sufre una lesión que le aleja del derbi

El reventón de Joao Félix y por qué nunca será la reencarnación de Futre

El Cholo quería un Futre. Un líder. Con Joao Félix se arma de paciencia para moldearlo a su gusto. Hay algo que no le entusiasma en lo futbolístico y una personalidad fría para jugar en el Atleti

Foto: Paulo Futre junto con Joao Félix. (foto vía@PauloFutre)
Paulo Futre junto con Joao Félix. (foto vía@PauloFutre)

Miguel Ángel Gil Marín pretendió copiar lo mejor que hizo su padre en el Atlético de Madrid. Fichar a Joao Félix como la reencarnación de Paulo Futre. No hay ninguna intención de echar abajo las ilusiones y las expectativas que genera Joao Félix en los hinchas rojiblancos. Es en la suma de talento y personalidad donde no hay semejanzas entre uno y otro. Futre era algo más que velocidad y desborde. Tenía pasión. Fuego. Era el escudo. Joao Félix no tiene ese carácter para revitalizar el juego de un equipo en horas bajas ni es capaz de quitarle a Simeone la idea que ronda por su cabeza. El Cholo quería un Futre. Un líder. Con Joao Félix se arma de paciencia para moldearlo a su gusto. Hay algo que no le entusiasma en lo futbolístico y una personalidad más fría de lo recomendable para jugar con el Cholo.

Eran otros tiempos en los que los jugadores (los buenos) eran capaces de ganar partidos con acciones individuales. Una arrancada, un cambio de ritmo, un quiebro, directo a la portería y un gol. Precisamente lo que no sucede con Joao Félix y tiene al chico, todavía, a mitad de camino entre lo que es buen jugador y un potencial crack. A Futre no había que enseñarle en los entrenamientos qué tipo de movimientos o desmarques le convenían para generar situaciones de peligro. Vino aprendido de Portugal. A Simeone le preocupa que Joao Félix, con sus cualidades y habilidades, sea intermitente.

Simeone y Joao Félix durante un partido en el Wanda Metropolitano. (Efe)
Simeone y Joao Félix durante un partido en el Wanda Metropolitano. (Efe)

¿Marcará Joao Félix una época como lo hizo Paulo Futre? Era una de las preguntas que se hacían en el club rojiblanco y los aficionados del Atleti cuando se presentó al chico de los 127 millones de euros con un vídeo en El Museo Nacional del Prado. Futre le echó un cable al chaval y, entre la emoción de tener a un compatriota en España y verse reflejado en los inicios en el Atleti, se atrevió a decir algo que todavía hay que esperar para confirmarlo: “Joao Félix va a ser mejor que Griezmann”. La comparación también fue apresurada. Lógicamente por esas fechas calurosas existía la necesidad de afear el comportamiento del francés por sus contactos con el Barcelona y generar ilusión con el precoz talento portugués.

No se puede devaluar

El desconocido Joao Félix tuvo un primer impacto brutal. Ilusionó más por la respuesta de poderío del club para gastar un pastizal y enterrar el recuerdo del 'traidor' Griezmann que por lo que se sabía de su juego. Se esperaba un nuevo Futre. Sucede con este tipo de jóvenes talentos con los que puedes hacer un brillante resumen de jugadas, malabares y goles. Con perspectiva se comprueba que el menos optimista era Simeone. El Cholo siempre tuvo los pies en el suelo. Hoy pide al veterano Edinson Cavani. El club se metió en una operación de altísimo riesgo. Son 127 millones de euros en tres plazos. Lo que hace más cómodo el gasto. Aunque no dejan de ser casi 130 millones de euros entre comisiones y gastos más una ficha de 7 millones de euros para el jugador.

Joao Félix es un activo que no conviene que se devalúe para cuando haya que darle salida y generar beneficios. El Atleti lo compró como inversión. Un futbolistas, que por el precio y la repercusión, debería ser el jugador franquicia. No lo consigue por diferentes razones. Es su primera temporada, tiene que adaptarse al país, la competición, los nuevos compañeros, el entrenador… Unos pasos y una exigencia que sufrieron otros grandes futbolistas en España (como Zidane en sus inicios en el Real Madrid). Aunque el francés llegó más que hecho a Concha Espina.

En el Atlético de Madrid se cuestiona al entrenador argentino por el mal juego, la inconsistencia del bloque, la falta de gol y hasta por no aprovechar la creatividad de Joao Félix. ¿Es Simeone el único culpable de la mala dinámica? ¿Tiene el Cholo futbolistas para jugar a lo que quiere? Joao Félix está en la respuesta a las dos preguntas. Es culpable de los malos resultados por partidos como la decepcionante eliminación en la Copa del Rey contra la Cultural Leonesa. Tiene gestos y actitudes en las que no se hace responsable de las necesidades de un equipo que flojea. Así no podrá ser nunca la reencarnación de Futre (podía con todo en cualquier situación de adversidad) el chico que acaba de reventar. Tiene muy complicado jugar el derbi de este sábado en el Bernabéu por problemas musculares en la pierna derecha.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios