Madrid pasará de liderar el crecimiento de España a situarse a la cola en los próximos meses
  1. Economía
El efecto del 'consumo cautivo'

Madrid pasará de liderar el crecimiento de España a situarse a la cola en los próximos meses

El ‘consumo cautivo’ en la comunidad se liberará cuando se levanten los cierres autonómicos y Madrid vuelva a exportar consumo. La demanda sustitutiva, de los turistas internacionales, se recuperará más lentamente

placeholder Foto: Imagen del 'skyline' de Madrid. (Reuters)
Imagen del 'skyline' de Madrid. (Reuters)

Desde el pasado verano, la Comunidad de Madrid ha sido una de las regiones que han liderado el crecimiento económico de España. Sin embargo, todo cambiará a partir del verano, cuando Madrid perderá rápidamente posiciones y previsiblemente pasará a la cola del crecimiento nacional. Un cambio que vendrá provocado por la pérdida del ‘consumo cautivo’. Será un efecto temporal, porque a medida que el turismo internacional se recupere, el PIB de la región irá acelerando, especialmente a partir del año 2022, lo que hará que sea una de las comunidades que más crezcan el próximo año.

Según las previsiones de BBVA Research, la Comunidad de Madrid crecerá este año un 5,1%, casi medio punto por debajo de la media nacional. Una cifra que contrasta con el buen final de 2020 y del inicio de 2021 en la región, como muestran los datos de empleo o de consumo. El último trimestre del año anterior y el primero del año en curso tienen una gran influencia sobre el PIB del conjunto del año, ya que suponen la base para el resto del ejercicio. Sin embargo, aunque la economía madrileña haya crecido por encima de la media nacional durante estos trimestres, en los próximos se situará claramente por debajo.

El motivo de este cambio es que el ‘consumo cautivo’ que tiene Madrid por el cierre de las fronteras se liberará en los próximos meses, a medida que las fronteras autonómicas se vayan levantando. El ‘boom’ de la demanda experimentado en la región como consecuencia de los cierres de fronteras y la apertura de los negocios (en especial hostelería) ha marcado la diferencia respecto a otros territorios.

Foto: Imagen de la ciudad financiera del BBVA en Madrid. (EFE)

Los datos de la EPA publicados el jueves por el INE muestran el dinamismo que está mostrando la comunidad madrileña desde el pasado verano. El número de trabajadores desde el tercer trimestre de 2020 hasta el primero de 2021 aumentó en 102.600 personas, una cifra totalmente excepcional, ya que durante el ciclo expansivo en estos meses la región creaba algo menos de 25.000 empleos. En este periodo, el conjunto de España creó 29.900 empleos, lo que significa que sin la aportación de Madrid, la ocupación habría caído en más de 70.000 personas.

De hecho, la recuperación del empleo en Madrid ha provocado que el empleo en la capital durante el primer trimestre del año fuese un 2,5% superior al existente en el mismo periodo previo a la crisis, el primer trimestre de 2019. Solo hay otras dos regiones que han recuperado el empleo de ese momento, Murcia y Cantabria, aunque el porcentaje de crecimiento sea significativamente inferior: del 1,7% y del 0,5% respectivamente. Si se tiene en cuenta la media nacional, el empleo está un 1,4% por debajo del existente en el primer trimestre de 2019, y sin el efecto de Madrid la caída sería del 2,1%.

Otro de los indicadores que evidencian el dinamismo de Madrid es el del consumo minorista. El volumen de ventas en la CAM de febrero fue un 1,5% inferior al del mismo mes del año anterior, justo antes del estallido de la pandemia, sin embargo, la caída de la media nacional fue del 9,4%, esto es, un desplome seis veces superior. La segunda comunidad con menor caída interanual de las ventas, tras Madrid, es Cantabria, y su desplome es del 5,3%.

Exportación de turistas

Estos datos sitúan Madrid a la cabeza de la recuperación desde el pasado verano. Sin embargo, las previsiones sitúan la comunidad por debajo de la media nacional en crecimiento para el conjunto de 2021. La explicación a esta aparente contradicción está en el crecimiento esperado a partir del verano. Los buenos datos de consumo dentro de Madrid están claramente impulsados por el ‘consumo cautivo’, esto es, por el cierre de las fronteras autonómicas. Los más de seis millones de residentes en la Comunidad de Madrid están obligados a mantener todo su consumo dentro de la región, lo que ha paralizado la exportación de turistas que hace la capital hacia el resto del territorio. De hecho, la saturación de los destinos de la periferia de la comunidad, en especial de la sierra madrileña, es el resultado de esta prohibición de la movilidad hacia otros territorios.

Foto: Foto: Turismo de Santander.

