Relativas al IVA y los gastos de manutención

El Gobierno se pliega a los autónomos y también negocia mejoras fiscales para 2019

Después de ceder a las presiones de los autónomos con la subida de las cuotas a la Seguridad Social, el Ejecutivo acepta revisar las deducciones del IVA y los gastos de manutención

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto a Magdalena Valerio, ministra de Trabajo, e Isabel Celaá, ministra portavoz. (EFE)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto a Magdalena Valerio, ministra de Trabajo, e Isabel Celaá, ministra portavoz. (EFE)

A finales de octubre, el Gobierno se lanzó a subir las cuotas a los autónomos. No tenía otra alternativa, ya que había prometido a Bruselas en el plan presupuestario que recaudaría 994 millones de euros elevando la base mínima a este colectivo. Desde entonces no ha pasado ni un mes completo y el Ejecutivo ya ha rectificado su posición para plegarse a las exigencias de las principales asociaciones de autónomos. Un cambio en el que ha influido la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, quien presionó al Gobierno para que evitara el ‘hachazo fiscal’ a los autónomos en plena campaña de las andaluzas.

No solo ha cedido en la subida de las cotizaciones a la Seguridad Social sino que también está negociando mejoras en las deducciones que tienen los autónomos para mejorar su situación fiscal. Las conversaciones, que se están realizando a un doble nivel —con la Agencia Tributaria y con la Secretaría de Estado de Hacienda—, tienen como objetivo corregir los errores que introdujo la reforma del Régimen General de Trabajadores Autónomos (RETA) en la ley aprobada hace un año por Ciudadanos y PP, explican fuentes presentes en esas reuniones.

“Queremos dar seguridad jurídica a los autónomos y mejorar el sistema de deducciones, que no está funcionando”, explica Eduardo Abad, secretario general de UPTA. Inés Bardón recibió el miércoles a los representantes de la asociación y les transmitió su intención de adaptar la normativa para mejorar sus deducciones.

[El drama de los salarios está en el empleo a tiempo parcial: el 80% no llega a 1.000 euros]

Actualmente, los autónomos no se pueden deducir los gastos de manutención en comidas y eventos de trabajo, ya que la redacción de la ley hace que sea muy complicado que puedan demostrar que se trata de un gasto necesario en su negocio. Por ese motivo, UPTA ha reclamado al Ministerio de Hacienda que se modifique su redacción para que los autónomos comiencen a deducirse este gasto. La forma de hacerlo sería permitir las deducciones sin que el trabajador tenga que demostrar fehacientemente que se encontraba trabajando y simplemente tenga que aportar la factura.

Queremos dar seguridad jurídica a los autónomos y mejorar el sistema de deducciones, que no está funcionando

Hacienda también está negociando con los autónomos que puedan acogerse al criterio de caja para la declaración del IVA sin la necesidad de que sus clientes estén en el mismo criterio. El Gobierno de Mariano Rajoy modificó la normativa del pago del IVA para permitir a los autónomos que se acogieran al criterio de caja, esto es, solo pagan el impuesto cuando cobran la factura. El problema es que la norma obliga a cliente y proveedor a estar en el mismo criterio y a los clientes les interesa estar en el criterio de devengo. Es normal que así sea, ya que de esta forma se pueden desgravar la factura cuando la reciben y no cuando la pagan. En la práctica, esto supone que el autónomo está financiando a su cliente, porque adelanta el impuesto a Hacienda sin que el sujeto pasivo (su cliente) lo haya abonado. La práctica ha demostrado que los autónomos se ven obligados a mantenerse en el criterio de devengo por exigencias de sus clientes, de modo que están pagando el IVA a Hacienda sin haber cobrado la factura.

El resultado es que ese cambio normativo no sirvió para ayudar a los autónomos, lo que supone financiar a sus clientes y a Hacienda durante unos meses. La secretaria de Estado de Hacienda, Inés Bardón, comprende y comparte estas reivindicaciones que ha liderado UPTA, y ha trasladado a la asociación que pretende modificar la normativa para mejorar su fiscalidad en 2019.

El Gobierno ignora su plan presupuestario

El Ejecutivo ha dado rápidamente marcha atrás en su intención de aplicar una gran subida a las cuotas de los autónomos para que acompañaran la subida de las bases de cotización del resto de regímenes de la Seguridad Social. Esto siempre ha sido así para evitar grandes desequilibrios entre todos ellos. De esta forma, Sánchez planeaba elevar las bases de cotización de los autónomos en una cuantía idéntica al Régimen General, para llevarla hasta 1.050 euros al mes.

Esta medida también serviría para generar 1.000 millones de euros para financiar la Seguridad Social, un ingreso que el Gobierno prometió a la Comisión Europea en su plan presupuestario. Sin embargo, el Ejecutivo ya ha descartado presentar los Presupuestos de 2019 y también ha descartado las medidas más impopulares, como la de las cotizaciones de los autónomos.

Sánchez prometió a Bruselas recaudar 1.000 millones con las cuotas de los autónomos, pero finalmente se quedará en 250 millones

La subida que finalmente se aplicará a las cuotas de los autónomos permitirá recaudar 250 millones de euros, esto es, apenas un 25% de la cuantía que prometió Sánchez. Además, la subida de las cotizaciones va acompañada de una importante mejora de la protección a los autónomos que elevará los gastos de la Seguridad Social en 2019.

[Sánchez tropieza en la misma piedra que Rajoy: no logra reducir el déficit estructural]

En definitiva, si la Comisión Europea tenía dudas sobre el cumplimiento de los objetivos de déficit antes, ahora, tras este cambio, la incertidumbre se dispara. Pero, de esta forma, el presidente evita enfrentarse a los autónomos, un colectivo de más de tres millones de ciudadanos que, en algunas regiones como Andalucía, conforman un gran bloque de votantes.

La propia secretaria de Estado de Hacienda lamentaba esta semana los problemas de ingresos que tiene España. En su comparecencia ante el Senado, Bardón aseguraba que los ingresos públicos actuales son “incompatibles” con el mantenimiento de un Estado de bienestar “sólido”. Pero el Gobierno ha comprendido que la subida de impuestos es la parte más complicada de las políticas sociales.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios