Gavi, el otro niño prodigio que ayuda a Koeman a superar las tensiones con Laporta
  1. Deportes
  2. Fútbol
con ansu fati como figura principal

Gavi, el otro niño prodigio que ayuda a Koeman a superar las tensiones con Laporta

Lo que necesita el entrenador para convencer al presidente son victorias, generar ilusión y sacar jugadores de la cantera. Gavi, con solo 17 años, es una apuesta en la reconstrucción que quiere hacer Koeman

Foto: Gavi durante el partido entre el Barcelona y el Levante en el Camp Nou.
Gavi durante el partido entre el Barcelona y el Levante en el Camp Nou.

En este pulso o guerra fría que mantienen Joan Laporta y Ronald Koeman el tiempo corre en contra del entrenador si no consigue victorias y van acompañadas de buen juego. Lo que pide el presidente al técnico son resultados y un juego más atractivo. Este ha sido el principal punto en el que han chocado. Koeman no acepta injerencias y contraataca, vía comunicado en la sala de prensa, cuando se siente agredido por las filtraciones del mandatario.

En este escenario de tiranteces están sacando la cabeza los jóvenes futbolistas de la cantera por los que apuesta el holandés. Entre ellos hay uno que está ayudando a Koeman a cargarse de razones cuando habla de un proceso de reconstrucción en el que hay futuro y pide paciencia y apoyo al club. Se trata de Pablo Martín Páez Gavira, conocido como ‘Gavi’, y es un futbolista especial. Con solo 17 años se ha ganado la confianza del entrenador y los aplausos de los aficionados del Camp Nou. Prefieren a Gavi que a Coutinho, al que despidieron en el partido contra el Levante con pitos. El fichaje más caro del Barcelona tiene competencia con un chico que encadena dos partidos de titular (Cádiz y Levante) y viene apretando fuerte.

Foto: Fede Valverde tras un entrenamiento con la Selección de Uruguay

Hay un niño prodigio que es indiscutible y el club le ha dado el dorsal de Messi, el ’10’. Es Ansu Fati. El otro es Gavi. Koeman puso su radar en este futbolista la temporada pasada cuando jugó con el filial. Le llamó para hacer la pretemporada y quedó encantado con sus cualidades técnicas y físicas. Mide 1,73 cm., pero tiene una potencia y una fuerza descomunal. Una condición de pelota y una profundidad que le permiten desbordar y asociarse con facilidad. Es un chico con una personalidad extraordinaria que destaca por el talento y la agresividad para jugar en diferentes posiciones del centro del campo.

Hace historia en el Barça

Gavi debutó contra el Getafe en la Liga y se convirtió en el cuarto jugador más joven de la historia en hacerlo con 17 años y 24 días tras Vicente Martínez, Ansu Fati y Bojan Krkic. Entró por Sergi Roberto y dejó una excelente impresión. Koeman le dio continuidad y jugó contra el Bayern de Múnich en la Champions sustituyendo a Busquets y, de nuevo, en la Liga contra el Granada entrando por Coutinho. Su rendimiento y la apuesta decidida del entrenador le han llevado a estar en el once en los dos últimos encuentros.

Lo que necesita el entrenador holandés para convencer al presidente son victorias, generar ilusión y apostar por la cantera. Koeman tuvo una tregua en la victoria contra el Levante por el aclamado regreso de Ansu Fati. Pero en la grada y en el palco llevaban todo el partido disfrutando de Gavi. Es mérito de Ronald Koeman, que cree en este jovencísimo talento andaluz como en Nicolás González Iglesias, ‘Nico’ y el austríaco Yusuf Demir. Por aquí pasa parte de la reconstrucción de la que habla Koeman, pero Laporta exige más. Ganar títulos esta temporada, recuperar el estilo Barça y utilizar a otros jugadores de la cantera como Riqui Puig.

placeholder Gavi en un partido en la cantera del Barcelona. (@pablogavi10)
Gavi en un partido en la cantera del Barcelona. (@pablogavi10)

Gavi ha tirado la puerta del primer equipo y es un jugador que todavía está en edad de juvenil. Llegó con 10 años al Barcelona y ha ido quemando etapas a una velocidad sorprendente. “He cumplido un sueño”, dijo tras su debut contra el Getafe. Se quedó la camiseta y la tiene guardada para enmarcar. El niño que llegó a Barcelona con sus padres en 2015 y admiraba a Iniesta, se alojó en un piso de Las Ramblas, después eligió quedarse en La Masía y compartió equipo con Ansu Fati. Su descaro y talento han acelerado su progresión. Es otra de las esperanzas del Barça.

