Para limitar la factura a las empresas

El Estado pagará las bajas por coronavirus y suspende los viajes del Imserso

Las bajas por incapacidad temporal para afectados por coronavirus o personas en cuarentena se considerarán contingencia profesional, por lo que no las pagará la empresa sino la Seguridad Social

Foto: El ministro de Sanidad, Salvador Illa. (EFE)
El ministro de Sanidad, Salvador Illa. (EFE)

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes que todas las bajas médicas por coronavirus sean abonadas por el Estado, ya sea a través de la Seguridad Social o las mutuas, para que no tengan que asumirlas las empresas. Se trata de una medida extraordinaria para limitar los costes de la enfermedad para el sector privado y así evitar que el brote del Covid-19 lastre más al tejido productivo español. Esta modificación también es importante para los trabajadores afectados, ya que cobrarán una cuantía superior gracias a este cambio. Además, el Gobierno también ha suspendido por un mes los viajes del Imserso para evitar la propagación del virus, especialmente en el caso de las personas mayores, que son precisamente el grupo de riesgo, y ha aprobado una moratoria de las cotizaciones a la Seguridad Social de tres trimestres para empresas y trabajadores por cuenta propia, en las regiones y sectores que el Gobierno establezca.

Estas medidas forman parte del primer plan económico contra la expansión del coronavirus, que se completará el próximo jueves con un plan de choque que negociará el propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con los agentes sociales. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha anunciado que todas las bajas de incapacidad temporal relacionadas con el coronavirus serán consideradas contingencias laborales o accidente de trabajo, de modo que pasa a ser el Estado quien asume su coste.

Hasta ahora, estas bajas médicas no se consideraban en su totalidad contingencia profesional, sino baja por enfermedad común. Esta diferencia es muy importante, ya que supone que la factura de la baja la paga la empresa o la Seguridad Social. En el caso de las bajas por enfermedad común o accidente no laboral, la empresa abona el subsidio entre los días cuarto y decimoquinto de la enfermedad y a partir de ese momento ya es el Estado quien asume el coste. Con este cambio, el Gobierno ya ha determinado que todas las bajas médicas por coronavirus serán consideradas enfermedad profesional, de modo que toda la baja correrá a cargo del Estado.

Las personas que estén en aislamiento preventivo se considerarán en incapacidad temporal asimilada a una baja por accidente laboral

El Estado se hará cargo también de las bajas de personas que estén en situación de cuarentena como consecuencia de haber estado en contacto con personas que sí estén sufriendo la enfermedad. "Todas aquellas personas que estén en aislamiento preventivo se considerarán en incapacidad temporal asimilada a una baja temporal por accidente laboral", ha explicado Illa. Este matiz es importante, ya que existe un claro riesgo de que en los próximos días se dispare el número de bajas por cuarentena.

[España prohíbe los vuelos directos a Italia]

Con esta medida, el Gobierno pretende aliviar los costes laborales para las empresas afectadas por la enfermedad, que ya sufrirán consecuencias negativas por la ausencia de los trabajadores del centro de producción. El diseño de esta ayuda hace que vaya destinada principalmente a las empresas que no tienen posibilidad de establecer el teletrabajo. Las fórmulas de trabajo a distancia permiten que un empleado haga cuarentena y siga trabajando al mismo tiempo desde casa, pero este margen de flexibilidad no lo tienen las empresas que necesitan que sus asalariados estén presentes en el lugar de producción.

En el caso de los trabajadores, la diferencia también es importante, ya que el tipo de contingencia afecta a la cuantía de la prestación que percibe el trabajador de baja. En el caso de las bajas por enfermedad común, el trabajador percibe el equivalente al 60% de la base reguladora, mientras que en el caso de las bajas por enfermedad profesional o accidente de trabajo, la cifra asciende al 75%.

En materia de Seguridad Social, el Gobierno ha aprobado una moratoria de tres meses consecutivos en el pago de las cotizaciones por parte de empresas y autónomos en las regiones y sectores afectados por el brote del coronavirus. Esto supone un aplazamiento del abono de las cuotas por un periodo máximo de un año sin sufrir ninguna penalización ni recargo de intereses. Los sectores y regiones beneficiados tendrán que ser determinadps por una orden ministerial.

El Gobierno también ha decidido cancelar los viajes del Imserso durante un mes. Con esta medida, el Consejo de Ministros logra un doble objetivo. El primero, evitar la circulación de personas dentro del territorio que puedan propagar el virus. El segundo, proteger a un grupo de riesgo, el de los mayores. Una vez transcurrido este periodo de un mes, el Ministerio de Sanidad estudiará si prorroga la suspensión de los viajes o si la levanta. Esta medida se une a la prohibición de todos los vuelos entre Italia y España para minimizar el riesgo de contagio desde este país, que es el segundo del mundo con más casos de coronavirus.

El Gobierno también ha anunciado que vigilará de cerca el comportamiento de las empresas para evitar que alguna tenga la tentación de aprobar ajustes de plantilla aprovechando la coyuntura de dificultades económicas generada por el brote del coronavirus. La ministra de Hacienda ha señalado que todo el Ejecutivo monitorizará de cerca que las empresas hagan un buen uso de las medidas adoptadas para ayudar a la contención de la enfermedad y paliar las consecuencias económicas que se generen. El Ejecutivo ya da por descontado que el coronavirus "empieza a tener algún efecto" en la actividad económica y su objetivo es evitar que se traduzca en destrucción de empleo.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
25 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios