Es noticia
Menú
Alerta en el turismo por la falta de empleo cualificado y el alza de los costes salariales
  1. Empresas
sobre todo en ibiza, menorca y mallorca

Alerta en el turismo por la falta de empleo cualificado y el alza de los costes salariales

Tras dos años de pandemia y ERTE, el sector turístico sufre ahora una falta de mano de obra cualificada, derivada de que miles de trabajadores han cambiado a otras industrias

Foto: Vista del hall del hotel Wellington en Madrid. (EFE/Rodrigo Jiménez)
Vista del hall del hotel Wellington en Madrid. (EFE/Rodrigo Jiménez)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Después de dos años de pandemia y ERTE masivos, el sector turístico se enfrenta ahora al reto de recuperar a miles de trabajadores que, cansados de esperar la recuperación, recondujeron sus carreras profesionales hacia otras industrias. Un reto especialmente difícil de abordar en algunas islas, donde a esta problemática general se une otra ligada a las difíciles condiciones de su mercado de alquiler.

"En Ibiza, Menorca y algunas partes de Mallorca, el principal problema es conseguir alojamiento a precios competitivos para poder vivir", denunció ayer José Luis Zoreda, vicepresidente de Exceltur, con motivo de la presentación del último informe de perspectivas que elabora trimestralmente esta institución.

Foto: Imagen llevada en andas de Jesús del Gran Poder

El sector turístico se enfrenta a un problema similar al que lleva años arrastrando la construcción: convencer a los trabajadores que de un día para otro se vieron sin trabajo de la conveniencia de retornar a esta industria dos años después y cuando ya han conseguido reconstruir su carrera en otro sector.

Aunque es cierto que los ERTE han sido un colchón que han permitido amortiguar el golpe de la pandemia, también es verdad que su escudo protector ha sido insuficiente para miles de trabajadores, que tras meses sin trabajar, o haciéndolo solo por oleadas, optaron por buscar la estabilidad en otros sitios.

placeholder Trabajadora de un hotel de la playa de Palma.
Trabajadora de un hotel de la playa de Palma.

A este problema se ha unido el incremento de los costes salariales, que Exceltur cifra en una media del 7,8% en este arranque del año, pero que llega al 12,2% en los alojamientos de costa. Unas alzas que amenazan con ir a más si no se logra contener la inflación de segunda ronda y que golpean directamente a la rentabilidad de las compañías, ya que se trata de una industria muy intensa en mano de obra.

De hecho, Óscar Perelli, director de Estudios de Exceltur, reconoció ayer que dos de los temas que más preocupan ahora mismo a las empresas son poder llegar a un pacto de rentas que limite el impacto de la inflación en los salarios y los problemas para encontrar trabajadores formados.

Los costes salariales se han incrementado un 7,8% de media en la industria con el arranque del año, y en el alojamiento de costa se llega al 12,2%

En este contexto, Zoreda explicó a El Confidencial que se está explorando la posibilidad de formar a refugiados ucranianos para que puedan incorporarse a las plantillas de estas compañías de cara al arranque de la temporada estival, lo que permitiría a estas familias poder empezar a reconstruir sus vidas y, al mismo tiempo, evitaría un alza desbocada de los costes salariales.

Una amenaza especialmente sensible en las islas, donde las viviendas vacaciones disparan el precio de los alquileres durante la época estival, lo que presiona todavía más al alza los salarios necesarios para convencer a un trabajador de que se desplace unos meses a Ibiza o Menorca a cubrir la campaña de verano.

Foto: Hotel de Mallorca sin turistas. (EFE/Cati Cladera)

Y eso que el mercado de trabajo turístico ha mejorado notablemente con el arranque del año, hasta situarse en marzo solo un 3,5% por debajo del mismo periodo de 2019 (66.804 personas), un empuje que responde tanto a la paulatina mejora de la actividad como a las positivas perspectivas que hay para Semana Santa y la decidida apuesta de las empresas por intentar acelerar la recuperación.

Euforia en el sector hotelero por las buenas previsiones para Semana Santa

De hecho, la citada caída del 3,5% que sigue arrastrando el empleo es muy inferior a la que refleja el PIB turístico en ese mismo mes de marzo (-11,5%) y a la correspondiente a las ventas de las compañías (-12,5%), diferencia que se explica por el esfuerzo hecho por las compañías para sacar al mayor número posible de empleados de los ERTE.

Otro factor de preocupación para la industria es que las empresas tampoco pueden trasladar a los precios todo el incremento de costes que están sufriendo y, en el caso concreto de los laborales, solo ven posible repercutir un 30%, lo que significa que el otro 70% va en contra de sus márgenes.

Después de dos años de pandemia y ERTE masivos, el sector turístico se enfrenta ahora al reto de recuperar a miles de trabajadores que, cansados de esperar la recuperación, recondujeron sus carreras profesionales hacia otras industrias. Un reto especialmente difícil de abordar en algunas islas, donde a esta problemática general se une otra ligada a las difíciles condiciones de su mercado de alquiler.

Menorca Ibiza Pandemia Inflación PIB Negociación colectiva
El redactor recomienda