7.160 millones a tres meses

Europa aprueba el crédito puente para que Grecia pague al BCE y al FMI

Las piezas se siguen moviendo según lo previsto. Tras el visto bueno del Parlamento alemán al tercer rescate, Europa prestará a Atenas el dinero que necesitaba para evitar el 'Grexit'

Foto: La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, y el presidente del BCE, Mario Draghi
La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, y el presidente del BCE, Mario Draghi

La ceremonia sigue su curso. Paso a paso, Europa y Grecia tratan de superar la tensa situación atravesada en las últimas semanas, en las que por primera vez en la historia ha llegado a estar sobre la mesa la posibilidad de que un país saliera del euro. Una vez que los parlamentos de Alemania y otras naciones han dado luz verde a negociar el tercer rescate griego, la Unión Europea (UE) ha confirmado lo que ayer ya avanzó el Eurogrupo: la aprobación de un crédito puente para que Atenas pueda atender sus pagos más urgentes y, de este modo, para que Grecia continúe dentro del euro. 

En concreto, el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) prestará 7.160 millones de euros a Grecia por un plazo de tres meses. Con este dinero, el país podrá devolver al Banco Central Europeo (BCE) los 4.200 millones de euros que la entidad tiene en bonos griegos que vencen el 20 de julio. Si Grecia no hubiera recibido este dinero, no hubiera podido afrontar ese pago, algo que hubiera precipitado la quiebra de sus bancos y la consiguiente salida del país del euro -Grexit-. 

Además, con ese préstamo Atenas podrá abonar la factura pendiente con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Tras no desembolsar los vencimientos del 30 de junio -1.550 millones- y del 13 de julio -otros 450 millones-, esos atrasos alcanzan los 2.000 millones de euros

Remedio de emergencia

Este crédito constituye, por tanto, una solución de urgencia a la que han recurrido las autoridades europeas para que Grecia siga dentro del euro y a la espera de que se concrete el tercer rescate del país. Este programa de asistencia comenzará a ser negociado ahora, una vez que tanto el Parlamento griego como las cámaras representativas de otros países ya han dado el visto bueno a la negociación de ese tercer rescate. 

Como el FEEF es un vehículo en el que participan países de la UE que no pertenecen a la Eurozona, como Reino Unido, el Eurogrupo, en un comunicado remitido en la tarde del viernes, ha anunciado que respaldará la participación de esos países en este crédito puente con unas garantías que cubran el riesgo de que Grecia no devuelva el préstamo. Consistirán en la transferencia a una cuenta de los beneficios acumulados en 2014 por los bonos que el BCE aún atesora de cuando compró deuda periférica entre 2010 y 2012 bajo el Programa de Mercado de Valores (SMP, en sus siglas en inglés). Si Grecia no devuelve el préstamo, ese dinero cubrirá las pérdidas de los países de la UE ajenos al euro; si lo devuelve, ese dinero volverá a los países de la Eurozona, que son los receptores de las ganancias generadas por el SMP. 

La Eurozona pone fin así a una semana en la que su nexo, el euro, ha vivido sus horas más bajas. Durante el pasado fin de semana, y sobre todo en la madrugada del domingo al lunes, el Grexit llegó a ser un hecho. Finalmente, las autoridades europeas y helenas lograron reconducir la situación y el primer ministro griego, Alexis Tsipras, aceptó unas duras condiciones a cambio de recibir un tercer rescate que puede ascender a 86.000 millones de euros y cuyo contenido definitivo quedará recogido en el Memorándum de Entendimiento (MoU, en sus siglas en inglés) que empezará a negociarse ahora. 

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios