SEGÚN ZIDANE, QUE LE RECOMIENDA SALIR CEDIDO

Los pecados de Jovic en Madrid: tímido, poco adaptado e incompatible con Benzema

Zidane asegura que no tiene nada personal con el delantero serbio. Los motivos son técnicos y de falta de adaptación a los sistemas tácticos y con sus compañeros

Foto: Luka Jovic se marcha del campo ante la mirada de Zidane. (Efe)
Luka Jovic se marcha del campo ante la mirada de Zidane. (Efe)

Zinédine Zidane no quiere a Luka Jovic porque no sabe dónde ponerlo, en qué sistema encaja mejor y cuáles son las virtudes que puede explotar. Cuando Zinédine Zidane duda es porque ve algo que no le convence y en el serbio percibe que no llevará bien otro año a la sombra de Benzema o esperando esa oportunidad para jugar determinados partidos que no son los más relevantes. Con lo que decide que la mejor solución es encontrar un equipo en el que pueda tener un papel principal. Aparece la posibilidad de regresar al Eintracht de Frankfurt, donde sobresalió.

Si Jovic se queda estará con mala cara porque no tiene, por ejemplo, la actitud de otros compañeros que asumen la suplencia. Marcelo, por ejemplo, ha pasado a un segundo plano con Mendy. Isco se conforma con lo que diga Zidane porque acaba jugando partidos importantes. Lucas Vázquez también se siente valorado. Pero Jovic puede quemarse y desesperarse en la suplencia.

Para jugar en el Real Madrid tienes que tener mucha personalidad, además de calidad. Luka Jovic no convence a Zidane porque sigue sin haber dado un paso al frente. Ni destaca por el talento ni sobresale por su carácter y eso que los informes cuando le ficharon decían que era uno de esos jugadores raciales que darían agresividad al juego ofensivo. Se ha demostrado que algo está fallando con el serbio cuando el entrenador francés no le dio ni un minuto en el debut de Liga contra la Real Sociedad y prefiere meter en el campo a dos canteranos (Marvin y Sergio Arribas).

Luka Jovic se lamenta en un partido del Real Madrid. (Efe)
Luka Jovic se lamenta en un partido del Real Madrid. (Efe)

Zidane justifica su decisión desde el punto de vista táctico. “No quería cambiar el dibujo del equipo”, comentó al final del partido de San Sebastián. Lo que no funcionaba era, precisamente, el dibujo. La estructura del equipo, abriendo el campo y con extremos, necesitaba un rematador. Faltaba contundencia para finalizar las jugadas. El dibujo acabó siendo previsible e inofensivo y de poco sirvió la energía que le puso Vinicius y las entradas de los canteranos en un equipo sin pólvora. Rodrygo, que destaca por tener claridad en el juego, estuvo apagado. Zidane prescindió de Luka Jovic. No le vio ni como revulsivo. El argumento del dibujo es duro de asumir para el serbio, que creía que llegaba con galones por haber costado 60 millones de euros y ahora está en el ostracismo.

Falta de sintonía con Benzema

La desconfianza viene de lejos, pese a que Zidane escape a los asuntos con polémica y haya comentado en la sala de prensa que Jovic es el futuro y marcará muchos goles en el Real Madrid. Hay momentos que le ha visto estresado. En la primera derrota de la pasada temporada en la Liga, en Mallorca, se llevó una decepción. Jovic no disparó a portería. En el encuentro de Champions contra el Galatasaray, en Estambul, tuvo problemas de comunicación cuando le dio entrada al campo. En la Supercopa de España tiró la toalla. Le dio la titularidad en dos partidos y no entró en juego. Con Jovic tuvo paciencia la primera temporada, pero se agota en el inicio de la segunda. Si el serbio decide quedarse puede estar dando un paso en falso en su carrera. Necesita jugar y en el Madrid, con Zidane, lo tiene difícil.

El problema a resolver está en qué hacer con Luka Jovic para no estropear una operación costosa y a un jugador que transmite inseguridad. El serbio no se ha ganado la confianza del entrenador por ser algo más que tímido. No demuestra tener la categoría de los grandes delanteros que consiguen jugar en cualquier sistema. Lo que busca un entrenador es depositar su confianza en jugadores que le resuelvan los problemas cuando el equipo está atascado con el gol y Jovic no solo no lo hace sino que, además, es incompatible con Benzema. No mezclan el francés y el serbio. Han jugado poco juntos. Es difícil de asumir esto cuando todos los compañeros afirman que Benzema practica un fútbol fácil y mejora cada jugada. Con Jovic no hay esa sintonía. Falta química entre el francés y el serbio. El '9' sí la tiene con los brasileños.

La recomendación que le hace el entrenador a Jovic es que salga a buscar más minutos en otro equipo. Zidane asegura que no tiene nada personal contra él. Los motivos son técnicos y tácticos. Donde se ve un jugador corpulento, imponente por su físico, hay un futbolista que está cohibido por su inseguridad, falta de adaptación y una actitud en la que le beneficiaría que tuviera más rebeldía para cambiar la opinión del entrenador.

No da un rendimiento inmediato

Luka Jovic tarda en entender qué es lo que pide el entrenador en cada sistema, cómo anticipar los movimientos de sus compañeros, cuáles son los espacios por los que puede hacer daño, las acciones para desequilibrar con y sin balón. En definitiva, la lectura del juego colectivo. Así es difícil ganarte a Zidane. Un entrenador que necesita tener muy claro en qué jugadores puede confiar para cuando haya que utilizarlos tengan un rendimiento inmediato. Si te toca salir desde el banquillo es para cambiar la dinámica del equipo. En futbolistas como Isco, Vinicius, Rodrygo y Lucas Vázquez sí ve este tipo de comportamiento. En Jovic le surgen dudas y queda demostrado cuando no le pone en San Sebastián, un día en el que Eden Hazard, Asensio, Isco y Lucas Vázquez se quedaron en Madrid.

Había otro recurso para el ataque en el banquillo del estadio Reale Arena. Zidane tampoco confió en Borja Mayoral, el otro delantero que entró en la convocatoria y que sigue pendiente de que se resuelva su futuro. El club espera que llegue una oferta de 15 millones de euros o vender a Mariano para decidir si finalmente se queda Mayoral. Quedan dos semanas para que acabe el mercado de fichajes y el club tiene que resolver si es mejor que Jovic salga cedido para jugar más minutos en otro equipo o se quede con el riesgo de que le afecte la suplencia.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios