Es noticia
Menú
Las grandes hoteleras recuperaron en julio el nivel de ingresos previo a la pandemia
  1. Economía
La temporada más alta

Las grandes hoteleras recuperaron en julio el nivel de ingresos previo a la pandemia

La recuperación en las llegadas de viajeros y las subidas de precios han elevado su facturación. Se confirma que el verano está dejando grandes datos para el sector

Foto: Benidorm regresó en julio a su 'lleno total'. (EFE/Pep Morell)
Benidorm regresó en julio a su 'lleno total'. (EFE/Pep Morell)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Ha sido el sector que más ha tardado en recuperar los niveles de actividad previos a la pandemia, pero finalmente lo ha conseguido este verano. Las grandes cadenas hoteleras han declarado en julio a Hacienda más facturación que en el mismo mes previo a la pandemia. Por primera vez desde la irrupción del covid, el sector turístico (las grandes son la antesala de las pymes) vuelve a ver la luz del sol.

El dato se extrae de las declaraciones del IVA que hacen las empresas grandes a la Agencia Tributaria para el SII (suministro inmediato de información). Las últimas cifras recogen la evolución de las ventas hasta el 26 de julio, ya prácticamente con el mes acabado. Lo que muestran estos datos es que la recuperación del turismo mantuvo su progresión a lo largo de todo el mes.

En concreto, la facturación declarada por las empresas de alojamiento, la mayor parte las grandes cadenas hoteleras, fue un 2,5% superior a la del mismo periodo del año 2019. En el mes de diciembre de 2021, la facturación de la hostelería todavía era un 33% inferior a la de diciembre de 2019, esto es, se habían dejado por el camino uno de cada tres euros de ingresos. Sin embargo, el final de la pandemia cambió el horizonte a partir de la primavera. En abril, la facturación ya fue apenas un 9% inferior a la del mismo mes de 2019 y en junio se quedó tan solo un 1% por debajo. De hecho, en algunas semanas de ese mes se superaron los registros prepandemia, pero finalmente el agregado no fue suficiente para superar el umbral.

Foto: La playa de La Malagueta. (EFE/Carlos Díaz)

La recuperación está siendo tan rápida que las cadenas de alojamiento están facturando un 92% más que el año pasado. Una parte de la mejora de los ingresos es consecuencia de la inflación. La hostelería mantuvo los precios congelados durante la primera fase de la crisis de precios, ya que la demanda todavía era muy débil, pero en este verano están aprovechando para ‘hacer el agosto’. Esto explica que se estén superando los registros del año 2019 que fue histórico.

Es cierto que este aumento de la facturación no implica mayores beneficios para las hoteleras, puesto que también están soportando costes superiores. La energía y las materias primas que utilizan los hoteles se han encarecido en el último año, sin embargo, la mano de obra, que es el principal gasto de la hostelería, se mantiene relativamente estable.

Este impulso del turismo está siendo el gran flotador para España en medio de la tormenta que está sufriendo la economía europea. Los hogares quieren gastar este año en sus vacaciones, tal y como demuestran los datos de la encuesta a consumidores que ha elaborado el Banco Central Europeo. A pesar de la delicada coyuntura, algo más del 40% de los hogares declaraba estar preparado para hacer un gran gasto en turismo justo antes del verano.

Foto: Un camarero lleva una bandeja con cervezas en Madrid. (Reuters)

Los indicadores publicados hasta la fecha señalan que, en efecto, las familias están haciendo un gasto turístico elevado. Y no solo las españolas, también las extranjeras. Los ciudadanos tenían ganas de salir, como bien muestran las estadísticas de facturación del sector de bares y restaurantes. Su recuperación fue mucho más temprana que la de los viajes, ya que las restricciones para estas empresas desaparecieron a mediados del año 2021. En junio del año pasado, los bares y restaurantes ya generaban una facturación equivalente al 73% de la existente antes de la pandemia, mientras que los hoteles estaban todavía a solo un 45%.

Estas ganas de salir se canalizaron inicialmente a través del ocio local. No fue hasta la primavera cuando empezaron a traducirse en viajes y mejora de la facturación de hoteles y otros alojamientos. Los bares y restaurantes recuperaron las ventas previas a la pandemia ya en el mes de marzo y en julio estaban ya un 15% por encima de la facturación de 2019.

Esta rápida recuperación explica por qué España es uno de los países que tienen más posibilidades de esquivar una recesión a corto plazo. La temporada alta todavía tira de la producción y del empleo, contrarrestando así las malas noticias que llegan desde el ámbito internacional.

Ha sido el sector que más ha tardado en recuperar los niveles de actividad previos a la pandemia, pero finalmente lo ha conseguido este verano. Las grandes cadenas hoteleras han declarado en julio a Hacienda más facturación que en el mismo mes previo a la pandemia. Por primera vez desde la irrupción del covid, el sector turístico (las grandes son la antesala de las pymes) vuelve a ver la luz del sol.

Hoteles
El redactor recomienda