Le 'regala' la revisión del cuadro macroeconómico

El regalo de Guindos a su sucesor: dejará que anuncie la aceleración de la economía

La salida acelerada del ministro ha impedido que pudiese actualizar el 'cuadro macro'. La estimación del actual es demasiado prudente, dado el dinamismo económico en el inicio del año

Foto: El ex ministro de Economía y futuro vicepresidente del BCE, Luis de Guindos. (EFE)
El ex ministro de Economía y futuro vicepresidente del BCE, Luis de Guindos. (EFE)

El nuevo ministro de Economía podrá debutar en el cargo con una buena noticia, la que todo responsable económico quiere dar: una mejora de las estimaciones de crecimiento. La salida acelerada de Luis de Guindos impidió que se despidiera con la actualización del cuadro macroeconómico, pese a que se estaba estudiando. Esto significa que el premio queda para el próximo inquilino del ministerio.

La última vez que el Gobierno revisó el 'cuadro macro' fue en la actualización del Plan Presupuestario que tiene que enviar cada otoño a la Comisión Europea. En ese momento (16 de octubre), el Ministerio de Economía fue el pionero en poner cifras al impacto del desafío soberanista catalán sobre la actividad y estimó su coste en unas cinco décimas del PIB. Esto se tradujo en un recorte de su estimación de tres décimas, a las que se añaden otras dos más que hubiese subido en un escenario normal.

Tras esta rebaja, la previsión de crecimiento del Gobierno para 2018 se quedó en el 2,3%, una cifra que está hoy por debajo de todas las estimaciones de los analistas y organismos oficiales. Ahora que el resto de expertos han mejorado su estimación, el Ministerio de Economía tiene vía libre para mejorar su 'cuadro macro'.

Y no solo eso. En las últimas semanas se han publicado los primeros indicadores de 2018 que muestran una cierta aceleración de la actividad, con lo que el Gobierno tiene más argumentos para mejorar su previsión. El nuevo ministro de Economía lo tiene todo a su favor para iniciar el año con una mejora de la estimación de crecimiento de unas tres décimas, hasta el entorno del 2,6% (cinco décimas menos que en 2017).

Los indicadores cualitativos señalan un mayor dinamismo de la actividad económica a principios de 2018

Esta mejora en la previsión de PIB desencadenará un efecto dominó sobre el resto de indicadores que conforman el 'cuadro macro'. Así, el ministerio podrá mejorar también su previsión de empleo y elevar los niveles de ocupación por encima de los 19 millones de trabajadores al cierre del año (empleo equivalente a tiempo completo). Como consecuencia, la tasa de paro caerá más rápido de lo estimado. La previsión actual que mantiene el Gobierno es que el desempleo caerá este año hasta el 15,5%, lo que significaría un descenso de solo 1,05 puntos porcentuales, muy bajo si se compara con los dos puntos de 2017. El panel de expertos de Funcas estima una caída de la tasa de paro hasta el 15,3% al cierre del ejercicio, y algunas casas de análisis consideran que podría caer incluso por debajo del 15%.

La economía vence a la incertidumbre

Los indicadores publicados en las últimas semanas muestran un elevado dinamismo de la economía española. Los efectos negativos del desafío soberanista en Cataluña se han compensado con el incremento de la demanda externa, dado el pico de crecimiento que están viviendo las economías desarrolladas. De esta forma, España ha encontrado un motor de crecimiento que ha compensado el deterioro de la actividad interna.

Los datos del inicio del año “sugieren que está siendo ligeramente mejor de lo que se contemplaba”, explica BBVA Research. La entidad ha revisado su estimación de crecimiento después de que el INE publicara los datos del cierre del ejercicio de actividad en el sector servicios y la industria. Estas cifras positivas reflejan que “algunos elementos externos de contrapeso —como la política monetaria o la ganancia de tracción del crecimiento global— podrían estar siendo más relevantes de lo que se anticipaba”.

[España creció un 3,1% en 2017, el cuarto año en positivo]

El modelo de estimación del PIB en directo de BBVA Research muestra una aceleración de la actividad en el inicio del año, hasta alcanzar el 0,8% de crecimiento trimestral. Esto significa una décima más que en el trimestre anterior. De confirmarse este nuevo dinamismo, se retrasaría más la fase de desaceleración de la economía y mostraría que, un año más, los economistas no supieron predecir la solidez del ciclo económico.

Algunos elementos externos —política monetaria y crecimiento global— podrían estar siendo más relevantes de lo que se anticipaba

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) también realiza una estimación en directo del PIB y sus resultados son muy similares. Tras incorporar los datos del sector servicios, la autoridad fiscal estima un crecimiento del 0,77% para este trimestre. Si se confirma un crecimiento trimestral del entorno del 0,8%, entonces estaría más cerca de que la economía española avanzase más del 2,6% en el conjunto del ejercicio, tres décimas por encima de lo que estima actualmente el Gobierno.

El propio Ministerio de Economía ha mostrado su optimismo en el último informe de síntesis de indicadores económicos publicado la semana pasada. “Los indicadores cualitativos señalan un mayor dinamismo de la actividad global a principios de 2018”, señala el ministerio, “entre ellos destaca el indicador de sentimiento económico (ISE), que aumentó casi un punto en enero de 2018 respecto al mes previo, hasta el nivel 119,9, el segundo valor más elevado desde marzo de 2011”.

Los buenos datos de las encuestas de confianza muestran las fuerzas renovadas de la economía española en el inicio del año. La Comisión Europea ratificó estas buenas sensaciones con una subida de su estimación de crecimiento de España para este año hasta el 2,6% en sus Previsiones de Invierno. El consenso de analistas de Funcas también estima un avance del PIB del 2,6%. Más ambiciosos son los 40 bancos consultados por Bloomberg, que anticipan un crecimiento del 2,7% para este ejercicio.

[Rajoy confirma su "intención de presentar" en primavera los Presupuestos]

Nada frenará al nuevo ministro de Economía para revisar al alza el 'cuadro macro' del Gobierno. Lo que está por ver es si sigue los pasos de Guindos y opta por mantener la prudencia en sus estimaciones, o si decide igualar el optimismo del consenso de mercado. Lo normal es que la próxima actualización de las previsiones se realice con la presentación de los próximos Presupuestos Generales del Estado, pero si el Gobierno no encuentra los apoyos suficientes, podría adelantar su publicación para que sus previsiones no sean erróneas durante todo el año.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios