El castigo a Ilaix Moriba del Barcelona tiene un trasfondo de chantaje
  1. Deportes
  2. Fútbol
no hay acuerdo para la renovación

El castigo a Ilaix Moriba del Barcelona tiene un trasfondo de chantaje

A Ilaix Moriba, jugador que entra en los planes de Koeman, le queda una temporada de contrato. Pero no acepta la oferta de renovación que le presenta el club y sigue entrenando con el filial

placeholder Foto: Ilaix Moriba en el último partido de Liga del Barcelona contra el Eibar. (Efe)
Ilaix Moriba en el último partido de Liga del Barcelona contra el Eibar. (Efe)

De todos los frentes que tiene abiertos Joan Laporta, que no son pocos, aunque el presidente del Barcelona trabaja directamente en cómo cuadrar el contrato de Messi, el de Ilaix Moriba tiene connotaciones de abuso. Pasan los días y el canterano, que acabó la temporada pasada en el primer equipo, sigue entrenando con el filial. Está castigado. Es la forma más suave de llamarlo porque se podría hablar de chantaje e, incluso, de estar apartado.

El asunto es complicado y permanece en un plano muy secundario en un club que tiene otros temas más urgentes como reducir la masa salarial en 200 millones de euros para cumplir con el control económico que impone la Liga. Laporta delega el caso de Ilaix Moriba en Mateu Alemany, el nuevo director de fútbol que no ha sido presentado. Alemany está sobrepasado con el trabajo sucio que le encomienda el presidente. Es el que tiene que dar la cara para recortar salarios y dar salidas. Con Ilaix Moriba pincha en hueso y las negociaciones no avanzan.

Foto: Leo Messi durante un partido del Barcelona en el Camp Nou. (Efe)

El Barcelona y la agencia de representación de Ilaix Moriba están librando un pulso que tiene un final inesperado si atendemos a las posturas tan firmes que tiene cada parte y la distancia que los separa para llegar a un acuerdo. Como sucede en estos casos, existe la voluntad de arreglar la situación contractual. Pero no es nada sencilla. A Ilaix Moriba le queda una temporada de contrato y no acepta la oferta de renovación que le presenta el club. La interpreta como baja. La preocupación en el Barça es que deje pasar el tiempo y pueda marcharse libre en junio de 2022 una de sus perlas.

Una apuesta de Koeman

La decisión que toma el club para presionar a su joya es prohibirle hacer la pretemporada con el primer equipo hasta que no se resuelva el acuerdo. Koeman no cuenta con un centrocampista que, a mitad de la temporada pasada, tiró la puerta del primer equipo. Llegó a jugar 18 partidos, cinco de ellos de titular y marcó 3 goles. Entró en los planes del entrenador holandés por delante de Riqui Puig y Pjanic. El rendimiento de Ilaix, con un fútbol vertical, poderoso y demostrando tener mucha personalidad, resultó ser una de las grandes noticias. Con solo 18 años confirmó lo que se espera de él. Tiene madurez y talento para ser jugador del Barcelona. Es el centrocampista con poderío físico que quiere incorporar Koeman a su plantilla.

Pero está apartado. Entrena con el Barcelona B que esta temporada dirige Sergi Barjuán y que la pasada tenía en el banquillo a García Pimienta. Otro de los numerosos cambios que ha hecho Laporta en su revolución dentro de la estructura del club. Con Ilaix Moriba decide aplicar una medida de fuerza que puede ser todavía más contundente. Tiene ficha del filial y en Barcelona aparecen informaciones que apuntan que podría caer en el juvenil si sigue sin aceptar las condiciones del club. De contar para Koeman a poder verse en el juvenil es una medida que solo se puede interpretar como chantaje.

placeholder Messi abraza a Ilaix Moriba. (Efe)
Messi abraza a Ilaix Moriba. (Efe)

El club defiende sus intereses y para justificar esta decisión se ampara en la gestión para dar estabilidad a las cuentas y superar la crisis. Si a los jugadores del primer equipo les piden un esfuerzo, con recortes salariales, entienden que no es el momento de que el Ilaix pida un aumento de contrato. Existe el riesgo de que si la situación no se desatasca, pasen los meses y una de sus perlas se pueda marchar gratis. Existe la sospecha e, incluso, el enfado de que pueda tener algún tipo de acuerdo con otro club y sea el Real Madrid.

Cotizado y con ofertas

En este escenario, la postura de Joan Laporta es inflexible y la de Ilaix Moriba delicada porque es un chico que le gustaría estar ya con el primer equipo, pero sus agentes insisten en que está cotizado y merece un contrato mejor.

El último contrato de Ilaix Moriba con el Barcelona estaba ya dentro de una política del club en la que apostaban por convertirlo en profesional y blindarle. Había diferentes clubes que querían llevárselo. En 2019 acordó que seguía hasta 2022, con un sueldo de 2 millones de euros durante los tres años y una comisión de 2,5 millones de euros. La cláusula quedó fijada en 100 millones de euros para un chico que solo tenía 16 años. El contrato lo negoció la agencia de representación Stellar Group que dirige Jonathan Barnett (el agente de Gareth Bale) con Pep Segura, Eric Abidal y Guillermo Amor.

Ilaix Moriba ha cambiado de representantes y sus asuntos ahora están en manos de la agencia de representación alemana Rogon. Han querido hacerse con él profesionales como Jorge Mendes e, incluso, Rodrigo Messi, el hermano de Leo que sigue haciendo incursiones en el mundo de la intermediación. Pero finalmente decidió ser cliente de la agencia alemana que es la que mantiene un duro pulso con Mateu Alemany. El acuerdo no llega y ofertas no le van a faltar a este joven jugador que fue bautizado en el Barcelona como el nuevo Pogba por su despliegue físico en el centro del campo.

Foto: Antoine Griezmann durante un partido entre el Barcelona y el Atlético de Madrid. (Efe)

Moriba Kourouma Kourouma, conocido como Ilaix, es un chico que nació en Guinea Conakry y tiene pasaporte español. Llegó al Barcelona en 2010 procedente del Espanyol. El mismo año que Ansu Fati y los técnicos del club marcaron un plan que se ha cumplido. Los dos llegaron al primer equipo saltando categorías y convertidos en las joyas de la cantera. El 21 de enero, en el partido de Copa del Rey contra el Cornellà, se produjo el debut de Ilaix Moriba con Koeman. Fue dos días después de cumplir la mayoría de edad y pasó a convertirse en un jugador, a todos los efectos, del primer equipo para el entrenador holandés pese a que tenía ficha del filial.

No se podía imaginar que seis meses después estuviera inmerso en un pulso con el club y de la alegría e ilusión del debut haya pasado a las tensiones. “Mi sueño es estar en el primer equipo y aprender. Espero estar en el club todos los años posibles”, comentaba Ilaix que ahora entrena en el filial como si estuviera apartado y al que Ronald Koeman espera para reforzar el centro del campo con un jugador que tiene un perfil diferente al resto de compañeros y que es calificado como una “bestia”.

En Barcelona salen informaciones de posibles fichajes de sus características. Como el ofrecimiento del portugués Renato Sánchez, que representa Jorge Mendes. Algo que descarta el club. Koeman esperaba el refuerzo de Wijnaldum, se lo arrebató el Paris Saint Germain y ahora tiene la incertidumbre sobre lo que sucederá con Ilaix Moriba.

Ronald Koeman Mateo Alemany Leo Messi Jorge Mendes Ansu Fati
El redactor recomienda