Iniesta aguanta en Japón: la lesión, los negocios y 25 millones tienen la culpa
  1. Deportes
  2. Fútbol
la resistencia del ídolo español

Iniesta aguanta en Japón: la lesión, los negocios y 25 millones tienen la culpa

Andrés Iniesta está a punto de cumplir los 37 años y lleva cuatro meses recuperándose de una grave lesión. Tres años después de salir del Barcelona quiere seguir compitiendo

placeholder Foto: Andrés Iniesta durante un partido con el Vissel Kobe. (Efe)
Andrés Iniesta durante un partido con el Vissel Kobe. (Efe)

Es uno de los futbolistas mejor pagados del mundo con un salario de 25 millones de euros y no tiene planes de anunciar su retirada. Es sorprendente el caso de Andrés Iniesta, la leyenda del fútbol español, que lleva más de cuatro meses sin poder competir por una grave lesión que se produjo en un partido de la Champions Asiática con el Vissel Kobe japonés. Iniesta sigue en activo, pese a que no llegan muchas noticias sobre el ídolo de todos los españoles, del héroe con gol en la final del Mundial de 2010.

Iniesta ve la luz del túnel después de la lesión. El manchego ha llevado una dura recuperación, exigente, meticulosa y dice que ya siente buenas sensaciones cuando golpea la pelota. Es digno de destacar la ilusión que tiene por seguir jugando al fútbol cuando el próximo 11 de mayo va a cumplir los 37 años. No se cansa. Está con desafíos, como reconoce en uno de sus vídeos en las redes sociales en los que informa cómo ha sido la recuperación de la lesión. No se puede decir que esté saturado de fútbol.

Este martes se cumplieron tres años de la rueda de prensa en la que anunció su salida del Barcelona. Un momento emocionante, en el que rompió a llorar y causó impacto entre todos los aficionados al fútbol. Se iba un jugador especial, que había conseguido 32 títulos con el equipo azulgrana y nos hizo campeones del mundo. Un tipo querido por cualquier rival. El desgaste de tantos años compitiendo, irse lejos de casa, la dureza del confinamiento por la pandemia y la grave lesión no pueden con Iniesta. ¿Dónde está su final? Tiene un contrato que cumplir y no es nada despreciable porque el de Fuentealbilla es algo más que un futbolista en el país del Sol Naciente.

Foto: Karim Benzema durante el partido contra el Chelsea. (Efe)

Cuando decidió firmar por el Vissel Kobe se puso en marcha una estrategia conjunta entre el futbolista, el multimillonario Hiroshi Mikitani y dueño del club japonés y el Barcelona para crear lo que se denominó como el ‘efecto Iniesta’. El empresario Hiroshi Mikitani, fundador y director ejecutivo del gigante comercial de electrónica Rakuten, vio en Iniesta la mejor oportunidad para proyectar el fútbol japonés y sus negocios. Pero además, tenía el propósito de construir un centro deportivo y de cantera, similar a La Masia, en la ciudad de Kobe donde Iniesta iba a ser el gran reclamo. De este proyecto nada se ha vuelto a saber.

Contrato vitalicio con el Barça

El Barcelona también se beneficiaba de la llegada de Iniesta a Japón y la creación de esa Masia. Incluso Josep María Bartomeu se comprometió con Iniesta en que regresaría con algún cargo al Barcelona en el momento que quisiera. “Andrés tiene un contrato vitalicio con el Barça. Ahora hará un paréntesis, pero volverá algún día. Cuando él quiera y haciendo una función que ya veremos cuál será”, dijo el ya ex presidente culé. Todo este plan también se ha visto afectado por la crisis económica que ha propiciado la pandemia. Rakuten paga 55 millones de euros al Barcelona por llevar su nombre en las camisetas del primer equipo en un contrato que le resta una temporada. Ahora es uno de los patrocinadores que está pendiente de conocer si Messi sigue en el Barça o se marcha.

Andrés Iniesta firmó un contrato por tres años en el que podía tener unos ingresos netos de 75 millones de euros más otro tipo de propuestas en las que el empresario japonés se comprometía a hacerse cargo de parte de la producción de vino de las ‘Bodegas Iniesta’. Todo un empuje para el gran negocio familiar del manchego. Iniesta tiene que seguir en activo para cobrar ese suculento contrato y, a la vez, hace otro tipo de actividades comerciales, como grabar un documental contando su historia, éxitos y vida familiar para Rakuten TV. Ahí aparecen los momentos de gloria como el gol al Chelsea en Stamford Bridge, en 2009, y el gol del Mundial en 2010 y todo tipo de declaraciones que hablan de la leyenda del manchego.

La crisis también ha golpeado los negocios y el plan que tenía el propietario de Rakuten. En la primera temporada de Andrés Iniesta en el Vissel Kobe, el club nipón sí incrementó los ingresos, pasando de 81 millones de euros a superar los 100 millones de euros por el aumento de los patrocinios y la venta de entradas. Pero el efecto Iniesta está frenado y no está saliendo como se esperaba.

Dos títulos en Japón

Iniesta, al que se le podía ver como el gancho para multiplicar el dinero del empresario y proyectar el fútbol japonés, ha estado en todo momento comprometido con su club. Pero la J.League, la competición japonesa, carece de interés. No ha tenido la visibilidad que se esperaba con la llegada de la estrella española. Antes habían estado otros jugadores españoles como Txiki Begiristain, Andoni Goikoechea y Julio Salinas. Ninguno podía tener el tirón comercial y futbolístico de Andrés Iniesta, que se incorporó a un equipo con enormes ambiciones. Tenía a más campeones del mundo a su lado, como el español David Villa y el alemán Podolski, y el entrenador Juanma Lillo. Ya no están ninguno de los tres. Sigue Iniesta en un proyecto que ha ido a menos en lo deportivo y en lo económico con la crisis.

Iniesta no ha podido ganar, todavía, la J. League. En estos tres años, los momentos más brillantes han llegado con la consecución de la Copa del Emperador en 2019 y la Supercopa de Japón en 2020. El más duro es la lesión que sufrió el 16 de diciembre del año pasado en un encuentro de la Liga de Campeones de Asia. Una rotura del recto femoral en la pierna derecha que a otro jugador, con su edad y todo lo que lleva recorrido, habría significado un motivo suficiente para retirarse. Iniesta decidió operarse en Barcelona y ponerse en manos del doctor Ramón Cugat. Ha tenido un largo periodo de cuatro meses para recuperarse y está cerca de regresar a la competición.

Foto: Xisco Muñoz celebra el ascenso del Watford a la Premier. (@WatfordFC)

Lo que está claro es que no ha perdido la ilusión y que está cómodo en Japón. Adaptado a la vida y la cultura nipona con su mujer Anna Ortiz y sus cuatro hijos (Valeria, Paolo Andrea, Siena y Romeo). “Me decidí por el Vissel Kobe porque el proyecto era interesante”, es la respuesta que dio en el día de su presentación junto al multimillonario Hiroshi Mikitani. La estrategia deportiva y comercial no está saliendo como se había planificado y Andrés Iniesta sigue vinculado a un club que le tiene entre los mejores pagados del mundo. Solo están por delante de él jugadores que compiten en Europa: Messi, Neymar, Cristiano Ronaldo y Mbappé.

Andrés Iniesta, un año antes de irse del Barcelona, dejó de ser el máximo accionista del Albacete. Estaba volcado con el negocio del vino y tenía dos ofertas importante e imposibles de rechazar desde el punto de vista económico. Una era del equipo chino Chongquin Dangdai, que podría ser incluso más alta en salario que la del Vissel Kobe, y acabó aceptando la de Japón por los acuerdos de Rakuten con el Barcelona. La cuestión es si en el club azulgrana seguirá vigente este contrato vitalicio que anunció Bartomeu y cuando regrese qué función tendrá. Lo que se desconoce es qué paso con la Masia en Kobe y la única certeza es que Iniesta tiene que acabar el contrato de tres años para recibir los 75 millones de euros acordados.

Andrés Iniesta Josep Maria Bartomeu FC Barcelona
El redactor recomienda