el comité federal ratificará las 52 planchas completas para las dos Cámaras.

Madrid. El montaje de la lista ya fue un quebradero de cabeza para Sánchez el 20-D, por la distorsión y el ruido que produjeron la entrada de la excomandante Zaida Cantera y, sobre todo, la sorpresiva incorporación de la ex de UPyD Irene Lozano, que fue mal digerida por el PSOE y peor aún por la convulsa federación madrileña. La política de fichajes no evitó el desastroso resultado en diciembre: los socialistas cayeron a cuarta fuerza (17,9% de los votos) y lograron seis diputados.

Aunque el principio patrocinado por Ferraz para el 26-J era operar los menos cambios posibles en las candidaturas salvo "circunstancias sobrevenidas", la de Madrid se le acabó deshilachando a las 24 horas de abrir el proceso. El abandono de Carme Chacón como cabeza de lista por Barcelona promovió la marcha de la número dos de Sánchez el 20-D, la secretaria de Estudios y Programas de su ejecutiva, Meritxell Batet. Ella será la que cubra la vacante de la exministra de Defensa. Y sin pasar por primarias, ya que el exsenador Carles Martí pactó con ella, y ella a su vez ha conseguido más del doble de los avales que necesitaba -cosechó 1.967-. El mismo día en que Chacón confirmaba su salida, también anticipaba su renuncia a repetir el 26-J Irene Lozano.

Pedro Sánchez mantiene en vilo al PSOE por la candidatura de Madrid para el 26-J

Las alternativas de Sánchez

El nombre de la sustituta de Batet en Madrid es una incógnita incluso para los altos cargos del PSOE-M próximos a su secretaria general, Sara Hernández, aunque se espera que Sánchez la presente a mediados de esta semana, antes de que se reúna, el viernes 13, la comisión federal de listas. El líder tendría varias opciones, según apuntan distintos dirigentes consultados, tanto del PSOE-M como de Ferraz y de los territorios. Una primera sería un fichaje, una mujer, incluso independiente, con una trayectoria profesional reconocida en su ámbito y de la órbita socialista. Ya en el pasado circularon los nombres de la exministra de Medio Ambiente Cristina Narbona o de la exsecretaria de Estado de Cambio Climático Teresa Ribera, pero ambas no tienen ninguna intención de dar el salto a la candidatura. Narbona tiene asiento en el Consejo de Seguridad Nuclear y Ribera es directora del Instituto de Desarrollo Sostenible y Relaciones Internacionales (IDDRI) de París, y colaboró en la elaboración del programa del 20-D, dentro del comité de expertos. La contraindicación que varios responsables aducen es que un fichaje, salvo de una persona de mucho relumbrón, no suma necesariamente al aspirante presidencial y a cambio puede ser acogida con recelo, como pasó con Lozano.

El secretario general podría buscar un fichaje para cubrir la vacante de su número dos o bien resarcir a Luz Rodríguez, a quien desplazó a Guadalajara el 20-D

Otra salida que se ha manejado en los mentideros socialistas es que Sánchez sumara a su equipo a dirigentes del entorno del portavoz en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo, del tipo de la exsecretaria general de Prisiones Mercedes Gallizo -que tampoco se plantea saltar al Congreso y trabaja cómoda con el exministro- o la que fuera número dos en las autonómicas, Carmen Martínez Ten. Hace una semana, un medio lanzó a la jueza y diputada autonómica Pilar Llop, que Ferraz desmintió con total rotundidad minutos después.

Luz Rodríguez y el expresidente manchego Pepe Bono, el pasado 25 de abril en Albacete. (EFE)
Luz Rodríguez y el expresidente manchego Pepe Bono, el pasado 25 de abril en Albacete. (EFE)

La tercera opción, más 'conservadora', sería que Sánchez jugara con las piezas que ya tiene sobre el tablero. En particular, con la secretaria de Empleo de su dirección, Luz Rodríguez, y la exdiputada nacional Ángeles Álvarez, reconocida feminista y activista LGTBI. Rodríguez estaba destinada para ser la cuarta por Madrid el 20-D, pero la entrada de Irene Lozano la desplazó hasta el primer puesto de Guadalajara, en aquel momento libre porque el preferido por sus compañeros, su secretario provincial, Pablo Bellido, estaba siendo investigado -antes imputado- en un caso de supuesta estafa. En enero, su causa se sobreseyó. Rodríguez trasladó a Emiliano García-Page, el presidente manchego, que entendía que Bellido debía volver a convertirse en candidato. El jefe de la Junta le reconoció el gesto.

El encaje de Ángeles Álvarez

El 'destierro' a Guadalajara, aprobado a última hora, dolió a Rodríguez y la distanció de Sánchez. Ahora, con Bellido de vuelta a su lista, ella podría retornar a la cuarta plaza de Madrid, la salida que muchos ven más natural. O bien, en caso de que no hubiera fichaje, ascender hasta el segundo puesto. Su perfil, más a la izquierda, sería un guiño hacia un electorado que se giró hacia Podemos. Pero la secretaria de Empleo aún no tiene noticias de su jefe y, dada la mayor frialdad de su relación con él, muchos creen menos probable que sea premiada con un codiciado puesto. Sánchez ha declarado que contará con ella, pero no ha aclarado dónde. Que la descabalgase de las listas, ubicándola en un puesto de no salida -del ocho en adelante- se interpretaría como un castigo a quien en un principio era una de sus colaboradoras más fieles. En el entorno del líder no gustó que ella discrepara del pacto con Ciudadanos o que expresara su malestar con ciertas estrategias. Rodríguez, desde luego, no está ya en ningún círculo de confianza de Sánchez. No forma parte del comité electoral del 26-J -tampoco estuvo en el del 20-D-, ni del sanedrín de estrategia. Ella no quiere pelear por una silla en la lista.

Ángeles Álvarez, en el centro, con Meritxell Batet, a su derecha, y Zaida Cantera, detrás, el pasado 20 de octubre en Madrid. (EFE)
Ángeles Álvarez, en el centro, con Meritxell Batet, a su derecha, y Zaida Cantera, detrás, el pasado 20 de octubre en Madrid. (EFE)

Quien sigue cerca del líder, en segunda línea, es quien fuera número uno por Guadalajara en 2011, Magdalena Valerio. Sánchez la integró en su comité de expertos -como Ribera y Rodríguez- y quiso contar con ella el 20-D, pero no había hueco porque tampoco tenía apoyo en su provincia. Su vuelta es a priori complicada.

En el PSOE-M también hay "presiones" desde distintos sectores para que se desagravie a Ángeles Álvarez, ocho en la lista de diciembre. Si Rodríguez fuera aupada al segundo puesto, ella podría ser la cuatro. O bien puede quedarse en el mismo peldaño. Subir un escalón, hasta el número seis, parece inviable, porque Zaida Cantera mantiene esa plaza.

Madina trasladó a Luena que se ponía a disposición del partido, así que aceptó el siete por Madrid. No quiere "hacer ruido" ni que se juegue con su nombre

En el siete seguirá Eduardo Madina. Antes del comité federal del 30 de abril, contactó con él César Luena, secretario de Organización federal. El exdiputado vizcaíno le dijo que se ponía a disposición del partido, y Ferraz interpretó que aceptaba. Así era. La respuesta era un sí. Desde el entorno del exparlamentario, a años luz de Sánchez, explican que "no quiere que se haga ruido con su nombre, ni ser el bueno ni el malo", así que "se quedará como siete". Hace una semana, barones como Susana Díaz o Guillermo Fernández Vara presionaron para que se le garantizase un escaño en el Congreso, sin precisar cuál. Sánchez, que ya conocía la respuesta de Madina, se quejó en el comité federal de que el PSOE actuase como Pablo Iglesias, "defendiendo sillones" en lugar de concentrarse en ganar al PP.

Las previsiones en Barcelona

En realidad, no hay mucha opción de que Madina avance, porque el secretario general ya ha anticipado que no hará cambios en los puestos impares de la lista de Madrid, la de hombres. Así que tendrá por delante a Antonio Hernando, ahora portavoz del comité electoral, y a Rafa Simancas, exjefe del PSOE-M. Más aún, el líder ha reivindicado la figura de José Enrique Serrano, veterano fontanero monclovita, miembro de la comisión negociadora y ahora integrante del comité de campaña.

Antonio Hernando, Óscar López y Rafa Simancas, en marzo de 2015, en un desayuno en Madrid. (EFE)
Antonio Hernando, Óscar López y Rafa Simancas, en marzo de 2015, en un desayuno en Madrid. (EFE)

En Barcelona, la dirección de Miquel Iceta no prevé introducir cambios en la lista, pese a que la del 20-D fue polémica por las maniobras de Chacón para colocar a sus fieles -Germán Rodríguez en el dos y Pepe Zaragoza en el cuatro- y orillar al exprimer secretario del PSC Pere Navarro. La comisión de listas de los socialistas catalanes se reúne igualmente el viernes. Lo que ya se sabe es que Germán Rodríguez no repetirá como jefe de campaña.

En las federaciones de peso tampoco hay previsión de cambios en las candidaturas. En Valencia, Francesc Romeu quiere ocupar la plaza de Ciprià Císcar

En federaciones importantes como Andalucía, Asturias, Castilla-La Mancha (salvo Guadalajara), Aragón o Valencia no se prevén modificaciones sustanciales, y ninguna en las cabeceras de lista. Susana Díaz sostiene que con la alineación del 20-D logró ser primera fuerza en su comunidad, y por tanto no tendría sentido relevarla. En el PSPV, el (nominal) vicesecretario general y portavoz, Francesc Romeu, cuenta con el apoyo de cerca de 200 cargos públicos y responsables del partido para entrar en la candidatura y quedarse la cuarta plaza, que en diciembre ocupó el histórico Ciprià Císcar, que se quedó sin escaño. Pese a que cuenta con el plácet del secretario provincial, José Luis Ábalos, el movimiento no tiene visos de prosperar, porque Romeu está fuera del círculo de confianza del 'president' de la Generalitat, Ximo Puig, y de su número dos, Alfred Boix, y no es "apreciado" en la organización. El dirigente confía en que Sánchez le cuele en la lista, pero distintos mandos del PSPV están seguros de que el secretario general no se "atreverá" para no desairar a Puig y provocar un incendio a menos de un mes del arranque de la campaña.

