Es noticia
Menú
Lo del Real Madrid con Mohamed Salah es el remate final a un año cargado de pesadillas
  1. Deportes
  2. Fútbol
las desgracias del egipcio

Lo del Real Madrid con Mohamed Salah es el remate final a un año cargado de pesadillas

Salah volverá a tener enfrente a su ogro. La estrella del Liverpool lleva un año maldito, no jugará el Mundial y la obsesión del egipcio es saldar cuentas con el campeón de Europa

Foto: Salah, con la medalla de subcampeón tras la final de Paris. (Reuters/Lee Smith)
Salah, con la medalla de subcampeón tras la final de Paris. (Reuters/Lee Smith)

Sin Copa de África, sin Mundial, sin Premier League, sin Champions, sin Balón de Oro y, de nuevo, toca enfrentarse al Real Madrid. A la trayectoria de Mohamed Salah en el año 2022 se le puede calificar como algo más que mala suerte. Un cúmulo de catástrofes. Uno de los mejores delanteros del mundo lleva un año cargado de desgracias y tiene para principios de 2023 que competir, de nuevo, contra su pesadilla. El Real Madrid produce angustia en uno de los futbolistas que, en los últimos años, ha sufrido más en sus carnes la capacidad competitiva del campeón de Europa.

Salah es el que tras la final de 2018 en Kiev dijo que "cambiaría todos mis trofeos para volver a disputar la final de la Champions" y tras la de 2022 en París comentó que "merecimos ganar porque tuvimos más ocasiones". El sorteo ha sido diabólico. Salió la bola del Liverpool y después la del Real Madrid. La vuelta es en el Bernabéu y ya se sabe lo que sucede en las noches mágicas europeas en el estadio madridista. Las gestas son posibles si hace falta una remontada. Quizás por eso Emilio Butragueño, presente en el sorteo de Nyon, tiró de grandeza, dentro de su tono humilde y correcto, pero sacó pecho comentando que "somos los campeones de Europa. La vuelta es en el Bernabéu con el apoyo de nuestra afición y todo el mundo sabe lo que eso significa". Al primero o de los primeros que se le habrán venido a la cabeza las hazañas contra el Paris Saint-Germain, Chelsea y Manchester City es a Mohamed Salah.

En la batalla por el relato de generar confianza y seguridad, Butragueño marcó el primer gol. A Salah se le va a hacer muy larga la espera hasta que llegue la eliminatoria entre el Liverpool y el conjunto blanco en los octavos de final de la Champions. El egipcio es la estrella del equipo inglés, pero es, ante todo, el futbolista que más cuentas pendientes tiene con el Real Madrid. Son tres meses que se le harán eternos hasta ponerse, de nuevo, de cara con el equipo que más daño le ha hecho. Y cuando hablamos de dolor, se puede incluir el físico y el psicológico. El que le hizo el forcejeo con Sergio Ramos que le impidió seguir jugando la final de 2018 y sufrió una luxación en el hombro izquierdo y las paradas de Courtois en 2022. Los cracks se mueven por los grandes desafíos, pero lo de Salah con el Real Madrid es una obsesión.

El 'faraón' maldito

El encuentro de ida, en Anfield, será el 21 de febrero y el de vuelta, en el Bernabéu, el 15 de marzo. Desde febrero de 2022 al de 2023 habrá pasado un año maldito para el egipcio, con resultados dolorosos. Los disgustos del faraón empezaron con la derrota en la final de la Copa de África, en los penaltis, contra Senegal. Su situación se agravó con la eliminación de Egipto del Mundial, de nuevo contra Senegal y en los penaltis, en una tanda en la que Salah envió un lanzamiento por encima de la portería defendida por Edouard Mendy. Un fallo del que quedó tocado, con la imagen de abatimiento de la estrella, desorientado por ser víctima de los punteros láser de color verde que buscaron descentrarle. Después llegó mayo. Un mes en el que el Liverpool de Mohamed Salah perdió la Premier League en la última jornada por un solo punto. Hubo un momento que era el campeón, pero la remontada del Manchester City, en cinco minutos, contra el Aston Villa, le privó del título. De nada valió su victoria contra el Wolverhampton. Para hacer más grande la decepción, a nivel individual vio cómo el coreano Heung-min Son le igualaba con 23 goles como máximo goleador de la Premier League.

Lo peor sucedería en la final de la Champions en París. Salah la afrontaba con muchos deseos de revancha y cometió el error de hacerlos públicos. Tras eliminar al Villarreal manifestó sus preferencias y habló de tener cuentas pendientes con el Real Madrid. Prefería enfrentarse al equipo de Ancelotti que al City porque veía al equipo de Guardiola como un rival más duro. "Tenemos cuentas que saldar", publicó el egipcio en sus redes sociales. Lo que sintió en la final de Paris fue la impotencia de no poder batir a Courtois.

Foto: Kroos aplaude en un partido en el Bernabéu. (Reuters/Aleksandra Szmigiel)

En la carrera de los profesionales de la alta competición se cruzan en su camino rivales que se convierten en su bestia negra, que les amargan y desesperan. El Real Madrid es un ogro para Salah. Es también relevante la imagen que publica el club blanco en sus redes sociales nada más conocer el enfrentamiento de los octavos de final. Aparece Vinícius conduciendo el balón y el que le persigue es Salah, con un mensaje que dice: "Nos volvemos a encontrar, Liverpool".

El Real Madrid se siente poderoso tras un 2022 de éxitos en lo colectivo (Supercopa de España, Liga, Champions y Supercopa de Europa) y en lo individual (Benzema como Balón de Oro y Courtois como mejor portero del mundo). Después del Mundial empezará la segunda parte de esta temporada atípica y, según se acerque la fecha de los octavos, se palpará el grado de rivalidad que tiene Salah con el Real Madrid.

Foto: Gerard Piqué en el banquillo del Bernabéu en su último Clásico. (EFE/Rodrigo Jiménez)

En el fútbol actual se está dando una situación extraña o de alguna manera llamativa. Los futbolistas que van a disputar el Mundial, las estrellas de manera más descarada, están dejando de jugar para no sufrir una lesión que les impida competir en Qatar. Ahí están los casos de Benzema, Messi y Mbappé, por poner algunos de los que están bajo sospecha. Con Salah no sucede nada de esto. La estrella del Liverpool y de la Selección egipcia va a ver el Mundial por televisión. Es uno de los grandes jugadores que tendrán que seguirlo desde el sofá de su casa. Lo que tiene por delante es un largo tiempo para darle vueltas a la cabeza y pensar de qué manera puede llegar en las mejores condiciones a la eliminatoria con el Real Madrid. Estos dos partidos son como una final del Mundial para un futbolista que mastica la frustración cada vez que se enfrenta al equipo madridista.

Sin Copa de África, sin Mundial, sin Premier League, sin Champions, sin Balón de Oro y, de nuevo, toca enfrentarse al Real Madrid. A la trayectoria de Mohamed Salah en el año 2022 se le puede calificar como algo más que mala suerte. Un cúmulo de catástrofes. Uno de los mejores delanteros del mundo lleva un año cargado de desgracias y tiene para principios de 2023 que competir, de nuevo, contra su pesadilla. El Real Madrid produce angustia en uno de los futbolistas que, en los últimos años, ha sufrido más en sus carnes la capacidad competitiva del campeón de Europa.

Liverpool FC Emilio Butragueño Karim Benzema
El redactor recomienda