hacia el 26-J

El PSOE andaluz prepara una campaña ‘marca Susana’ y con el apoyo de los alcaldes

La interlocución con Ferraz es casi nula. La baronesa andaluza reclama una quinta victoria consecutiva en Andalucía, desde donde dan por hecho que habrá que reconstruir el partido

Foto: Susana Díaz interviene en el comité director del PSOE andaluz, este 3 de mayo en Sevilla. (EFE)
Susana Díaz interviene en el comité director del PSOE andaluz, este 3 de mayo en Sevilla. (EFE)

Susana Díaz pulsó este martes por la tarde el botón de arranque de la precampaña electoral a dos meses del 26 de junio. Lo hizo en el comité director del PSOE andaluz que cerró con la mano arriba y abierta: “A por la quinta”. Los socialistas quieren celebrar una quinta victoria consecutiva en Andalucía y saben que esta va a ser una campaña “difícil”, donde no hay ilusión por el cambio sino “desconcierto y cabreo” de los ciudadanos después de que los políticos le hayan “devuelto la pelota porque no ha sido capaces” de formar Gobierno. Es la advertencia que lanzó la secretaria general del PSOE andaluz, que va a asumir un papel protagonista en esta campaña junto a los alcaldes, a los que pidió un esfuerzo especial en las próximas semanas. Fuentes socialistas confirmaron que será una campaña “en blanco y verde”, con Susana Díaz en primer plano a pesar de que el candidato sea Pedro Sánchez, convencidos de que “ella suma más que el secretario general”.

Nadie lo verbaliza en público pero el PSOE andaluz necesita ganar “para coger la bandera y que el partido resurja desde Andalucía” después del 26 de junio, como admiten en privado algunos dirigentes del partido. El debate interno está cerrado hasta el momento en el que se cierren las urnas y Susana Díaz ya ha dicho claro que no será hasta el próximo congreso federal cuando reflexione sobre si aspira o no a la secretaría general del PSOE. Mientras, están en campaña a tope. De momento no echan cuenta a encuestas que aseguran están aún “contaminadas” por los cuatro meses de bloqueo político. Los socialistas andaluces dicen no creerse el ‘sorpasso’ de Podemos e IU pero multiplican los ataques a Pablo Iglesias.

Respaldo al veto de Sánchez al PP

A la vez Susana Díaz ha dejado claro en varias intervenciones que respalda el portazo de Pedro Sánchez a un pacto con el Partido Popular. Si hay algo que molesta a la baronesa andaluza es esa idea de que ella representa el ala más a la derecha del PSOE. Un relato del que culpan a Podemos y, sin micrófonos, a sus compañeros de Ferraz. La secretaria general de los socialistas andaluces volvió a subrayar, como hiciera por la mañana junto al presidente de Canarias, Fernando Clavijo, que con el PP no se puede llegar a ningún acuerdo. “El PP ha hecho mucho daño y con ellos no podemos ir a ningún sitio”, sostuvo ante los militantes y dirigentes andaluces como hizo Pedro Sánchez el pasado sábado en el comité federal.

El PSOE andaluz prepara una campaña ‘marca Susana’ y con el apoyo de los alcaldes

En privado, son cada vez más los socialistas que admiten que si los resultados se repiten el próximo junio el PSOE deberá plantearse la abstención para dar paso a un Gobierno de PP y Ciudadanos y quedarse en la oposición para plantearse en serio su regeneración política. En eso está trabajando la dirección del PP, según admiten fuentes socialistas. Es más, el veto expresado por el secretario general molestó a muchos que se preguntaron a qué conducía arrancar la campaña hablando de vetos y de pactos. La presidenta andaluza nada más que repite eso de “salir a ganar” y que la victoria va “en el ADN del PSOE”. A pesar de esto, Susana Díaz quiso también cerrar la puerta a un acuerdo con Mariano Rajoy, de quien criticó con dureza que haya querido utilizar al ministro Cristóbal Montoro para “endosar” a las comunidades nuevos recortes “con nocturnidad” y aprovechando “el desasosiego y el desconcierto” de los ciudadanos. “Lo que ha hecho Rajoy es tirarse al palo, fumarse un puro. Decir que se iba a Doñana en Semana Santa y que no lo distrajeran. Esto no puede sorprendernos”, afirmó Díaz.

Contra Podemos también utilizó guante de hierro la dirigente socialista. Con el ejemplo de su investidura siempre por delante, recordando que ella pasó 80 días bloqueada y que PP y Podemos votaron en su contra en Andalucía, aseguró que “los de la nueva política han envejecido un siglo en cuatro meses”. La presidenta de la Junta se empeñó en retratar a Pablo Iglesias como un estratega político “experto en uniones temporales de partidos” para salvar su propia hemorragia electoral. Sobre la confluencia con IU dejó que es un “matrimonio de conveniencia” donde “no hay amor y el único interés es el odio al PSOE”. En Andalucía arremetió contra Diego Cañamero, a quien Podemos ha pedido que sea número uno por Jaén en sustitución de Andrés Bódalo, condenado por agresión.

"Los de la nueva política han envejecido un siglo en cuatro meses", afirma Díaz en un duro alegato contra Pablo Iglesias por su "odio" al PSOE

Nadie rechistó a Susana Díaz tras su intervención. Sólo el socialista Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, alto cargo de la Junta y uno de los principales aliados de Pedro Sánchez en Andalucía, tomó la palabra para reivindicar “unidad sincera” y con la advertencia de que los socialistas no tendrán credibilidad a la hora de pedir el voto para el candidato socialista si mientras se le está “criticando en privado”, según coincidieron en contar varios asistentes a la reunión. Desde la dirección del PSOE andaluz trataron de minimizar estas críticas.

El PSOE andaluz está ya en modo campaña a pesar de que la interlocución con Ferraz sigue siendo casi inexistente y todavía no tienen ningún dato sobre qué planea Pedro Sánchez, qué tipo de campaña quiere, cuántas veces estará en Andalucía y si quiere o no coincidir con Susana Díaz. La única carta que ha llegado de momento del secretario de Organización, César Luena, es para informar de un recorte del 33% en el gasto de la campaña con recortes en publicidad exterior y ‘mailing’. Los socialistas andaluces comparten que se haga una campaña más discreta y barata, pero alertan de que retirar el envío de papeletas a los domicilios puede causar estragos en el voto rural y entre la población mayor, sobre todo en lo que respecta al Senado, donde son listas abiertas. Susana Díaz se centrará en subir escaños en las provincias de Málaga, Sevilla y Córdoba, donde según los cálculos de su partido tienen más posibilidades de arañar nuevos votos. “Nadie podrá decir que la presidenta no ha trabajado más que nadie para que gane el PSOE, eso por descontado”, asegura alguien de su máxima confianza.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios