RUMBO A LAS ELECCIONES DEL 26-j

Ferraz respira tras la marcha de Lozano mientras vigila los pasos de Díaz y Madina

La ejecutiva siente alivio por haberse librado de un problema. Cree también que el dirigente vasco acabará aceptando, mientras la presidenta de la Junta empuja para que se le dé un puesto seguro

Foto: La hasta ahora diputada del PSOE Irene Lozano, el pasado 5 de abril. (EFE)
La hasta ahora diputada del PSOE Irene Lozano, el pasado 5 de abril. (EFE)

Una lógica sensación de alivio recorrió el PSOE y, singularmente, su cuartel general, Ferraz. Se esfumaba un problema, una china en el zapato de Pedro Sánchez, que él mismo se puso hace unos meses, cuando decidió incorporar a la diputada de UPyD Irene Lozano en sus listas. Era su apuesta personal. Como la excomandante Zaida Cantera. Pero le salió rana. El partido entró en ebullición de inmediato, aunque la hemorragia tuvo que cortarse de cuajo por la cercanía de las elecciones del 20-D. El runrún siguió y ya las cosas nunca fueron fáciles ni normales para ella

Lozano dio el paso atrás. El que muchos esperaban. Renunciaba a optar como parlamentaria el 26-J. Se acabó su efímero paso por el PSOE. Y aunque Ferraz oficialmente mostró su "apoyo" a su decisión y aseguró que no la empujó a retirarse, varios dirigentes de la ejecutiva sintieron que soltaban lastre, y pronto, porque de lo contrario el debate sobre su continuidad se prolongaría días y días. Aunque la composición de las listas aún tendrá que dar varias vueltas más. Aparte de cubrir las vacantes y de proceder al relevo de otra de las bajas, Carme Chacón, todo el partido sigue alerta ante los movimientos de dos nombres propios: Susana Díaz y Eduardo Madina. El dirigente vasco aún no ha aceptado públicamente mantenerse como número siete por Madrid. La presidenta de la Junta, por su parte, no ha querido abrir el melón aún de sus candidaturas en Andalucía, pero sí sorprendió que se dirigiese este jueves en términos muy elogiosos hacia Madina, antaño su rival pero con el que pudo recomponer sus relaciones hace tiempo. En principio, el PSOE andaluz no contempla incluirle en sus listas, pero promete que solo hablará de ellas a partir de que se abra el proceso, y eso será este sábado, en la reunión del comité federal. El panorama es de "calma tensa", como lo describe un cualificado dirigente territorial. La pugna interna se ha reabierto, y a cuenta de las listas. 

Las bajas de Lozano y Chacón en pocas horas pulveriza los planes de Sánchez, le obliga a rehacer su lista de Madrid y reabre la pugna interna

Mucho se venía especulando en los últimos días sobre la continuidad o la salida de Lozano y Cantera. Ellas iban a centrar los focos de las planchas electorales del PSOE. No solo por los precedentes -su sorpresivo fichaje, en el caso de la ex de UPyD, envuelto de polémica-, sino porque Sánchez tenía la intención de toquetear lo menos posible las candidaturas, precisamente para reavivar las brasas que siempre se encienden en cualquier proceso preelectoral. Por eso su ejecutiva aprobó el miércoles una propuesta concreta para el comité de este sábado: ratificar las listas que se presentaron el 20-D e incorporar solo aquellos reajustes que justificasen las direcciones regionales, y "por circunstancias sobrevenidas". Ahí cabía el caso de Lozano. 

Ferraz respira tras la marcha de Lozano mientras vigila los pasos de Díaz y Madina

"Apoyo" de Ferraz

La exparlamentaria de UPyD se lo puso fácil a Sánchez. Vía Twitter, anunció su retirada, agradeció al secretario general su confianza en ella y se mostró convencida de que será presidente tras las segundas generales, y cumplimentó al partido por el "cariño" mostrado hacia ella. Una salida cortés que opacaba unos meses turbulentos en los que se encontró con la oposición de un amplio sector del PSOE -incluso dentro de la ejecutiva federal- a su incorporación. Fuentes oficiales de Ferraz indicaron que Sánchez conocía su decisión "con antelación" y le mostró su "apoyo".