En medio de las primarias gallegas

Pedro Sánchez mantiene en vilo al PSOE por la candidatura de Madrid para el 26-J

En Palencia y Ourense, los madinistas Julio Villarrubia y Laura Seara tienen todas las papeletas para quedarse de nuevo fuera de las candidaturas, pese al apoyo en sus respectivas provincias. En el proceso anterior fueron relevados por candidatos afines a Ferraz y a los aparatos regionales, Mariluz Martínez Seijo y Rocío de Frutos. Galicia, además, anda sumergida en sus primarias para elegir candidato a la Xunta, y la pugna se presenta reñida entre el preferido por Sánchez y la gestora, el profesor Xoaquín Fernández Leiceaga, y el actual portavoz en el Parlamento autonómico, José Luis Méndez Romeu, respaldado por los críticos y, sobre todo, por Abel Caballero, el alcalde de Vigo, el principal pilar institucional del PSdeG.

Sánchez se siente "animado" y "muy fuerte" tras la recogida de avales, 36.021, casi 9.000 más que en el anterior proceso y sin haber "movilizado" al partido

Sánchez regresó ayer domingo a los actos de partido tras unos días de descanso. En las próximas jornadas se conocerá su decisión. Desde su entorno, solo llega mutismo. Insisten en que el secretario general está "fuerte" y "muy animado", sobre todo después de haber sido elegido candidato único a La Moncloa por segunda vez, con 36.021 avales, casi 9.000 más que en el proceso anterior (27.249). "Igual que en la consulta por el pacto con Ciudadanos la militancia se movilizó a favor de Pedro, ahora ha ocurrido lo mismo, y esto supone un espaldarazo brutal", elogian en su equipo, subrayando que se han recogido todos esos apoyos en menos de una semana, sin haber "movilizado" al PSOE para no desgastar a las bases. "Vemos al partido tensionado y animado de cara a estas elecciones. La gente tiene muchas ganas de luchar", añaden. El comité federal del fin de semana le ratificará como aspirante a La Moncloa y proclamará todas las listas. El último trámite orgánico antes de zambullirse en la segunda carrera electoral en menos de cinco meses.

¿Candidaturas unitarias de la izquierda para el Senado en Valencia, Aragón y Baleares?

En Valencia, Aragón y Baleares se ha barajado la posibilidad de una coalición de las izquierdas para el Senado para arañar representantes al PP. Pero en los tres territorios esa posibilidad se antoja muy difícil, y más por los plazos, porque las alianzas han de registrarse antes del próximo viernes, lo que obligaría a que los órganos del PSOE -el comité federal o, por delegación, la ejecutiva- lo aprobasen previamente. 

Puig ha defendido públicamente la necesidad de explorar la vía de una candidatura única a la Cámara Alta de los partidos que integran o sustentan el Consell, que permita "defender mejor el interés de los valencianos" en la próxima legislatura. Compromís, socio de gobierno de los socialistas, comparte la idea, pero Podemos es mucho más reticente. Quiere un programa concreto y advierte de que toda alianza debe pasar por el sí de sus bases. El equipo del 'president' subraya que solo se han producido contactos informales. Si la formación morada finalmente rechazara la oferta, querría una entente con los de Mònica Oltra, pero es consciente de que la vicepresidenta del Consell tal vez no esté dispuesta a abandonar a su aliado del 20-D y más que probable compañero de viaje en junio. 

En Aragón, el comité nacional de Chunta Aragonesista acordó el sábado trabajar por una plataforma de izquierdas para el Senado y convocó para este martes a todas las fuerzas en las Cortes autonómicas. "Es un empeño de CHA y nadie se lo cree mucho", indican con desconfianza fuentes muy próximas al presidente regional, Javier Lambán. El PSOE sí que ha hecho una propuesta de entente a los nacionalistas aragoneses, con los que cogobierna la comunidad. Pero estos reconocen que hay "pocas" posibilidades de una confluencia. En las islas, hay contactos informales, pero nada avanzado y, de hecho, se percibe que todo "está bastante frío", según apuntan desde el entorno de la presidenta del Govern, Francina Armengol. En los tres territorios, no obstante, las cúpulas socialistas piden esperar a ver cómo se desarrolla la negociación los próximos días.  

Ferraz elude pronunciarse, pero se percibe expectación y escepticismo. "No hay ninguna propuesta trasladada todavía. Si nos las hacen llegar, las estudiaremos y valoraremos", señalan fuentes cercanas a César Luena a este periódico. En la dirección federal no acaban de ver la ventaja de una alianza con un partido, Podemos, que es rival directo y objeto de ataques del mismo candidato. Negativa más rotunda desde el entorno de Pablo Iglesias: "Obviamente, no vamos a ir en coalición con el PSOE", zanjaban. 

Elecciones Generales

El redactor recomienda