Sin embargo, esto cambiará rápidamente cuando las fronteras autonómicas se levanten. Es de esperar que la Comunidad de Madrid ‘exportará’ al resto de España miles de millones de euros a través del turismo, como ocurrió durante el pasado verano en que se desató la 'madrileñofobia'. Los principales beneficiarios serán los territorios del Mediterráneo y el norte de España. Solo con el cierre de fronteras de la segunda ola del virus (entre octubre y diciembre de 2020), el gasto turístico de los madrileños en el resto de España se hundió en 632 millones de euros, un desplome equivalente al que provoca la suma de Cataluña, País Vasco y Castilla y León.

Por el contrario, el gasto turístico de los madrileños dentro de su comunidad fue el mismo que el que había antes de la crisis. Y es previsible que esta comparativa haya aumentado de forma importante en el inicio de 2021. Y estas cifras no tienen en cuenta gasto en restauración y ocio. Todo este ‘consumo cautivo’ se liberará en los próximos meses. Madrid volverá a exportar su turismo al resto de España, lo que incentivará el crecimiento de otras comunidades autónomas. Sin embargo, Madrid no se beneficiará de la misma forma de la recuperación del turismo. El motivo es que la región depende en gran medida del turismo internacional, cuya recuperación se prevé más lenta. El resultado es que algunos de los destinos de la periferia madrileña que actualmente están saturados por la demanda de los residentes, previsiblemente, se vaciarán en los próximos meses.

Esto no significa que la economía madrileña vaya a sufrir una recesión en los próximos meses, al contrario, su economía acelerará gracias a la relajación de las restricciones. Sin embargo, su crecimiento será inferior al de la mayoría de comunidades autónomas. Así lo explica BBVA Research: “En Madrid, las limitaciones para salir de la comunidad tienen como contrapunto un 'consumo cautivo' en el territorio. Así, pese a los efectos de Filomena en enero y las dificultades para la llegada de visitantes, se revisa al alza en 2021 en 0,4 puntos porcentuales, aunque sigue quedando en la parte baja de la distribución”. En otras palabras: el retraso en la apertura de las fronteras autonómicas mejora las previsiones de crecimiento porque se extiende el ‘consumo cautivo’, pero tarde o temprano se liberará y provocará una ralentización del crecimiento.

Foto: Los sindicatos CCOO PV y UGT-PV. (EFE)

Hay otro factor que incide en el cálculo de las previsiones de crecimiento de BBVA Research: Madrid se situará a la cola de España en recepción de ayudas estatales y europeas durante los próximos meses. En lo que se refiere a las transferencias del Gobierno para las ayudas directas a las empresas, Madrid recibirá el equivalente al 0,28% de su PIB de 2019, la menor cuantía de todas las regiones, suponiendo menos de la mitad que Extremadura, Castilla-La Mancha o la Comunidad Valenciana.

Además, BBVA Research ha estimado el reparto de la primera ronda de los fondos europeos y también sitúa Madrid a la cola en recepción de estas ayudas. El motivo principal es que una buena parte del esfuerzo se realizará en cohesión territorial, lo que demandará mayor inversión en las zonas deprimidas.

La preasignación de fondos con ayudas estatales y europeas para la Comunidad de Madrid será de poco más del 1% del PIB, cifra que contrasta con casi el 3% que recibirán Andalucía, Castilla-La Mancha o Valencia. Estos fondos empezarán a llegar a partir del mes de junio, de modo que supondrán un gran impulso fiscal para todo el territorio español, pero será menor en Madrid. Este efecto, sumado a la liberación del ‘consumo cautivo’, provocará, previsiblemente, que Madrid pase a situarse en los últimos puestos del crecimiento nacional.

Eso sí, los datos de la EPA publicados el jueves muestran una recuperación del empleo en el inicio del año en torno a las dos grandes urbes, Madrid y Barcelona, que era inesperado. El dinamismo de estas regiones es ajeno a la hostelería (ya que este sector está protegido por los ERTE, de modo que sus fluctuaciones apenas se perciben en los datos de ocupación). La creación de empleo tan intensa revela la existencia de un importante motor de crecimiento en las dos capitales que, a falta de más datos, previsiblemente estará relacionado con los sectores tecnológicos. Este puede ser el revulsivo que evite que Madrid se sitúe por debajo de la media nacional de crecimiento.

En cualquier caso, Madrid está destinada a ser una de las regiones líderes en el año 2022 una vez que el turismo internacional se recupere. Además, la capital recuperará su brecha de crecimiento respecto al resto de España una vez que la situación económica se normalice. Las previsiones de BBVA Research apuntan a un crecimiento de la región del 7,4%, recuperando las cuatro décimas que pierda este año.

* Si no ves correctamente el módulo de suscripción, haz click aquí

Economía Turismo Previsión de crecimiento
El redactor recomienda