Es noticia
Menú
El refichaje de Griezmann o cómo el Atlético de Madrid gana una guerra de desgaste
  1. Deportes
  2. Fútbol
una jugada maestra de gil marín

El refichaje de Griezmann o cómo el Atlético de Madrid gana una guerra de desgaste

Griezmann volverá a ser propiedad del Atlético de Madrid con un pago de 20 millones de euros, la mitad de la cláusula del Barcelona, tras haberlo vendido por 135 millones en 2019

Foto: Griezmann, durante el partido contra el Brujas. (EFE/Stephanie Lecocq)
Griezmann, durante el partido contra el Brujas. (EFE/Stephanie Lecocq)

La segunda 'guerra' en los despachos entre el Atlético de Madrid y el Barcelona por Antoine Griezmann también la gana el club rojiblanco. A Miguel Ángel Gil Marín le tienen que poner una alfombra roja en el Metropolitano. Se mire por donde se mire, el consejero delegado del club es el gran triunfador en el refichaje de Antoine Griezmann. Un caso insólito en el fútbol mundial. En 2019, Gil Marín ganó la primera 'guerra'. Le sacó las tripas a Josep Maria Bartomeu y la venta del francés se fue hasta los 135 millones de euros (120 de la cláusula de rescisión y 15 como indemnización para evitar una denuncia a la UEFA). El Atleti está cerca de hacerse con la propiedad del jugador por 20 millones de euros, más otros cinco en variables.

Es la mitad de la cláusula que firmaron el Barcelona y el Atlético de Madrid, en un contrato de cesión por dos temporadas, con opción de compra obligatoria. El club rojiblanco ha peleado, en una batalla de desgaste en la que ha implicado a Simeone y al propio jugador, para conseguir su objetivo. En una reunión entre Gil Marín y Mateu Alemany, el dirigente del Atleti advirtió al del Barça de que buscarían la manera de no pagar los 40 millones de euros de opción de compra. Pidió una rebaja considerable y en el Barcelona se negaron.

placeholder Griezmann, tras fallar el penalti contra el Brujas.
Griezmann, tras fallar el penalti contra el Brujas.

Comenzó una estrategia de fuertes presiones. Simeone no podía sacar al campo a Griezmann hasta el minuto 60 para que no contabilizaran los partidos. Si el francés no jugaba la mitad de los encuentros en los que estaba disponible en los dos años de cesión, sería devuelto al Barcelona. En lo que va de temporada, Griezmann solo ha sido titular en dos ocasiones. Contra el Real Madrid en el derbi del Metropolitano y frente al Brujas de la Champions. En Bélgica, el Cholo ya sabía que la negociación está en la recta final, que el acuerdo con el club azulgrana es inminente, y tenía vía libre para recuperar la normalidad.

Bajarse más el sueldo

A la táctica de presión del Atlético de Madrid le queda una segunda victoria. Esta vez más asequible. Tiene que terminar de rematar el nuevo contrato con Griezmann. Gil Marín juega la baza de lo cómodo y feliz que está el francés en Madrid y lo a gusto que se encuentra en el Atleti y con el Cholo. La rebaja del salario va a ser considerable. Las cifras están en torno a los ocho millones de euros netos más una serie de objetivos. Griezmann tiene que ceder mucho y está dispuesto a ello para quedarse en el Atleti, con la condición de que le amplíe el contrato hasta 2027. De 21 millones brutos más objetivos que tenía firmado con el Barcelona en el caso de haber sido devuelto la próxima temporada va a pasar a cobrar bastante menos de la mitad. Eso sí, con la ampliación amortigua el golpe salarial.

Foto: Vinícius protesta en una acción del partido contra Osasuna. (Reuters/Isabel Infantes)

En el Barcelona, asfixiado por la ingente masa salarial que tiene que seguir reduciendo, se han visto acorralados. Traer de vuelta a Griezmann no solo era un problema económico sino también deportivo porque no entra en los planes de Xavi. El francés ha sido un fichaje ruinoso que se tiene que computar al mandato de Bartomeu. Llegó con polémica tras el famoso vídeo de 'La Ddecisión', que grabó la productora de Piqué y que puso en aprietos a la directiva. Jugó dos temporadas y no se adaptó a la posición de extremo. Estaba perdido en el campo, incómodo y el plan de comer en la mesa de Messi y Cristiano Ronaldo se le rompió en pedazos.

Griezmann es otro caso de operación con un altísimo coste que ha supuesto un despilfarro en las cuentas del Barcelona y que provocó consecuencias muy negativas. No ha tenido rendimiento deportivo ni económico. El Barcelona lo tiene que regalar como sucedió con el brasileño Coutinho por el que pagó al Liverpool una cantidad de 120 millones de euros fijos más un acuerdo de 40 millones en variables. Coutinho ha sido vendido al Aston Villa por 20 millones de euros (al club inglés le falta por abonar la mitad del fichaje) y al Barcelona todavía tiene una deuda de 14 millones de euros con Liverpool por el brasileño.

Foto: Amancio Amaro saluda a aficionados del Real Madrid. (EFE/Mariscal)

En el refichaje de Antoine Griezmann, el Atlético de Madrid ha jugado bien sus cartas y no ha hecho trampas. Le ha salido una jugada maestra en la que se destaca la actitud colaboradora del francés para aguantar en el banquillo sin un mal gesto. Simeone ha gestionado el caso con paciencia y manifestándose públicamente como "un hombre de club".

Se ha desbloqueado un asunto que también tenía en vilo al seleccionador francés, Didier Deschamps, de cara al Mundial de Qatar y el estado de forma físico, rodaje, ritmo e inactividad que podría tener el jugador. La negociación entre clubes está cerrada y solo falta que Griezmann firme el nuevo acuerdo. Simeone podrá disponer de un futbolista sin límite de tiempo, para jugar los partidos completos, y que encaja en su sistema.

placeholder Soccer Football - 2022 Ballon d'Or - Chatelet Theatre, Paris, France - October 17, 2022 Barcelona's Alexia Putellas after winning the women's Ballon d'Or REUTERS Benoit Tessier
Soccer Football - 2022 Ballon d'Or - Chatelet Theatre, Paris, France - October 17, 2022 Barcelona's Alexia Putellas after winning the women's Ballon d'Or REUTERS Benoit Tessier

La segunda 'guerra' en los despachos entre el Atlético de Madrid y el Barcelona por Antoine Griezmann también la gana el club rojiblanco. A Miguel Ángel Gil Marín le tienen que poner una alfombra roja en el Metropolitano. Se mire por donde se mire, el consejero delegado del club es el gran triunfador en el refichaje de Antoine Griezmann. Un caso insólito en el fútbol mundial. En 2019, Gil Marín ganó la primera 'guerra'. Le sacó las tripas a Josep Maria Bartomeu y la venta del francés se fue hasta los 135 millones de euros (120 de la cláusula de rescisión y 15 como indemnización para evitar una denuncia a la UEFA). El Atleti está cerca de hacerse con la propiedad del jugador por 20 millones de euros, más otros cinco en variables.

Antoine Griezmann
El redactor recomienda