Quiere evitar un 'credit crunch'

Sánchez anuncia moratorias de impuestos a pymes con problemas de caja por el Covid-19

El presidente anuncia una batería de medidas económicas para garantizar la liquidez en las pymes. Pondrá en marcha líneas de crédito y concederá aplazamientos en el pago a Hacienda

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la rueda de prensa en La Moncloa. (Efe)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la rueda de prensa en La Moncloa. (Efe)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha avanzado las líneas generales del plan de choque que aprobará el jueves para combatir el impacto de la epidemia del coronavirus sobre la economía española. Aunque no ha detallado el contenido de todas las medidas, sí ha anunciado que tendrá cuatro líneas principales de actuación: apuntalar el sistema sanitario publico, garantizar el suministro de material de salud, ayudas para garantizar el empleo y un plan para apoyar la liquidez de las pymes. En este último punto, el Ejecutivo contempla una moratoria de impuestos para las pequeñas y medianas empresas que estén atravesando problemas de caja.

El presidente no ha concretado como será esta medida, pero sí ha anunciado que concederá "aplazamientos y moratorias" para "facilitar el cumplimiento tributario". De esta forma, pretende evitar que las pymes sufran problemas de impagos a la Agencia Tributaria por atravesar problemas de tesorería, y que estos retrasos supongan penalizaciones o recargos para las mismas. Esta moratoria no generá un gasto adicional por intereses, de modo que será favorable para las empresas sin que el Estado sufra un gran perjucio, ya que los tipos de interés de los bonos de corto plazo siguen en negativo.

Esta moratoria iría en línea con una de las fórmulas que está estudiando el Ministerio de Seguridad Social que es conceder aplazamientos de un año en el pago de las cuotas a la Seguridad Social de los autónomos. Además, en la mañana de este martes, el Consejo de Ministros ya aprobó que el Estado asumirá todos los costes de las bajas médicas para personas afectadas por el coronavirus o las que tengan que cumplir una cuarentena.

[El Estado pagará las bajas por coronavirus]

El objetivo del Gobierno es evitar una crisis de liquidez como la que se produjo en 2008 y que fue la que provocó el verdadero colapso de la economía global. Cuando las empresas no tienen acceso al crédito y, además, sufren una crisis de demanda, no pueden refinanciar sus vencimientos, ni pagar salarios, ni cumplir con sus proveedores. Así es como empresas solventes se van a la quiebra por no tener tesorería. El Ejecutivo quiere evitar que este escenario se repita, de modo que reforzará la moratoria en los impuestos con la creación de líneas de crédito a pymes. Aunque el presidente tampoco detalló cómo se instrumentarán, fuentes del Ejecutivo señalan que será el ICO (Insituto de Crédito Oficial) quien garantice el flujo de liquidez al tejido productivo con líneas especiales de crédito y de garantías.

No vamos a permitir que tensiones de liquidez temporal se vuelvan problemas de solvencia para nuestras empresas

En España, la atomización del tejido productivo en miles de microempresas supone un grave problema, no solo de eficiencia económica, sino de vulnerabilidad antre crisis de crédito, por lo que garantizar la circulación de liquidez es clave para evitar un colapso económico. "Vamos a poner todo nuestro empeño en apoyar la liquidez de las pymes", ha asegurado Sánchez, "no vamos a permitir que tensiones de liquidez temporal se vuelvan problemas de solvencia para nuestras empresas".

[Última hora del coronavirus]

Sánchez también ha anunciado medidas orientadas a "garantizar el empleo en sectores que sufran caídas de la demanda". Lo que en un primer momento fue una crisis de oferta, porque se cortó el flujo de suministros desde China, ahora está mutando rápidamente en un problema de demanda, ya que las familias han dejado de consumir algunos bienes y servicios, en especial turísticos y de congresos y eventos. Esta caída de ingresos generará problemas en determinados sectores que podrían desembocar en despidos de trabajadores si se desploma la carga de trabajo.

Para evitar este extremo, Sánchez ha anunciado que está negociando con los agentes sociales "medidas de flexibilidad laboral par que las empresas puedan hacer frente a estas dificultades productivas sin recurrir a despidos, mediante reducciones de jornadas o ajustes temporales". La vía más rápida para facilitar este ajuste de los costes laborales a través de la reducción del número de horas de trabajo es reducir las cuotas a la Seguridad Social a cargo de los empleadores. Sin embargo, el diseño fino de estas medidas también se anunciará el jueves.

En el caso concreto del turismo, que ya es uno de los sectores más afectados, el Gobierno aprobará ayudas "específicas". Se trata, además, de un sector intensivo en empleo, por lo que cualquier problema de demanda podría suponer una gran destrucción de puestos de trabajo si no se ataja.

[El Ibex sucumbe al pánico por el virus]

Todas estas medidas tendrán un importante coste presupuestario, aunque el Gobierno todavía no lo ha cuantificado. De hecho, el Ministerio de Inclusión y Seguridad Social todavía no ha estimado el coste que tendrá para el Estado asumir la incapacidad temporal de todos los afectados por el brote del coronavirus, alegando que es imposible estimar el número de casos que ocurrirán. Pero Sánchez sí ha anunciado que ha solicitado a la Comisión Europea "flexibilizar las normas del Pacto de Estabilidad y Crecimiento en tanto en cuanto vamos a necesitar restaurar las cadenas de suministro que puedan haberse visto afectadas y tomar medidas vinculadas con la política fiscal". Esto es: o que las medidas de contención del coronavirus no computen como déficit, o que se permita superar los umbrales de déficit y deuda como consecuencia de estas políticas fiscales.

Sánchez también ha reclamado a sus socios que la eurozona habilite fondos para "ayudar a los ciudadanos" a superar la crisis del coronavirus. En concreto, el presidente se ha referido a un plan para que sea Europa quien asuma el coste de los seguros por desempleo derivados de despidos por la enfermedad. De esta forma, ha colado el debate sobre un seguro de desempleo común que España lleva años reclamando a Europa para lograr transferencias automáticas de fondos hacia las regiones afectadas por un 'shock' económico.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios