LAS AUTONÓMICAS ESTÁN A LA VUELTA DE LA ESQUINA

El PSOE gallego no encuentra candidato

Los nombres que circulan son Romeu, Formoso, Leiceaga y Caamaño, que sigue negándose. A ellos se suma el del periodista Antón Losada. El alcalde de Vigo está inmerso en una gira para unir al PSdeG y prepararlo para la elección del candidato

Foto: Pilar Cancela, presidenta de la gestora del PSdeG y diputada en el Congreso por A Coruña, el pasado 22 de octubre. (EFE)
Pilar Cancela, presidenta de la gestora del PSdeG y diputada en el Congreso por A Coruña, el pasado 22 de octubre. (EFE)

El Partido dos Socialistas de Galicia (PSdeG-PSOE) está en estado de 'shock'. Tras la dimisión del imputado José Ramón Gómez Besteiro como secretario general, no se vislumbra quién será el candidato que se enfrente a Alberto Núñez Feijóo en las próximas elecciones autonómicas, que en principio se esperan para el otoño aunque podrían coincidir con las nuevas generales, las del 26 de junio. Tras la sucesión de autodescartes, quedan sobre la mesa los nombres del portavoz parlamentario, José Luis Méndez Romeu; el presidente de la Diputación de A Coruña y alcalde de As Pontes, Valentín González Formoso, y el profesor universitario y exportavoz Xoaquín Fernández Leiceaga, los tres poco conocidos, aunque aún se espera que ceda el aspirante con más credenciales, el exministro de Justicia Fran Caamaño, que ha dicho una y mil veces que él no está ya en ninguna carrera. Y por último, se ha colado la opción, inducida desde Madrid, del periodista Antón Losada, ex alto cargo de la Xunta nombrado por el BNG.

El baile de nombres no sería preocupante si la situación en Galicia no fuera crítica para los socialistas y no estuviera a punto de abrirse el melón de las primarias. Porque eso es lo que pretende la gestora, que preside la diputada nacional Pilar Cancela, quien fuera número dos de Gómez Besteiro. Y con ella, también Ferraz. Pero el principal referente institucional del PSdeG, Abel Caballero, el alcalde de Vigo que pudo mantener el control de la ciudad gracias a una holgada mayoría absoluta, pone objeciones. Considera que hay que "reconstruir" y "cohesionar" primero al partido, para elegir a un aspirante con garantías. Y en esa operación se encuentra inmerso en las últimas semanas, recorriendo la comunidad para unir al PSdeG en torno a él e ir asentando un nombre sin que se llegue a un proceso de división interna. Caballero no quiere ser el candidato a la Xunta. Ni él ni nadie de su círculo más directo. El regidor, pues, se descarta, igual que su mano derecha, la presidenta de la Diputación de Pontevedra, la exsenadora y exdiputada nacional Carmela Silva. Ella, en cambio, sí podría ser su opción como nueva secretaria general cuando se celebre el congreso de la federación gallega. 

El contexto es "el peor de los posibles" para el PSdeG, ilustra un alto cargo. Una federación deshecha, esquilmada en votos, sin liderazgo, sin mando en ninguna gran ciudad, excepto Vigo, y que cayó a la tercera plaza en las generales, tras el PP y En Marea. El temor es que en las siguientes autonómicas se reafirme esa tercera posición, porque en las legislativas los socialistas solían firmar un mejor resultado. Esas pésimas perspectivas explican la falta de candidatos: el miedo a asumir un resultado "desastroso" que supondría su defenestración la misma noche electoral. 

El PSOE gallego no encuentra candidato

Por qué ahora

La gestora que tomó las riendas tras la caída de Besteiro está determinada a sacar adelante lo antes posible su calendario de primarias. Era la idea expresada por Pilar Cancela en público a principios de abril y la apuesta que aún mantiene viva, pese a que ha tenido que retrasar el lanzamiento del proceso varias semanas. Sin embargo, según fuentes próximas a la jefa de la gestora, la planificación de las primarias internas para que los en torno a 11.000 militantes elijan candidato a la Xunta se aprobará esta semana, y de ahí será validada por la ejecutiva de Pedro Sánchez y, en su caso, por el previsible comité federal del sábado 30 de abril. "No se pospondrán las primarias. Ferraz está con la gestora y además la nombraron ellos. Así que antes de que acabe el mes de mayo habrá candidato", indican desde el círculo más cercano a Cancela. En el entorno del secretario de Organización de Sánchez, César Luena, remiten directamente al criterio de la gestora. 