Incluso en la ejecutiva de Sánchez, además de los barones críticos, discreparon de la 'operación Lozano', que además no permitió remontar al PSOE en Madrid

"Es su voluntad, que respetamos, y valoramos mucho el paso que dio para sumarse al PSOE y su trabajo en esta legislatura. Pero absolutamente nadie le ha sugerido que se vaya. Ella iba a estar en listas", señalaron. El secretario general había manifestado ese deseo horas antes de conocerse su partida en una entrevista en 'Hoy por hoy': "[Lozano y Cantera] Tienen mi voluntad y compromiso de que si quieren seguir manteniendo ese compromiso con el PSOE, serán incluidas en la lista por Madrid en el mismo sitio", en los puestos cuatro y seis, respectivamente. Sin embargo, algunos miembros de la dirección sospechan que Sánchez y su círculo le hicieron ver que convenía que no siguiera. 

Distintos miembros de la ejecutiva confirman que el partido respiró aliviado cuando la ex de UPyD adelantó su marcha. "Nos hemos quitado un peso de encima. Era muy complicada su permanencia porque se la veía como una gallina en corral ajeno. Si ha tenido una lealtad mínima con Pedro, que creo que sí la ha tenido -asegura una integrante de la dirección federal-, tenía que irse, porque era un problema para él. Hay que tener la espalda muy ancha para soportar todas las críticas. Y además no compensó el riesgo con el beneficio, porque fuimos cuarta fuerza en Madrid el 20-D. Vamos, nos ha liberado muchísimo". En la ejecutiva, apenas Sánchez y Antonio Hernando la defendían. El fichaje estrella de Sánchez le había durado seis meses. 

La diputada Zaida Cantera, en el Congreso. (Enrique Villarino)
La diputada Zaida Cantera, en el Congreso. (Enrique Villarino)

En la federación madrileña, que tuvo que apencar con el nombramiento de Lozano y gestionar la desazón -"problemas hubo, pero menos de los que se dicen", justifican en el círculo de la secretaria general, Sara Hernández-, también son conscientes de que se han desprendido de una carga, aunque precisan que no habían entrado en la discusión concreta de la lista. 

Zaida Cantera sí continuará

Quien sí permanecerá en ella es Zaida Cantera. Ella misma dijo este jueves, tras conocerse la salida de Lozano, que repetiría "encantada" como candidata, pero que haría lo que determinase su partido. Su fichaje sentó mejor porque agradó su perfil y su condición indiscutible de independiente. 

En el entorno de Madina indican que él no aceptaría nunca ir por un distrito a Bizkaia, su tierra, o Madrid, así que no contempla que concurra por Sevilla

Sánchez también apostó en la SER por la continuidad de Madina, y en su misma plaza, la séptima por Madrid, "un puesto muy digno", pese a que no le valió para conseguir escaño el 20-D. El líder del PSOE confió en que el dirigente vasco sí pueda lograr acta en junio: "Es lo que se merece. Siempre le he dicho, en público y en privado, que una persona que ha competido por la secretaría general del partido es una referencia para los militantes del PSOE. En mí siempre va a encontrar un aliado, y por supuesto que contaré con él, y además con orgullo. Para mí es un honor compartir la lista por Madrid". 

Madina y Díaz, en Jaén, el pasado 15 de diciembre. (EFE)
Madina y Díaz, en Jaén, el pasado 15 de diciembre. (EFE)

Madina no ha dicho aún nada y es previsible que se tome unos días de reflexión. Este sábado no acudirá al comité federal porque tenía programado un viaje con anterioridad. Desde su entorno, se insiste en que todavía está pensándoselo por las presiones que ha recibido de sus fieles, pese a las reservas que él mismo tenía, por su total falta de sintonía con Sánchez y por el temor a quedarse fuera del Congreso de nuevo. Ferraz cree, sin embargo, que él aceptará.

Este jueves, Díaz le cumplimentó sin rodeos. "Lo que sé es que Eduardo Madina es una persona querida, reconocida y valorada", aseguró Díaz, quien agregó que cada día ve "el cariño, el respeto y el reconocimiento que recibe en todos los rincones del país". Es un "lujo" tener al exdiputado vasco "en un equipo y entre los tuyos", una "garantía", por lo que el partido "no puede prescindir de su talento humano y de su capacidad". 

Las dificultades para el 'ascenso'

Fuentes del PSOE andaluz indicaban que no hay previsión de incluir a Madina en las listas andaluzas -que, por lo demás, sufrirán pocos retoques-, aunque ese debate arrancará formalmente a partir del sábado. Y añadían que lo que pretendía la presidenta de la Junta con sus palabras no era tanto llevarle de cunero, sino empujar para que subiese unos peldaños en la plancha por Madrid, a un puesto más seguro. Lectura que también hace el dirigente vasco, según su círculo: "Ella sabe que él no aceptaría ir por Sevilla. Que las únicas opciones son Bizkaia [por donde repetirá el presidente del Congreso, Patxi López] y Madrid". Madina únicamente podría ascender a la quinta plaza, pero ahora está ocupada por Rafa Simancas, y él no quiere cederla, porque es un diputado muy apreciado en el PSOE-M y colaborador de Sánchez. 

Batet tiene todas las papeletas para encabezar la lista por Barcelona. Tiene la bendición de Iceta y Sánchez, y también de los chaconistas. Pero dejaría una vacante

Cualquier movimiento de Díaz es observado atentamente por Ferraz. No pasará desapercibida su intervención en el comité federal, ni tampoco lo que haga con sus listas en Andalucía. Para los 'pedristas', que la presidenta incluyera a Madina en sus candidaturas, señalándolo como su hombre en Madrid en caso de debacle el 26-J, sería "una provocación". "Y esos gestos no salen gratis", advierten. A nadie se le escapa que la baronesa actuará según el resultado en las urnas, pero entretanto se meterá de lleno en la campaña para ganar por quinta vez consecutiva unas elecciones en su comunidad. 

El secretario general tiene una vacante ya segura en la capital, el número cuatro que ocupaba Lozano. Pero en las próximas horas puede tener otra: la dos. El 20-D, su escudera fue la catalana Meritxell Batet, secretaria de Estudios y Programas de la ejecutiva y mujer de su absoluta confianza. Pero, tras la sorpresiva retirada de Chacón, ella es la que tiene más papeletas para cubrir su hueco. Lo previsible es que su decisión se conozca este viernes -a las 10:30 se reúne la ejecutiva del PSC- o mañana, con el comité federal. Sánchez le ha dado manos libres, aunque en Ferraz y en el partido hermano cunde la impresión de que Batet dará el salto a Barcelona. Quien se postulaba a las primarias contra Chacón, el exsenador Carles Martí, no tira la toalla, pero está dispuesto a hablar. "Batet tiene atributos y capacidades. Yo creo que también los tengo. Y si podemos llegar a un acuerdo sobre cómo han de ser los cambios de listas, la estrategia y el enfoque de campaña, estoy dispuesto a planteármelo. Si no, continuaré con mi candidatura hasta el final y haremos el proceso de primarias", afirmó Martí en una entrevista con EFE. 

Ferraz respira tras la marcha de Lozano mientras vigila los pasos de Díaz y Madina

¿Fichaje para cubrir a la dos por Madrid?

