Es noticia
Menú
La industria hotelera acelera en el primer semestre pero aún lejos de niveles prepandemia
  1. Empresas
Barómetro de STR y Cushman&Wakefield

La industria hotelera acelera en el primer semestre pero aún lejos de niveles prepandemia

La ocupación media se ha situado en un 63%, lo que supone una mejora del 118% respecto al año pasado, aunque todavía queda margen para alcanzar la cifra lograda en 2019, en que fue del 72%

Foto: Turistas realizando check-in en un hotel. (EFE/Diego Azubel)
Turistas realizando check-in en un hotel. (EFE/Diego Azubel)

Las compañías hoteleras ya ven la luz al final del túnel. El Barómetro del Sector Hotelero, elaborado conjuntamente por STR y Cushman & Wakefield, demuestra que los seis primeros meses del año han servido para que la industria hotelera recupere ritmos similares a los que registraba antes de la pandemia. Tras un paréntesis tan duro, todos los destinos se recuperan a mayor o menor velocidad a través de la demanda y la mejora en las ocupaciones.

La ocupación media en los hoteles españoles se ha situado en un 63% durante el primer semestre de 2022, lo que supone una mejora del 118% respecto al año pasado, aunque todavía queda margen para alcanzar la cifra lograda en 2019, un año récord, en que fue del 72%. Esta mejora en la ocupación ha permitido también a los hoteles mejorar ingresos y precios medios. El RevPAR (ingreso por habitación disponible) del conjunto de España ha sido de 67 euros, mientras que el ADR (ingreso medio de una habitación) ya es de 123 euros.

La capital de la Costa del Sol ha alcanzado una ocupación del 75% que demuestra que la ciudad ha logrado desestacionalizar su demanda. Completan el podio de la ocupación Valencia y Alicante, con un 70% y un 69%, respectivamente. En cuanto a las grandes ciudades, Madrid se sitúa en un 63% mientras que Barcelona sube hasta el 66%, cuando en el mismo periodo de 2021 era del 29% y del 26%, respectivamente. En el conjunto de España, la ocupación se ha situado alrededor de un 120% superior a la del año pasado para el mismo periodo, pero casi 10 puntos por debajo de lo logrado en 2019, por lo que todavía hay margen para seguir con la reactivación turística.

Foto: Vista del Gran Meliá Don Pepe, en Marbella.

Para César Escribano, Country Manager de STR para España y Portugal, "la valoración es positiva porque demuestran una tendencia alcista y sigue habiendo margen para incrementar ocupaciones, por lo que también se puede esperar un tercer trimestre muy positivo. La pandemia ha quedado atrás y ahora los factores que influyen en la marcha del sector son otros como la inflación o la geopolítica".

En esta misma línea, Albert Grau, socio y codirector de Cushman & Wakefield Hospitality en España, señala que "la demanda está impulsando la reactivación y lo va a seguir haciendo por lo menos hasta el final del verano. Las mejoras en los ingresos y el precio medio tienen todavía un margen para seguir creciendo y llegar a los niveles de 2019, tal y como lo estamos viendo en estos meses de verano en la mayoría de destinos, algo necesario teniendo en cuenta la presión que ejerce la inflación sobre los márgenes operativos".

Precios a niveles similares

Los precios también están recuperándose a ritmo de la demanda y superando ya las cifras logradas en 2019 que fue de 113 euros en el conjunto del país. Este incremento en el ADR permite repercutir parte de la subida de precios fruto de la inflación, aunque el margen operativo sigue viéndose reducido y es una de las mayores preocupaciones para los gestores hoteleros. Marbella es el destino con el mayor ADR con diferencia, ya que alcanza los 248 euros. Le siguen, en este orden, Barcelona (146 euros), Baleares (139), Canarias (131) y Madrid (129). Entre las ciudades que cierran la clasificación con precios más bajos encontramos Bilbao (91) y Zaragoza (66).

Para Bruno Hallé, socio y codirector de Cushman & Wakefield Hospitality en España, "la estrategia de precios se está viendo también afectada por la inflación y los precios energéticos. En estos momentos es difícil repercutir más el incremento de precios en el producto hotelero para no afectar a la demanda, pero tras la temporada veraniega habrá que planificar los siguientes meses con vistas al margen operativo".

Las compañías hoteleras ya ven la luz al final del túnel. El Barómetro del Sector Hotelero, elaborado conjuntamente por STR y Cushman & Wakefield, demuestra que los seis primeros meses del año han servido para que la industria hotelera recupere ritmos similares a los que registraba antes de la pandemia. Tras un paréntesis tan duro, todos los destinos se recuperan a mayor o menor velocidad a través de la demanda y la mejora en las ocupaciones.

Pandemia Inflación Industria
El redactor recomienda