"No se pospondrán las primarias. Ferraz está con la gestora. Antes de que acabe mayo habrá candidato", aseguran en la dirección interina del PSdeG

El gobierno interino del PSdeG cree que ha de concentrar en mayo el proceso, antes del comienzo de la campaña de las generales -que comenzará el viernes 10 de junio-, para que el partido disponga de una cabeza visible y empiece a construirse su perfil como principal rival de Núñez Feijóo. Desde la gestora explican que la presión interna es grande y que por eso ha de resolverse el dilema sin demasiadas demoras. Además, elegir ya al cabeza de cartel en las autonómicas "permite que pueda hacer campaña con Pedro" en las generales, proyectando su figura. Al ubicar las primarias en mayo, abundan, el PSdeG podría afrontar la eventualidad de un adelanto electoral de las gallegas, como quiere Génova. Feijóo pillaría a sus principales rivales, a socialistas y En Marea, sin cabeza de lista. 

José Ramón Gómez Besteiro, a la derecha del alcalde de Vigo, Abel Caballero, y la presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva, el pasado 7 de marzo. (EFE)
José Ramón Gómez Besteiro, a la derecha del alcalde de Vigo, Abel Caballero, y la presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva, el pasado 7 de marzo. (EFE)

Caballero ve esa estrategia como un error. Hace una semana, aprovechando la reunión del plenario de la ejecutiva federal, al que pertenece como presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), el alcalde de Vigo expuso a Sánchez y a Luena cuál era su posición y qué estaba haciendo para "reactivar" al PSdeG. El regidor inició una gira por toda Galicia para reunirse con las agrupaciones locales y con notables del partido, lanzando un "proceso de unidad", "por responsabilidad", que al secretario general le parece "espléndido", "magnífico". Así lo contó el propio Caballero el pasado 20 de abril en Santiago. En la búsqueda de ese "proyecto común" participa Carmela Silva. 

Al alcalde vigués le quedan aún unas cuantas reuniones y conversaciones, que pretende rematar en los próximos días. Entre ellas, con el secretario provincial de A Coruña, Julio Sacristán -y primer edil de Culleredo-, y con su antecesor en el cargo, Fran Caamaño, el último ministro de Justicia de José Luis Rodríguez Zapatero. También planea informar de sus planes a la jefa del Ejecutivo andaluz, Susana Díaz. Caballero está satisfecho con los resultados de su ruta por Galicia, que ha llamado la atención porque es la primera vez que se ha implicado de forma activa en la "reconstrucción" del PSdeG, ya que hasta ahora se había concentrado en su labor en la ciudad y en Pontevedra y en la FEMP. El regidor estima, según subrayan en su equipo, que "el 85% del partido ya está alineado", "unido" en torno a su proyecto. "Y cuándo serán las primarias lo vamos a decidir nosotros, cuando convenga al partido, y no lo determinará una gestora que no representa a nadie", expresan desde el círculo de Caballero, haciéndose eco de una apreciación que señalan más dirigentes: que la dirección interina que puso en marcha Ferraz no cuenta con peso político y está marcada por un pecado original: la ausencia de representantes del entorno del primer edil de Vigo, porque él mismo rehusó integrarse en una gestora de "tan escaso perfil". 