Un talento innato

Los niños prodigios tienen estas cosas. Son talentos innatos que llegan a lo más alto por tener un carácter perseverante y luchador. Gavi es uno de ellos. Desde muy pequeñito marcó las diferencias y se saltó los pasos naturales en su proceso de formación. Con Gavi todo va muy rápido. En el Barcelona y en la Selección porque en la Federación Española de Fútbol también se frotan las manos con este talento que ha pasado por diferentes categorías.

Sus orígenes son humildes. Empezó despuntando con 6 años en la Liara Balompié, un club de fútbol de Los Palacios y Villafranca. Manuel Vasco fue su primer entrenador y hoy es, después de los padres y la hermana, una de las personas que más orgulloso puede estar de ver triunfar al chaval con el primer equipo del Barcelona. “Cuando lo vimos me di cuenta de que estábamos ante un niño diferente por su calidad y personalidad. Le cogí en edad de pre-benjamín y necesitaba subir de categoría porque era superior al resto. Lo que le diferenciaba es que era demasiado espabilado para la edad que tenía y en estas edades se nota mucho quien está por encima. Se le veía muy pronto el desparpajo y unas cualidades innatas para jugar a fútbol”, comenta Manuel Vasco, conocido como el ‘Batalla’, para El Confidencial.

Foto: Kubo durante el partido entre el Mallorca y el Villarreal. (Efe)

Manuel Vasco es su primer técnico en el proceso formativo y habla de un niño que le hubiera gustado tener más tiempo. Pero se lo arrebató el Betis para llevárselo a su cantera cuando solo lleva con él dos años. “Lo que hacía, como jugaba, no era normal para la edad que tenía. Parecía pequeño, por la estatura, y era un portento físico. Era brutal cómo generaba juego, la conducción con la pelota, su llegada al área y la definición. Tenía en el equipo a otro chico que también era muy bueno y jugaba en su puesto, en el medio, y yo le dije que él tenía que ocupar la banda. Me dijo que no. Que él tenía que jugar por el centro. Le dije un día que si no obedecía iba a ser suplente y que se lo pensara. Cuando regresé al vestuario me comentó que jugaría por la banda. Le puse y se salió. Era el mejor. En una temporada hizo casi cien goles”, dice Manuel.

Llegó el Betis y se lo llevó. En un torneo en El Algarve fue el mejor y ya tenía a los grandes encima (Barcelona, Real Madrid, Atlético y Villarreal). Se lo arrebató el Barça. “Esto es lo de siempre. A nosotros nos lo quitó el Betis y no recibimos nada a cambio. Y al Betis se lo quitó el Barcelona porque hablarían con los padres y le ofrecerían algo. Nosotros no recibimos ninguna prestación y así pasa siempre. Nos desmantelan el equipo llevándose a niños que destacan a mitad de temporada y hay que tener mucho cuidado a esas edades porque psicológicamente no están todos preparados. Esto es la selva. Gavi siempre ha sido diferente”, cuenta su descubridor.

Koeman apuesta por los jóvenes

Manuel Vasco mantiene contacto con Gavi en estas semanas en las que se confirma como una de las apuestas de Koeman. “Hemos intercambiado mensajes y me ha demostrado su humildad. Me dice que está muy contento y muy agradecido. Que se acuerda de todos nosotros. Yo le digo que se lo tome con calma, que esto es muy largo y que no se precipite. Pero yo sé que no se le ha subido a la cabeza. Está en edad de juvenil y le conozco. Va a seguir aprendiendo y sé que por su carácter intentará aprovechar las oportunidades. Me alegro también por la familia, por los padres que han luchado mucho para que fuera futbolista. Me acuerdo que al padre no le gustaba mucho el fútbol, pero siempre le acompañaba. Estaba ahí, como la hermana. Esto es importante para llegar lejos porque Gavi tiene un buen entorno”.

Lo que no se le puede reprochar a Koeman es su apuesta por los jóvenes desde que se hizo cargo del equipo la temporada pasada. Confió y consolidó a Pedri. Fue incorporando a Araujo, Mingueza e Ilaix Moriba. En su segunda temporada destaca la presencia de Gavi, Nico, Demir y Alejandro Balde.

Ansu Fati Joan Laporta
El redactor recomienda