Desde el entorno del primer secretario del PSC, Miquel Iceta, apuntaron que la propuesta que intentará que la ejecutiva respalde es la "continuidad" en las listas, aplicando el mismo criterio que Ferraz. Ello volvería a dejar fuera al exlíder del partido Pere Navarro, a quien Chacón vetó para el 20-D por su defensa en el pasado del derecho a decidir, un movimiento que generó malestar, igual que la inclusión de dos de sus colaboradores, Germán Rodríguez y Pepe Zaragoza, que no obstante fueron apoyados por sus respectivas federaciones. Los contrarios a la exministra creen que debe haber cambios, pues Rodríguez y Zaragoza eran "de su estricta confianza y ella ya no está. No cambiar nada sería tropezar dos veces en la misma piedra. Incomprensible e injustificable", señala un conocido dirigente.  

Luz Rodríguez podría saltar de Guadalajara, por la entrada del secretario provincial, Pablo Bellido, al cuatro por Madrid, sitio que tenía Lozano

En todo caso, todo se irá despejando en los siguientes días. Igual que la posibilidad de suprimir las primarias si se comprueba que Batet -a la que por cierto apoyan los chaconistas- suscita un amplio consenso. 

Ferraz respira tras la marcha de Lozano mientras vigila los pasos de Díaz y Madina

 ¿Y qué pasa si Batet se va? Sánchez podría tapar uno de los dos huecos con su secretaria de Empleo, Luz Rodríguez, que fue desplazada a la cabecera de cartel de Guadalajara por la entrada de Lozano. En aquel momento, el líder pudo hacer ese encaje porque el secretario provincial, Pablo Bellido, estaba imputado. Pero ya no lo está, y la dirección regional cree que, con la salida de la ex de UPyD, tiene más argumentos para reponer a Bellido. Rodríguez, por tanto, podría volver a Madrid. Pero, dado su distanciamiento de Sánchez en los últimos meses, distintos dirigentes de la ejecutiva la ven como posible número cuatro,. Posición que también podría reservarse a la exdiputada Ángeles Álvarez, número ocho el 20-D y reconocida en el PSOE-M. De cualquier modo, el jefe podría tener que buscar recambio para la segunda plaza. Un fichaje. Una posibilidad sería Teresa Ribera, miembro del comité de notables que trabajó en la elaboración del programa del 20-D y reputada experta a nivel internacional en materia de clima, energía y sostenibilidad. Pero en su entorno, desechan esta hipótesis. 

El debate de las listas del PSOE para el 26-J no ha hecho más que empezar y ya hay varios agujeros. Pero las bajas de Chacón o Lozano, para todos los dirigentes consultados, no tienen un hilván común. Responden a motivaciones distintas. Una, por "motivos políticos no relevantes" que no explicó -ni tampoco lo hace su entorno-, y la otra para asumir nuevos retos profesionales. El partido sufre la tensión lógica aneja a la elaboración de las candidaturas. Pero no un desconcierto general. Claro que las expectativas no son halagüeñas, según las encuestas. Y todos miran a la noche electoral. 

Malestar por el portazo de Chacón

La breve comparecencia de Carme Chacón en la que solemnizó su renuncia a la candidatura del PSC en Barcelona el 26-J dejó un regusto amargo en muchos dirigentes. Ella adujo "motivos políticos" no relevantes para marcharse. No especificó cuáles. 

Inmediatamente se interpretó que aludía a sus diferencias con Pedro Sánchez, a la falta de confianza entre ambos por la mayor cercanía de ella con Susana Díaz. Pero, como añadía una dirigente que la conoce bien, en realidad Chacón estaba "en tierra de nadie"

En su entorno hablaban de un "cúmulo de circunstancias" que no concretaban, y elogiaban que hubiera sido "honesta", sin tirar de "eufemismos" y sin aducir "razones personales". Y señalaban su "elegancia" a la hora de marcharse, sin "alimentar la controversia". En la mente de la exministra no está participar en las primarias para La Moncloa, sostienen. 

Los más cercanos a Sánchez reprobaban su actitud, porque sólo contribuía a "sembrar dudas" sobre el líder, "justo lo que no hace falta ahora". 

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios