Madrid lidera la creación de empleo y la apertura de empresas desde la segunda ola
  1. Economía
Es la comunidad más dinámica

Madrid lidera la creación de empleo y la apertura de empresas desde la segunda ola

Desde septiembre han reabierto casi 1.700 empresas y se han reincorporado 125.000 trabajadores, casi un 30% más del empleo que se crea habitualmente en estos meses

placeholder Foto: Aspecto de la Plaza Mayor de Madrid durante la pasada Semana Santa. (EFE))
Aspecto de la Plaza Mayor de Madrid durante la pasada Semana Santa. (EFE))

La economía española comienza a mostrar señales de recuperación en las últimas semanas después de atravesar un otoño e invierno muy complicados debido a los rebrotes del virus. Finalmente, el proceso de vacunación está conteniendo los nuevos contagios y las hospitalizaciones, de modo que la economía se encuentra ya en plena rampa de lanzamiento hacia un verano de gran crecimiento. La creación de empleo en marzo y abril sumada a la reactivación de trabajadores que estaban en ERTE ha permitido elevar el número de afiliados efectivos en 213.000 personas desde el pasado mes de septiembre, el último mes de ‘nueva normalidad’ previo a la segunda ola del virus.

Sin embargo, esta creación de empleo es casi un tercio inferior a la que habitualmente se produce en estos meses, lo que indica que, corregida de los efectos estacionales, la recuperación todavía está en una fase muy temprana si se compara con el nivel de actividad alcanzado al final del verano. En casi todas las comunidades autónomas la evolución del empleo entre septiembre y abril fue peor al que se producía en estos mismos meses antes de la pandemia. Esto es, si se desestacionaliza el empleo se observa que la reactivación de la desescalada no ha permitido recuperar, de momento, los niveles de actividad existentes en septiembre, antes de la segunda ola del virus.

Foto: Imagen del 'skyline' de Madrid. (Reuters)

Solo hay dos comunidades que han creado más empleo en estos meses del que suele ser habitual: Madrid y Murcia. Ambas son las regiones que realmente han logrado un crecimiento real del empleo desde el pasado verano. Madrid destaca por encima de Murcia con una creación de empleo muy intensa desde el pasado verano, ya que ha incorporado a 125.000 nuevos trabajadores, esto es, más de la mitad del empleo creado en toda España.

Esto supone un aumento del empleo efectivo del 5%, un crecimiento que supera en 1,7 puntos porcentuales el crecimiento del empleo de estos mismos meses previos a la pandemia. En términos absolutos se trata de 37.000 empleos adicionales. Los datos de afiliación muestran que Madrid es la comunidad autónoma que mejor ha atravesado la fase de los rebrotes. Su estrategia de mantener unas restricciones laxas para no frenar la actividad ha dado resultado desde el punto de vista económico.

El principal beneficiario de esta política ha sido la hostelería y así se ve reflejado en los datos de afiliación. En este caso no se puede elaborar la serie de afiliación efectiva, ya que no hay disponibles datos de ERTE desagregados por CCAA y sectores. Pero los datos brutos de afiliación a la Seguridad Social permiten realizar una aproximación. Madrid es la única comunidad que ha creado empleo en la hostelería desde septiembre, con casi 2.800 nuevos cotizantes. Este dato contrasta con los 176.000 empleos de hostelería destruidos en el resto del país.

El cierre perimetral de las comunidades autónomas ha estimulado la economía madrileña y ha provocado un 'consumo cautivo'

De hecho, el levantamiento de las restricciones tras el final de la tercera ola del virus ha provocado que Madrid perdiera posiciones en el 'ranking' de creación de empleo, pasando del primer puesto al octavo. Este dato evidencia que mientras otras regiones han registrado un importante crecimiento gracias a la relajación de las medidas, en Madrid no se ha producido este avance porque las medidas ya eran laxas. Desde febrero hasta abril en Madrid se han creado 26.200 empleos, lo que supone un incremento que es un 85% superior al registrado en los mismos meses previos a la crisis. Este dato está lejos del 426% registrado por La Rioja, el 305% de Castilla y León o el 175% del País Vasco, todas ellas regiones con unas restricciones duras durante la tercera ola.

Uno de los factores que ha estimulado la economía madrileña es el cierre perimetral de las comunidades autónomas, que ha provocado un ‘consumo cautivo’ en las grandes ciudades. Estas regiones con alta densidad de población transfieren miles de millones en rentas al resto de España a través del turismo, pero en estos meses de restricciones no han podido salir de sus provincias, lo que ha retenido el consumo de los fines de semana y puentes.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE)

Este efecto del ‘consumo cautivo’ se observa con claridad si se comparan los datos de Madrid con los de la provincia de Barcelona. Al igual que Madrid, Barcelona también ha creado empleo desde el pasado mes de septiembre, y también a mayor ritmo del que lo hizo antes de la pandemia. En concreto, la afiliación efectiva aumentó en 69.000 personas, 2.300 más que entre los meses de septiembre a abril de 2019. Esto significa que a pesar de las severas restricciones impuestas por la Generalitat, Barcelona también se benefició del ‘consumo cautivo’ y logró crear empleo en estos meses.

Sin embargo, el ritmo del mercado laboral fue significativamente inferior al de Madrid. En estos meses el aumento de la ocupación en Barcelona fue del 3,5% y en Madrid fue del 5%. Además, si se compara con el mismo periodo previo a la crisis, el crecimiento adicional de la afiliación efectiva en Barcelona fue del 3,6% mientras que Madrid creó un 41% más de empleos que en los mismos meses previos a la crisis. En definitiva, las diferentes estrategias de restricción de la actividad han tenido una incidencia clara en la evolución económica.

Junto a Madrid, Murcia es la otra comunidad que tira del empleo. Desde septiembre se han incorporado 15.700 trabajadores, cifra que supera en 800 trabajadores la creación de empleo registrada entre los meses de septiembre a abril previos a la crisis. Aunque la cifra de Murcia es positiva, en términos porcentuales apenas supone 0,2 puntos de mayor creación de empleo, lo que contrasta con los 1,7 puntos de Madrid.

El resto, todas las comunidades autónomas registraron una peor evolución del empleo que en los mismos meses previos a la crisis. Solo hay otra excepción, Baleares, aunque en su caso se debe a que la destrucción de empleo fue menos intensa que la registrada en 2019. El motivo es que, como el pasado verano no hubo temporada alta, no se produjeron los habituales despidos de los meses de octubre y noviembre. En total, Baleares perdió desde septiembre hasta abril 31.000 afiliados efectivos, frente a los 51.700 del mismo periodo previo a la crisis.

En las demás comunidades autónomas los resultados del mercado laboral fueron heterogéneos. Algunas, como Andalucía o la Comunidad Valenciana registraron un crecimiento del empleo superior al 1%. Otras, como Castilla y León, Asturias o Cantabria, perdieron más del 1%. Pero todas tienen en común que la evolución del empleo fue peor de la que es habitualmente en estos meses, lo que indica claramente que desde septiembre no se puede hablar de recuperación del empleo.

La apertura de empresas

Otro de los indicadores que refleja los resultados de la estrategia de Madrid sumada al ‘consumo cautivo’ es el de empresas con trabajadores registradas en la Seguridad Social. Desde el mes de septiembre han abierto 1.700 empresas en la Comunidad de Madrid, un crecimiento del 0,9%. En esta situación tan complicada, cada apertura de una actividad económica es un hito y es el resultado de combinar una actividad económica dinámica con buenas perspectivas de futuro.

Madrid no es la única provincia en la que se han abierto empresas en estos meses de parón por las restricciones, pero sí es donde ha sido más intensa. En Barcelona ha crecido el número de empresas con trabajadores un 0,3%, lo que significa la apertura de 530 empresas; en Sevilla han abierto 270, un crecimiento del 0,5% y en Toledo han abierto 52 empresas, un 0,3%. En el resto del país ha continuado el cierre de empresas durante estos meses, lo que refrenda el impacto de los rebrotes del virus sobre la economía de las diferentes comunidades autónomas.

Foto: El acceso de Navacerrada y Cotos, cerrado para evitar aglomeraciones. (EFE)

El dato de Toledo es sorprendente, ya que no se puede hablar de ‘consumo cautivo’ y menos en una provincia que depende tanto del turismo nacional. En su caso, el crecimiento se debe al auge del comercio electrónico, que ha disparado la creación de empleo en los centros logísticos próximos a las grandes capitales. En Madrid, sus dos centros logísticos están en Toledo y Guadalajara, lo que explica su buen desempeño desde el inicio de la pandemia.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Economía Empleo Madrid
El redactor recomienda