"Papá, ¿por qué nunca vienes a buscarme al colegio?": Xisco Muñoz triunfa en el Watford
  1. Deportes
  2. Fútbol
la emoción del técnico español

"Papá, ¿por qué nunca vienes a buscarme al colegio?": Xisco Muñoz triunfa en el Watford

Xisco Muñoz consigue que el Watford ascienda a la Premier League. El trabajo ha tenido la mejor recompensa, pese a tener que estar alejado de la familia

placeholder Foto: Xisco Muñoz celebra el ascenso del Watford a la Premier. (@WatfordFC)
Xisco Muñoz celebra el ascenso del Watford a la Premier. (@WatfordFC)

Los profesionales del fútbol, esos que muchas veces vemos como unos privilegiados, hacen sacrificios de tipo familiar. Algo importante se pierden si el trabajo les aleja de la familia. “Papá, ¿por qué nunca vienes a buscarme al colegio?” es la frase con la que se emocionó Xisco Muñoz, de su hija, el domingo cuando consiguió el éxito del ascenso a la Premier League con el Watford. El joven entrenador español lleva seis meses sin ver a su familia, su esposa y sus dos hijos. Una niña de seis años y un niño de dos. Las comunicaciones son siempre por FaceTime y a Xisco se le hace un nudo en la garganta escuchar, ver a sus hijos, pero no poder tenerlos cerca. Estaba metido en su primer gran desafío profesional en los banquillos. El Watford, equipo de la Championship (la exigente segunda división inglesa), había apostado por él a mitad de temporada para lograr el ascenso a la élite del fútbol inglés.

Lo ha conseguido en un tiempo récord. En cuatro meses. Llegó al Watford el 20 de diciembre, cogió al equipo en el quinto puesto de la clasificación y con la victoria del domingo ha asegurado la segunda plaza. Ascenso directo para un entrenador español que se ha convertido en una de las revelaciones del fútbol inglés por el estilo tan ofensivo que ha impregnado en el equipo y sus dotes de buen comunicador. En los 24 partidos que ha disputado, el balance es de 17 victorias, 3 empates y 4 derrotas. En el mes de marzo fue elegido como el mejor entrenador de la categoría.

Foto: Mourinho y Karanka durante un partido entre el Manchester United y el Middlesbrough. (Efe)

Xisco es un ejemplo más del alto nivel que tienen los entrenadores españoles y lo valorados que están fuera de nuestro país. Tras una larguísima etapa como futbolista profesional, durante más de 17 años en diferentes equipos (Recreativo de Huelva, Tenerife, Valencia, Betis, Levante, Dinamo Tbilisi y Nástic de Tarragona) un día decidió que el cuerpo se le había “gripado” y cambió las botas de fútbol para ser el asistente de Vicente Moreno en el Nástic de Tarragona. Era el año 2016. Tenía la vocación de ser entrenador, transmitir sus conocimientos a los jugadores y plasmar una idea de fútbol.

De Georgia a Inglaterra

De Tarragona viajó a Georgia para vivir la experiencia fuera de España y consiguió su primer éxito en los banquillos haciendo campeón de la Liga georgiana al Dinamo Tbilisi. Es una competición con escaso interés, digamos que menor y sin ningún tirón mediático. Pero llegó la llamada de la familia Pozzo, los empresarios que son dueños del Udinese y el Watford y que tienen un negocio montado alrededor del fútbol con la compra, venta y cesión de jugadores. Una familia que estuvo en el Granada. Con esa mirada de cazar talentos para proyectarlos se fijaron en el trabajo de Xisco Muñoz en Georgia y le ficharon para el Watford.

Xisco no se lo pensó. Era la primera gran oportunidad de su vida en un banquillo y un país con enorme tradición futbolística. Había que hacer el sacrificio de alejarse de la familia para entregarse en cuerpo y alma al difícil proyecto del Watford y el reto de lograr el ascenso. Cogió un equipo con jugadores con talento, que estaba bloqueado por la fuerte disciplina del serbio Vladimir Ivic. Xisco Muñoz lo reactivó. Empezó a funcionar lo que en Inglaterra denominan como una ‘máquina de ganar’. El Watford llamaba la atención por las largas posesiones, la paciencia de sus jugadores con el balón para encontrar los espacios y el ritmo y la movilidad. El equipo recuperó la confianza y encontró la dinámica ganadora.

¿Qué es lo que ha hecho Xisco Muñoz para revolucionar al equipo inglés? “A los jugadores les digo que disfruten del fútbol y que juntos tenemos más poder”, declaraba en uno de esos momentos en los que el equipo salía vencedor. Xisco tiene influencias de Rafa Benítez. Fue su entrenador en la época del Valencia donde consiguió la Liga y la Copa de la UEFA en 2004. También tiene como referente a Clauidio Ranieri, con el que ganó la Supercopa de Europa con el Valencia. “Rafa Benítez me cambió la vida. Me mostró una forma diferente de jugar al fútbol y cómo ser un ganador todo el tiempo. Debes trabajar todos los días para dar lo mejor”, recuerda Xisco a los medios ingleses. Rafa Benítez es uno de los grandes entrenadores españoles que han dejado su sello y triunfado en la Premier League.

La apuesta por coger el banquillo de Watford tenía muchos riesgos. Xisco es el decimocuarto entrenador de la familia Pozzo en los últimos diez años. El Watford y la gestión empresarial de sus dueños es vista como una trituradora de entrenadores. Por este banquillo habían pasado otros técnicos españoles: Javi Gracia y Quique Sánchez Flores. El trabajo de Xisco ha sido todo un éxito y está basado en la exigencia al grupo, pero también en haber creado una atmósfera de buen ambiente con la que ha conseguido comprometer a los jugadores y apostar por el juego colectivo y ofensivo. Xisco vive el fútbol con pasión y de él se destaca que siempre está con una sonrisa y de buen humor.

De esta manera ha triunfado otro entrenador español fuera de nuestras fronteras. Un profesional con una carrera corta, que ya apunta alto tras el ascenso del Watford a la Premier League. El mismo día que Pep Guardiola ganaba la Copa de la Liga, su título número 30 con el Manchester City, otro técnico español era protagonista de una gesta que es elogiada por los medios de comunicación y los aficionados de Inglaterra.

El Watford ganaba (1-0) al Millwall en Vicarage Road y los jugadores fueron a por Xisco para mantearle y después bañarle en cerveza. Xisco, emocionado, tenía estas palabras para su familia que no podía estar junto a él en este bonito momento: “Me siento muy feliz. Por la afición, por los jugadores y por mi familia porque llevo seis meses sin mis hijos y ha habido momentos de dificultades. Mi hija siempre me pregunta: ¿Por qué nunca vienes a buscarme al colegio? Es difícil”. La hija ya puede decir en su cole que su padre es un ídolo del Watford y uno de los entrenadores revelación en el fútbol inglés.

El empresario italiano Giampaolo Pozzo y su hijo Gino Pozzo presumen de un nuevo éxito en sus negocios con el ascenso del Watford un año después de bajar de categoría. Entre su red de ojeadores para captar futbolistas, uno de ellos le dio el chivatazo y la recomendación de apostar por el manocorí Xisco Muñoz. El regreso a la Premier League, con el trabajo del entrenador español, repercute en la multiplicación de los ingresos. El valor de Xisco es incalculable por cómo se ha ganado el respeto y el crédito de los aficioandos ingleses.

Premier League Rafa Benítez Pep Guardiola
El redactor recomienda