Por qué más tarde

"Lo que estamos haciendo es algo serio, es construir el partido de los próximos seis años, y es importante que se haga bien pues de lo contrario el candidato que saliese elegido duraría dos minutos en el cargo. La gente está acogiendo muy bien la iniciativa, se está entusiasmando", indican fuentes próximas a Caballero. En la gestora no quieren hablar de "enfrentamiento" con el 'superalcalde', pero sí muestran recelos por su gira. "Pues que cohesione", responden con ironía cuando se les pregunta por la intención del regidor de aglutinar al partido antes de proceder a la elección del candidato. Los críticos con la gestora reconocen que "la mayor parte del PSdeG está posicionándose con Abel", porque "el papel aglutinador lo tenía que empezar alguien", y los militantes "estaban espantados con la política sectaria de José Ramón". "No es que el partido quiera a Abel, es que quiere una organización seria, y ahora somos muchos los que estamos haciendo esfuerzos para coser", valora una conocida dirigente. 

Caballero se opone a que las primarias sean en mayo, porque considera prioritario cohesionar al partido y que el candidato salga elegido por consenso

Caballero cree, pues, que apretar las filas es condición indispensable para que no se produzca una nueva lucha interna en una federación desgastada y debilitada por su progresiva pérdida de músculo electoral e institucional. Es decir, quiere que el aspirante a la Xunta salga designado por un amplísimo consenso. "Lo mejor es que cojamos al mejor. Nada de prisas", resumen. Estas fuentes argumentan que Feijóo no va a sucumbir a las presiones de Génova para que adelante los comicios, pues el presidente gallego tiene más tirón que Mariano Rajoy. "Y además, si el PSdeG está unido, podemos sacar candidato en 10 días sin problema", añaden. También juzgan que sería inadecuado mezclar un proceso interno con la precampaña de generales.  

Fran Caamaño, a la izquierda, y José Luis Méndez Romeu, en el centro, en noviembre de 2009. (EFE)
Fran Caamaño, a la izquierda, y José Luis Méndez Romeu, en el centro, en noviembre de 2009. (EFE)

Para el primer edil, las opciones reales se reducen prácticamente a dos: o José Luis Méndez Romeu (A Coruña, 1951) o Fran Caamaño (Cee, A Coruña, 1963). El primero es el actual portavoz en el Parlamento gallego, 'exconselleiro' de Presidencia con Emilio Pérez Touriño en la Xunta y concejal en A Coruña en los tiempos de Paco Vázquez como alcalde. El segundo, Caamaño, es mucho más conocido pero está "desconectado" de la vida del PSdeG desde que abandonó la secretaría provincial (2014) y la Cámara autonómica (2015). El exministro, en conversación con El Confidencial, vuelve a negar toda posibilidad de candidatura: "No estoy en eso. Estoy con mi actividad privada y al margen de todo". Caamaño subraya que "nadie de la gestora, ni a través de personas interpuestas", ha contactado con él para persuadirle, y que en todo caso todos saben su respuesta: no. Caballero charlará con él esta semana y cuenta, según su entorno, con poder convencerle. Otro dirigente que también se ha descartado es el exministro de Fomento y actual eurodiputado José Blanco

Las opciones de Formoso y Leiceaga

Junto a Romeu y Caamaño, otros nombres están sobre la mesa. El último que no se ha descartado es Valentín González Formoso (As Pontes, A Coruña, 1971), presidente de la diputación coruñesa y alcalde de su pequeña localidad natal (10.500 habitantes). Es el candidato que muchos ven ungido por Besteiro pero que, a ojos del sector que encabeza Caballero, "no representa nada". Otra posibilidad que se ha manejado es la del profesor Xoaquín Fernández Leiceaga (Noia, A Coruña, 1961), exportavoz parlamentario y dirigente procedente del BNG. 

Antón Losada, en la presentación de su libro 'Código Mariano', en noviembre de 2014. (EFE)
Antón Losada, en la presentación de su libro 'Código Mariano', en noviembre de 2014. (EFE)

A todos ellos se suma otro nombre, el del periodista Antón Losada (Xove, Lugo, 1966): eldiario.es adelantó este sábado que Ferraz lo había incluido en una encuesta interna para testar sus posibilidades como candidato a la Xunta, junto a Carmela Silva, Valentín González Formoso y Fran Caamaño. El analista político y tertuliano negó al periódico con el que colabora que tuviera noticia de que Ferraz hubiese colado su nombre en el sondeo, aunque diversas fuentes del PSdeG sostienen que sí lo sabía y que de hecho se había reunido con Sánchez. El Confidencial intentó contactar con él, sin éxito. Caballero no conocía la operación

