Paro: España creó 490.000 empleos en 2017 pero el ritmo se frenó en el último trimestre. Noticias de Economía
Malos datos para acabar el año

España creó 490.000 empleos en 2017 pero el ritmo se frenó en el último trimestre

La tasa de paro cerró el año en el 16,55%, su nivel más bajo desde 2008, pero el cuarto trimestre fue el peor para el empleo desde 2013. Solo el sector público evitó una caída mayor

Foto: Un grupo de personas hace cola frente al INEM
Un grupo de personas hace cola frente al INEM

Los buenos datos del mercado laboral en 2017 sorprendieron a todos los analistas que hace un año anticipaban una ralentización importante de la economía. No fue así y el país consiguió seguir creando empleo a un ritmo acelerado, incorporando a 490.300 personas al mercado laboral. Sin embargo, el año no culminó con la ‘guinda’ debido a los pobres datos del último trimestre, que generan cierta incertidumbre sobre una posible desaceleración del empleo.

En el cuarto trimestre del año, el número de ocupados cayó en 50.800 personas respecto al mismo trimestre del año anterior, lo que supone la mayor caída en un cuarto trimestre desde 2013, cuando España todavía destruía empleo con intensidad, según los datos de la Encuesta de Población Activa publicados hoy. Esto significa que ha sido el peor cuarto trimestre para el empleo de toda la recuperación, una cifra preocupante. Tanto en 2014 como en 2015 se creó empleo en el último trimestre, con 65.100 y 45.500 ocupados más respectivamente. En esta ocasión ha ocurrido todo lo contrario.

La destrucción de empleo fue especialmente intensa en el sector privado, lo que genera todavía más dudas sobre un posible cambio de tendencia en el mercado laboral. En concreto, el sector privado destruyó 63.500 puestos de trabajo, mientras que el público creó 12.700 empleos. El resultado es un cambio de tendencia en el ritmo de creación de empleo. Después de dos trimestres consecutivos en los que se crearon más de 500.000 empleos, en términos interanuales, en los tres últimos meses se frenó hasta 490.300 ocupados.

La comunidad autónoma que más empleo destruyó fue Baleares, con un descenso histórico de la ocupación de 65.500 personas como consecuencia de que prolongó tanto la campaña de verano, que la mayor parte de la destrucción de empleo posterior a la temporada alta se produjo a partir de octubre. Por detrás de Baleares aparecen Castilla y León, con 20.900 ocupados menos; Galicia, con 16.700 ocupados menos y Madrid, con 15.400 empleados menos. Por el contrario, la Comunidad Valenciana, Andalucía y Canarias vivieron la mayor creación de puestos de trabajo, con 21.800, 19.300 y 16.600 ocupados más, respectivamente.

[El Gobierno acepta revisar el 'contrato Deliveroo' para evitar los falsos autónomos]

Este revés en el empleo ha afectado también al número de parados, que se incrementó en 35.000 personas respecto al tercer trimestre. Esta es la mayor subida del desempleo en un cuarto trimestre desde 2012 y contrasta con la caída del paro de 83.000 personas y 71.300 personas de los dos últimos ejercicios.

La economía española creó empleo por cuarto año consecutivo. Desde 2013 el número de ocupados se ha incrementado en casi 1.9 millones de personas, lo que permite devolver el número total de trabajadores a las puertas de los 19 millones, el nivel más alto desde el estallido de la crisis. En 2017 se crearon 490.300 nuevos empleos, un incremento del 2,6% respecto al año anterior. Este incremento de la ocupación es superior a los registrados en 2016 y 2014, cuando se crearon 413.900 y 433.900 puestos de trabajo, respectivamente, pero inferior al de 2015 (525.100 empleos).

[El Gobierno acepta revisar el 'contrato Deliveroo' para evitar los falsos autónomos]

Este ritmo de creación de empleo también ha permitido recortar el número de parados en más de 1,8 millones de personas desde los peores momentos de la crisis. En 2017 el desempleo bajó en 471.100 personas en 2017, lo que supone un 11,1% menos que en 2016, registrando su quinto descenso anual consecutivo. No obstante, este descenso es inferior a los experimentados en 2016, 2015 y 2014, cuando el desempleo registró retrocesos de 541.700, 678.200 y 477.900 parados, respectivamente. La tasa de desempleo se situó al finalizar 2017 en el 16,55%, casi 2,1 puntos menos que en 2016 (18,6%) y su nivel más bajo desde 2008 a cierre de año.

De esta forma, 2017 cerró con 18.998.400 ocupados y con 3.766.700 parados. Aunque a lo largo de 2017 se lograron registrar picos más altos de ocupación (se llegaron a superar los 19 millones en el tercer trimestre), la cifra de ocupados con la que termina 2017 es la más alta en un cierre de año desde 2008.

Con el descenso del paro logrado en 2017, se encadenan cinco años consecutivos de bajadas después de seis años de incrementos. En 2015, el paro registró la mayor caída de la serie histórica, con 678.200 desempleados menos.

En 2017, España creó empleo por cuarto año consecutivo tras seis años destruyéndolo. Así, el año pasado se generaron 490.300 puestos de trabajo, con un ritmo de crecimiento anual del 2,6%, superior al de un año antes (2,3%).

La mayor parte de los empleos creados el ejercicio pasado se concentraron en el sector privado, con 401.600 nuevos puestos de trabajo (+2,6%), frente a 88.600 empleos creados en el sector público (+2,9%).

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
25 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios