De Hugo Sánchez a Hugo Duro: el ocaso de los delanteros en el Real Madrid
  1. Deportes
  2. Fútbol
sale caro no tener un goleador

De Hugo Sánchez a Hugo Duro: el ocaso de los delanteros en el Real Madrid

La falta de gol, la desconfianza de Zidane en los atacantes cuando no está Benzema, el recurso de Hugo Duro... El Real Madrid sufre el bajón de calidad de sus delanteros

placeholder Foto: Hugo Duro en el partido entre el Valladolid y el Real Madrid. (@hugoduro14)
Hugo Duro en el partido entre el Valladolid y el Real Madrid. (@hugoduro14)

Por el Real Madrid han pasado, en las tres últimas décadas, una cantidad de delanteros de diferente categoría. Unos top y otros muy aprovechables. Desde Hugo Sánchez, el rematador por excelencia, hasta llegar a Hugo Duro, el último recurso a la desesperada que tiene que utilizar Zinedine Zidane porque su equipo tiene un alarmante déficit de gol, ha habido una pareja reconocible de atacantes. Un titular contrastado, seguro, y un suplente que abría debates. Incluso podían jugar los dos en el campo de inicio. Los fichajes hacían al equipo poderoso en el área rival, con capacidad de intimidación y la seguridad de que te ibas a divertir viendo una goleada. El último partido de esta temporada en el que el Madrid de Zidane ha tenido un día brillante en ataque fue contra el Alavés (1-4) y hay que irse al 23 de enero. En los últimos 7 partidos ha hecho 10 goles, varios de ellos con resultados ajustados y marcando en los minutos finales.

¿Es el peor momento en la historia de la delantera del Real Madrid? No siempre existe la posibilidad de fichar a un Cristiano Ronaldo y que te asegure un gol por partido y así hasta marcar 451, pero el Madrid ha tenido delanteros con más colmillo y oficio. Con más o menos elegancia, talento y finura, pero una larga nómina de especialistas de una categoría mayor a la actual. Hugo Sánchez era uno de los excelentes. Desde Iván Zamorano, Raúl, Alfonso, Mijatovic, Suker, Morientes, Ronaldo, Van Nistelrooy, Higuaín, Benzema, Bale, Cristiano… hasta llegar a la situación actual de empobrecimiento que hace preguntarse si los goleadores del Madrid, con la adquisición de Hugo Duro, están en el ocaso.

Foto: Vinícius celebra el gol a la Real Sociedad. (EFE)

“Lo hemos intentando hasta el final. Hemos peleado y no ha podido ser”, son algunos de los lamentos con los que los jugadores del Real Madrid se marcharon en la noche del lunes del estadio Alfredo Di Stefano tras el empate contra la Real Sociedad y la oportunidad perdida de afrontar el derbi del domingo con la posibilidad de haber cogido el liderato. De ganar al equipo donostiarra y al Atlético, el equipo de Zidane habría cogido el primer puesto a expensas del partido pendiente que todavía tienen los de Simeone. Pero este Madrid no tiene gol, como lo reconocen dentro del vestuario, y con esta limitación no se puede hacer otra cosa que aceptar lo que hay y seguir perseverando.

Zidane solo confía en Benzema

Zidane lo está dejando claro con sus decisiones. Sólo le gusta Benzema y es en el único que puede confiar. Lo que daría el entrenador por tener un Hugo Sánchez, un especialista de gol, al que ponerle un balón y saber que te la va a meter dentro. Pero este problema de ineficacia, que se está haciendo crónico y se agudiza todavía más cuando no juega Benzema, ha llevado al Madrid a tener que tirar del delantero del Castilla. Hugo Duro, el delantero del filial, ha tenido que jugar los tres últimos partidos (Valladolid, Atalanta y Real Sociedad) por la falta de puntería y los problemas de definición.

Los más nostálgicos se acordarán muy bien de la facilidad rematadora del mexicano Hugo Sánchez, con maniobras acrobáticas o con cualquier parte del cuerpo permitida era capaz de finalizar las jugadas en el Real Madrid de la ‘Quinta del Buitre”. El delantero que cambió el Atlético de Madrid por el Real Madrid fue la punta de lanza de un equipo que logró ganar cinco Ligas consecutivas y se hizo con cuatro trofeos Pichichi y una Bota de Oro. Hugo Sánchez jugó en el Real Madrid desde 1985 a 1992. En un total de 282 partidos oficiales hizo 208 goles. Vinícius acaba de llegar a los 100 partidos y ha conseguido 12 goles. De Hugo Sánchez se recuerda, por ejemplo, el icónico y espectacular gol de chilena al Logroñés que provovó una pañolada de satisfacción en la grada del Bernabéu. El mexicano ha sido uno de los mejores delanteros que han vestido la camiseta madridista y ahora, casi 30 años después, la pregunta es porqué el Real Madrid ha dejado de reforzarse con los mejores (Lewandowski, Harry Keane, Luis Suárez, Mbappé, Haaland...).

