El Camp Nou se rinde ante Ansu Fati en su regreso soñado con el '10' de Messi (3-0)
  1. Deportes
  2. Fútbol
Regresa 10 meses después

El Camp Nou se rinde ante Ansu Fati en su regreso soñado con el '10' de Messi (3-0)

El conjunto azulgrana dominó un partido plácido en el Camp Nou gracias a los goles de Memphis, de Jong y Fati. Los canteranos Nico González y 'Gavi' firmaron un gran encuentro

Foto: Ansu Fati, la estrella del encuentro. (Reuters)
Ansu Fati, la estrella del encuentro. (Reuters)

Un oasis en el desierto de alegrías culé. Un alto en el camino ante tanta tormenta institucional y deportiva. La contundente victoria del FC Barcelona ante el Levante con los tantos de Memphis Depay, Luuk de Jong y Ansu Fati sirve para dar oxígeno a un equipo que venía atosigado por los deficientes resultados y a un técnico, Ronald Koeman, que sigue en el punto de mira a pesar del triunfo en el Camp Nou. Con las novedades de los canteranos Nico González y ‘Gavi’ en el XI titular, el Barça volvió a gustarse ante un débil Levante que nunca supo entrar en el partido. Ansu Fati, ovacionado por los suyos, volvió a jugar tras 10 meses de baja y cuatro operaciones de rodilla. Tiempo suficiente para levantar la moral del Camp Nou con un recital de desborde, determinación y voracidad goleadora que colocó el definitivo 3-0 en el marcador.

placeholder Memphis Depay abrió la lata de penalti. (Reuters)
Memphis Depay abrió la lata de penalti. (Reuters)

Esperaba ansioso el Camp Nou a los suyos sin saber bien con qué versión de su equipo se iba a topar. Sin embargo, el partido se inclinó con celeridad cuando Memphis Depay, uno de jugadores más activos en la primera parte, se internó en el área levantinista y Nemanja Radoja lo derribó. El neerlandés aceptó la responsabilidad desde los siete metros y engañó a Aitor Fernández para el 1-0.

La banda izquierda funcionaba como un reloj, con Sergiño Dest apareciendo por dentro y por fuera y Memphis haciendo las delicias del público. El atacante, señalado por las múltiples ocasiones falladas en Cádiz, se mostró vertical y lideró la fase ofensiva azulgrana. El Barça desajustaba el descoordinado sistema defensivo ‘granota’ por fuera y buscaba el gol por dentro. Con Gavi y Nico González en la base escudando a Busquets, el cuadro catalán la movía con precisión y sentido.

El Levante nunca reaccionó

De nuevo Dest, conduciendo por la izquierda, despistó a la zaga levantinista, atrajo la mirada de un despistado Mustafi y encontró a Luuk de Jong al espacio. El ariete no falló frente al guardameta y subió el 2-0 en el minuto 15. Podía haber sido incluso peor para los visitantes cuando Memphis dibujó un balón al segundo palo que Piqué no empujó por poco. El Barça agobiaba al Levante y dominaba con total comodidad.

placeholder Piqué estuvo muy cerca del 3-0. (Reuters)
Piqué estuvo muy cerca del 3-0. (Reuters)

En ese zarandeo del rival, con Gavi a la cabeza y un inoperante Coutinho tratando de marcar la diferencia en el último tercio, el joven interior de 17 años envió un balón con sello de asistencia en el dorso hacia Memphis, pero el neerlandés se topó con la rápida salida de Aitor Fernández. Confiado y crecido, el canterano se quedó cerca de matar el encuentro con una vaselina que detectó el guardameta levantinista. El Barça se marchaba al descanso de un partido plácido y con un rival sin ningún tipo de fortaleza.

A la vuelta de vestuarios, más de lo mismo. Memphis buscaba el tercero de la tarde, Dest sembraba el pánico en la banda derecha levantinista y el público del Camp Nou disfrutaba de los infantiles errores visitantes. El conjunto de Paco López, sin balón ni pulso defensivo, era un mero espectador en las manos del FC Barcelona al que solo Aitor Fernández mantenía en pie. El zurriagazo de Memphis murió en las manos del guardameta, pero parecía cuestión de tiempo que subiese el 3-0 al electrónico.

placeholder Philippe Coutinho pelea un balón. (EFE)
Philippe Coutinho pelea un balón. (EFE)

Sin reacción visitante, Koeman introdujo a Riqui Puig por Coutinho. El Barça se mostró ambicioso y siguió dándole rienda suelta a su acoso y derribo. El canterano Nico González, hijo del mítico Fran González del SuperDepor, soltó un latigazo desde la frontal que se fue desviado. Acto seguido, Memphis tuvo una ocasión doble, pero el neerlandés perdonó su doblete. Y hasta Riqui Puig, revolucionado por gozar de minutos tras pisar tanto banquillo, tuvo la suya, pero el 3-0 se escurrió entre varios regates en el área levantinista.

A 10 minutos del final, llegó el momento más especial de la tarde en el Camp Nou. Ansu Fati, con el '10' de Leo Messi a la espalda, regresó al césped del Camp Nou tras 10 meses de baja y cuatro intervenciones en su rodilla. El público local le ovacionó con alegría y esperanza, sabedor de que las opciones de grandeza del Barça pasan porque el joven delantero de 18 años recupere el excepcional nivel que demostró en el pasado en tiempo récord. A su vez, también entraron Demir y Araujo por 'Gavi' y Mingueza, pero todas las miradas se concentraron en Fati.

placeholder Ansu Fati, héroe del Camp Nou. (EFE)
Ansu Fati, héroe del Camp Nou. (EFE)

El Levante despertó mediante una incursión de Morales y otra acción que Ter Stegen tuvo que desactivar para evitar el 2-1. Sin apenas pestañear, Ansu Fati tocó la primera pelota del encuentro para verticalizar el juego, lanzarse directo a por el encuentro y sacar un zurriagazo que forzó un córner. En el segundo balón, regateó a un futbolista del Levante, se introdujo en el área visitante y estuvo a punto de forzar un penalti que el árbitro del encuentro desestimó ante las protestas de los aficionados. Lo mejor estaba aún por llegar. En el minuto 90 ganó un balón perdido, remató con veneno y desató la euforia en el Camp Nou. Con acciones así es más sencillo entender las esperanzas que ha volcado el Barça en él.

FC Barcelona Levante UD Ronald Koeman