RUMBO A LA REPETICIÓN DE LAS ELECCIONES GENERALES

Irene Lozano renuncia a repetir en las listas tras el malestar en el PSOE por su fichaje

La diputada del PSOE y ex de UPyD comunica a Sánchez que no quiere volver a la candidatura de Madrid, por la que fue muy cuestionada, y expresa su convicción de que será presidente

Foto: La ya exdiputada Irene Lozano frente al Congreso. (EFE)
La ya exdiputada Irene Lozano frente al Congreso. (EFE)

Irene Lozano lo deja. Cuestionada dentro del PSOE, desde el minuto uno de su inclusión en las listas de las generales como número cuatro por Madrid, ahora, finiquitada esta brevísima XI Legislatura, decide no repetir el 26-J

La exparlamentaria de UPyD explicó este jueves que había comunicado ya su decisión a Pedro Sánchez, y lo hizo a través de un mensaje desde su cuenta Twitter. 

 

Lozano agradece al secretario general su "confianza" en ella y su "deseo" de confirmarla en las listas por Madrid, que él mismo manifestó esta mañana en la Ser. Y le agradece también su "compromiso político con España, su honestidad y su trabajo infatigable por el cambio", por devolver la "esperanza" de un "país progresista". "Estoy segura de que será el próximo presidente y eso será lo mejor para nuestro país". 

La hasta diputada socialista explica que su intención es involucrarse en "proyectos profesionales que por un tiempo exigirán" su "dedicación completa". "Hacer política en el PSOE ha sido para mí una experiencia única y un aprendizaje que forma parte ya de mi bagaje vital". Asegura que se queda con el "cariño" de "todos los militantes socialistas", diputados, trabajadores del grupo, cargos públicos y orgánicos. 

Apenas visible en campaña

Lo cierto es que Lozano no entró con buen pie en el PSOE. Se anunció su fichaje en la noche del jueves 15 de octubre, a escasas horas de que se reuniera la comisión federal de listas. Fue Sánchez quien apostó por ella y quien condujo su incorporación casi en secreto. Su entrada sentó como una bomba, y varias federaciones expresaron su malestar, ya que desde la tribuna y fuera de ella, durante su etapa en UPyD, había dirigido insultos al PSOE. Incluso se le reclamó que pidiera perdón, pero no lo hizo. Aunque el incendio interno se apagó obligado por la proximidad de las elecciones del 20-D, aquel capítulo asestó un hachazo a su trayectoria dentro del PSOE. El líder la incluyó en el comité de expertos para que hiciera aportaciones en el grupo de regeneración democrática cuando estaba prácticamente concluido el programa, luego apenas participó en la campaña y buena parte de los cuadros madrileños le dieron la espalda. 

Fue una decisión de Sánchez colarla en la plancha de Madrid, que ratificó para este 26-J. Pero ella le ahorra con su marcha un potencial ruido interno

La noche de las generales, ella logró entrar en el Congreso. Ocupó la cuarta plaza por Madrid, con lo que desplazó hasta la cabecera de cartel por Guadalajara a Luz Rodríguez, secretaria de Empleo de la ejecutiva. También consiguió plaza su amiga Zaida Cantera, excomandante del Ejército de Tierra que, sin embargo, fue mejor acogida por el partido. Pero quien se quedó a las puertas fue Eduardo Madina, el número siete. Comenzada la XI Legislatura, Sánchez la destinó a la Comisión de Reglamento, para que ejerciese de portavoz, pero no se logró integrar al cien por cien con sus compañeros. 

Al confirmarse la repetición de las generales, las dudas sobre su permanencia en las listas había regresado. Igual que la de Cantera. Sánchez había expresado esta misma mañana su voluntad de que continuase una legislatura más. Pero ella ya le ha ahorrado un potencial ruido interno. Sale de escena y pone fin a su polémico fichaje. 

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios