la visión de la leyenda sobre el atleti

Futre: "Miré a la cara a mis hijos y me dije que no podía fichar por el Madrid"

La sensación es que empieza a romper el crack de los 120 millones de euros. Paulo Futre, que también se emociona con el juego de su compatriota, es más prudente

Foto: Paulo Futre apadrinó a Joao Félix en el día de su presentación como jugador del Atlético de Madrid. (Efe)
Paulo Futre apadrinó a Joao Félix en el día de su presentación como jugador del Atlético de Madrid. (Efe)

Una persona que es capaz de conseguir que el presidente de la República de Portugal cambie la ley del servicio militar obligatorio para conceder la primera prórroga de la historia es alguien especial. Sin duda, Paulo Futre siempre fue diferente a los demás y se le considera como uno de los mejores futbolistas de la historia de su país. Un hijo predilecto. De lo que no hay duda es que es el número uno en muchas cosas. Tal y como sucedió cuando se negó a ir a la mili y se lo dijo al mismísimo Mario Soares, el entonces presidente de la República que acabó cediendo con la aplicación de una nueva ley para deportista de élite. Futre le dijo que el mejor ejemplo para el país era demostrar que un portugués puede triunfar en el extranjero.

Es una historia, de las tantas, para conocer a un personaje que es referente del Atlético de Madrid y que sigue muy de cerca a su compatriota Joao Félix. Es una temporada en la que se empieza a poner al portugués al nivel de los mejores del mundo. Futre es un admirador, pero la experiencia es sabiduría y a él le dice su instinto que hay que frenar los elogios con Joao Félix. No le quita ojo desde Portugal.

Paulo Futre pasa la mayoría del tiempo en Lisboa y viaja a Madrid para estar cuatro o cinco días en la capital de España. Visita a la familia y sigue activo como un intermediario en la sombra. En un segundo plano. “Prefiero no hablar de esto. Que no se sepan mis movimientos”, empieza contando a El Confidencial en una larga conversación en la que toca varios asuntos. En su faceta más personal mantiene la discreción. Está más suelto y entra en todas las polémica futboleras en sus comentarios y artículos en la televisión portuguesa y los diferentes medios de comunicación donde tiene una columna de opinión.

La verdad es que Futre nunca se caracterizó por la prudencia. Decía lo que pensaba y se enfrentaba a las injusticias. No se callaba ni cuando Jesús Gil bajaba al vestuario y amenaza con no pagar los sueldos tras una derrota. Igual que hizo todo lo posible y consiguió librarse de la mili, con una prórroga de ocho años que acabó por no cumplir, denunció en su día las trampas que se hicieron en la votación del Balón de Oro de 1987. Futre había ganado la Copa de Europa con el Oporto y se disputaba el trofeo con el holandés Ruud Gullit y el madridista Emilio Butragueño.

El Balón de Oro perdido

Era el máximo favorito y le dieron el Balón de Plata. Todavía tiene la sospecha de que le mangaron ese Balón de Oro: “De verdad que creía que iba a ganar este trofeo y se lo dieron a Gullit, que acababa de llegar al Milan y solo había ganado ese año la Liga holandesa. Yo era campeón de Europa y salieron rumores de amaño y que Silvio Berlusconi pedía que lo ganara Gullit. La votación fue rara”.

Se fue al Atlético de Madrid a reivindicar que el futbolista portugués puede triunfar fuera de su país. Era parte del trato que había hecho con Mario Soares. Empezó el ciclo, en su añorado Vicente Calderón, de un jugador que es un ídolo de los aficionados rojiblancos y que no solo le recuerdan por lo que hizo en sus dos etapas de futbolista sino por ser el director deportivo cuando el Atleti estaba en el infierno de Segunda división, fichar a Luis Aragonés y apostar por el ‘Niño’ Fernando Torres.

De Futre se recuerda, incluso, las calabazas que le dio al Real Madrid cuando Ramón Mendoza fue a por él en la etapa de jugador del Olympique de Marsella. Tenía un contrato en la mesa, habló con Jesús Gil para saber qué le parecía y éste le dijo que hiciera lo que creyera conveniente. Futre no cayó en la tentación. Le dio largas al Real Madrid. "Miré a la cara de mis hijos y me dije que no lo podía hacer", reconoce. Se agrandó su leyenda de rojiblanco.

Luis Aragonés, Jesús Gil y Paulo Futre. (instagram futre)
Luis Aragonés, Jesús Gil y Paulo Futre. (instagram futre)

El pasado 10 de noviembre celebró los 21 años de Joao Félix. Eran días en los que el nuevo ídolo portugués del Atlético de Madrid demostraba que puede liderar el equipo de Simeone. La sensación es que empieza a romper el crack de los 120 millones de euros. Futre, aunque se emociona con el juego de este chico, es más prudente. Es un apasionado, pero esta experiencia y su sabiduría le permiten dar consejos y analizar el buen momento de su compatriota con serenidad. “Estoy sorprendido que ahora se diga que Joao es un fenómeno. Siempre ha sido un genio para mí. Cuando haga dos partidos malos se dirá que no es tan bueno. Calma. Yo llegué con 21 años al Atlético y ya era campeón de Europa. Ahora él tiene 21 años y es joven para que tenga el status de crack en el vestuario. A mí me costó. Los galones hay que ganárselos. Tú puedes pensar que eres el crack, pero los compañeros no. Hay que ganárselo partido a partido”, comenta.

El estilo del Atleti es la solidez

El que más admira a Joao Félix es el que más le tiene que cuidar y decirle lo que no le conviene para que el éxito no le confunda. Esta es la postura de Futre con Joao. Le apadrinó cuando fichó por el club rojiblanco y ahora destaca que tenga a su lado un compañero de la experiencia de Luis Suárez: “La diferencia del Joao de esta temporada con el de la pasada es que está teniendo más contacto con el balón. También le perjudicaron las lesiones y la adaptación. Joao no puede estar quince minutos sin tocar la pelota y se va a beneficiar de un fichaje como el de Luis Suárez. Para mí, el uruguayo es otro fenómeno, uno de los mejores delanteros de la historia, que va a sumar en garra y carácter. Hace mejor a Joao y a todo el Atleti. Ahora se dice que este equipo ha cambiado el estilo y parece más ofensivo y divertido. Yo sigo creyendo que Simeone nunca va a jugar a lo que practican los equipos de Guardiola. No vamos a ver un Atleti con largas posesiones. Este Atleti ahora hace una presión más adelantada y no va a renunciar a su solidez. La defensa va a seguir siendo muy importante y aquí tienen que trabajar todos”.

Lo dice Futre, que tiene contacto directo con Simeone y con Miguel Ángel Gil Marín, y que pese a elogiar a Joao Félix asume que el chico tiene que trabajar fuerte porque en este equipo no vale solo ser un crack con la pelota. “El Atleti es un equipo que conoce el infierno y ahora está luchando con los tiburones. Esto es gracias al Cholo con el que siempre podemos soñar porque hace equipos competitivos. La pasada temporada eliminamos al gran tiburón (Liverpool) de la Champions y estamos ahí, entre los ocho mejores de Europa. Pero nada es fácil y eso lo saben Simeone, los jugadores y los directivos. Por eso es pronto para sacar conclusiones cuando esto acaba de empezar y hay que esperar, por lo menos, a ver cómo acaba el año”, vuelve el tono moderado de Futre para enfriar las altas expectativas que genera Joao Félix, el fichaje de Luis Suárez y el nuevo estilo del Atleti.

Este Futre (54 años) tiene más los pies en el suelo porque conoce las dificultades para ganar un título y cuál es la mentalidad de Simeone. Su Atleti se enfrenta a tiburones. Y esos dos monstruos, máximos rivales en España, son el Real Madrid y el Barcelona de los que habla así de ellos: “Lo que me estoy dando cuenta es que los grandes sufren en su casa por la falta de público. Tienen problemas y ya les cuesta remontar un resultado sin el apoyo de sus aficionados. Los equipos pequeños se atreven más y meten en complicaciones a estos dos equipos e, incluso, al Atleti. Al Real Madrid le veo irregular, con altibajos, pero esto acaba de empezar. La llegada de Koeman ha mejorado al Barcelona en lo ofensivo, pero también está teniendo dificultades. Hay una apuesta por los jóvenes y me gusta ver ahí a Trincao, que cuando tenga más partidos veremos que es un jugador desequilibrante y que marca las diferencias. De verdad, este chico es muy bueno. Pero, insisto, todavía es pronto para sacar conclusiones”.

Futre celebra un gol con el Atlético de Madrid
Futre celebra un gol con el Atlético de Madrid

Es también interesante saber cómo ve el nuevo fútbol, el moderno con VAR, un profesional que se fajó con la dureza de los marcajes de sus rivales y que podía haber sacado mejores resultados si hubiera existido la tecnología en su tiempo. Aquí sí se aprecia el Futre caliente. Indignado. Propone soluciones: “A mí el VAR me gusta. Es una herramienta impresionante y tiene que estar aquí. Lo que no consigo entender es cómo se cometen errores y no hablo solo de la Liga española. Un error grave del VAR no se puede admitir y el que los cometa no puede seguir en esta función. Los que están en el VAR si fallan se tienen que ir para su casa. Están tranquilos, sentados, tienen monitores con varias repeticiones y a veces hacen cosas que solo entienden ellos. Generan confusión y más polémica. Soy un defensor del VAR, se irá perfeccionando, pero no se pueden admitir los errores escandalosos. Es una vergüenza. En Portugal también hay escándalos y los denuncio. Si los que están no consiguen hacerlo bien, que cambien y pongan a exjugadores, que seguro que vemos mejor el fútbol y tenemos vergüenza”.

Se ha alterado con este asunto. Futre ha vuelto a parecerse a ese futbolista de sangre caliente y personalidad explosiva. Lo extraño, por su dedicación al fútbol tras colgar las botas, es que no hubiera tenido el gusanillo de sentarse en un banquillo. “Yo estuve en muchos equipos y acabé cansado de viajar. Nunca se me pasó por la cabeza porque un entrenador siempre tiene que estar con las maletas preparadas. Cuando me retiré decidí que quería llevar una vida más tranquila”, confiesa Paulo Futre, que remata nuestra entrevista, con una particular opinión.

Empezamos hablando de Joao Felix y quiere finalizar con Cristiano Ronaldo y Messi. “Los dos siguen siendo extraterrestres. Cuando sucedió lo del burofax de Messi pensé que ojalá se marche a la Juventus y los podamos ver a los dos en el mismo equipo. Habría sido un regalo. Cristiano sigue en un estado de forma físico y anímico altísimo. Jugará hasta los 40 años, seguro. Messi ha sufrido estos últimos años en la Champions porque el equipo no le acompañaba. Él solo no puede ganar todos los partidos. Necesitaba un cambio. Los dos se cuidan y, como te digo, son extraterrestres”, acaba puntualizando el Paulo Futre que pide calma con Joao Félix.

Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios