el uruguayo llega gratis

El Atlético de Madrid ficha a Luis Suárez: solo falta que Simeone juegue más al ataque

El Atlético de Madrid ficha gol con Luis Suárez. El siguiente paso lo tiene que dar Simeone. Para sacar el mejor rendimiento del uruguayo el equipo tiene que tener un planteamiento menos conservador

Foto: Luis Suárez celebra un gol en un partido de Liga del Barcelona. (Efe)
Luis Suárez celebra un gol en un partido de Liga del Barcelona. (Efe)

Luis Suárez ya es nuevo jugador del Atlético de Madrid y se acaba el largo culebrón del uruguayo que ha durado un mes. Desde que Koeman habló con él por teléfono y en una conversación de menos de un minuto le comunicó que lo mejor que podía hacer es irse. Desde entonces hemos asistido a diferentes capítulos. Algunos surrealistas, como el viaje relámpago del futbolista a Perugia para pasar un examen y obtener la ciudadanía italiana con la investigación abierta para conocer si hizo trampas, y otros lamentables. Como la negativa de Bartomeu a dejarle ir gratis al Atlético de Madrid porque eso suponía reforzar a un rival directo.

Las últimas horas de Luis Suárez han sido turbulentas, pero al final el uruguayo se ha salido con la suya. Mientras dudaba si merecía la pena quedarse en el Barcelona para demostrarle a Koeman que se equivocaba, mantenía una batalla con el club para que le pagaran toda la ficha del año de contrato que le restaba (34 millones de euros brutos) y aparecía el interés de la Juventus que se fue desinflando como un sufre, se metió por medio Simeone. El entrenador del Atlético de Madrid llamó al uruguayo y consiguió convencerle de que el Atleti es su mejor hábitat.

Simeone da instrucciones a Diego Costa. (Efe)
Simeone da instrucciones a Diego Costa. (Efe)

Luis Suárez recuperó la autoestima, aunque de esto va sobrado el uruaguyo por el orgullo y el amor propio que tiene. Pero pasar de que te despida Koeman por teléfono a que te llame Simeone y te ponga en un pedestal produce tal sensación de felicidad que estás dispuesto a todo. Y Luis Suárez ya no tenía otro objetivo que jugar en el Atleti. Negoció su salida del Barcelona y llegó a un acuerdo para cobrar solo la mitad del sueldo del año que le quedaba y salir gratis. Bartomeu aceptó, pero cuando se enteró de que el Atleti se había metido por medio reculó. El enfado de Suárez fue tremendo. Si no le dejaba irse al Atleti estaba dispuesto a salir públicamente a decir, como hizo Messi, que Bartomeu no tiene palabra.

Los variables

En la noche del martes los abogados de Luis Suárez se reunieron con Bartomeu y encontraron una solución para maquillar la operación. El presidente del Barça necesita rebajar la masa salarial, pero por otro lado no quiere que le llamen tonto. Se negó a la salida de Messi por no pasar a la historia del Barcelona como el presidente que dejó marchar a Messi y encima sin cobrar un euro. Tampoco quería ser el que abre la puerta al tercer máximo goleador en la historia del equipo culé a coste cero.

El acuerdo es puro maquillaje. Luis Suárez llega al Atlético de Madrid gratis. Bartomeu llegó a pedir una cantidad fija, mínima, de traspaso. Miguel Ángel Gil Marín se negó. Y lo que se decidió es incluir una cantidad variable. Si el Atleti llega a los cuartos de final de la Champions tiene que pagar dos millones de euros al Barcelona en cada una de las dos temporadas. El club azulgrana cuenta con recaudar hasta seis millones. Suárez y el Atleti se han salido con la suya. También Simeone, que no puso problemas para que Álvaro Morata se fuera a la Juventus porque, como quedó demostrado la pasada temporada, ha ido perdiendo la confianza en su potencial goleador y no le ponía de titular en los partidos importantes. Prefería a Marcos Lllorente arriba y se decantó por Diego Costa. Contra el Leipzig se rompió la relación.

El Atlético de Madrid se refuerza con un delantero de garantías. A Luis Suárez se le puede poner en duda su rendimiento por los años (33) y, sobre todo, por la operación de menisco en la rodilla (pasó por el quirófano el 12 de enero). Pero no se puede dudar de su actitud, entrega, trabajo, carácter e instinto para hacer goles. Es contundente en todas las facetas del juego. Otra cosa es la respuesta que le dé su físico y si esa rodilla no le vuelve a dar problemas y le permite tener regularidad para competir.

Luis Suárez remata en un partido del Barcelona. (Efe)
Luis Suárez remata en un partido del Barcelona. (Efe)

El siguiente paso lo tiene que dar Simeone. No hay dudas de que Luis Suárez encaja en la personalidad de un entrenador que exige sacrificio, intensidad, agresividad y jugadores que sean incómodos para el equipo contrario. Para que Luis Suárez se ponga a marcar goles necesita un equipo que no se eche atrás gran parte del partido y arriesgue para irse arriba. En el Barcelona se hinchó a marcar goles por su estilo ofensivo. El Atleti juega a otra cosa. Para aprovechar la pegada de Luis Suárez, el planteamiento tiene que ser menos conservador y requiere de mayor iniciativa y presencia en el área contraria.

Luis Suárez llega a un Atlético de Madrid que la pasada temporada la acabó con 51 goles a favor y 15 empates. El uruguayo, pese a la lesión que le impidió jugar partidos, marcó 21 goles. Casi la mitad que todo el equipo rojiblanco. Álvaro Morata fue el máximo goleador con 16 tantos y Diego Costa solo hizo cinco en todas las competiciones. El Atleti ficha gol y un jugador que dará rendimiento inmediato si juega más al ataque. Un delantero fiable que hizo 198 goles en 238 partidos con el Barcelona y que suma 406 goles en 612 encuentros desde que lleva en Europa. El gol no se pierde. Luis Suárez llega motivado y con confianza al Atleti. Si el juego del equipo le acompaña puede seguir siendo uno de los mayores goleadores de la Liga.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios