El mundo empresarial no teme a Sánchez: “Ya no es el mismo que ganó las primarias”
  1. Economía
Esperan a conocer los ministros del nuevo Gobierno

El mundo empresarial no teme a Sánchez: “Ya no es el mismo que ganó las primarias”

El discurso moderado y europeísta del nuevo presidente ha calmado los ánimos entre los directivos. Las alianzas con Podemos y los independentistas son sus principales preocupaciones

placeholder Foto: Pedro Sánchez en un encuentro con el presidente de CEOE, Juan Rosell, y el presidente de Cepyme, Antonio Garamendi (Efe).
Pedro Sánchez en un encuentro con el presidente de CEOE, Juan Rosell, y el presidente de Cepyme, Antonio Garamendi (Efe).

La expresión que más ha repetido el nuevo presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, es que está comprometido con la estabilidad presupuestaria y la integración europea. El líder del PSOE es consciente de la incertidumbre que vive Italia por sus planteamientos antieuropeístas y populistas y ha querido establecer un cortafuegos desde el primer minuto. Este discurso no solo ha calmado a los mercados, también ha generado cierto optimismo entre el sector empresarial.

“Este no es el Pedro Sánchez que se enfrentó a Susana Díaz en las primarias, es un político con sentido de estado y responsabilidad”, explica un alto directivo de una compañía española. Es cierto que el escenario político ha dado un vuelco y que hay cierta cautela entre el mundo de la empresa, pero en ningún momento se puede confundir con pesimismo. La decisión de Sánchez de gobernar con los Presupuestos del expresidente, Mariano Rajoy, se ha interpretado como una muestra de la prudencia del nuevo Ejecutivo.

Foto: El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, durante la moción de censura. (EFE)

Los empresarios confían en encontrarse a un PSOE “europeísta y con sentido de estado”, en línea con su discurso de los últimos meses. Manuel Escudero, responsable económico de los socialistas (y candidato a ocupar un ministerio en el nuevo Gobierno) ha destacado la necesidad de mantener la estabilidad económica para fomentar el crecimiento y la creación de empleo. Por el momento, nada tiene que ver con posiciones más combativas que defendió la formación en el pasado.

[Claves para entender la situación política tras la moción de censura]

Por el momento, los directivos y empresarios prefieren no pronunciarse públicamente sobre el nuevo Gobierno y aguardan con expectación los primeros pasos de Sánchez. La mayoría coinciden en que la primera señal que lanzará el presidente será la formación del Ejecutivo. El perfil de los ministros dará un primer boceto del tipo de políticas que va a promover el Gobierno. Perfiles europeístas y moderados, como son Jordi Sevilla o David Vegara, gustan en el mundo empresarial.

Podemos pedirá más gasto público, subidas de impuestos y elevar el déficit público; ¿podrá Sánchez decirles ‘no es no’?

El principal temor en el mundo de la empresa es los posibles ‘favores’ que deba Sánchez a los partidos que apoyaron la moción de censura. “La principal preocupación es qué ocurrirá con la amalgama de formaciones que han votado a Sánchez”, explica un empresario. El ‘juego de las mayorías’ podría obligar al nuevo presidente a adoptar decisiones que vayan en contra de la estabilidad presupuestaria. Pero, al mismo tiempo, este juego de mayorías puede servir también para evitar las posiciones más extremas. La necesidad de contar con los votos del PNV para impulsar cualquier reforma es, en general, un motivo de tranquilidad en el mundo empresarial.

[Ábalos, Robles, Lastra... La quiniela de posibles ministros de Sánchez]

Ningún directivo duda de que Podemos presionará a Sánchez ‘por la izquierda’. “Pedirá incremento del gasto, subidas de impuestos y más déficit público”, explica, “¿podrá Sánchez decir ‘no es no’?”. Una de las primeras exigencias será derogar la reforma laboral, un punto que es muy delicado para el mundo empresarial. La CEOE ya ha emitido un comunicado en el que pide al nuevo presidente que no dé marcha atrás en las reformas adoptadas para no frenar la recuperación económica y la creación de empleo.

Foto: El presidente del Círculo de Economía, Juan José Brugera. (EFE)

El nuevo Gobierno “debe continuar impulsando reformas económicas para robustecer el crecimiento económico y no revertir las que ya están en marcha que, como la reforma laboral, han tenido un gran protagonismo en la salida de la crisis”, explican CEOE y Cepyme en un comunicado conjunto.

Los sindicatos confían en la agenda social

Sánchez y su equipo económico han insistido en su compromiso con la estabilidad presupuestaria, pero siempre poniendo en el centro de sus políticas a los más necesitados. El nuevo presidente remarcó en su discurso que quiere retomar el ‘pacto de rentas’ que ya lanzó desde la oposición. Además de la derogación de la reforma laboral, su pacto de rentas incluye un proceso de subida salarial para recuperar el peso de las rentas del trabajo sobre el PIB.

Foto: Grúa de la construcción (Efe)

En concreto, el PSOE propuso una subida de los salarios de entre el 2% y el 3% este año y entre un 2,5% y un 3,5% desde 2019 hasta 2021. Esta senda de incremento de las retribuciones va en línea con lo que piden los sindicatos, por lo que esperan que la llegada de Sánchez a La Moncloa revitalice la negociación colectiva con la patronal.

[Los salarios ganan poder adquisitivo con inflación por primera vez en una década]

“Queremos que la agenda social sea central para el nuevo Gobierno”, explica Fernando Lezcano, secretario de organización de CCOO, aunque reconoce que la fragmentación del Congreso complicará cualquier avance legislativo. Lo que resta de legislatura será casi una precampaña permanente para preparar las siguientes elecciones, por lo que queda poco hueco para el diálogo y el acuerdo, temen los sindicatos.

Por ese motivo, consideran prioritario alcanzar un gran pacto con la patronal para lanzar un mensaje de “estabilidad y confianza”. Renovar el Acuerdo para el Empleo la Negociación Colectiva (AENC) tendría “mucha carga simbólica”, ya que mostraría que España tiene capacidad de diálogo y consenso entre los agentes sociales, explica Lezcano. Las dos partes consideran prioritario cerrar un acuerdo antes del verano, “a ser posible, antes de julio”, explican fuentes de la negociación. La llegada de Sánchez puede ser un estímulo, pero la negociación colectiva es solo cosa de dos: sindicatos y patronal, por lo que el nuevo presidente tiene poco margen de acción.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Empleo UGT PIB Desarrollo económico Susana Díaz Jordi Sevilla Cepyme CCOO PSOE CEOE Pedro Sánchez
El redactor recomienda