Ferraz incluyó en una encuesta interna a Antón Losada. La noticia ha impactado al PSdeG, que se pregunta si Sánchez quiere imponerlo como candidato

Desde la gestora indicaron que se trataba de un "error", que "se confundió a Antón Losada", exsecretario general de Vicepresidencia y de Relaciones Institucionales entre 2005 y 2007, en la época del bipartito, con Abel Losada, exportavoz parlamentario y diputado por Pontevedra. Fuentes oficiales de Ferraz desmintieron esta última versión: "Se metió a Antón Losada, y no era ningún error". Dado que no es militante del PSdeG, Sánchez solo podría imponerle como candidato como hizo con el exministro Ángel Gabilondo en Madrid hace un año: por arriba, supliendo las primarias por un proceso de aclamación interna. 

La clave interna

La noticia sentó "como una bomba" en el PSdeG, según varios responsables consultados. Primero, porque es "una persona no querida por la militancia después de gobernar la Xunta" -como asumen incluso en la gestora-, ya que fue bestia negra de los socialistas durante el bipartito, y en segundo término porque supondría liquidar la democracia interna en lo que se interpreta como un nuevo "golpe de mano" de Sánchez que tiene como fin asegurarse la lealtad de una federación de cara al congreso federal del PSOE. "Se explica porque tiene un perfil que puede servir como ariete contra Podemos, pero que revela que se dan las elecciones por perdidas", señala un cualificado dirigente gallego. En la dirección federal se valora el buen perfil del tertuliano ex alto cargo del departamento que dirigía el nacionalista Anxo Quintana y su acogida en el PSdeG: "Allí todo el mundo quiere a Antón". 

La duda es si habrá rebelión interna en caso de que Ferraz intentara imponer a Losada. Algunos anticipan que "Abel y muchos otros sectores no tragarían", "se levantarían en armas", porque "Losada no es Gabilondo", pero otros creen que no tendría más remedio, porque el contexto es el previo a unas generales, por lo que gana el silencio y no el ruido y porque el alcalde de Vigo hace equilibrios y no quiere romper del todo con Ferraz. Sánchez, de cualquier modo, tendría más sencillo colar ahora a Losada que después del 26-J, porque él mismo puede caer fulminado por Susana Díaz en caso de que repita un mal resultado en las urnas. A fin de cuentas, todos los movimientos se interpretan bajo la misma óptica: la perspectiva del futuro congreso federal y la guerra entre Sánchez y la presidenta andaluza. Y Galicia es una pieza más del tablero. 

¿Y las listas de las generales?

Antes del 23 de mayo el PSOE tendrá que presentar sus candidaturas a las generales del 26-J, en caso de confirmarse la convocatoria electoral. En Galicia no se prevén cambios sustanciales en las listas, como en el resto de España. 

La provincia más sensible volverá a ser Ourense. Allí, fue borrada a última hora la exsecretaria de Estado de Igualdad Laura Seara, dirigente de la confianza del antecesor de José Ramón Gómez Besteiro al frente del PSdeG, Pachi Vázquez. La plancha la encabezó finalmente Rocío de Frutos. Seara era una de las responsables más activas de la plataforma de apoyo a Eduardo Madina en el congreso extraordinario de 2014, en el que salió derrotado frente a Pedro Sánchez. De las listas del 20-D también cayó a última hora otro madinista reconocido, Julio Villarrubia, en este caso de Palencia. 

En Pontevedra, la candidatura del PSdeG la lideró la magistrada Dolores Galovart. En Lugo, Margarita Pérez, y en A Coruña, la entonces secretaria de Organización regional y hoy presidenta de la gestora, Pilar Cancela. Los socialistas consiguieron seis escaños, igual que En Marea, la coalición integrada por Podemos, Anova y Esquerda Unida-IU. La alianza de izquierdas, no obstante, ganó en votos al PSdeG, que quedó como tercera fuerza: 25% de los sufragios frente al 21,3%

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios