La promesa de corazón que impide a Icardi decirle sí al Real Madrid
  1. Deportes
  2. Fútbol
máximo goleador de europa con 16 goles

La promesa de corazón que impide a Icardi decirle sí al Real Madrid

El líder de la Bota de Oro es el capitán del Inter de Milán, club al que le prometió fidelidad hasta, al menos, jugar con ellos la Champions League, y este año está más cerca que nunca de conseguirlo

Foto: Icardi suma 16 goles en 15 partidos de Serie A. (EFE/EPA)
Icardi suma 16 goles en 15 partidos de Serie A. (EFE/EPA)

A la clasificación de la Serie A le sucede algo extraño. Uno la mira y encuentra descolocados a los equipos, aunque si nos fijamos en los puntos obtenidos por cada uno, parece que todo está correcto. Sí, la Juventus no es líder. La campeona las seis últimas ediciones se encuentra en estos momentos en tercera posición en una tabla extremadamente igualada, ya que apenas hay cinco puntos de margen entre el primero y el cuarto. Arriba del todo está un equipo de Milán, que quizás es lo más sorprendente de todo. Y no es el Milan, que se gastó más de 190 millones de euros este verano gracias a la rara inversión china, sino el Inter, que por primera vez en más de un lustro se cree con opciones de ganar el 'Scudetto'. Si esto es posible es, en una medida nada desdeñable, gracias a Mauro Icardi.

Al Real Madrid le falta un delantero centro. Es tan evidente como que su camiseta es blanca. Uno que marque goles, que se le caigan de los bolsillos de lo rebosante que los tiene de goles. Cristiano Ronaldo suma dos goles en Liga, Benzema otros dos, Bale ni juega y Mayoral está destinado a los minutos residuales cuando no queda más remedio que buscar otro atacante para intentar cambiar una dinámica de juego negativa. A Florentino Pérez no le entró en la cabeza la petición de su entrenador, Zinédine Zidane, de acudir al mercado para sustituir a Mariano y Morata con al menos un atacante y ahora, en enero, entran las prisas. Y el primero en la lista es Mauro Icardi.

Foto: Alberto Brignoli corre eufórico a celebrar su gol. (EFE/EPA)

Icardi lo tiene todo y pocos lo ubican todavía entre los grandes del fútbol europeo, aunque su rendimiento está obligando a prestarle cada vez más atención. Tiene 24 años, es argentino, vivió en Gran Canaria, jugó en la cantera del Barça, le sobra carisma y ejerce de capitán no solo por llevar el brazalete, sino por ser cada día el adalid de la plantilla que él lidera. Se han disputado 15 partidos en la Serie A y 'Maurito' ya suma 16 goles. Con los mismos tantos que Edinson Cavani lidera la tabla por la Bota de Oro. Y gracias a haber metido prácticamente la mitad de los 33 goles del Inter, su equipo es 'capolista' de Italia después de aprovechar la derrota del Nápoles contra la Juventus y sumar otro triunfo en la goleada contra el Chievo Verona de este domingo (5-0).

Quiere jugar la Champions de 'nerazzurro'

Es decir, es normal que al Real Madrid le apetezca tener a Icardi en su equipo. Otra cosa diferente es que a Icardi le vayan a convencer con sencillez. En este mundo movido por los cientos de millones que se transfieren cada verano y cada invierno no es fácil encontrar casos de futbolistas que permanezcan fieles a un escudo, a un club por el simple hecho de ser felices en él, pese a que les llame un club superior con una oferta irrechazable económicamente. Icardi dice ser uno de esos pocos. De las palabras a los hechos siempre hay un trecho. Pero Icardi siemrpe ha prometido amor y fidelidad al Inter y, por ahora, lo ha cumplido aun si ha recibido ofertas. "Estoy bien aquí en Italia. Mi equipo es primera en la clasificación, soy máximo goleador, ¿qué más puedo pedir?", dijo Icardi este lunes a la televisión argentina 'Telefe'.

Icardi todavía no ha podido cumplir su deseo de jugar la máxima competición continental con el Inter. Desde que llegó de la Sampdoria en el verano de 2013, el Inter no ha vuelto a la Champions. Mucho tiempo, sí, para el último campeón de Europa italiano. La inversión de Erick Thohir, actual presidente que compró la participación de Massimo Moratti, y del grupo chino Suning ha redirigido al Inter, aunque ha tenido que ser este año, a través de la contratación de un entrenador de primer nivel contrastado, como Luciano Spalletti. Sin casi fichajes, con la misma estructura del curso pasado (y la notabilísima incorporación del español Borja Valero), el Inter vuelve a ser grande en Italia y se empieza a creer que de verdad, esta vez sí, volverá a la Champions... y por qué no, a luchar por el 'Scudetto' que no gana desde el Triplete de 2010 con Mourinho. Una vez debute en ella, será más fácil sacar a Icardi de San Siro.

"¿La Champions? Sí, la jugaré con estos colores porque es el equipo que me ha hecho crecer, porque es el equipo que me ha hecho llegar donde siempre he soñado, porque es el equipo que me ha dado la responsabilidad de ser Capitán y representarlo con orgullo y honor siempre, en momentos bonitos, pero, sobre todo, en momentos duros... Por esto y por otros tantos motivos, pero sobre todo porque ¡es el equipo que amo!". Ese fue el mensaje que puso el mayo pasado Icardi y que cada vez que es cuestionado por su futuro, expone.

Estabilidad deportiva y familiar

En su entorno aseguran que cree cada palabra y que no tiene ni la más mínima intención de romper su promesa. Su pareja, Wanda Nara, que también es su representante, es indispensable para la decisión de Mauro de no moverse de Milán, ya que está enamorada de la ciudad, donde están criando a sus hijos. Precisamente su reciente paternidad le ha hecho transformar su personalidad, a veces muy alocada, convirtiéndose en un joven centrado en su vida familiar y deportiva en exclusiva. Es uno de los motivos, este, por el que el Inter le renovó el contrato (hábil movimiento, adelantándose a cualquier gran club potencialmente interesado) y le puso un salario de 4,5 millones de euros netos por temporada. Y además, Jorge Sampaoli lo ha convertido en su delantero centro en la selección de Argentina, dejando incluso fuera de las últimas convocatorias a Gonzalo Higuaín.

Hay que tener en cuenta un detalle muy significativo en la política de fichajes del Real Madrid. Florentino Pérez no ha fichado un gran delantero desde que compró a Karim Benzema al Olympique de Lyon en 2009. Son ocho años en lo que como mucho a Benzema le han acompañado (más allá de Higuaín) Adebayor, Chicharito, Morata y Mayoral. Nunca ha buscado a un punta que pueda hacerle sombra al francés, a su ojito derecho en el vestuario blanco. Y en caso de intenter acometer la contratación de Icardi, la operación se iría muy por encima de los 100 millones de euros, más teniendo en cuenta cómo está el mercado después de los fichajes de Neymar y Mbappé por el PSG por más de 400 millones. ¿Cuánto vale ahora mismo el máximo goleador de Europa? Ni el Inter mismo lo sabe...

Mauro Icardi Real Madrid Inter de Milán
El redactor recomienda