placeholder El famoso gol de chilena de Hugo Sánchez al Logroñés en el Bernabéu
El famoso gol de chilena de Hugo Sánchez al Logroñés en el Bernabéu

No hay que cargar las críticas en Hugo Duro, que bastante tiene el chaval con tener que asumir un papel salvador cuando la planificación deportiva del club es la culpable de que se haya llegado a esta situación. Si Benzema no está para el derbi del domingo, a Zidane le tocará tirar, de nuevo, de Hugo Duro para completar las plazas de delantero. La necesidad de tener que ganar este partido para no descolgarse de la pelea por la Liga está haciendo valorar al entrenador que es fundamental que Benzema reaparezca para esta cita.

Foto: Haaland celebra un gol anoche ante el Sevilla. (Reuters) Opinión

Después de que el club se haya gastado más de 80 millones de euros en dos delanteros (Mariano y Jovic), el entrenador ha tenido que recurrir a Hugo Duro. Un cedido del Getafe que juega en el Castilla de Raúl González Blanco. Esta es la dura realidad que tiene frustrado al entrenador y los jugadores y ni que decir que tremendamente desilusionados a los aficionados que son incapaces de sentirse seguros de la victoria contra el Atalanta. El equipo de Zidane fue el único de los cuatro españoles en ganar su partido de ida de los octavos de final de la Champions y quedó la sensación de que el resultado es peligroso por la simple razón de que el gol lo marcó un defensa (Ferland Mendy), con superioridad numérica, y ni Marco Asensio, Mariano, Vinicius y Hugo Duro estuvieron a la altura de lo que se le exige a un goleador del Real Madrid.

El problema ya venía de más atrás, las angustias entre los jugadores son frecuentes cuando se ven impotentes en el apartado ofensivo. En Valladolid ganó el Madrid con un gol de Casemiro, en el minuto 85, en Huesca la remontada se produjo con dos goles de Varane. El problema se hace más grueso cuando es el entrenador el que no tiene confianza en ninguno de sus delanteros. Solo le da garantías Benzema. Zidane juega un día sin delantero porque es mejor reforzar el centro del campo con Isco, como hizo frente al Atalanta, y prescinde de Mariano. Al siguiente partido, contra la Real Sociedad, prescinde de Vinícius en el once. Pero cuando han estado los tres atacantes en el campo (Marco Asensio, Vinícius y Mariano) no han acabado el partido, como sucedió contra el Valladolid.

Con Casemiro a la desesperada

“Es una plantilla muy limitada respecto a las exigencias que tiene el Real Madrid. Es muy difícil competir con otras plantillas que están mejor estructuradas. Falta calidad y un goleador, aunque estén Benzema y Sergio Ramos”, es el análisis que hizo Bernd Schuster en Onda Cero tras el empate contra la Real Sociedad que llegó con la entrada al campo de Vinicius, Rodrygo y Hugo Duro. Los brasileños funcionaron como revulsivos, pero el principal argumento del equipo residió, una vez más, en colgar balones al área para buscar el remate de Casemiro, a la desesperada, o algún disparo desde fuera del área de Kroos y Modric con el que poder sorprender.

Ver a Casemiro yendo a por todos esos balones aéreos, como si se tratara de Hugo Sánchez, mostró las debilidades de un equipo que tiene cedidos a dos jugadores que sí están viendo portería. Uno es Borja Mayoral, en la Roma, con 11 goles y otro es Gareth Bale, en el Tottenham, que va por 8 tantos. El galés lleva uno menos que Vinicius (4 goles), Hazard (3 goles) y Asensio (2 goles) juntos. Pensar que el club puede afrontar el gasto de un fichaje con un enorme coste salarial es improbable una vez que la Liga acaba de anunciar cómo tienen que ajustarse los costes salariales a una segunda temporada en la que el coronavirus sigue reduciendo los ingresos y el presidente de la patronal, Javier Tebas, ve imposible la llegada de Mbappé o Haaland.

Hugo Sánchez Zinédine Zidane Karim Benzema Cristiano Ronaldo Vinicius Junior
El redactor recomienda